domingo, 25 de noviembre de 2012

La intimidad: una receta para dos

Un aspecto indispensable en la construcción de una pareja sana y satisfactoria es la verdadera intimidad. Pero, ¿se puso a pensar alguna vez qué significa esta palabra? Propongamos una definición posible de lo que consideramos un delicioso postre.

Ingredientes: Ternura, afecto, cariño, cuidado, estímulo, dulzura, solidaridad, armonía, bienestar, felicidad, confianza, confiabilidad, perdón, picardía, autoestima, complicidad. Mézclense bien los ingredientes, con paciencia y cuidado, cocínense a fuego lento hasta lograr la consistencia deseada (preferiblemente suave, gustosa y bien condimentada).

A medida que practique esta receta (poniéndole por supuesto, el toque personal y las necesidades y gustos de cada uno de los dos que van a disfrutarla) y con tiempo y dedicación, lo que conseguirá, muy probablemente, será un alta dosis de intimidad para dos.

El escritor Robert Sternberg en su libro El triángulo del amor dice que la intimidad se refiere a aquellos sentimientos dentro de una relación que promueven el acercamiento, el vínculo y la conexión, e incluye en ella 10 elementos:

1. Deseo de promover el bienestar de la persona amada.
2. Sentimiento de felicidad junto a quien se ama.
3. Gran respeto por el ser amado.
4. Capacidad de contar con la persona amada en momentos de necesidad.
5. Entendimiento mutuo.
6. Entrega de sí mism@ y de sus posesiones a la persona amada.
7. Recepción de apoyo emocional por parte del otr@.
8. Entrega de apoyo emocional al otr@.
9. Comunicación cercana.
10. Valoración mutua.

Si buscamos la palabra intimidad en algunos diccionarios encontraremos: amistad muy estrecha y cercana; parte personalísima, comúnmente reservada, de los asuntos o afecciones de una persona o familia. Y se habla de íntimo como lo más interior o interno; el amigo muy querido. Encontramos además, otros componentes: zona espiritual íntima y reservada, al que se agrega el ingrediente de la confianza.

H.S.Kaplan, especialista en temas de sexualidad y pareja, dice que la intimidad es “un lazo afectivo… que incluye una preocupación mutua, responsabilidad, confianza y comunicación… así como un intercambio franco de información sobre los eventos emotivos significativos”.

“La intimidad se logra cuando hay dos personas expuestas al mismo tiempo, mostrando las partes buenas y malas, que usualmente mantienen escondidas. La intimidad se logra cuando dos personas se sienten vulnerables al mismo tiempo, confiando cada uno en que el otro no herirá su fragilidad. La intimidad se logra cuando dos personas ven y son vistas simultáneamente, con total conciencia de sus vulnerabilidades respectivas y con la intención de continuar la danza. La intimidad aparece cuando abandonamos nuestros viejos patrones de persecución y rechazo, cuando confiamos en exponer las partes que pueden ser heridas, cuando vemos y somos vistos por lo que realmente somos. La intimidad aparece cuando nos internamos en la distancia que nos da seguridad y tendemos un puente, abandonando el poder que sostenemos contra el otro. La intimidad aparece cuando tocamos y nos dejamos tocar”.

La intimidad aparece cuando el vínculo entre dos personas es tan estrecho que los componentes que acabamos de nombrar están muy a flor de piel y se produce entre los integrantes de la pareja un feedback, una ida y vuelta fluida, casi sin proponérselo, que permite salirse de los patrones rígidos para actuar desde el ser y no desde el deber ser.

Dos requerimientos básicos para la intimidad son el tiempo y la privacidad. Para construir una relación íntima es necesario dedicarle tiempo, en un ámbito de privacidad, que permita que ese espacio sea sólo de los dos involucrados. Dos de los pilares que la sostienen son el compartimiento y la revelación del yo (exposición, entrega, vulnerabilidad franca) con la seguridad de que no habrá daño o destructividad. Si estos pilares se renuevan permanentemente hasta llegar a ser hábitos en nuestras vidas, es posible tener una visión más clara del sí mism@ y del otr@; conocerse y entenderse mejor a sí mismo y a quien está al lado.

Con el paso del tiempo, estos pilares se vuelven más selectivos, y priman situaciones cotidianas que requieren “atención urgente” (niños, trabajo, situación económica, etc). Es importante darse cuenta de la necesidad de no perder el contacto profundo y fluido entre los miembros de la pareja, aun cuando hayan pasado muchos años de compartir la vida.


El amor de tu vida

Hay una frase que me dijo un día mi papá,”Nunca te cases enamorado”, aún cuando me sonó un poco extraña tal frase, la he tenido siempre en mente, tratando de analizar y llegando muchas veces a creer que comprendo lo que trató de decirme.

Con el paso del tiempo, he aprendido a sacarle jugo a tal frase, y lo primero que aprendí fue que muchas veces hay que pensar más con la cabeza que con el corazón. Este correo, confirma en mucho lo que pienso y me hace ver que lo que un día me dijo mi padre, no es tan erróneo.

Chequeenlo y verán… no dejes ir a el amor de tu vida…

Un experto en relaciones nos expone las 5 reglas de oro para evaluar exitosamente a nuestros prospectos de vida. Cuando se trata de tomar la decisión sobre escoger a tu compañero (a) de vida nadie quiere cometer un error. Sin embargo, con un promedio del 50% en fracasos matrimoniales, parece que muchos son los que están cometiendo grandes errores en su búsqueda por el amor de su vida.

Si preguntas a la mayoría de las parejas comprometidas en matrimonio ¿por qué se quieren casar? La mayoría contesta: “estamos enamorados “

Yo creo que este es el error número 1 cuando la gente está saliendo. El escoger a la pareja adecuada no debe basarse solamente en amor. Aunque esto suene políticamente incorrecto, existe una gran verdad en ello. El amor, por si sólo, no es la base para contraer matrimonio. Al contrario, el amor es el resultado de un buen matrimonio. Cuando los otros ingredientes son los adecuados entonces vendrá el amor.

Permítanme decirlo una vez mas: No se puede crear una relación que dure de por vida solamente por amor. Se necesita mucho más. De aquí 5 preguntas que se deberían preguntar a sí mismos si en realidad deseas encontrar y mantener a tu compañero de vida.

PREGUNTA 1: ¿Compartimos un propósito común en la vida?
¿Por qué es esto importante? Lo pondré de esta manera: Si vas a estar casada(o) por 20 o 30 años, eso es mucho tiempo para vivir con alguien. ¿Qué piensan hacer juntos todo ese tiempo? ¿Viajar, comer, hacer, deportes, ir de compras, caminar, oír música, hacer el amor? Se necesita compartir algo más íntimo y con más significado. Se necesita un propósito común de vida. Dos cosas pueden suceder en un matrimonio, pueden crecer juntos por el mismo camino, o pueden crecer por caminos separados. El 50% de las parejas están creciendo por caminos separados. Para hacer funcionar un matrimonio necesitas saber que es lo que quieres de la vida y casarte con alguien que quiera lo mismo.

PREGUNTA 2: ¿Me siento a gusto y tranquilo al expresar y compartir mis sentimientos con esta persona?
Ésta pregunta va al fondo de la calidad de su relación. Sintiéndose a gusto significa que te puedes comunicar abiertamente con esa persona. La base para tener buena comunicación es la confianza, es decir, que no sienta que seré” castigado ” ó” lastimado ” por expresar mis pensamientos y sentimientos. Un colega define a la persona abusiva como alguien con quien sientes miedo de expresar tus sentimientos y pensamientos. Sé honesto contigo mismo al contestar esta pregunta. Asegúrate de sentirte emocionalmente seguro con la persona con quien deseas contraer matrimonio.

Cuando una persona las trate como nunca los han tratado no lo piensen más, por que esa persona es quien daría su vida y haría hasta lo imposible por su bienestar esa persona no la dejen ir, esa persona es quien generalmente vale la pena.

PREGUNTA 3: ¿Es un mensch?
Un mensch es una persona que es refinada y sensitiva. ¿Cómo lo puedes probar? He aquí unas sugerencias:
¿Es una persona que procura regularmente su crecimiento personal? ¿Realmente toma en serio su mejoramiento personal? Un maestro define como una buena persona aquella que siempre está buscando la manera de mejorar y de hacer lo correcto. Así que observa a tu pareja y date cuenta que hace con su tiempo. ¿Es una persona materialista? Normalmente una persona materialista no tiene como objetivo principal su mejoramiento personal. Existen esencialmente dos tipos de personas en el mundo:
1. Personas que se dedican a su crecimiento personal y…
2. Gente dedicada a buscar el confort. Alguien cuyo objetivo en la vida es estar cómodo, esta persona pondrá su comodidad antes que hacer lo correcto.

PREGUNTA 4: ¿Cómo trata al resto de la gente?
La cosa más importante que hace funcionar a un matrimonio es la habilidad de dar. Por dar, entendemos la habilidad para dar a la otra persona placer, bienestar. Pregúntate si esta persona con la que estás, ¿disfruta al dar placer ó bienestar a los demás? O ¿siempre está absorto(a) en sí mismo? Para medir esto piensa en lo siguiente: ¿Cómo trata a otras personas con quien no tiene que ser amable, tales como los meseros, taxistas, etc.? ¿Demuestra gratitud y aprecio? ¿Muestra respeto? Si no tiene gratitud por la gente que le sirve en todo, tú no puedes esperar que muestre gratitud por ti que no puedes servirle más que los demás.

PREGUNTA 5: ¿Acaso hay algo que deseo cambiar de esta persona una vez que estemos casados?
Muchas personas cometen el error de casarse con la intención de luego cambiar o mejorar a su pareja ya casados. Pongámoslo de esta manera: Probablemente puedes esperar que una persona cambie, sí, pero para lo peor! Si no puedes aceptar completamente a esta persona tal y como es hoy, entonces no estás listo para casarte. En conclusión, el salir con alguien no debe ser difícil ni engañoso. La clave es tratar de sobre llevar todo un poco mas con tu cabeza y un poco menos con tu corazón.

Vale la pena mantener la objetividad cuando te encuentres en una relación, siempre haz las preguntas que te ayudarán a darte cuenta de sus intenciones.
Enamorarse es un gran sentimiento, pero cuando se despierta con un anillo al dedo, no querrás darte cuenta que estás en problemas sólo porque no hiciste lo correcto. Y el día que te sientas unido a alguien y que esa persona te haga pensar en verdad en un matrimonio y te des cuenta que sus cosas” malas ” tú las puedes sobrellevar, no dudes en casarte porque se dice que el verdadero amor te llega sólo una vez en la vida, los demás son cariños, que aunque a veces, son las personas con las que pasamos el resto de nuestras vidas, nunca llegamos a sentir esa luz que nos hace sentir solo una persona en nuestra vida, a la que nos atrevemos a llamar el… AMOR DE NUESTRA VIDA

Edgar Martínez


Los 10 secretos del amor abundante

EL PRIMER SECRETO DEL AMOR ABUNDANTE
EL PODER DEL PENSAMIENTO:

El amor comienza con el pensamiento. Nos convertimos en lo que pensamos.
Los pensamientos amorosos crean experiencias y relaciones amorosas.
Las afirmaciones pueden cambiar nuestras creencias y pensamientos acerca de nosotros mismos y de los demás.
Si quieres amar a alguien, necesitas tener en cuenta sus necesidades y deseos.

EL SEGUNDO SECRETO DEL AMOR ABUNDANTE
EL PODER DEL RESPETO:

No puedes amar a nada ni a nadie a menos que antes lo respetes.
La primera persona que merece tu respeto eres tú.
Para recuperar el respeto por ti mismo, hazte la pregunta: ¿Qué respeto en mí?
Para respetar a los demás, incluso a las personas que te desagradan, pregúntate: ¿Que respeto de ellos?

EL TERCER SECRETO DEL AMOR ABUNDANTE
EL PODER DE LA ENTREGA:

Si deseas recibir amor, ¡todo lo que tienes que hacer es darlo!
Cuanto más amor entregues, más recibirás.
Amor es entregarte sin condiciones y voluntariamente.
Antes de comprometerte a una relación, no te preguntes por lo que la otra persona te puede dar, sino por lo que tú puedes aportarle a ella.

EL CUARTO SECRETO DEL AMOR ABUNDANTE
EL PODER DE LA AMISTAD:

Para encontrar un amor verdadero, primero debes encontrar a un amigo o una amiga verdadera.
El amor no consiste en mirar a los ojos del otro, sino en mirar juntos en la misma dirección.
Para amar a alguien de verdad debes amarlo por lo que es, no por su aspecto físico.
La amistad es la tierra en la que la semilla del amor crece.
Si deseas introducir amor en una relación, primero debes aportarle amistad.

EL QUINTO SECRETO DEL AMOR ABUNDANTE
EL PODER DEL CONTACTO FÍSICO:

El contacto físico modifica una de las expresiones más poderosas del amor que existe, destruye barreras y crea vínculos entre la gente.
El contacto físico altera nuestro estado físico y emocional y nos hace más receptivos al amor.
El contacto físico nos ayuda a que el cuerpo sane y enternece el corazón.
Cuando abres tus brazos, estás abriendo tu corazón.

EL SEXTO SECRETO DEL AMOR ABUNDANTE
EL PODER DEL DESPRENDIMIENTO:

Si amas algo déjalo libre. Si vuelve es tuyo; si no lo hace, nunca lo fue.
Incluso dentro de una relación amorosa, la gente necesita tener su propio espacio.
Si queremos aprender a amar, primero debemos aprender a perdonar y dejar ir nuestras heridas y dolencias del pasado.
Amar significa desprendernos de nuestros miedos, prejuicios, ego y condicionamiento.
Hoy dejo atrás todos mis miedos, el pasado ya no tiene poder sobre mí; hoy es el comienzo de una nueva vida.

EL SÉPTIMO SECRETO DEL AMOR ABUNDANTE
EL PODER DE LA COMUNICACIÓN:

Cuando aprendemos a comunicarnos abiertamente y con sinceridad, la vida cambia.
Amar a una persona es establecer comunicación con ella.
Deja que la gente a la que amas sepa que la amas y aprecias. Nunca tengas miedo a pronunciar las palabras mágicas: te quiero.
No dejes pasar la oportunidad de halagar a una persona.
Despídete de la gente siempre con palabras cariñosas: puede que sea la última vez que veas a esa persona.

EL OCTAVO SECRETO DEL AMOR ABUNDANTE


Si deseas amor en abundancia, debes establecer el compromiso de lograrlo, un compromiso que se reflejará en tus acciones y en tus pensamientos.
El compromiso es la verdadera prueba de que el amor está presente.
Si quieres tener una relación con amor, debes comprometerte a crear la relación que quieres.
Cuando estamos realmente comprometidos a algo o con alguien, abandonar nunca es la opción.
El compromiso distingue una relación frágil de una sólida.

EL NOVENO SECRETO DEL AMOR ABUNDANTE
EL PODER DE LA PASIÓN:

La pasión enciende el amor y lo mantiene vivo.
Una pasión duradera no procede exclusivamente de la atracción física, sino que se origina gracias a un profundo compromiso, entusiasmo, interés y fascinación por la otra persona.
La pasión se puede reavivar recreando experiencias pasadas en las que existe pasión.
La espontaneidad y las sorpresas crean pasión.
El amor y la felicidad comparten la misma esencia; todo lo que necesitamos hacer es vivir cada día con pasión.

EL DÉCIMO SECRETO DEL AMOR ABUNDANTE
EL PODER DE LA CONFIANZA:

La confianza es esencial para establecer una relación con amor. Si un miembro de la pareja está cegado por la sospecha, la ansiedad y el temor, el otro se sentirá atrapado y emocionalmente ahogado.
No puedes amar a una persona plenamente a menos que confíes en ella.
Actúa como si la relación que mantienes con una persona nunca fuese a acabarse.
Una manera de saber si una persona es la adecuada para ti es preguntándote: ¿confío en ella plenamente y sin reservas? Sí la respuesta es negativa, piénsalo con cuidado antes de comprometerte más.

Autor: Adam J. Jackson



Bondad y compasión.


La compasión es el florecimiento absoluto de la conciencia. Es la pasión despojada de toda la oscuridad, liberada de todas las ataduras, purificada de todo el veneno. La pasión se convierte en compasión. La pasión es la semilla y la compasión es su florecimiento.

Pero la compasión no es bondad y la bondad no es compasión. La bondad es una actitud que, guiada por el ego, fortalece tu ego. Cuando eres bondadoso con alguien sientes que tienes ventaja. Cuando eres bondadoso con alguien hay oculto un profundo insulto; estás humillando al otro y te sientes feliz con su humillación. De alguna forma y en algún lugar, la persona con la que has sido bondadoso estará enfadada contigo y se tomará inevitablemente la revancha. Esto sucede porque en la superficie, la bondad surge como si fuese compasión, pero en el fondo no tiene nada que ver con la compasión. Tiene otros motivos ulteriores.


La compasión es inmotivada, no tiene ningún motivo en absoluto. Ocurre simplemente porque tienes, porque das, y no porque el otro necesite nada. En la compasión no hay ninguna consideración hacia el otro. Tienes tanto que te desborda. La compasión es como la respiración, espontánea y natural. La bondad es una actitud que hay que cultivar. La bondad es una especie de artimaña, calculada y matemática.

Habrás oído uno de los dichos más importantes que está, en casi todas las escrituras del mundo:

«Compórtate con los demás como te gustaría que se comportasen contigo». Esto es una actitud calculada, pero no es compasión. No tiene nada que ver con la religiosidad, y es un tipo de moralidad muy baja, una moralidad muy mundana. Es una especie de transacción, pero no tiene nada de religioso. Lo estás haciendo sencillamente porque te gustaría recibir lo mismo a cambio. Es egoísta, egocéntrico e interesado. No estás al servicio del otro, no estás amando al otro, sino que, de una manera indirecta estás haciéndote un favor a ti mismo. Estás utilizando al otro. Es un egoísmo iluminado, pero es egoísmo; es un egoísmo muy inteligente, pero es egoísmo. La compasión es un florecimiento no calculado, es algo que emana. Das porque no puedes hacerlo de otra manera.

Osho

Pinchando un gran globo.


Luz, oscuridad, consciencia, inconsciencia.
Todo buscador comienza su camino con una meta, consciente o inconsciente: iluminarse. El punto está en cuál es la creencia que cada uno tiene sobre la iluminación.
Cuando le preguntaron a Osho: ¿Qué sucedió cuando te iluminaste? Contestó: "Me reí, una risa realmente escandalosa, al ver el completo absurdo de tratar de iluminarme, nacemos iluminados, no podemos alcanzar lo que ya tenemos, es un absurdo".
A muchos les disgusta esta respuesta, es como "pinchar un gran globo". Es entonces muy fácil quedar atrapados en esa fantasía, a veces casi adictiva, como tantos otros deseos, e inclusive, convertir esa meta en una buena excusa para no vivir el presente, para no vivir el aquí ahora y no responsabilizarnos de las acciones que generamos a cada momento, día a día, a cada instante.
Bajar a tierra, soltar las ilusiones, o sea, expandir la consciencia de "a lo que respondemos”, significa: “transformar-nos”. Cuando esto sucede, cuando podemos elegir ser los protagonistas de nuestras vidas, nunca más nos enamoramos... pero no solo de una mujer o de un hombre, sino tampoco de un trabajo, de un proyecto, de una ilusión o de cualquier cebo-trampa que el ego nos pone. Lo que hace que vivamos con la constante de la "zanahoria que nunca se alcanza", y en lo concreto, en la vida cotidiana terminamos siempre frustrados y por lo tanto victimizados sin alcanzar a ver que dentro nuestro hay una permanente adicción a la conexión con el deseo. De hecho nos resulta más fácil enamorarnos que amar.
Enamorarnos no requiere aceptar al otro como es, ni a las cosas como son, lo teñimos de nuestra necesidad. Amar sí. Amar es pura consciencia para despertar y aceptar-nos como somos, y por lo tanto aceptar la realidad despojándonos de las ilusiones en todos los planos. Es dejar de necesitar al otro o a las cosas y sostenernos en la confianza en nosotros y la existencia, que requiere necesariamente un camino de autoconocimiento e integración con uno mismo. Y dicho así, parecería una odisea muy difícil de alcanzar... a veces casi una utopía.
Hay una llave para facilitarlo... la capacidad de dudar. Es el primer puente a la aceptación, abandonar la mente que opina e ir hacia adentro, observar todas y cada una de nuestras creencias, sensaciones, emociones, con la consciencia de ir más allá de cualquier juicio que intervenga... y aceptar... sea lo que sea.
Surge entonces inevitablemente la percepción de la confianza y su correspondiente desconfianza para mirarnos. Soltar la ilusión es soltar el ego, es soltar los falsos anclajes, es soltar las máscaras, disfraces y mentiras con lo que hemos armado nuestra personalidad. Soltar la ilusión es madurar, es aceptar nuestra soledad existencial y comenzar el camino de la integración, el amor y el compartir, sin condiciones, más allá de las expectativas y los deseos.
Y cuando el corazón habla... las palabras transforman su sentido.

Tab Dar

Hasta la orilla.


Debo confesarte que en este océano que es la vida, navego errante a merced de las corrientes del destino. Y debo decirte que tras este mar de vastas experiencias, los hay quienes se pierden en el triángulo del olvido.

Las tormentas del silencio pueden llegar a hundir tus sueños. Y sin nada a qué aferrarte, flotas como náufrago, sin ningún rumbo o sentido. Pero, en el lugar más oscuro y solitario de la más fría y desolada noche, siempre habrá algo que llevarás contigo.

Pueda ser que no comprendas, en el momento, de lo que se trata. Quizás solo veas los vestigios de una vida pasada, o sientas aquello que aún nos mantiene vivos. Lo cierto es, que todos navegamos sin rumbo fijo, buscando en mil lugares... aquello que jamás perdimos.

Quizás te preguntes el por qué de mi viaje, o el por qué no puedo seguir ya contigo. Yo pertenezco a un lugar más allá de las olas, en donde ya no existen el tiempo, ni los caminos. Y por más que te aferres para sobrevivir, debes saber que esta historia termina al llegar a la orilla; cuando estés a salvo, y puedas encontrar un camino.

No debes preocuparte por mí ahora, el tiempo y el mar borrarán todas mis huellas. Y al bajar la marea, debes comprender que aunque que te serví de guía y de sustento, debo volver a ese mar, a navegar tras mi propia estrella.

Toda vida necesita algo de lluvia, y toda historia necesita de un testigo. Debes entender que esto no fue una aventura; fue más bien, un salvamento de aquellas cosas que jamás perdimos. Al llegar a la orilla, nuestra historia habrá terminado. Pero, tu oportunidad de vivir… habrá comenzado.

Y si alguna vez volvieras, y recordaras a aquel tronco a la deriva que te cruzó el destino. Regala una sonrisa al viento, en su nombre; pues su recuerdo, siempre estará contigo.

FRAN..... EL ÁTICO.

Las mil Bolitas…



Cuanto más envejezco, más disfruto de las mañanas del sábado.
Tal vez es la quieta soledad que viene por ser el primero en levantarse o quizá el increíble gozo de no tener que ir al trabajo...
De todas maneras, las primeras horas de un sábado son en extremo deliciosas.

Hace unas cuantas semanas, me dirigía hacia mi equipo de radio-aficionado, con una humeante taza de café en una mano y el periódico en la otra.
Lo que comenzó como una típica mañana de sábado, se convirtió en una de esas lecciones que la vida parece darnos de vez en cuando...
Déjenme contarles:

Sintonicé mi equipo de radio en banda de 20 metros , para entrar en una red de intercambio de sábado en la mañana.
Después de un rato, me topé con un colega que sonaba un tanto mayor.
Él le estaba diciendo a su interlocutor, algo acerca de "unas mil bolitas".
Quedé intrigado y me detuve para escuchar con atención:
- Bueno, Tomás, -decía- de veras que parece que estás ocupado con tu trabajo.
Estoy seguro que te pagan bien, pero es una lástima que tengas que estar fuera de casa y lejos de tu familia tanto tiempo. Es difícil imaginar que un hombre joven tenga que trabajar 70 horas a la semana para sobrevivir.
¡Qué triste que te perdieras la presentación teatral de tu hija!
Continuó:
- Dejame decirte algo, Tomás, algo que me ha ayudado a mantener una buena perspectiva sobre mis prioridades.

Y entonces fue cuando empezó a explicar su teoría sobre las "mil bolitas".
- Mira, me senté un día e hice algo de aritmética. La persona promedio vive unos 75 años, algunos viven más y otros menos, pero en promedio, la gente vive unos 75 años.
Entonces multipliqué 75 años por 52 semanas por año y obtuve 3.900 que es la cantidad de sábados que la persona promedio habrá de tener en toda su vida.
- No te distraigas y sígueme, Tomás, que voy a la parte importante. Me tomó hasta que casi tenía 55 años pensar todo esto en detalle.
Continuó:
- Y para ese entonces, con mis 55 años, ¡¡ya había vivido más de 2.800 sábados!!
Me puse a pensar que si llegaba a los 75, sólo me quedaban 1.000 sábados más que disfrutar.
Así que fui a una juguetería y compré todas las bolitas que tenían.
Tuve que visitar 3 tiendas para obtener 1.000 bolitas.
Las llevé a casa y las puse en una fuente de cristal transparente, junto a mi equipo de radio aficionado.

Yo seguía escuchando atentamente:
- Cada sábado, a partir de entonces, tomé una canica y la he tirado.
- Descubrí que al observar como disminuían las bolitas, me enfocaba más sobre las cosas verdaderamente importantes en la vida. No hay nada como ver cómo se te agota tu tiempo en la tierra, para ajustar y adaptar tus prioridades en la vida.
Ahora déjame decirte una última cosa antes que nos despidamos y lleve a mi bella esposa a desayunar...
Esta mañana, saqué la última canica de la fuente de cristal y entonces me di cuenta de que si vivo hasta el próximo sábado me habrá sido dado un poquito más de tiempo de vida y si hay algo que todos podemos usar, es un poco más de tiempo...
Me gustó estar en contacto contigo, Tomás, y espero que puedas estar más tiempo con tu familia.
Hasta pronto, se despide "el hombre de 75 años…"
Cambio y fuera, ¡Buen día!

Uno podría haber oído un alfiler caer al suelo en la banda cuando este amigo se desconectó.
Creo que nos dio a todos bastante para pensar.

Yo había planeado trabajar en la antena aquella mañana y luego iba a reunirme con unos cuantos radio aficionados para preparar la nueva circular del Club...
En vez de aquello, desperté a mi esposa con un beso,
- "Vamos querida, te quiero llevar con los chicos a desayunar afuera".
- ¿Qué pasa? - preguntó ella sorprendida.
- Nada; es que no hemos pasado un sábado junto con los chicos en mucho tiempo.
- Por cierto, ¿podemos parar en la juguetería mientras estamos fuera? Necesito comprar algunas bolitas...

Nos acostumbramos a despertar sobresaltados porque se nos hizo tarde…
A tomar café corriendo porque estamos atrasados…
A comer un sándwich porque no da tiempo para comer a gusto…
A salir del trabajo porque ya es la tarde…
A cenar rápido y dormir pesados sin haber vivido el día…
A esperar el día entero y oír en el teléfono: "hoy no puedo ir"…
A sonreír a las personas sin recibir una sonrisa de vuelta…
A ser ignorados cuando precisábamos tanto ser vistos…
A sentarnos en la fila 1 del cine y torcer un poco el cuello porque estaba lleno…
A mojarnos sólo los pies y sudar el resto del cuerpo porque la playa está contaminada…
A pensar en el fin de semana porque el trabajo está duro…
A dormir todo el fin de semana porque siempre tenemos sueño atrasado…
¡¡¡ Nos acostumbramos a ahorrar la vida..!!!
Que poco a poco, igual se gasta… y que una vez gastada, por estar acostumbrados, nos perdimos de vivir.
Alguien dijo:
"La muerte esta tan segura de su victoria, que nos da toda una vida de ventaja"
Si fuiste capaz de leer hasta acá, es posible que necesites releer alguna frase.
No importa si es el principio, y lo mejor es que todavía tienes tiempo,
no importa cuanto, es el que tienes y cada día merece ser vivido sin ahorrar VIDA.
Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes.
ALBERT EINSTEIN

Tal vez TÚ también necesites éstas palabras...

1.- Una vez todos los aldeanos decidieron orar por lluvia, se reunieron en la plaza, pero solo un niño llevaba paraguas. Esto es la FE !

2.- La sensación de un niño de 1 año cuando lo tiras al aire el se ríe, porque sabe que no lo dejaras caer. Esto es la CONFIANZA !.

3.- Todas las noches nos vamos a la cama sin ninguna garantía de despertar vivos la mañana siguiente, pero todavía tenemos planes para mañana. Esto es la ESPERANZA !

Disolver viejos patrones de miedo.


He notado que sigo repitiendo el mismo patrón que tenía de niño. Cuando mis padres me reñían o decían algo de mí que me parecía negativo, me aislaba, me escondía y me consolaba con la idea de que podía vivir sin gente, de que podía estar solo. Ahora, empiezo a darme cuenta de que reacciono de la misma manera con mis amigos.

Sólo es un viejo hábito que se ha quedado rígido. Intenta hacer lo contrario. Siempre que sientas que te quieres aislar, ábrete. Si te quieres ir, no lo hagas; si no quieres hablar, habla. Si quieres parar la discusión, no lo hagas, participa en ella con todo el vigor que puedas.

Siempre que se presenta una situación que produce miedo, hay dos alternativas: luchar o esfumarse. Un niño normalmente no puede luchar, particularmente en los países tradicionales. En Norteamérica, ¡el niño peleará tanto que serán los padres los que se esfumen! Pero en los países antiguos, en los países atados a la tradición —o en las familias donde los valores tradicionales siguen siendo muy fuertes— el niño no puede pelear. La única vía que le queda es encerrarse, encerrarse en sí mismo para protegerse. Has aprendido a esfumarte.

Ahora la única posibilidad es quedarte ahí, ser testarudo, y tener una buena pelea siempre que sientas que estás intentando escaparte. Durante un mes, intenta hacer lo contrario y después veremos.

Cuando puedas hacer lo contrario te diré cómo puedes dejar de hacer ambas cosas. Tienes que renunciar a las dos posturas, sólo así dejarás de tener miedo porque las dos están equivocadas. Ha habido un daño que te ha calado demasiado, y ahora tienes que equilibrarlo con lo contrario.

Durante un mes serás un auténtico guerrero, respecto a cualquier cosa. Y te sentirás muy bien, realmente bien, ¿de acuerdo? Porque cuando te escapas, te sientes mal, te sientes inferior. Es un truco muy cobarde... el aislarse. Vuélvete valiente, ¿de acuerdo? Después renunciarás a ambos, porque ser valiente, en el fondo, también es ser cobarde. Cuando la valentía y la cobardía desaparezcan, dejarás de tener miedo. ¡Inténtalo!

Osho

Día Contra la Violencia hacia las Mujeres


Día Contra la Violencia hacia las Mujeres
¿Cuando se decide que sean los 25 de noviembre?
Fuente: Día Internacional

Por acuerdo de las participantes del Encuentro Feminista Latioamericano y del Caribe, en el año 1981, y a propuesta de la delegación dominicana se fija el día 25 de noviembre como día internacional contra la violencia hacía las mujeres.

¿Porque esa fecha?
En homenaje a las hermanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, luchadoras sociales que en 1960 fueron asesinadas por orden de Leonidas Trujillo, dictador de República Dominicana.


¿Qué pasó el 25 de noviembre de 1960?

Minerva y María Teresa fueron a visitar a sus esposos a la cárcel, en compañía de su hermana Patria. Fueron interceptadas en un lugar solitario del camino por agentes del Servicio Militar de Inteligencia. Conducidas a un cañaveral próximo, fueron objeto de las más crueles torturas, antes de ser víctimas de lo que se ha considerado el crimen más horripilante de la historia dominicana. Cubiertas de sangre, destrozadas a golpes, estranguladas, fueron puestas nuevamente en el vehículo en el que viajaban y arrojadas a un precipicio, con la finalidad de simular un accidente. El asesinato de las hermanas Mirabal produjo un gran sentimiento de dolor en todo el país, pero sirvió para fortalecer el espíritu patriótico de un pueblo deseoso de establecer un gobierno democrático que garantizase el respeto a la dignidad humana.

La memoria de estas valientes hermanas, mártires que arriesgaron sus vidas y las dieron, efectivamente por la causa de la mujer nos llena de esperanza y nos da fuerza para seguir luchando por una sociedad igualitaria en la que mujeres y hombres podamos vivir en fraternidad humana. (Extraído de Las Dignas)



Fuente:
Los muertevideanos