miércoles, 10 de octubre de 2012

¿Qué son y para qué sirven los fitoesteroles?

Los fitoesteroles son esteroles naturales de origen vegetal, son considerados alimentos funcionales, ya que actúan controlado el metabolismo, en este caso, el colesterol. Estos se encuentran naturalmente en alimentos como maíz, girasol, cánola, soya, nueces y cereales en general.

En los últimos tiempos se habla mucho acerca de los fitoesteroles, los alimentos que los contienen y su relación con la salud. Pero para comprender un poco más en profundidad esta relación y su función dentro del organismo, es interesante conocer qué son los fitoesteroles y para qué sirven y cuáles son sus beneficios.



Básicamente, son sustancias que tienen una estructura similar alcolesterol, pero su origen es vegetal. Por esta razón su consumo es beneficioso para el organismo, cumpliendo funciones importantes dentro del mismo.

También impiden que el colesterol proveniente de los alimentos sea absorbido por las células intestinales.

Cabe destacar que 2 gramos de fitoesteroles por día disminuyen elcolesterol malo en un 10%, ya que impiden que las grasas de los alimentos lleguen al hígado para la formación de dicho colesterol.

Son importantes ya que reducen la probabilidad de que las grasas se peguen en las paredes internas de las arterias y mejoran la circulación de la sangre.

Los fitoesteroles son sustancias naturales que no sólo forman parte de los alimentos en forma natural, sino que se pueden adicionar con el fin de mejorar la calidad de vida y reducir factores de riesgos cardiovasculares.

Actualmente se pueden obtener estos fitoesteroles adicionados en determinados alimentos como leche, yogur, margarina, manteca, galletas, entre otros.

Es muy importante leer la información nutricional que se detallan en los envases de los alimentos, ya que en ella se detallará si contiene fitoesteroles.

Fuente:

Toronja o pomelo y la diabetes

La Diabetes es una situación en que los niveles de glucosa (azúcar) en sangre están por encima de lo normal. Esta situación se presenta porque nuestro organismo tiene problemas en al síntesis o utilización de la insulina, hormona encargada de la regulación de la absorción de la glucosa por las células.

La Toronja, también conocida como Pomelo en algunas partes del mundo de habla hispana, es una fruta que generalmente es aconsejada dentro de las dietas para la Diabetes. Sus propiedades son realmente muy diversas y es por esto que se la considera una de los cítricos más valiosos.



No sólo no se conocen contraindicaciones de la Toronja o Pomelo para los pacientes con Diabetes, más bien todo lo contrario, su consumo diario podría resultar muy provechoso.

Además de que el uso de Toronja puede resultar muy bueno para disminuir los niveles de glicemia, también puede servir para cuestiones muy importantes para la salud en general, muchas de ellas relacionadas con esta enfermedad ya que es rico en vitamina C, también contiene A y B. Tiene muchas propiedades curativas, es antiséptico, disolvente, tonificante y estimulante del apetito, previene la gripe y los resfríos.

Su jugo en ayunas actúa como depurativo, fortifica los vasos sanguíneos y depura la sangre, aportando mucha vitamina C y conteniendo propiedades antioxidantes.

También es bueno ya que tiene alto contenido de fibra y es buena para perder peso.

Tomar un zumo de Pomelo a la mañana es aconsejable en estos casos ya que los zumos de fruta, al igual que la piezas de fruta enteras, son ricos en fructosa, la principal diferencia entre ambos es la velocidad del aumento de la glucemia después de la ingestión, el aumento de la glucosa en sangre es más rápido después del consumo de un zumo de fruta que si se consume una pieza de fruta entera.

Fuente:

El espionaje vía redes sociales puede complejizar las rupturas amorosas

Muchos de nosotros encontramos las redes sociales como grandes herramientas para mantener el contacto con personas con las cuales se nos haría difícil hacerlo de otra manera.
Pero hasta qué punto esto no es perjudicial si no sabemos controlarnos.

El uso de Facebook para el seguimiento de un ex puede impedir seriamente la capacidad para sanar los quebrantados de corazón y seguir adelante, según dicen expertos en psicología.
Las personas que se dedican a vigilar a su ex pareja mediante Facebook, es decir, que observan con frecuencia la página de su ex pareja en Facebook y su lista de amigos, informan un retraso en la recuperación emocional después de una ruptura respecto a las personas que se dedican a observarla menos.

Ellos reportaron una mayor dificultad por la ruptura, sentimientos más negativos hacia la ex pareja, como los celos y hostilidad, mayor deseo sexual y anhelo de la ex-pareja, y menos crecimiento personal.


Investigaciones anteriores han indicado que un tercio de los usuarios de Facebook utilizan el sitio para supervisar las actividades de sus ex parejas.

Tal “amistad” continuada permite a los antiguos amantes vigilar a los demás a través de actualizaciones de estado, publicaciones en el muro y fotos. Y dependiendo de la configuración de privacidad de una persona, incluso un ex que no se encuentra en la lista de amigos puede ser capaz de obtener información a través de distintas maniobras.

Sin embargo, el hecho de que este fenómeno de internet permita hacer un seguimiento de alguien, no significa que sea responsable de dicho comportamiento. La persona que lo hace, desde un comienzo se encuentra con una motivación determinada y una necesidad de calmar la ansiedad.

Fuente:

Manejar los ataques de ira de Ana Varik

Todos en alguna situación de nuestra vida hemos sufrido algún ataque de ira, ya sea cuando estamos manejando el coche contra un conductor inepto, perder la paciencia por una tontería o entrar en cólera cuando no entienden cual es nuestra postura.

La ira se convierte en un problema cuando no somos capaces de controlarla y tenemos estallidos de nuestro carácter que pueden ser destructivos, porque rompimos algo o lastimamos a alguien físicamente, esto es debido a la incapacidad para controlar la ira. Para algunos sujetos, esto se convierte en un estimulo real o una manera de percibir que pueden someter a la persona que tienen frente a ellos, sin embargo, están actuando de manera errada, ya que los únicos perjudicados con este tipo de comportamiento, son ellos, todos cuando vemos personas encolerizadas nos alejamos para no sentir la ira ajena.

Cuando la ira te controla, sientes que estas a la merced de algo que tú no puedes controlar. La ira te puede inducir a que hagas cosas que normalmente no las harías o que en una situación diferente nunca tomarías esa decisión, incluso te puede pesar para el resto de tu vida.

La ira puede afectar tu bienestar físico, porque cuando entras en cólera, tu cuerpo comienza a generar unas sustancias como la adrenalina que acelera las pulsaciones de tu corazón y la presión arterial sube de una manera que no lo puedes controlar, además esto provoca estrés en tu mente.

Esta situación descontrolada ocasiona un retroceso emocional. El hombre primitivo cuando tenía estos ataques de ira, en respuesta a esto buscaba luchar, pero en la actualidad, la conducta humana ha cambiado, bueno eso creo, ha evolucionado por lo menos algo, ya que las personas tienen la capacidad para saber que este tipo de actitudes las daña física y emocionalmente.

Manejar la ira es una habilidad que se aprende, con ciertas técnicas emocionales podemos controlarla para que trasformemos este tipo de energía negativa. Muchos jóvenes y adultos, todavía, creen que expresar su ira es sinónimo de personas fuertes, desde mi concepción, considero que es un gran error, porque la ira nunca fue una solución para los problemas, al contrario, trae aparejado consecuencias que muchas veces, pueden ser inmanejables.

Si sientes que corres el riesgo de perder el control de tu ira, de manera que te pueda perjudicar a ti o las demás personas, busca ayuda de un profesional, siempre es bueno pedir auxilio cuando no sabemos qué camino tomar, siempre es en función de mejorarnos como personas y crecer emocionalmente.

Esta es una lista de las sugerencias que te pueda dar para que comiences a controlar tu ira:

1. Cuando sientes que estas entrando en un estado fuerte de ira, tomate tiempo, piensa en lo que estás haciendo, que es lo que te provoca este sentimiento, respira profundo varias veces, para que tu cerebro se oxigene y te des tiempo para reflexionar sobre lo que estas por hacer.

2. Si tienes ganas de pelear con alguien, antes de tener contacto físico con otra persona, agarra una almohada o una bolsa de boxeo para descargar tu bronca, esto es más saludable.

3. Escribe en un papel lo que estas sintiendo en ese momento, que es lo que te provoca esa ira, expresarlo te permite que objetives lo que te pasa en tu interior.

Siempre estamos expuestos a que la ira nos controle, pero la diferencia que tienen las personas con los animales que se manejan por medio de sus instintos, es que los seres humanos, podemos desarrollar la capacidad para diferenciar los distintos tipos de conductas que nos permiten evolucionar y diferenciarnos de las personas primitivas.

Fuente:


El momento es ahora de Maytte Sepúlveda

"Algunos se quedan quietos esperando a que se den las circunstancias. Pero las condiciones perfectas nunca se presentarán porque somos nosotros los que creamos las circunstancias adecuadas"

Una de las maneras de lograr más satisfacción en la vida y de ahorrarnos grandes problemas y preocupaciones, es cumplir con nuestras propias expectativas de empezar y acabar proyectos importantes. En cambio, el aplazar o posponer tareas, acciones y proyectos hará que nos sintamos decepcionados con nosotros mismos. Actuar tarde, a última hora, o no hacerlo nos hará sentir estrés, además de aumentar el miedo y la sensación de culpa. Siempre estarán estos asuntos pendientes dentro de nuestro subconsciente y lucharán por hacernos la vida imposible, acabando con nuestra paz mental y la tranquilidad.

Inclusive, muchas veces nos ocupamos de cientos de tareas inútiles y sin importancia, aturdiéndonos de trabajo, gastando todo nuestro tiempo y energía, para quedar exhaustos y no hacer las cosas que son verdaderamente importantes.

Es muy común postergar lo que debemos hacer hoy, en un mundo que sólo nos da un día cada vez, sin seguridad alguna de que llegue el mañana.

Todos tenemos la tentación de ignorar un gran problema esperando que desaparezca o se solucione por sí solo, pero, en realidad, éste se irá complicando en proporción geométrica y luego se convertirá en una gran bola de nieve. Los problemas debemos solucionarlos lo más pronto posible. Incluso una pequeña dificultad, a la que no le prestemos la suficiente atención, terminará convirtiéndose en un problema grave.

Es inexplicable que, muchas veces, nos demos cuenta de que tenemos un problema en frente, sepamos lo que debemos hacer y a lo mejor tengamos las herramientas para solucionarlo, pero, por alguna razón misteriosa, no lo resolvemos, lo dejamos de lado y lo seguimos retrasando por miedo a enfrentarlo.

Algunas personas se quedan quietas, esperando pasivamente a que se den las circunstancias adecuadas. Pero las condiciones perfectas nunca se presentarán porque somos nosotros los que, con voluntad, determinación, valor y paciencia, creamos las circunstancias adecuadas. ¡El mejor momento para empezar a resolver algo es ahora!

Dar el primer paso es siempre lo más difícil, pero, a menudo, es la mitad de la batalla. Una vez que hemos comenzado a hacer el trabajo necesario para solucionarlo, es muy importante avanzar sin detener la marcha. Si nos detenemos y miramos hacia otro lado, pasará como sucede con una bomba manual de agua: perderemos el impulso y tendremos que volver a bombear para llenar la tubería, pues al detener el trabajo, el agua descenderá hasta el fondo del pozo.

Haz planes. Pero una vez que hayas decidido lo que vas a hacer, actúa sin darle vuelta en tu cabeza una y otra vez, buscando las excusas o las justificaciones para no hacerlo. Hoy, y no mañana, es el momento para comenzar a trabajar en convertir un sueño en realidad; hoy, y no mañana, es el momento de visitar al médico para resolver eso que tanto te preocupa. Hoy, y no mañana, es el día perfecto para comenzar a hacer ejercicio y a comer sano. Hoy, y no mañana, deberías pasar tiempo con tus hijos en lugar de quedarte trabajando hasta muy tarde. Hoy, y no mañana, puedes hacer algunos cambios en tu rutina personal, para mejorar tu vida… recuerda que si actúas correctamente, el universo conspirará para apoyarte a lograrlo.

No hay nada tan satisfactorio como una misión cumplida, y todavía más si la realizamos en condiciones adversas, pues esto nos permitirá recuperar la confianza en nosotros mismos, aumentar nuestra estima y la motivación para conseguir metas mayores.

¡Suelta el pasado, deja de preocuparte por el futuro, vive el presente, la vida es maravillosa, todo va a estar bien!


NO olvides

"Rompe con ese ritual acelerado
que hace que salgas todos
los días corriendo, estresado,
sin tiempo para compartir con
tus personas queridas o para
disfrutar del desayuno"

Pasar un día sin criticar
a otra persona
Si no tienes nada bueno que
decir sobre alguien o que aportar
a la solución de una situación,
elige guardar silencio. Muchas
veces nuestros comentarios
negativos pueden afectar profundamente la dignidad,
la imagen o los sentimientos
de otro, sin que nos demos
cuenta de lo que hemos hecho.
Al principio te sentirás extraño,
pero este ejercicio te servirá
para descubrir cuál es tu actitud
hacia los demás. ¡Siempre podemos actuar de una mejor manera!

Darte permiso para no ser perfecto
Si eres de las personas que se exigen demasiado, que tienen problemas al momento de aceptar sus errores y limitaciones, vale la pena que te relajes un poco y revises
tu nivel de auto exigencia. Aceptarte tal y como eres; es decir, con tus cualidades y limitaciones, hará que seas más espontáneo y auténtico al momento de actuar y de relacionarte con los demás. Dejar de exigirte tanto y tratarte con gentileza te permitirá hacer lo mismo con los otros. Recuerda aceptar y respetar las diferencias personales.

Poner el despertador 20 minutos antes
Y una vez que suene, levántate para que puedas aprovechar esos minutos extra en preparar y comer un buen desayuno antes de salir de casa. Rompe con ese ritual acelerado que hace que salgas todos los días corriendo, estresado y hasta malhumorado, sin tiempo para compartir con tus personas queridas o para disfrutar de la primera comida del día. Valorarte y cuidar de tu cuerpo te motivará a ajustar tu rutina.

Compartir una comida con tus amigos
Te sugiero que encuentres el tiempo perfecto para que puedas preparar una comida en casa e invitar a tus amigos. No hay nada mejor que compartir con otras personas los alimentos que hemos preparado con el deseo de agradarles y hacerles sentir especiales y queridos. No hagas un menú muy elaborado para que no pases el tiempo de la reunión cocinando o atendiendo los detalles de la preparación, porque al final te sentirás sin ánimo para conversar y pasar un rato con tus amigos. Busca el punto medio.

Leer un cuento a tus hijos antes de dormir
Meterte en la cama con ellos antes de que se queden dormidos, para conversarles un ratito, para leerles un cuento, hará que se sientan queridos tomados en cuenta por ti. Vence la resistencia, el cansancio y la preocupación que te impidan dedicarles unos minutos al final del día, estoy segura de que al terminar, te sentirás muy bien. Compartir con los hijos un rato de diversión y disfrute nos relaja y enriquece.

Ceder el paso en el tráfico
La mayoría de nosotros se queja de la falta de colaboración y conciencia que muestran otros choferes en el tráfico. Pero, muchas veces, somos nosotros los que cruzamos o pasamos la luz del semáforo en el momento en que le corresponde a otro. Por supuesto siempre tenemos no una sino varias excusas del porqué lo hicimos. Te sugiero que, de vez en cuando, te muestres dispuesto a ceder el paso, para que otro conductor cambie de canal, haga el cruce que necesita o adelante a un carro que esté bloqueando la vía. Recuerda que con nuestro ejemplo podemos motivar a otras personas para que actúen de manera distinta.

Fuente:


Receta: Pastel de Tres Leches





Un delicioso pastel con una mezcla especial de leches y con una capa de merengue. Este pastel debe ser refrigerado y se sirve frío.







Ingredientes 

  • 5 huevos 
  • 1 taza de azúcar refinada 
  • 1 taza de harina leudante ((se prepara mezclando 1½ cucharadita de polvo para hornear y ¼ cucharadita de sal por cada taza de harina regular) 
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla 
  • 1 lata de leche condensada 
  • 1 lata de leche evaporada 
  • 1 taza de leche regular 
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla 
  • 3 claras de huevo 
  • 1 taza de azúcar refinada 
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Modo de preparación

Preparación: 20 mins
Tiempo de cocción: 20 mins
Tiempo extra: 3 horas, refrigerando

1. Engrasa y enharina un molde de pastel cuadrado. Precalienta el horno a 175°C.
2. Separa los 5 huevos y bate las claras en un tazón grande. Incorpora gradualmente 1 taza de azúcar, batiendo constantemente. Agrega las yemas una por una, mezclando bien despues de cada adición. Incorpora 1 cucharadita de vainilla. Cierne el harina, agrega a la mezcla de huevo y bate bien. Vierte sobre el molde. Hornea durante 20 minutos, o hasta que esté listo. Deja enfriar.
3. Licua la leche condensada, leche evaporada, leche regular y 1 cucharadita de vainilla. Vierte esta mezcla sobre el pastel tibio.
4. Para hacer el betún: bate 3 claras de huevo a punto de nieve. Agrega 1 cucharadita de vainilla y revuelve bien. Unta sobre el pastel.

Fuente: