viernes, 1 de febrero de 2013

Los fantasmas del pasado

Vivimos atados a un pasado que,muchas veces, no es más que un invento para poder justificar nuestro miedo al cambio.

Romper con ese miedo y abrirnos al cambio incluye enfrentarnos al verdadero sentido de la vida, ya que la esencia de la vida se basa en el cambio constante que actúa en ella. Si quieres explorar las cosas maravillosas que nos esperan afuera, aquí te ofrezco algunos consejos para que empieces con esta tarea:

-Arriésgate a correr ese riesgo sobre el que estás dudando. Da igual si después las cosas no salen como esperabas, al enfrentarte al cambio habrás dado un gran paso y estarás preparado para afrontar la siguiente posibilidad.

-Romper con tu rutina habitual, abandona tu comodidad y atrévete a explorar un terreno en el que no sepas moverte.

-Piensa con qué aspecto de tu vida no estás conforme y haz cualquier cambio al respecto; por mínimo que sea, te ayudará.

-Todas las etapas de cambio son duras. Busca a alguien que te acompañe en tu aventura hacia el éxito, sería estupendo.

El origen del ego ( a lo que llamamos “yo” ) es la crónica que hemos escrito de manera inconsciente para defender nuestra forma de ser, por eso estamos tan unidos a nuestro pasado. Por muy horrible que haya sido, lo apreciamos en secreto y nos cuesta mucho dejarlo atrás, porque ahí se mantiene nuestro ego.

En el momento en que por fin nos enfrentamos a nuestro pasado real, nos podemos llegar a sorprender, dándonos cuenta de que en realidad nosotros enlugar de ser la víctima éramos el verdugo, o tal vez sencillamente, que esos fantasmas que creíamos que condicionaban nuestra vida, en realidad nunca existieron.

La mayoría de las veces hemos estado atados a una mentira, a una ficción que nos hemos inventado para justificar nuestro descuido por provocar el cambio.

La memoria no nos da una información real de lo que nuestra vida ha sido, solamente se trata de la historia de un ego que hemos construido.

Te animo a que indagues en tu pasado,

busca en él el origen de tus miedos!

Dedicado a tu plenitud y realización,

Vanessa Arjona


No hay comentarios: