viernes, 5 de octubre de 2012

No sé…


Creo que lo eres todo, y de repente…
comprendo que no eres nada.
Se agolpan los sentimientos ¿y para què?
tan solo para ser llevados por una corriente extraña.
¿Què queda después de todo eso? la boca amarga,
gusto a sal que brota de los ojos,
y estos infernales y malditos antojos,
de tenerte, abrazarte, mientras tù, me das despojos.

Trato sin ningún resultado, 
de borrar esos besos de mis labios,
el recuerdo de esas manos, acariciando…
Si, lo fuiste todo… y de repente…
te acabaste, como vela en un antiguo velorio. 
Como a muchos, te deslumbrò la codicia,
¿què importò el amor? ¿ donde quedaron las caricias?
nada està en tu conciencia, 
ahora su dinero te compra y te acaricia.

Autora: ©Almatriste
País: Argentina
Todos los Derechos Reservados

Confianza para vivir de Maytte Sepúlveda

Un joven marinero conoció a una nativa llamada Nácar y se enamoró perdidamente de ella. A la mañana siguiente, estaba con el capitán del barco y su uniforme de gala, ante el padre de ella, para pedir su mano.

'Mi amigo me ha pedido que le acompañe para pedir a su hija en matrimonio'.
'¡Ah!, su amigo es muy afortunado en querer casarse con mi hija Ana. Ella es una joya única, a pesar de sus 18 años es una mujer ejemplar. No sólo es bellísima, sino también bondadosa, sensual y saludable… bien vale 20 vacas como dote'.
'Disculpe, pero mi amigo no quiere casarse con Ana, es con su hija Nácar', le explicó el capitán.

La incredulidad y la sorpresa pasaron por el rostro del jefe de familia.
'Nácar… claro, Nácar... -balbuceó- sólo alguien muy especial puede ver la belleza oculta de una mujer. Considerando que es la mayor y algo dura de la cabeza, se la puedo dar por cuatro vacas, hasta aceptaría tres'.

'Acepto -dijo el joven marinero-, pero no estoy de acuerdo con lo de las tres vacas'.
Asustado, el padre le dijo: 'está bien, llévatela sólo por una'.

'No señor, quisiera pagar por ella veinte vacas'.

Pasaron los años y el capitán regresó al puerto donde había dejado a su viejo amigo y quiso saber de él. En el camino, el capitán se encontró a decenas de personas acompañaban a una bellísima mujer, a la que le lanzaban pétalos de rosas, le cantaban y reían. El rostro de esta mujer reflejaba un brillo de paz y plenitud, parecía que flotaba y de no ser porque tenía que ver a su amigo, se abría unido al grupo.
Por fin encontró al ex marinero, se abrazaron y después de los saludos, le preguntó por su pareja.

'Qué pena que no esté aquí, hace unos minutos fue al puerto con unos amigos, debes haberte cruzado con ella al venir para acá'.

'Pero no sabía que te habías vuelto a casar'.

'¿Yo volverme a casar? Sigo casado con Nácar'.

'Perdona amigo, pero la que yo vi bajar por la montaña era una mujer de una belleza indescriptible, yo podría decir que casi mágica… no se parecíaen nada a Nácar'.

'Pero es ella. Su cambio comenzó con la dote'.

'¿Cómo es eso?'.
'Fácil, yo pagué por ella veinte vacas, el precio que se pagaría por la más bella y lista de las mujeres, eso le dio mas confianza en sí misma, luego la apoyé a que desarrollara sus habilidades y le quité importancia a sus pequeños defectos, la animé para que dejara salir esa maravillosa mujer que no se había desarrollado todavía".


El trato que recibimos en nuestra infancia es un factor determinante para nuestro desarrollo personal. El maltrato, la indiferencia, la comparación y la impaciencia pueden quebrar nuestro espíritu, acabando con nuestra confianza y autoestima. Es muy fácil, convertir a nuestros seres queridos en víctimas del estrés que nos causa nuestro estilo de vida, y esto sumado al abandono y al maltrato que le podemos dar con nuestro malestar, hará que queden marcados emocionalmente para toda la vida. Por eso, más importante que darles comodidades y regalos costosos, lo son el buen trato, el respeto, el cariño, el reconocimiento, la comunicación y la consideración. Tenemos la responsabilidad de darles a nuestro seres queridos un verdadero hogar, un lugar a salvo donde puedan recibir el amor, la educación, el apoyo y la fortaleza necesarias para florecer y convertirse en seres humanos maduros, concientes, exitosos y equilibrados.

CLAVES PARA FORTALECER LA ESTIMA de LOS TUYOS
Apóyalos para que muestren su verdadera identidad, y no traten de ser como tú quieres que sean. Reconoce sus talentos y minimiza sus limitaciones.

Respeta su forma de ser, sus ideas, sus valores y sus creencias. No los obligues a darte siempre la razón, sólo para obtener tu aprobación, pues esto les quitará la oportunidad de tener un criterio propio, de expresarlo con seguridad y de incrementar su propio valor.

Cree en ellos a pesar de las circunstancias, infúndeles confianza, anímalos y enséñalos a quererse.

Ayúdalos a plantearse metas, a reencontrarse con si mismos, porque sólo siendo auténticos tendrán la oportunidad de alcanzar sus sueños.

¡Suelta el pasado, deja de preocuparte por el futuro, vive el presente, la vida es maravillosa, todo va a estar bien!

Fuente:


No intento explicarte,... de José Ramón Marcos Sánchez

No intento explicarte el porqué de los tiempos de olvido,…ni el dolor de mi daños cuando sienten tus daños,…ni el porqué me distancio cuando temo perderte,…cuando no se quererte,…por pensar que haya un día de tan sólo pensarte,…de dejar de vivirte,…no intento que escuches como grita mi sangre,…cuando siente el silencio de tu sangre doliente,…de tu sangre callada,…ni el soñar de mis ojos cuando sueño en los tuyos,…y me pierdo en quimeras que habitan tu alma,…hasta hacerla mi alma,….y recorro tu cuerpo en caricias eternas,…que me hacen sentir que los dos somos uno,…que no existe el ahora más allá de nosotros,…no intento que entiendas que el amor es tu nombre,…y que el miedo a perderte me convierte en perdido,…que quisiera arrancarle la piel al orgullo,…la entraña a los celos,…la vida a los ratos que nacen sin causa,…que causan ausencias,…no intento explicarte cuanto duele el amor,… cuando tanto se quiere,…ni que pido a la vida que me duela por siempre,…ni que vale la pena esa pena,… si es por tanto quererte,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez
Correo y MSN: joseramonmarcos@live.com Twitter: @joseramonmarcos
Skype y Página oficial de Facebook: jose ramon marcos sanchez
Canal Youtube: turko1969

El plato del bien comer

Una herramienta útil que te puede ayudar a llevar una buena alimentación es el plato del bien comer, úsalo y lograrás llevar una dieta balanceada

Algunas veces, la rutina diaria y la falta de tiempo hacen que las personas no lleven una dieta balanceada y se olviden de consumir alimentos que les proporcionen las cantidades necesarias de nutrientes para un buen funcionamiento del organismo.

"El plato del bien comer. Una guía de alimentación para la población mexicana, que facilita la orientación alimentaria y puede así fomentar buenos hábitos de alimentación en la población para todos los grupos de edad", explica la nutrióloga Sandra Díaz.

¿En que nos beneficia?

Esta herramienta tiene como fin brindar orientación y ofrecer opciones prácticas para integrar una dieta correcta, adecuada a cada cultura, a las costumbres, las necesidades y posibilidades de cada individuo, para aprender a balancear sus alimentos de una manera práctica y sencilla.

- Es una muestra gráfica de las porciones que deben existir en cada comida.
- Nos proporciona una fácil identificación de los grupos de alimentos para la creación de menús saludables.
- Y ninguno de los grupos se privilegia sobre otro.

Clasifica a los alimentos en tres grupos

Verduras y frutas: aportan vitaminas, minerales y fibra, así como color y textura a la dieta. Como ejemplo de este grupo tenemos la naranja, el plátano, la papaya, el brócoli, las zanahorias y la calabaza, entre otros.

Recuerda que es importante incluir en la dieta diaria cinco porciones de verduras o frutas al día, de preferencia crudas y de la estación.

Cereales: son la principal fuente de la energía que el organismo utiliza para realizar sus actividades diarias por lo que su consumo es fundamental para el buen funcionamiento orgánico. Este grupo incluye el maíz, arroz, trigo y avena. Es preferible consumir los cereales integrales por su aporte en fibra.

Leguminosas y los alimentos de origen animal: es el grupo que aporta proteínas.

Entre las leguminosas encontraras: frijoles, lentejas y habas. Su consumo es recomendable de una a dos veces por semana.

Los alimentos de origen animal aportan también grasa saturada (colesterol), por lo que su consumo deberá limitarse a una cuarta parte de tu plato.

"Una dieta correcta, junto con la actividad física, son los pilares fundamentales que nos permiten mantener una buena salud", expresa la asesora nutricional.

¿Cómo saber si se lleva una buena alimentación?

Los siguientes puntos te ayudarán a encontrar tal respuesta:

Completa: Esto quiere decir que contenga todos los grupos de alimentos y por lo tanto todos los nutrimentos. Esto se logra al incluir al menos un alimento de cada grupo en cada comida.

Equilibrada: Los nutrimentos guardarán las proporciones entre sí, al integrar los menús de las comidas.

Suficiente: Se tienen que cubrir las necesidades nutricionales de cada persona de acuerdo a edad, sexo, estatura, actividad física o estado fisiológico.

Variada: Que incluya diferentes alimentos de los tres grupos en cada tiempo de comida.

Higiénica: Que se preparen, sirvan y consuman con limpieza.

Adecuada: Para los diferentes gustos, costumbres y disponibilidad de los mismos.

Puede sonar complicado, pero en realidad es más sencillo de lo que parece.

"La única limitación que existe para tener una dieta correcta es la imaginación que tengamos para crear combinaciones saludables", comenta la experta.

Esto es importante, no olvides acercarte a experto en nutrición ya que el te brindara información y te guiara para resolver todas tus dudas.

Fuente:

Parejas exitosas por Merlina Meiler

Una pareja exitosa es la que se consolida a través del tiempo y permite que sus integrantes se sientan satisfechos y plenos en lo personal y en lo emocional. Creo que no hay una fórmula única para asegurar el éxito de una pareja, pero sí hay puntos importantes a los cuales prestar atención para que la relación alcance la solidez y nos proporcione la felicidad que deseamos:

Mantener la pasión: este punto es básico. Cambia el lugar donde tienen encuentros, ponte algo diferente, busca a tu pareja en un horario distinto al habitual, aprovecha los momentos en los que no estén muy cansados, lleva a tus hijos a pasar la tarde con sus tíos o abuelos… salir de la rutina en este aspecto es bien necesario.

Ser compañeros: interesarte por las cosas de tu pareja siempre da buen resultado. Aunque tenga un hobby que no entiendes o practique un deporte que te resulta difícil pronunciar, apóyalo, ve a verlo (o verla), hazle preguntas que le hagan sentir que lo valoras y lo apoyas, en todo lo que haga.

Hacer cosas nuevas: cambia algo (desde tu peinado a tu pasatiempo), comienza a dedicarte a algo que pospusiste, tener nuevas inquietudes y compartirlas con tu pareja estrechará el vínculo.
Pasar tiempo a solas: aunque tengan hijos, tener una salida a solas semanalmente o siempre que puedan, aunque se trate de un par de horas, permite comunicarse de manera diferente y redescubrirse.

No irse a dormir enojados: esta frase que solían decir nuestras abuelas tiene una gran vigencia. Trata de no tocar temas que pueden dar lugar a discusiones justo antes de irte a dormir, déjalos para la mañana siguiente o para un momento en el que puedan hablar tranquilos. Si se ha producido una situación incómoda, pide una tregua hasta la mañana siguiente.

No descuidarse físicamente: arreglarse como cuando recién nos conocimos para salir o incluso cuando estamos en casa, señala respeto e interés. Dejarse estar y abandonarse va en contra de la atracción que queremos que nuestra pareja mantenga hacia nosotros, permanentemente.

Llegar a acuerdos: no intentes tener el 100% de la razón, en todas las circunstancias. Escucha los argumentos de tu interlocutor, y ten en cuenta que en ciertas situaciones uno o los dos cederán, en pos del bien común (siempre que no traiciones tus ideales y creencias).

Tener proyectos en común: desde los más grandes, como mudarse o tener un hijo, a los más pequeños, como un plan especial para el fin de semana, todos los proyectos alimentan la unión y los deseos de estar juntos.

Respetar la individualidad: seguramente, hay cosas que a uno le gustan hacer, y al otro le disgustan. Dejen lo que no le gusta a la pareja para compartirlo con amigos – ¡qué mejor que ver una película romántica con una buena amiga, en vez de arrastrar al marido o al novio por la fuerza! Asimismo, los hombres disfrutan más los partidos de fútbol entre ellos…

Mimarse: Haz cosas por él (o por ella) que sabes que le gustan, ya sea preparar una comida que le agrada, enviarle un mensaje, comprarle un regalito. Eso le hará feliz y tendrá muchas más ganas de hacer cosas bonitas por ti, en reciprocidad.

¿Qué otra idea puedes dar para que una pareja alcance el éxito?

Fuente:

Receta: Tarta Selva Negra



Ingredientes: 

Para la base de masa quebrada:

125 gr de harina
60 gr de mantequilla
45 gr de azúcar glass
1 pizca de sal
1 yema de huevo
1 cucharada rasa de cacao puro

Para el bizcocho:

140 gr de chocolate fondant
75 gr de mantequilla
6 huevos
180 gr de azúcar
100 gr de harina
50 gr de maizena
2 cucharaditas de levadura

Para el relleno:

800 gr de cerezas de bote (yo utilicé mermelada de frambuesas)
500 ml de zumo de cerezas (el que queda en el bote)
4 cucharadas de maizena
2 cucharadas de azúcar
100 ml Kirschwasser (licor típico de la selva negra con un 42% de cerezas) o Ron (yo utilicé ron)
800 ml-1000 ml. de nata para montar
3 sobres de azúcar vainillada
4 sobres de estabilizante de nata o gelatina neutra

Preparación:

Lo primero preparé la base de masa quebrada y el bizcocho (el día antes para ahorrar tiempo).

Preparación masa quebrada:

Mezclar todos los ingredientes en un bol o sobre la encimera.
Extender sobre la base del mismo molde que vayamos a utilizar para hacer el bizcocho.
Meter en el horno precalentado a 175ºC durante 20 minutos.
Dejar enfriar y reservar hasta el momento de montar la tarta con mucho cuidado pues se rompe fácilmente.

Preparación del bizcocho:

Derretir el chocolate y la mantequilla al baño María o en el microondas.
Separar las claras de las yemas.
Montar las claras a punto de nieve con la mitad del azúcar.
Batir las yemas con el resto del azúcar hasta que blanqueen y estén espumosas y mezclar con el chocolate derretido (dejándolo enfriar).
Mezclar la harina, la levadura y la maizena y tamizarlas sobre la mezcla anterior alternando con las claras montadas hasta que esté todo incorporado.
Hornear en el horno precalentado a 180ºC durante 40-45 minutos. Comprobar con una aguja de punto si está hecho.
Desmoldar sobre una rejilla y dejar enfriar puesto del revés. La parte plana para arriba.
Cuando haya enfriado cortarlo en tres partes para que queden tres planchas (con un cuchillo de sierra es muy fácil).

Preparación del relleno:

Colar las cerezas y mezclar un poco del zumo con el azúcar y la maizena. El resto del zumo se pone en un cazo al fuego y un poco antes de que rompa a hervir se va incorporando sin parar de dar vueltas la mezcla con maizena para espesarlo.

Se sigue dando vueltas y se incorpora la mitad del Kirschwasser y las cerezas. En el momento en que rompe a hervir se aparta del fuego y se deja enfriar.

** Yo este paso no lo hice ya que no disponía del licor de cerezas y me decanté por utilizar mermelada de frambuesa como relleno, no me defraudó nada la verdad, la tarta quedó con un sabor buenísimo.

Montaje de la tarta:

Preparar un plato con una blonda.
Poner la base de masa quebrada sobre la blonda untada con un poco de mermelada de frambuesas. Sobre ella colocar la primera plancha de bizcocho. En este momento yo protejo la blonda con papel de aluminio cortado y puesto alrededor. Se sujeta con la base de masa quebrada. Una vez hecho esto, emborrachar el bizcocho con una mezcla de agua, ron, mermelada de frambuesa y azúcar (yo cojí un vaso de agua y le añadí dedo y medio de ron, una cucharada de azúcar, otra cucharada de mermelada y el resto de agua, lo colé y lo metí en un pulverizador). Una vez emborrachado el bizcocho le ponemos una capa de mermelada de frambuesa.
Montamos la nata con el azúcar y el estabilizante y ponemos una capa sobre la mermelada de frambuesa.
Cubrimos con la otra plancha de bizcocho y la emborrachamos de la misma manera. De nuevo ponemos otra capa de mermelada y otra de nata.
Cubrimos con la última capa de bizcocho y la emborrachamos.
Con la nata restante menos un poquito que reservaremos para adornar cubrimos la tarta con ayuda de una espátula y decoramos con chocolate.

En mi caso hice también las virutas de chocolate. De esta manera:

Derretí 200 gr de chocolate fondant en un bol en el microondas con mucho cuidado de que no se quemase. También se puede hacer al baño María.
Una vez derretido lo templé encima de la encimera extendiéndolo con la espátula hasta que enfrió bastante.
Lo extendí en una fina capa en la encimera y esperé hasta que tomó un color mate y había endurecido.
Una vez frío lo rasqué con una espátula cuadrada y así iban saliendo las virutas. 

Fuente: