miércoles, 19 de diciembre de 2012

Padre ausente


El título de padre ausente se usa para poder explicar muchas problemáticas infanto-juveniles, al tal punto de abusar de ésta y deformar el desenlace de la misma, escaso rendimiento escolar, droga, delinquir, son algunos de los ejemplos.
La familia tiene una enorme importancia en el desarrollo del niño, también es uno de los factores que perjudican el desarrollo psicológico del niño, es de vital importancia que se establezcan leyes que amparen a la familia es por este motivo que en conformidad al Código familiar los padres ante la sociedad tienen la tarea fundamental de la formación integral de los jóvenes. 
Los desequilibrios en la personalidad de los hijos, son el producto de la separación de sus padres o el desinterés de los mismos. Esos niños, que en el futuro serán padres y es posible que transporten estas frustraciones y sinsabores de su propia experiencia en el futuro.
Los conyugues deben colaborar en los deberes y en las responsabilidades de los niños.
En relación a la ausencia de uno de los padres, se debe hacer diferencia a la ausencia física de la ausencia emocional, muy distintas serán las efectos para un niño si su padre ha fallecido o si su padre lo ha abandonado, las dos situaciones son igualmente dolorosas, en la muerte no existe intención, en el abandono sí.
También se debe diferenciar entre aquellos papás que trabajan todo el tiempo fuera del hogar, pero no están ausentes emocionalmente, de los padres que están presentes físicamente, pero no implantan un vínculo amoroso con sus hijos.
La presencia del papá es fundamental, compartir tiempo, experiencias y demostraciones de afecto, pero el término “padre ausente” hace referencia a la apatía, la indiferencia o así también el desinterés.
Ser padre es un enorme desafío, se percibe preocupaciones, temores, incertidumbre, pero cuando se logra formar una relación sólida con el hijo es la tarea más grata y placentera que pueda existir.
El ser papás es la experiencia más hermosa en la vida humana, nos hace disfrutar de momentos únicos, principalmente la que se puede experimentar con ellos, es el mejor regalo que nos puede dar la vida.
Fuente: http://www.creceroperecer.com

Mascotas


Nuestros amigos, los perros y los gatos representan mucho más que una compañía, las mascotas ofrecen apoyo emocional y social a sus dueños, son tan importantes como los amigos y personas importantes de la vida.
Los propietarios de mascotas están tan unidos a las mascotas como a las personas más cercanas, y este vínculo tan estrecho con los animales no llega a afectar su cercanía a los familiares y amigos.
Las mascotas favorecen las vidas de sus dueños, ya sea, psicológica como también físicamente, es una fuente significativa de apoyo social, para las personas que presenten problemas emocionales o físicos o de salud como para los que están sanos.
Mascotas para la alegría:
Un estudio trabajo con 217 personas, donde algunos tenían mascotas y otros no, donde todos respondieron a un cuestionario que estudió su personalidad, bienestar y la clase de afecto que sentían.
En todos los casos, las personas que tenían eran más felices, sanas y se adaptaban mejor que los que no tenían una mascota.
En otra investigación se estudio a un grupo de mujeres que tenían perros, para descubrir si ellas sentían que su mascota era útil para satisfacer algunas necesidades sociales, las felices dueñas contaban con un bienestar mayor, su autoestima estaba alta y tenían una existencia significativa.
Otro estudio realizado con 97 jóvenes de 19 años y dio como resultado que los que tenían una mascotas se sentían mejor luego de sufrir un rechazo social.
Las personas que tienen mascotas están mejor en muchos parámetros del bienestar, en relación con los individuos que no tienen mascotas, los dueños de mascotas poseen una mejor autoestima, se encuentran mejor físicamente y además se sienten menos solos, son más conscientes, más extrovertidos y tienen menos miedos.
Fuente: http://www.creceroperecer.com

¡Basta de tensiones! por Merlina Meiler

¿Estás cansado de levantarte tensionado, con dolores de cuello o de espalda, de vivir preocupado? Con unos pequeños cambios que puedes hacer hoy mismo, mejorarás sobremanera tu calidad de vida.

A veces no nos damos cuenta lo que estamos haciendo mal, o lo que no nos beneficia. Tenemos ciertas actitudes rutinarias a las que ni les prestamos atención, costumbres que arrastramos hace años, y que interfieren en lograr que te distensiones, es más, tal vez incluso estés generando más stress e intranquilidad.

Te propongo algunos cambios que permitirán que accedas a una mejor calidad de vida. ¿Me acompañas?

¿Noticieros? ¡Nunca de noche ni durante las comidas!: Un gran error es quedarse mirando, en trasnoche, los noticieros, ya que vamos a la cama con toda la angustia que nos generan tantas malas noticias (las buenas, ¡casi ni aparecen!). Además, resulta contraproducente dejar las noticias encendidas al comer, ya que, aunque parezca mentira, si nos generan angustia, desasosiego, indignación… ¡imagina cómo te cae la comida! Mejor, apaga la TV, y si estás comiendo con tu familia, habla, comunícate, pregunta, disfruta el intercambio de ideas.

Despégate de la silla (por más cómoda que sea): ¿Muchas horas sentado en la oficina, o delante de la PC? Párate al menos cada hora, con cualquier excusa si estás en el trabajo, ¡si le ofreces un café a tu jefe o a un compañero, no se van a enojar! Si estás en Internet, las horas pasan sin darnos cuenta… Deja un reloj bien cerca, y al menos cada hora, párate, camina hasta otro cuarto, estírate… ¡tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán!

Hidrátate más: Hay gente que pasa horas de su vida sin tomar líquidos, y esto no es bueno (si vives en un clima muy cálido o estás en verano, ¡incluso es peligroso!). Mi profesora de yoga sugiere al menos un vaso de agua cada hora… la deshidratación produce dolor de cabeza.

TV en el cuarto: si vives en soledad, es un placer absoluto. Pero si compartes tu cama con tu pareja, puede interferir en la comunicación, ¡e incluso enfriar la pasión! Te recomiendo que, si estás en pareja, haya al menos dos o tres días por semana en el que no enciendan la TV del cuarto. Lean, conversen, compartan… ¡El resultado será mejor del esperado!

Rodéate de gente positiva: Sean quienes sean, las personas negativas nos dejan sus “malas ondas” o “malas vibras” y se van lo más campantes. Trata de evitarlas, y si no puedes por alguna razón, cuando estés delante de alguna de ellas, imagina un vidrio que las separa y te protege.

Haz, todos los días, al menos una cosa que te guste mucho: Por más ocupaciones que tengas (trabajo, hijos, marido/esposa, cocina, limpieza y demás obligaciones), dedica unos minutos al día para algo que te guste mucho. ¡Entre 24 horas, un mínimo de diez minutos nos merecemos! Sal a caminar; haz eso que venías postergando; vete de compras, cómprate una revista de actualidad, llama por TE a una amiga o a un amigo; descansa, sin hacer nada; planifica tu próximo fin de semana… ¡mímate un ratito!

¿Quieres sugerir otros cambios para mejorar la calidad de vida?

Cobardía,... de José Ramón Marcos Sánchez

Tengo miedo a ser yo mismo por no ser el mismo que los demás ven,…. no me atrevo a hacer lo que siento,….. a sentir lo que hago,…. me decepciono continuamente por no decepcionar a otros,….. me oculto de lo que soy para mostrar lo que quieren que sea,… doy lo que esperan de mí aunque no quiera dar nada,…. he elegido no elegir,…. han elegido en mi nombre,…. soy la sombra proyectada que nace de los demás,… me siento insignificante,…. tan pequeño que voy desapareciendo,…. que me pierdo en el temor de no ser significado,… de no estar en la memoria de nadie,… por eso compro cariño,… por eso vendo mentiras,… prefiero odiarme a que me odien,…. y me odio porque sé que no soy nadie,…. que quién soy es un extraño que muere dentro de mí,… me acuso de ser uno más de los cobardes que vive entre los cobardes,…. de no tener el valor de aceptar la indiferencia,…. tengo miedo a ser yo mismo por no ser el mismo,… que por callar no molesta,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez

E-Mail y MSN: turko1969@hotmail.es 
Portal Web: joseramonmarcos.com 
Twitter: @joseramonmarcos
Skype: jose.ramon.marcos.sanchez. 
Canal Youtube: turko1969

Esperando por Merlina Meiler


Deseas que suceda algo en tu vida. Pero aún no es el momento de la concreción.
Porque no se han dado las circunstancias…
porque tiene que pasar tiempo para que lo que quieres se transforme en realidad
porque hay pasos a seguir
porque hay involucradas otras personas que tienen que actuar
… o por la razón que sea.
Si estás en un momento de espera, igual hay bastantes pasos que puedes dar, para que la sensación del tiempo que aún falta se diluya y vivas más relajado:
Piensa qué más puedes hacer para ayudar a acercarte a tu objetivo. Sin presiones, de la manera más tranquila posible, sé proactivo en la medida de lo factible.
Confía. Es la manera más sencilla de que la angustia y los miedos queden atrás y no empañen el camino que estás transitando. Si confías en que lo mejor para ti sucederá, esa energía será más fuerte que cualquier otra que intente nublar tu visión.
Estate abierto a las señales que indican que estás cada vez más cerca de tu objetivo. Quizá precises modificar algo, pedir consejo, esforzarte más en algún aspecto, dejar de hacer algo en el transcurso
Imagínate con el objetivo cumplido. Saborea desde ahora cómo te sentirás. Qué te dirás a ti mismo. De qué manera modificará ciertos aspectos personales que todavía no has imaginado. Cómo y de qué cosas puedes irte despidiendo, sabiendo que se producirán varios cambios en tu vida. Qué puertas se te abrirán.
Ten en cuenta de que lo que suceda puede venir en otro color o en un formato un tanto diferente al esperado. Igual puede ser muy bueno.
Y, por sobre todo, ¡disfruta el proceso!
¿Qué haces mientras esperas que algo se concrete?
Fuente: http://www.mejoraemocional.com