viernes, 15 de febrero de 2013

Crecimiento personal

El crecimiento personal es un plan a largo plazo en el que hay que trabajar constantemente. Es un camino de dolorosas recaídas a la vez de muchos avances positivos. Para que tu camino te resulte mucho más fácil debes tener en cuenta tres elementos importantes.

Conciencia o entendimiento

Observa lo que pasa por tu mente. Fíjate en cuáles son tus preocupaciones y que las origina. Atiende a tus sentimientos y pregúntate por qué los sientes. Es muy importante que te conozcas, obsérvate como si se tratase de otra persona, examínate como si fueras un libro. Contemplate y ‘píllate’ teniendo pensamientos negativos haciendo cosas destructivas. No tienes que hacer nada, ningún cambio, solo observate y observa tu reacción. Cuando el ‘estar pendiente de ti’ se convierta en hábito, los cambios se harán solos.

Hábitos

Hay otra forma de trabajar con tu crecimiento personal y es creando buenos hábitos, tanto mentales como físicos.
Con respecto a tu mente, no la dejes vagando por ahí sin sentido ni rumbo. Piensa que tu cerebro es tu mayor riqueza, así que no lo abandones. Enfócate en planes reales. Concéntrate en leer un buen libro, trágate un buen documental. Intenta tener conversaciones interesantes.
Y con respecto a tu cuerpo, tampoco lo dejes tirado enfrente de la televisión. Levántate del sillón y ve a dar un paseo, haz que te dé el aire.



Herramientas

Lo tercero que tendrías que hacer sería utilizar herramientas para sanear tu mente y tu espíritu, te doy unos ejemplos:

- Técnicas de relajación: Cierra tus ojos, toma aire por la nariz contando lentamente hasta 5, mantenlo 3 segundos y expúlsalo por la boca contando hasta 5. Repítelo unas cinco o seis veces. En seguida notarás una tremenda calma interior.

- Técnicas de autoprogramación: A continuación te ofrezco algunas afirmaciones. Escríbelas en tarjetitas y llévalas siempre contigo, cuando te veas en la necesidad, sácalas y léelas; repítelas mentalmente. Te sentirás mejor y verás que tu vida cambia positivamente.

“Hoy todo va a salirme bien, voy a ser feliz”.
“Me gusta existir”.
“Me llevo bien con el mundo”.
“Mi vida tiene sentido”.

- Lecturas positivas: Afortunadamente existen muchos libros de autoayuda y motivación en los que puedes encontrar consejos, cursos y muchas técnicas para tu desarrollo emocional.

Utiliza estos tres elementos que te ofrezco para tu crecimiento personal. Trabaja poco a poco y verás que en poco tiempo vas a ser esa persona que tanto deseas ser.

Vanessa Arjona

No hay comentarios: