martes, 11 de diciembre de 2012

La relación de pareja – Interdependencia

Muchas parejas encuentran con frecuencia la dificultad de manejar las cosas cotidianas de la vida. Por ejemplo el tema de la distribución de las tareas domesticas muchas veces genera grandes discusiones y decepciones. Muchas parejas se sienten frustradas sin saber cómo manejar estos temas de manera efectiva. Para poder ayudar a encontrar una solución que sea válida para cualquier pareja en cualquier circunstancia, vamos a presentar el concepto llamado Interdependencia, lo cual permite visualizar los problemas desde un punto diferente, facilitando su solución.

Los bebes humanos son criaturas las más dependientes comparando con el resto del mundo animal. Todos comenzamos nuestras vidas de una forma totalmente dependiente de los cuidados de otras personas, sin los cuales no podríamos sobrevivir. Este estado es de una total dependencia, y es el estado primitivo de la forma de ser.

Con el tiempo crecemos y nos desarrollamos, adquiriendo habilidades necesarias para la sobrevivencia y poco a poco en un estado de adulto llegamos a no depender en absoluto de nadie. Este estado es independencia y es mucho más elevado. La independencia es la capacidad de hacerse cargo de su propia persona tanto en forma física, como mental, emocional y económica.

Sin embargo muchas personas, ya siendo adultos permanecen en el estado de dependencia. Las personas dependientes no pueden conseguir lo que necesitan o lo que quieren sin la ayuda de otros. Las personas dependientes físicamente (con algún tipo de discapacidad o limitación) necesitan la ayuda de otros para sus cuidados. Las personas dependientes mentalmente necesitan de otro para que piensen por ellos y le resuelven sus problemas de la vida que requieren de un análisis. Las personas dependientes emocionalmente dependen de otro para autoafirmarse, para sentirse seguros.

Las personas independientes físicamente, pueden cuidarse por sus propios medios. Los independientes mentalmente tienen la capacidad de analizar las situaciones, de pensar de modo creativo, organizar y expresar los propios pensamientos de manera que los demás le puedan comprender. Los independientes emocionalmente se guían por su propio interior, su autoestima y seguridad no dependen de la opinión de los demás.

La independencia es un estado mucho más maduro que la independencia y representa un logro por sí solo, pero el exceso de la independencia también puede causar muchos problemas sobre todo en la vida de pareja. La independencia en extremo puede aruinar una relación de pareja, ya que no esta orientada en el bien de los dos, sino de uno mismo.

Si observamos las leyes tanto biológicas, como sociales fácilmente notamos que la vida en sentido general no está ni en el extremo de la dependencia, ni en la independencia, existe un concepto promedio que es INTERDEPENDENCIA. La vida humana también es interdependiente, ya que los logros más importantes de las personas siempre están relacionados con otros.

La Dependencia se centra la atención en TU: Tú me cuidas, tú haces o no haces lo que yo necesito, tú eres responsable o culpable por los resultados.

La independencia se centra la atención en YO: Yo soy responsable, Yo soy autosuficiente, yo puedo elegir.

La interdependencia se centra en NOSOTROS: Nosotros podemos hacerlo, nosotros decidimos, nosotros elegimos, nosotros podemos combinar nuestras capacidades y talentos para lograr mejores resultados. Es muy importante tener en cuenta que una relación de pareja en si representa una relación de “nosotros”, cuando formamos una pareja dejamos de ser “tu” y “yo”, siendo nosotros como una unidad nueva.

El concepto de interdependencia es mucho más maduro. Pero para el mismo solo se alcanza desde la libertad de la independencia y es una decisión consciente y responsable. Las personas dependientes no son capaces ejercer la interdependencia, ya que no tienen carácter para esto, ni son suficientemente dueños de sí mismos, no tienen libertad de la elección.

Aplicando la interdependencia al lado físico, permite a la persona cuidarse de sí mismo, pero también brinda la comprensión de que nosotros juntos podemos lograr mejores resultados. Por ejemplo en las tareas de la casa, aplicando la interdependencia cada uno es capaz de atender sus necesidades de comida, ropa, limpieza, pero valoramos la opción de hacerlo juntos, distribuyendo las tareas de tal manera para que cada uno pueda aportar al objetivo final y de esta forma facilitamos el proceso lograndomejores resultados.

Las personas intelectualmente interdependientes son capaces de pensar y analizar los problemas por su cuenta, pero también comprenden, valoran y cuentan con los pensamientos de otras personas, en este caso con los de la pareja.

En el campo emocional, las personas interdependientes obtienen dentro de sí mismos la sensación de valía y fortaleza interna, pero reconocen su necesidad de amor y de afecto, siendo capaces de darlo y de recibirlo.

Para que la vida en pareja sea satisfactoria es indispensable aplicar el concepto de la interdependencia. Cuando uno de los dos es totalmente dependiente o es totalmente indepndiente la relacion no puede funcionar, causando mucho daño y sufrimiento a ambos. En estos casos lo mas recomndable es buscar la ayuda profesional.

Te deseo todo lo mejor en tu relación de pareja!

Gracias

Laura Bellarosa

Tareas Domesticas

Hay un tema en relaciones de pareja que es súper conflictivo, que genera mucho malestar y discusiones, es el tema de las tareas domesticas. En las últimas décadas las mujeres se han integrado completamente al mercado laboral, por lo que al aportar económicamente a la familia, no se ven en obligación de cumplir las tareas domesticas, no quieren ser las “cocineras”, la “obreras de la casa”. Pero al mismo tiempo los hombres tampoco quieren asumir las tareas domesticas como su responsabilidad. A raíz de esta situación, muchos hombres se sienten confundidos sobre el rol de la mujer en las relaciones de pareja actuales. De este modo el asunto queda ambiguo, generando la angustia entre la pareja y conflictos frecuentes. Veamos algunas reflexiones sobre este tema.

Es una realidad que las tareas domesticas en actualidad siguen siendo necesarias, las personas necesitan comer, tener el ambiente limpio, tener la ropa limpia, etc. Sin embargo, todas estas tareas son poco reconocidas. Entonces no es estimulante para la mujer dedicar su tiempo, su energía, su inteligencia a hacer estas tareas si no va a recibir un reconocimiento a sus esfuerzos del tamaño de la inversión de esta energía.

Antes esto no era así. La mujer tenía un rol dentro del hogar, que era bien definido, pero era valorada y reconocida por este rol. Los hombres se sentían orgullosos de que sus esposas eran buenas cocineras, buenas amas de casa, de que mantenían el hogar en perfectas condiciones y lo mostraban en público. Pero esto no es lo que sucede en actualidad. Entonces en actualidad, aunque ellas dedicaran el tiempo para cocinar, lavar, planchar y ocuparse de las tareas domesticas, esto no les aportaría mucho en cuanto a ser valoradas y reconocidas por su pareja.

A esto hay que añadir que la vida social, publica y profesional que llevan las mujeres en actualidad no permiten, mejor dicho no dejan espacio, para que ella esté a cargo totalmente de todas las tareas del hogar. Hay países donde existe la posibilidad de contar con la ayuda de un servicio domestico lo cual resuelve mucho el problema, pero en otros países esto no es posible. Pero en ambos casos, el tema de las tareas domesticas, es un tema importante, ya que casi siempre se convierte en dificultad.

En los tiempos actuales los hombres tienen que entender que no pueden buscar una pareja en función de que ésta les sirva, que los atienda, los cuide… por que las mujeres ya no están en disposición de aportar esto a una relación de pareja.



Es necesario aclarar que en una relación de pareja la mujer tiene un aporte que realizar desde su feminidad y que el hecho de que ella no esté al frente de todas las tareas domesticas, tampoco quiere decir que ella debe desentenderse totalmente de esta parte. Evidentemente hay algo que la mujer debe aportar y lo debe aportar desde su energía femenina, desde su energía de mujer y es recomendable que lo haga para el bienestar de los dos en la pareja.

Las mujeres tienen un don especial y que es hermoso, son muy buenas en lo que se refiere a cuidar, alimentar, acoger, crear ambientes agradables, y que no es bueno perder, porque representa la esencia de lo femenino. También hay que reconocer que para un hombre resulta poco cómodo vivir al lado de una mujer que no muestra ninguna faceta femenina… Sería como si viviera con un “compañero de pensión”, o como dos socios que están compartiendo el mismo hogar.

Es necesario que las mujeres hagan su aporte en las tareas domesticas, pero que lo hagan desde el amor, nunca desde la obligación.

Al mismo tiempo es necesario decir que los hombres tienen que valorar esta conducta de las mujeres, tienen que ser capaces de pedirlo, pero nunca exigirlo. Ciertamente hay muchas mujeres que se resisten hacerlo porque lo sienten como una obligación o como una imposición y como algo que nunca es reconocido y valorado.

Para evitar los conflictos potenciales por las tareas domesticas, la pareja debe conversar sobre el tema, no dejarlo a ver como sale. Es necesario hablar, comunicarse y aclarar que espera cado uno del otro. Para que es que quieren ser pareja. Y que es que cada uno está dispuesto a aportar para que la relación funcione.

Estamos viviendo en los tiempos de negociaciones y de acuerdos establecidos. La mejor recomendación es que la pareja plantea el tema y que llegue a una negociación y una forma de proceder clara y cómoda para los dos.

Martha Beato


Ataja tu preocupación y miedo

Todos podemos experimentar problemas que nos preocupan y nos generan estrés y ansiedad en algún momento de nuestra vida. El problema se produce cuando esto pasa a ser un rasgo de nuestra personalidad, viendo cualquier inconveniente como un gran problema y teniendo los nervios a flor de piel, sin darnos descanso.

Bajo la sensación de "estar nervioso" está el miedo.
Este se produce cuando nos tenemos que enfrentar a ciertas situaciones que hemos archivado en nuestra mente como peligrosas, desagradables o arriesgadas.

Todos respondemos con reacciones automáticas no controladas conscientemente y la ansiedad, muchas veces, se aloja en nuestro subconsciente, escapando aparentemente a nuestro control. Esta respuesta automática se activa previniéndonos de que algo en nosotros, no está resuelto o tiene que cambiar.


La ansiedad conduce al aislamiento, a la capacidad para trabajar y vivir la vida diaria, trastoca los patrones de sueño y puede general otros problemas emocionales como depresión.

Si alguna vez llegas a este punto es recomendable que busques soluciones, ya que sino, puedes quedar atrapado en un ciclo que puede durar años.

Las formas más comunes de ansiedad son:

- Ansiedad social: Es  una forma de ansiedad creada a partir de un miedo a lo que otras personas pueden pensar,que genera un agobio insoportable en determinadas ocasiones en las que te ves expuesto al juicio de los demás.

- Trastorno de pánico: Provoca la necesidad de huir de cierta situación en que uno se ve inmerso. Los síntomas incluyen latidos acelerados del corazón, sudoración, temblores, miedo a perder el control, miedo a morir  y  sentimientos de irrealidad.

- Trastorno de ansiedad generalizada: La ansiedad generalizada puede ocurrir por la preocupación excesiva y poco realista, mantenida durante un largo período de tiempo. Aparece aparentemente sin motivo o sin estar ligada a una situación concreta. Puede enfocarse en  problemas familiares, de salud, de trabajo, etc..

Evitar los síntomas no te lleva a ningún lugar, por ello, es fundamental saber atajarlos, estar abierto a terapias personalizadas y ayudas profesionales que nos faciliten enfrentar el problema de fondo que nos está dañando.

¿Como enfrentas tu ansiedad?

Fuente: http://www.liberatuansiedad.com/

Dar más por Merlina Meiler

Creo que siempre podemos dar más: más amor. Más comprensión. Más dulzura. Más sonrisas. Más apoyo.

Ya sé que te han herido. Te defraudaron, te dejaron o no cumplieron con su palabra.

Pero eso no tiene por qué hacer que incida en quien realmente eres, en tus deseos y en tu predisposición genuina. Si no te reconoces o les das a los demás el poder de modificar tu conducta a su antojo, te estarás alejando de tu centro y perderás el rumbo. Por el contrario, si caminas airoso por sobre las presiones que has recibido –por la razón que fuera-, nada ni nadie detendrá tus avances y tus momentos de felicidad se multiplicarán.

Eres un ser con mucho potencial de dar. Conectarte con este potencial hará que descubras una fuente de energía maravillosa que, en estos momentos, está tapada y frena tu crecimiento personal y espiritual.

Deja atrás los sufrimientos y los malos ratos que han teñido de colores grises tus decisiones hasta ahora. Decide reencontrarte con tus ganas de dar, de mimar, de tratar bien a quienes te rodean y de ocuparte con tus mejores sentimientos de ellos y del resto de la gente con la que interactúas a diario o de manera ocasional. Lo que recibirás a cambio te sorprenderá muy gratamente.

Tu sonrisa, tu buena onda y tu predisposición pueden ayudar a lograr un cambio importante, en el día de hoy. No solo en los demás, sino principalmente, en ti mismo, ya que estarás más relajado y tendrás una mayor claridad mental para todo lo que te propongas realizar y obtener.

Independientemente de lo que suceda a tu alrededor o de las cosas que hayas escuchado o presenciado, hoy intenta conectarte con tu esencia y dar un poco más. Ser fiel a nosotros mismos es el camino más directo a la plenitud emocional.

Fuente: http://www.mejoraemocional.com

Hoy necesito sentirte,... de José Ramón Marcos Sánchez

Hoy necesito sentirte, aunque no estés a mi lado,….que me digas que la distancia no existe en la compañía de un momento,….y me hagas entender porque a veces la multitud me ha llenado de soledad,….porque a veces mi sangre busca en rincones de nada para encontrar resquicios de algo,….de alguien,….y te encuentro imaginada rescatándome de esa angustia que me convierte en ninguno,….y me llevas al consuelo del abrazo de tu alma,…y me haces escuchar el silencio de esa calma valerosa que derrota mis temores,…y por un instante, un detalle soñado es más real que el presente,… que grita desesperado para morir en el ahora,… para vivir olvidado en el después,….hoy necesito sentirte, aunque no estés a mi lado,…. porque me haces ser digno de mis lagrimas,…y aprendo que ser sensible y sufrir no me convierten en débil,…que el que llora tiene vida,….que la vida tiene llantos,….que es necesario caminar por todos los sentimientos para seguir caminando,…que cuando miro solamente el final no puedo ver el principio,…. hoy necesito sentirte aunque no estés a mi lado,…en ese espacio que habita entre nosotros y el resto,…en ese espacio que está,… mas allá de del universo,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.
Correo y MSN: joseramonmarcos@live.com. 
Twitter: @joseramonmarcos
Skype y Página oficial de Facebook: jose ramon marcos sanchez