domingo, 23 de diciembre de 2012

Crecer


Crecer es dejar algo a lo cual estuvimos apegados y de lo cual nos cuesta desprendernos, es atrevernos una vez más y estar dispuestos a ser diferentes de lo que fuimos ayer, es desarrollarnos y evolucionar desde adentro.

Cuando decidimos cambiar una actitud negativa, estamos creciendo. Cuando decidimos corregir un error, estamos evolucionando. Cuando dejamos de hacer algo que nos empequeñece, estamos desarrollándonos. Todos los días la vida nos presenta oportunidades de crecer. Para proyectarse en el tiempo como algo duradero, este cambio debe ser paulatino y consciente. Observemos a la naturaleza, y más particularmente a los árboles: en otoño pierden su follaje y se liberan de la carga innecesaria, recogiéndose dentro de sí para recibir el invierno.

Por fuera, parecieran no tener vida, pero preparan sus raíces para que en la primavera sus ramas puedan ver surgir brotes, dando lugar a las hojas y luego los frutos del verano. Si logramos desprendernos de esas hojas que no necesitamos mientras desarrollamos nuestra esencia, también podremos dar frutos y transformarnos.

Fuente: Oasis

Tu puedes ser...

Si no puedes ser el pino feliz que ondea en la loma y el valle quizás puedas ser el arbusto redondo que adorna del pueblo las calles. Si no puedes ser el arbusto redondo que en su verde decora los campos quizás puedas ser el poquito de grama que con otros decora los prados.

Si no puedes ser misterioso y feliz como el pez que descansa en océanos quizás puedas ser el dorado y sutil pececillo que nada en riachuelos. No podemos jamás ser del bando ideal capitanes y jefes de mando, es también necesario y es muy eficaz ser soldado de fila, marchando.

Hay trabajo que hacer, hay esfuerzos que aunar y servir es conciencia y tarea, la labor ideal, la función sin igual nos atañe y nos toca de cerca. Si no puedes ser pavimento sin fin dedicado a dar paso a los carros quizás puedas ser caminito feliz que conduce del niño los pasos.

Si no puedes ser sol, sé una estrella fugaz nunca pienses que habrá de afectarse pero debes ser tú y tan sólo sé tú anhelando hasta el fin, supérarte. Si no puedes ser pino alto y robusto que en la cumbre se baña de esplendor, no te aflijas, sé un arbusto, pero entre los arbustos, sé el mejor.

Si eres césped tan sólo en la pradera embellece el camino con tus flores y si sólo un pececillo fueras se el encanto del lago donde mores. No podemos ser todos capitanes si nadie es tropa, el esfuerzo es vano en el mundo no hay lugar para titanes tenemos obra al extender la mano.

Se vereda si no puedes ser camino,se una estrella si no puedes ser sol no ser grande es la gloria verdadera, cualquier cosa que seas, se lo mejor.

Fuente: Oasis

Los rasgos del amor: cortesía...


Cortesía es ser bien educado o tener buenas maneras. Sin embargo, la cortesía implica mucho más riquezas: una persona cortés es una persona con una mentalidad amistosa. Es una persona que trata a los demás como si fueran amigos. La cortesía está enraizada en la certeza de que detrás de cada rostro hay una persona a quien merece la pena conocer.

Ciertamente, si creemos de corazón que merece la pena conocer a cada persona con las que nos tropezamos, que es alguien valioso, la cortesía será inevitable.

* Qué pasaría entonces si cada conversación o encuentro que iniciamos hoy, es iniciado con cortesía?
* Qué pasaría si tratamos a cada persona como un potencial amigo?
* Si aprendemos a extender cortesía a las personas que amamos, especialmente a aquellas con las que convivimos?
* Si tomamos decisiones cotidianas que muestren que valoramos a las personas con las que tenemos contacto?

Anímate a ser cortés en este nuevo Dia.

Libro: Love as a way of life
Autor: Dr. Gary Chapman

No abandones la esperanza...


No abandones la esperanza. La esperanza te da la fuerza para seguir adelante, cuando sientas que ya nada te importa.

Nunca dejes de creer en Dios. Mientras creas que puedes lograrlo, tendrás un motivo para intentarlo. No dejes que nadie retenga tu felicidad en sus manos; sujétala en las tuyas para que siempre esté cerca de tí.

No esperes que lo que deseas venga a tí. Búscalo con toda tu alma, sabiendo que la vida te encontrará a la mitad del camino. No sientas que has perdido cuando tus planes y sueños no alcanzan a cumplir tus anhelos.

Cada vez que aprendes algo nuevo sobre tí o sobre la vida, has avanzado. No hagas nada que disminuya tu propio respeto. El estar satisfecho con uno mismo es esencial para estar satisfecho con la vida.

Nunca te olvides de reír ni dejes que el orgullo te impida llorar. Cuando reímos y lloramos es cuando vivimos a plenitud.

Mantener la mente despejada, tener las ideas claras,y sobre todo y ante todo,nunca perder la última gota de optimismo es lo básico para poder seguir adelante.

Fuente: Oasis

El destiempo del miedo adiós,.... de José Ramón Marcos Sánchez

Por si no vuelvo a sentir,… quiero decir lo que siento,… quiero decir,… que lo siento,…. que siento los silencios dados que se saciaron de orgullo,… que murieron silenciados,… y siento las palabras dichas que se llenaron de ego,… que sólo al ego importaron,… siento haber sido lejano disfrazado de cercano,… y haber herido cariños que no querían “a cambios“,… y siento no haber perdonado a los que me hicieron daño,… a los que no me dañaron,…. siento el dolor causado a los que me condonaron,…. y a los que fingieron hacerlo pero nunca lo lograron,… siento los besos huidos en rostros necesitados,… y siento alguno mentido que nunca debí haber dado,… siento haber amado poco a los que tanto me amaron,… y siento no haber sabido querer,… por quererme demasiado,…. siento mi cobardía en el destiempo del miedo al adiós,… y siento no poder matar al que ha matado mi tiempo,… siento tener que morir para valorar la vida,… y siento profundamente el tener que despedirme,… diciendo sólo… “lo siento”,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez
E-Mail y MSN: turko1969@hotmail.es 
Portal Web: joseramonmarcos.com Twitter: @joseramonmarcos
Skype: jose.ramon.marcos.sanchez.