viernes, 12 de octubre de 2012

Como decir te amo sin decirlo

COMO DECIR TE AMO SIN DECIR UNA PALABRA

A continuación presento 8 formas para hacerle saber a su pareja que la ama sin tener que expresarlo verbalmente.

Cuando usted se compromete en una relación sentimental, es importante hacer un esfuerzo para seguir haciéndole saber a su pareja (periódicamente) que la/lo ama. Lamentablemente, decirle "te amo " en la forma tradicional a la larga pierde su significado o su impacto.

Conozco parejas que hacen la misma rutina todos los días -- vestirse, bañarse, ordenar el maletín y dirigirse hacia la puerta – con un "te amo " mientras le dan a su pareja un beso en la mejilla; pero eso se hace costumbre y puede llegar a resultar trillado. Descubrir nuevas formas de expresar ese sentimiento resulta clave no solo para mantener su relación intacta sino también para fortalecer su vínculo de manera muy profunda. Para conservar saludable una relación sentimental se requiere intimidad. Si no se expresan esos sentimientos en forma continua, la intimidad se disipará y usted y/o su pareja empezarán a buscarla en otra parte.

Con un poco de creatividad y un pequeño esfuerzo adicional obtendrá enormes beneficios con respecto a su relación, por lo tanto, si actualmente no le está diciendo "te amo" en distintas formas, empiece ahora.

1. Deténgase en el camino de regreso a casa

Escoja algo que le guste su pareja. Quizás sea un sabor especial de helado, aquella pizza con la absurda combinación de sabores, el nuevo libro de su autor favorito, un CD que el/ella haya mencionado que desea obtener, un polo que lleve la frase favorita de él/ella o de ambos como pareja. Y qué hay acerca de la ropa de la lavandería que él/ella siempre olvida recoger. No haga un gran alarde de esa pequeña demostración de amor anunciándolo verbalmente, en vez de eso simplemente déjelo en algún lugar de la casa donde él/ella lo pueda hallar pronto.

2. Dele esa mirada secreta

Sonríale de una forma que solo los dos entienden. Sin que necesite decir nada. Quizás se trate de un guiño, un movimiento de cabeza u otra señal que los dos hayan establecido que signifique "te amo". Al expresárselo a su pareja cuando menos lo espera, manifiesta un enorme cariño y afecto. Con todo su silencio, esta expresión de amor puede poner fin a una discusión, proponer un encuentro íntimo o simplemente hacerle recordar a su pareja que está pensando en él/ella.

3. Coloque una nota con un mensaje de soporte emocional en su cartera o en el bolsillo de su casaca

Aun cuando puedan pasar días o semanas antes que él/ella encuentre la nota y la lea. No es necesario que le pregunte: "¿Recibiste mi nota?" Simplemente deje que su pareja la encuentre de casualidad. Cuando lo haga, ¡quédará impresionado/a!

4. Demuestre que está intentando corregir ese molestoso hábito

Haga un esfuerzo obvio que demuestre que está dejando de hacerlo. Esto podría incluir recoger los calcetines tirados, retirar las tasas de café vacías que quedaron en la mesa, tirar el chicle a la basura aun cuando tenga ganas de seguir masticándolo, etc. No diga: "Ves, estoy poniendo de mi parte". Sus actos hablarán por usted.

5. Envíele una de esas tarjetas que dicen "estaba pensando en ti” o “sin ningún motivo aparente”

Envíele una que tenga un mensaje que solo ustedes dos comprenderán – sea cariñoso o humorístico – que les recuerde que no desean pertenecerle a nadie más. Shhh, no lo mencione. Tan solo con enviársela, ya lo ha dicho todo.

6. Haga una buena acción por su pareja

Una que usted generalmente evite hacer y que espera que su pareja la haga. Esta podría ser sacar la basura, lavar la vajilla después de cenar, preparar el almuerzo de los hijos, ir a comprar a la bodega, etc. El saber que usted hizo la tarea que él/ella sabe que a usted no le gusta puede decir bastante de lo que usted siente por él/ella.

7. Escriba su fecha de aniversario en un lugar que su pareja la vea

Ya sea en el espejo del baño, la puerta del refrigerador, dentro de su chequera o su agenda o al interior del auto. Junto a ella, escriba: "El mejor día de mi vida". Sin necesidad de decir "te amo", simplemente lo hizo.

8. Una suave caricia por lo menos una vez al día

No para tener intimidad sino como un gesto de cariño y respeto. Una delicada y tierna caricia en el hombro o unos toquecitos con los dedos sobre la mejilla pueden expresar bastante.

Ahora le toca a usted elaborar su propia lista. Cuando pueda, agréguele más ideas. Sea creativo/a. No importa cuán espectacular usted considere que es su relación, observe cuánto más puede crecer.

http://www.psicologosperu.com/

Biografía de Luciano Pavarotti

Luciano Pavarotti
(Módena, 1935 - 2007) Tenor italiano, considerado uno de los mejores del siglo XX, cuya popularidad contribuyó a la difusión de la lírica fuera del ámbito estrictamente operístico. Luciano Pavarotti dio sus primeros pasos en el mundo de la lírica como cantante de coro. Después de trabajar durante dos años como profesor de una escuela elemental, realizó estudios de canto en su ciudad natal con Arrigo Pola, y años después perfeccionó su técnica en Mantua con Ettore Campogalliani.

Debutó el 29 de abril de 1961 en la ciudad italiana de Reggio Emilia con el papel que más tarde le haría popular: Rodolfo, de La bohème. En 1963, en el Covent Garden de Londres, sustituyó a Giuseppe di Stefano en dicho papel, interpretación que le valió un gran éxito de crítica y público. Ese mismo año debutó en Viena, en Zurich y, con el rol de Edgardo (Lucia di Lammermoor), en Ámsterdam. Su primera actuación en España tuvo lugar en Barcelona en 1963, con una única representación de La traviata. Asimismo, se le pudo escuchar en 1964 en el Festival de Ópera de Glyndebourne, en el papel de Idamante (Idomeneo), junto a la cantante Enriqueta Tarrés. Un año más tarde, en 1965, se produjo su debut norteamericano en Miami.

Ese mismo año, y tras haber conocido al director de orquesta Richard Bonynge, esposo de la soprano Joan Sutherland, realizó una gira por Australia cantando de nuevo el rol de Edgardo (Lucia di Lammermoor) con la compañía operística de la citada soprano, que más adelante sería su pareja en óperas de Donizetti y Bellini. El éxito que consiguió con La fille du Régiment de Donizetti, con su difícil aria de tenor, es impresionante. Desde entonces su carrera fue imparable.

En 1966 cantó por primera vez en el Teatro de la Scala de Milán un papel secundario, el de Tebaldo enI Capuleti ed i Montecchi de Bellini, y a ese mismo teatro volvería más adelante en el papel de Des Grieux de la ópera Manon de Massenet y, ya en 1967, el Réquiem de Verdi con motivo del centenario del maestro Arturo Toscanini. Un año más tarde debutó en San Francisco interpretando a Rodolfo (La bohème), Nemorino (L'elissir del amore) y Enzo (en La Gioconda de Ponchielli). En el Metropolitan de Nueva York interpretó en 1968 en su papel favorito: el de Rodolfo de La bohème, y más adelante representó en ese mismo teatro a Fernando (La Favorita, de Donizetti), Arturo (I puritani, de Bellini) y Manrico (Il trovatore, de Verdi), entre otros.

A pesar de algunos fracasos puntuales, como el de la Scala con Don Carlo de Verdi en 1992, Pavarotti fue un tenor de reconocido prestigio que poseía una bella voz de brillantes agudos y elegante estilo, que apenas si perdió colorido a pesar del paso del tiempo. Fue el único tenor, junto a Nicolai Gedda, capaz de cantar el famoso Fa5 en falsete escrito en la parte final de la ópera I puritani. La singular pureza de su voz, la disciplina técnica del cantante y su extraordinaria musicalidad le permitieron, en efecto, cantar con aparente facilidad los fragmentos de más complicada estructura melódica o tonal.

Entre sus interpretaciones destacadas figuran también la grabación de Madame Butterfly (en la que trabajó con su gran amiga la soprano Mirella Freni y con Von Karajan), su interpretación del duque de Mantua en Rigoletto de Verdi y su Nemorino deL'elissir del amore de Donizetti. En 1991 cantó Otelloen versión de concierto con la Orquesta Sinfónica de Chicago bajo la dirección de Sir Georg Solti. De sus numerosos trabajos discográficos, cabe citar el de Arnold (Guillaume Tell, de Rossini), Orombello (Beatrice di Tenda, de Bellini) y el rol principal de la óperaL'amico Fritz, de Pietro Mascagni.

Su arrolladora personalidad y sus grandes dotes de comunicación posibilitaron que, a partir de la década de los años ochenta, Pavarotti se hiciera popular en todo el mundo a través de grabaciones, vídeos y conciertos. Con un repertorio no muy extenso, pero escogido, centrado en los grandes títulos de la ópera francesa e italiana románticas, de Bellini y Donizetti a Verdi y Puccini, este tenor supo hacerse con un amplio grupo de admiradores, merced también a sus incursiones en la música popular y a sus recitales en grandes espacios, en ocasiones en compañía de Plácido Domingo y José Carreras bajo el apelativo común de Los Tres Tenores. Con ellos dio recitales en lugares como las Termas de Caracalla, con motivo del Mundial de Fútbol de 1990, además de participar en conciertos benéficos para contribuir a la reconstrucción de los teatros de La Fenice (Venecia) y del Liceu (Barcelona). En 1996 interpretó de nuevo a Rodolfo de La bohème en Turín, junto a Mirella Freni, para la celebración del centenario del estreno de dicha ópera.

El tenor italiano también dedicó parte de su tiempo a impartir clases magistrales en diversos conservatorios del mundo. Su apoyo a los jóvenes cantantes se materializó en el concurso de canto que lleva su nombre, Luciano Pavarotti International Vocal Competition, cuya primera edición se celebró en 1980.

Su compromiso social como cantante se tradujo en múltiples actuaciones solidarias, como la que tuvo lugar en 1992 a favor de la Fundación Berloni, que lucha contra la anemia mediterránea. Tras este concierto, Pavarotti participó en una serie de recitales titulados War Child junto a estrellas de la canción como Bono (de U2), Elton John o Liza Minnelli. En 1997 se inauguró en Mostar (Bosnia-Herzegovina) el centro musical Pavarotti Music Centre, gracias a los beneficios obtenidos en las giras del espectáculo Pavarotti & Friends en 1995 y 1996. Posteriormente, y mediante el citado proyecto musical, Pavarotti aportó ayudas a proyectos en Guatemala y Kosovo (1999), y en Camboya y el Tibet al año siguiente.

Pavarotti se mantuvo activo en los últimos años, pero paulatinamente empezó a reducir su presencia en los escenarios. Los rumores acerca de su retirada se acrecentaron en julio de 2006, cuando canceló todos sus compromisos por una convalecencia provocada por una intervención de un tumor maligno en el páncreas. El 5 de Septiembre de 2007, el Gobierno italiano concedió a Pavarotti el Premio Excelencia en la Cultura de Italia. Un día después fallecía a causa de su enfermedad.

Fuente: