sábado, 16 de marzo de 2013

Al mal tiempo buena cara

Es interesante saber que cuando tenemos el ceño fruncido y mala cara, estamos colaborando con dañarnos nuestro propio hígado, esto no solo esta basado en textos metafísicos si no también en la medicina tradicional china. Por lo que es recomendable cuando nos sintamos en este estado negativo o nos veamos al frente de algún espejo con la cara arrugada del enfado, intentaremos poner una sonrisa en nuestro rostro para que nuestro hígado reciba un baño de gracia y alegría.

Esta práctica te ayudará también a transformar los pensamientos negativos en positivos, verás como se armoniza tu respiración y se te endulza la expresión.

Y no te olvides, al mal tiempo buena cara.

Desconozco a su autor


No hay comentarios: