domingo, 24 de febrero de 2013

Reflexión

Un paso importante que las personas podemos dar es la aceptación de nosotros mismos, tal y como somos y estamos en este momento. Darnos cuenta que es el resultado de nuestra historia, una serie de circunstancias que rodearon la infancia y las decisiones que se han tomado hasta ahora. El reprocharte por cosas que no te agradan de tu personalidad, por los errores que has cometido, o porque tu vida no marcha como tu quisieras; difícilmente te puede ayudar a ir a un lugar mas placentero.

El pasado se fue y nada puedes hacer por el, no importa cuanta culpa ó rencor o resentimiento sientas, lo que paso permanecerá así como un hecho…ahora bien lo que si puedes cambiar es tu sentir al respecto a ese hecho. Cuando eras niño los factores que formaron tu personalidad, estaban fuera de tu control. De qué te puede servir ahora culpar a todo eso?, por lo que no marcha bien en tu vida?

Y los errores? para que sentirte mal por ellos? Llegaste a esta vida sin instrucciones, nadie te dijo como hacer las cosas y la única manera de aprender que tenías era sobre la marcha. Todos somos seres humanos en proceso de perfección, y cuando nos atrevemos a tomar decisiones seguramente algunas serán dulces y otras no.

Lo que te puede dar más es aceptarte en este momento tal como eres, dejar de culparte ó de culpar al pasado, dejar de pensar que hay algo mal en ti, dejar de compararte con otros que supuestamente están mejor. Que quede bien claro que aceptarte no es conformarte ni resignarte, más bien es entender que posees un potencial ilimitado, que por algunos factores de tu vida no ha sido aprovechados al máximo. Es hacerte responsable de hoy en adelante de ti mismo, de lo que piensas, de lo que hablas, de lo que haces, de tus actitudes y aceptar que solo tu tienes el control y la libertad de ser y estar donde quieres. como deseas y con quien quieres.

Ya es tiempo de estar de tu mismo lado, de ser tu amigo y no tu enemigo, dejar atrás las exigencias, las comparaciones, la frustración, la tristeza, el rencor y todo aquello que frena tu potencial ilimitado de realización.
Es tiempo de quererte mucho y de reconocer que tu tienes el poder de estar mas feliz, más satisfecho, más en paz.

Llego el momento de reconocer que nadie lo hará por ti, nadie te dará lo que quieres ó lo que necesitas , todo depende de ti y de cuanto te quieras.
Ten un romance contigo mismo y da comienzo a una luna de miel con tu propio ser, apoyándote, protegiéndote, valorándote, aceptándote ,teniendo buena actitud contigo, cuidando lo que te dices a ti mismo y como te diriges a la persona mas importante de tu vida …que eres TU MISMO!!! UN SER LLENO DE VALORES Y POTENCIALIDADES INSOSPECHADAS

Sara Maria Armas


No hay comentarios: