martes, 21 de agosto de 2012

El Estrés no es una enfermedad

El estrés no es una enfermedad en si mismo sino sólo es un síntoma de que estamos llevando un ritmo demasiado frenético y hay que ir, pues, a la causa.


La calidad de vida es uno de los bienes más preciosos que buscamos hoy en día: no solo queremos tener trabajo, familia, bienestar económico, relaciones satisfactorias, salud y tiempo para nosotros. Queremos vivir bien. Sin embargo nunca hemos estado tan lejos de tener una buena y verdadera calidad de vida. ¿Por qué?

Ciertamente el exceso de estrés es el factor que en la actualidad más disminuye nuestro bienestar y nuestra vitalidad. En España éste ya se ha convertido en la tercera causa de visitas al medico y no solo porque nos procura molestias físicas (como cansancio, mal sueño, leves y frecuentes enfermedades, dolores de cabeza, tensión muscular, problemas digestivos), sino porque también modifica nuestro comportamiento (nos vuelve irritables, malhumorados, ansiosos y preocupados, más solitarios) y al final hace que no logremos conciliar la vida profesional con la personal, que no estemos satisfechos y que no disfrutemos de los acontecimientos de la vida, incluso de aquellos que nos gustan.

¿Es necesario pagar un precio tan alto?
Las evidencias científicas demuestran que el estrés no es ni bueno ni malo; ni positivo ni negativo; no es una enfermedad o un problema es simplemente una energía interna muy poderosa que nuestro cuerpo activa automáticamente para que podamos llevar a cabo las actividades diarias. Energía de adaptación la llamaba el Dr. Hans Selye, considerado el padre de los estudios sobre el estrés.

Cada vez que necesitamos energía para actuar en una situación que percibamos como difícil (desde correr para coger el bus a participar a una reunión, desde terminar una tarea a involucrarnos en una discusión), nuestro cuerpo debe movilizar energía. El cocktail de hormonas que compone las varias fases del estrés existen precisa y solamente para "cargarnos" con el fin de que podamos enfrentarnos al día al día. Hasta levantarnos por la mañana de la cama sube automáticamente nuestro nivel de estrés.

Si pensamos en nuestro cuerpo como a un coche, el estrés es como la gasolina que sirve para hacerlo funcionar. Pero la gasolina también lo puede quemar y el estrés puede hacer lo mismo con nosotros.

El Dr. Selye solía decir que el estrés es lo que da sabor a la vida. Un nivel fisiológico normal de estrés no solo es imprescindible en nuestro cuerpo sino que nos permite evolucionar, crecer, enfrentarnos a los retos diarios nos permite, en otras palabras, saborear todas las novedades que la vida nos ofrece. Sin embargo, si un nivel normal de estrés es positivo y necesario, un nivel excesivo o fuera de control se convierte en un problema.

¿Cómo podemos controlar el estrés?
Teniendo en cuenta que la mayoría de las cosas que nos estresan no dependen de nosotros.

La escasa vitalidad y el estrés negativo se deben a que nuestra "gasolina" interna no es suficiente para todo lo que tenemos que hacer: demasiado trabajo, los hijos pequeños, el tráfico, los problemas, el jefe, los imprevistos. Pues, frente a esta situación solo hay dos posibilidades
  • Controlar, desminuir o eliminar lo que nos estresa y que no conseguimos contrastar. Aunque esta sea la medida más rápida y eficaz, en la mayor parte de los casos no podemos actuar mucho en esta dirección.
  • Fortalecer, aumentar y recuperar más rápidamente nuestra energía interna y, también, aprender a gastarla y usarla de manera más rentable y satisfactoria: gastar menos gasolina y más rentablemente. Es como pasar a tener un coche con mejores prestaciones.

Y ¿cómo se hace eso concretamente?
Contrariamente a lo que pensamos y hacemos (y por eso seguimos estresados), la formula clave para aumentar nuestra vitalidad y controlar eficazmente el estrés no es hacer menos cosas y tener más tiempo para nuestras aficiones, cosas estas que son a menudo muy difíciles de conseguir; la clave no es reducir la cantidad de energía de estrés que nos gastamos para hacer las cosas que hacemos.

Dicho de otra forma, no es intentar gastar menos "monedas de estrés" de nuestro bolsillo. El secreto para recuperar el control del estrés, aumentar el bienestar y la vitalidad es actuar sobre el desequilibrio entre el gasto de estrés y la satisfacción que obtenemos como resultado de él.

No es como gastar menos "monedas de estrés", sino es como comprar más cantidad y calidad de satisfacción gastándose el mismo dinero. Obtener más satisfacción de lo que hacemos es el secreto. Cuando hacemos cosas que nos dan mucha satisfacción casi no nos enteramos del estrés que nos procuran (y de hecho no nos están estresando)

Al contrario, cuando una cosa no nos da satisfacción, parece que sea mucho más estresante de lo que es. ¿Por qué a alguien le encanta tirarse de un avión con un paracaídas y a otros les aterroriza solo la idea? El estrés que se gastan es el mismo, pero la satisfacción que obtienen no lo es: mucha para los primeros y nada para los segundos.

Parece obvio, pero es curioso que casi el 87% de la gente no tenga una idea clara de qué cosas le dan satisfacción y así acabe gastándose la energía en 87 cosas su 100 que no le dan un retorno positivo. Y satisfacción no significa hacer lo que nos da la gana o lo que nos gusta, sino es aquel sentimiento de estar cumpliendo con nuestros compromisos hacia nosotros mismos, nuestra vida, nuestros objetivos.

Así que para aumentar la vitalidad, es imprescindible aumentar el retorno satisfactorio de las cosas que hacemos en el trabajo, en casa, en el tiempo libre. Y esto es algo que podemos fácilmente enraizar en nuestras costumbres de vida diaria.

Paolo Cesco
Entrenador personal en manejo de estrés y bienestar. Certificado por Instituto Canadiense de Estrés - Fundación Hans Selye

Historia del Reiki

La historia del reiki es muy interesante para conocer realmente su filosofía, su fundador, las diferentes escuelas y como nos ha llegado hasta hoy.


¿Qué es el Reiki?
"Reiki es la energía de la vida. Esta energía es cultivada y utilizada para guiarse en la vida cotidiana. Cada porción de la vida posee una ceremonia y una tradición basada en la comprensión de que Reiki es energía viviente.

Esta actitud hacia la vida ha creado disciplinas "modos de vivir" dentro de la cultura japonesa. Uno de los "modos o Artes" es el Sistema Usui de Curación Natural..." (Phyllis Lei Furumoto)

En Japón existen diferentes escuelas de Reiki con sus particularidades propias. En la capital japonesa, un grupo de monjes budistas utiliza el reiki asociado a ejercicios de respiración y meditación, otros lo combinan con la macrobiótica, otros con el sintoísmo, etc.


La historia del Reiki y Sensei Mikao Usui
El mausoleo del Seinsei Usui, iniciador del "Sistema Usui de Sanación Natural", (conocido por Reiki), se encuentra en un cementerio público, junto al templo Saihoji en el distrito de Sujinami, en Tokio.

El mausoleo consiste en una gran losa de piedra de cerca de 1,20 metros de largo por 2,5 de alto. En él, escrito en el antiguo kanji japonés, hay una inscripción sobre la vida de Mikao Usui, y sobre el descubrimiento del Reiki. Dice entre otras cosas:
..."A pesar de que nuestro profesor ha fallecido, hemos de hacer lo posible para continuar avanzando en la curación reiki de los seres humanos, difundiéndolo siempre y cada vez más".
..."El Sensei Mikao Usui era persona cálida, sencilla y humilde. Físicamente era saludable, nunca se vanagloriaba y siempre tenía una sonrisa en los labios. Era persona muy valiente y cauta"...
..."La curación Reiki jamás proporcionará a las personas algo que no sea un beneficio terapéutico para enfermedades de larga duración, enfermedades crónicas y malos hábitos"...

¿Qué es la "Usui Reiki Ryoho Gakkai"?
Mikao Usui fundó esta organización en Tokio en 1922, cuatro años antes de su fallecimiento. Esta institución vigila, hasta la fecha, la práctica y las enseñanzas del Reiki. Tiene su sede en Togo-Jinga, un local sagrado de Harajuko (Tokio) Usui fue el primer presidente de la Gakkai (organización) y su título era el de Sensei (profesor en japonés)

Durante mucho tiempo se pensó que todos los miembros de la Organización murieron en la guerra y que la Maestra Takata fue la única superviviente. Hoy se sabe que la organización permaneció activa tras la muerte de Usui, que tuvo varias generaciones de presidentes, y que las mujeres siempre fueron aceptadas como se puede ver en fotografías de la época.
¿Cuáles fueron las obras del Sensei Mikao Usui?

Analizando la historia del Reiki vemos que una de las obras que realizo Mikao Usui fue abrir una clínica en Harajuko, Aoyama, Tokio, en abril de 1922. En ella no solo trató a innumerables personas algunas de las cuales venían de muy lejos, sino que también realizó diversos cursos de entrenamiento para difundir sus conocimientos.

En septiembre de 1923 ToKio quedó asolado por el devastador terremoto Kanto. Millares de personas perecieron, quedaron heridas y sin hogar. Mikao Usui se hizo famoso por el auxilio prestado a las víctimas de ese terremoto. Llevó el Reiki a la devastada ciudad y utilizó su técnica con los supervivientes.

En febrero de 1925, Usui construyó una nueva clínica fuera de Tokio, en Nakano. La fama de Usui se propagó por todo el Japón y empezó a recibir invitaciones para dar cursos en ciudades y poblaciones alejadas. Sabemos de su paso por ciudades como Kure, Hiroshima, Saga y Fukuyama. El Sensei Usui sólo dispuso de 4 años para divulgar el reiki.

Su muerte se produjo el 9 de marzo de 1926 a los 62 años de edad, de un ataque al corazón. En su túmulo se dice que inició a más de dos mil reikianos. También inició a 21 personas en el nivel superior o shinpiden. Hoy se conocen los nombres de diez iniciados, entre los que se encuentra el almirante Chujiro Hayashi, uno de los últimos iniciados en 1925, un año antes del fallecimiento del Sensei Usui.

La historia del Reiki en Occidente
Chujiro Hayasi acabó desligándose de la institución y fundando otra, la "Hayashi Reiki kenkyukai". Transmitió a Takata todos sus conocimientos y viajó con ella a Hawai en 1938, donde se dedicaron a sanar enfermos y difundir el método Reiki.

Hayasi volvió a Japón y su escuela desapareció durante la segunda guerra mundial. Poco antes de morir, Hayasi nombró a Takata Gran Maestra, encomendándole continuar la tradición, nombrar a otros maestros y velar por la integridad de sus enseñanzas.

Takata introdujo el Reiki en Occidente realizando algunas alteraciones en la historia del Reiki y personalidad de Mikao Usui a fin de proporcionar una visión adaptada a los patrones occidentales y facilitar su aceptación.

En la actualidad Phillys Ley Furumoto, nieta de Takata es la heredera de este linaje de Reiki, representado a través de la organización internacional "The Reiki Alliance"
Después de la segunda guerra mundial se creía que la tradición del Reiki se hallaba extinguida en Japón. Así se declaraba incluso en un libro escrito por un Maestro de Reiki japonés. En cambio, la "Usui Reiki Tyoho Gakkai", fundada por el Sensei Usui perduró y tiene una tradición de cerca de noventa años.

La actualidad del Reiki
Además de la organización "The Reiki Allicance" Existe una red internacional mediante Internet, denominada "URRI" (Usui reiki Ryoho Internacional) creada a partir de una reunión internacional en Vancouver, Canadá en 1999 con representantes de varios países, entre los que se encontraban los Maestros japoneses de la Usui Reiki Ryoho Gakkai.

También recogen millones de practicantes de Reiki formando asociaciones y federaciones de Reiki con el propósito de divulgar las enseñanzas de Sensei Mikao Usui. El Reiki está aprobado por la OMS (organización mundial de la salud)
¿Qué es el árbol del Reiki?

El Sensei Mikao Usui procuró que su orientación se hiciese tan sencilla como fuera posible, de manera que no hubiera nada en ella que resultara difícil de entender. Tras la Reiju (iniciación), todo reikiano pasa a formar parte de un determinado linaje o "árbol del Reiki" que a través de los Maestros nos lleva siempre al Sensei Mikao Usui. Todo reikiano debe honrar su linaje, de acuerdo con la enseñanza de los principios del reiki.

Inma Baselga
Psicoterapia, Reiki y cocina vegetariana

Tortilla sin huevo, ¿es posible?

Hacer una tortilla sin huevo no es fácil si no sabes como sustituirlo, así que esta receta va genial a gente que, por lo que sea, no pueda tomarlo.


En este caso hemos escogido una tortilla sin huevo de calabacín, patata y cebolla. Puedes hacerla a tu gusto con los ingredientes que prefieras.

Es posible hacer una tortilla sin huevos si los sustituímos con cualquier tipo de harina mezclada con agua, siendo la más adecuada la harina de garbanzos.

Ingredientes para la tortilla sin huevo
  • 2 patatas medianas.
  • 1 cebolla.
  • 1 calabacín.
  • De 5 a 8 cucharadas de harina de garbanzo.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
Elaboración de a tortilla sin huevo
  • Cortar las patatas, la cebolla y el calabacín, finamente, y poner al fuego dentro de una sartén con un poco de aceite.
  • Salar ligeramente y dejar cocer a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que las verduras estén blandas.
  • A parte, mezclar, dentro de un recipiente, la harina de garbanzo con el agua necesaria y una pizca de sal, batiendo a fondo hasta conseguir una textura fina (un poco más espesa que el huevo batido).
  • Añadir a esta mezcla las verduras rehogadas y bien escurridas.
  • Echar un poco de aceite dentro de otra sartén colocándola al fuego, y, cuando esté caliente repartir la mezcla obtenida.
  • Agitar suavemente y pasados unos minutos dar la vuelta a la tortilla sin huevo, con la ayuda de un plato, para que se cueza por el otro lado.
Nuestro consejo
Es preferible dar varias vueltas a la tortilla antes que dejarla mucho tiempo cociendo por el mismo lado. La tortilla sin huevo podría quemarse por fuera y quedar cruda por dentro.
Antes de cortar la tortilla es preferible dejarla reposar unos minutos, de esta forma evitaremos que se rompa.

Lali Doménech
Fuente: EBM

PABLITO: el “pequeño ansioso” que todos llevamos dentro por Luis Fernando Martínez Gómez

Causas del sufrimiento

PABLITO no es nadie en particular y también puede ser cualquiera de nosotros. Es un ser que vive ansioso, angustiado y temeroso, que no logra se feliz ni en calma, que sufre y que se siente víctima; que se siente confundido e inseguro sin saber qué quiere, a dónde ir, ni sabe reconocer quién es él en realidad.

Cuando PABLITO decide buscar ayuda en la Gestalt, con el apoyo de su terapeuta – un tipo no sólo con mucha experiencia de tratar casos muy parecidos a los de PABLITO, sino, siendo el mismo un experto en dichas conductas neuróticas -, va descubriendo, poco a poco, las causas de su insatisfacción y que, curiosamente, están escondidas dentro de cada letra de su nombre. ¿Quieres saber cuáles son? Aquí te las mostramos:

Pasado y Futuro.
Aplausos externos.
Bien o Mal.
Ley del precio que hay que pagar.
Infinito.
Todo o Nada.
Otros los causantes del dolor.

El terapeuta le ayuda a reconocer cada uno de sus patrones, de lo que significan y de como le han generado el sufrimiento y el malestar que padece desde hace años. Estas son las conclusiones a las que llegan juntos Pablito y su terapeuta:
Vivir en el pasado o futuro

PASADO y FUTURO

Pablito es alguien que vive en el pasado, recordando sus frustraciones de la infancia y la juventud. Arrepintiéndose de lo que hizo y de lo que dejó de hacer. Añorando los éxitos y las experiencias del pasado.

Otro de los hábitos de Pablito era fugarse al futuro cuando no estaba atrapado en el pasado, y empezar a soñar en lo que ocurriría más adelante o bien, temiendo en los riesgos de lo que podría ocurrir si las cosas no salían como él esperaba. El resultado de esto era que, por vivir en el pasado o por fugarse al futuro, no es consciente de todo lo que se está perdiendo en el presente.

APLAUSOS
Pablito aprendió desde muy pequeño, que había que ganarse los aplausos, el reconocimiento y la aceptación de los demás si quería se validado.

Por estar en esa búsqueda de reconocimiento externo, se olvido de atender sus verdaderas necesidades internas, así como de sus deseos y sus sueños.

Se convirtió en el hombre de las mil mascaras, mostrándose ante cada quien, como se imaginaba que los otros lo querían ver, y dejo de ser autentico, llegando al grado de ya no saber quien es el en realidad, ni do como siente no de como piensa. Ahora es alguien al que le cuesta ser congruente y que complace a otros todo el tiempo y que se siente resentido con todo mundo por esa razón.

BIEN O MAL

Pablito aprendió muy bien un código de moral externo que le transmitieron sus padres, la escuela, la iglesia y la sociedad en general. Es un código rígido donde todo se divide en bueno o malo, sin puntos medios.

Esto lo ha convertido en un ser critico con sigo mismo y con el resto de la gente. Cualquier pensamiento o acción que entra dentro del código aprendido, esta bien, se considera algo bueno, pero toda conducta que este fuera de dicho código, es algo malo.

LEY: “las cosas buenas traerán, forzosamente, cosas malas”.

Pablito también aprendió que siempre tiene que pagar un precio por todo. Por eso, cuando las cosas le salen bien o logra obtener algún éxito, no lo disfruta, pues cree que está obligado a pagar un precio por ello.

De la misma manera, cuando algo sale mal, en lugar de enfocarse en cómo solucionarlo, espera, pasivamente, que algo ocurra de manera mágica o espontánea que resuelva las cosas sin asumir una actitud mas proactiva. Es decir, para Pablito, lo bueno implica que, inmediatamente después de eso, el precio será enfrentar alguna desgracia. Y la compensación por tener que vivir algo malo, es que, forzosamente tendrá que llegar algo bueno.

INFINITO

A Pablito le cuesta trabajo recordar que es un ser humano y, como tal, es un ser finito, es decir, que morirá algún día y que no pude olvidar que el tiempo se acaba. Si desea lograr algo, construir, reparar, avanzar, necesita decidirlo, arriesgarse y hacerlo.


Creencia: soy inmortal; el tiempo es infinito;
 lo puedo alcanzar en cualquier momento.

Si espera infinitamente, tarde o temprano el tiempo se agotará y ya no habrá posibilidades de lograrlo. Si tiene miedo, debe ser consciente de la posibilidad de fracasar, pero el pero fracaso de Pablito, es no intentarlo.

TODO O NADA


Si no me prestas todo lo que te pido, mejor no me des nada”.

Otra causa del sufrimiento de Pablito es tener la creencia de que las cosas siempre tienen que estar en un extremo del todo o del nada. Cuando se quiere arriesgar, siempre duda, pues quiere tener la certeza de que, si intenta algo, debe tener la garantía de que obtendrá todo lo que quiere. Lo mismo pasa al momento de negociar con otras personas.

Él no acepta “las medias tintas” y, si ve existe el riesgo de perder, teme que se quedará sin nada y eso lo paraliza. Lo mismo ocurre ante cada cosa que le sale mal. Siente que todo lo que hizo no sirvió de NADA y no es capaz de ver lo que sí obtuvo, a pesar de las cosas que pudieron no resultar, lo que lo hace sumamente frustrado e insatisfecho.

OTROS


“Usted es la culpable de que me reprobaran”

Pablito tiene la firme creencia de que todo lo malo que le ocurre es culpa e los otros, de los demás. Le cuesta trabajo asumir la responsabilidad de su sufrimiento. Pero lo mismo ocurre en relación a las cosas buenas. Cuando algo bueno ocurre en su vida, el no tiene nada que ver, todo es porque Dios, el destino o los demás así lo provocaron.

Esto, al final, también le genera una sensación de inseguridad, pues nunca es agradable estar toda la vida dependiendo de otros para lo bueno y para lo malo.

Y ahora que lo sé, ¿qué debo hacer?

Una vez que Pablito ha tomado consciencia de su realidad, sus actitudes y los hábitos en sus comportamientos, se pregunta y le pregunta a su terapeuta, qué debe hacer, cómo puede transformar todo esto de una manera en que no le resulte tan costoso el resultado de sus elecciones.

Su terapeuta le sonríe y le pide que lo tome con calma. El primer paso, para un cambio, es el proceso de “darse cuenta”, es decir, tomar consciencia de su realidad, de su conducta. La manera de resolverlo, lo irán explorando paso a paso y una cosa a la vez… pero eso… lo descubriremos en otro de los encuentros de Pablito con su terapeuta…

¿Te interesa lo que Pablito irá descubriendo a lo largo de su terapia? Estoy seguro de que, después de conocer las cosas que le han generado su sensación de insatisfacción, ya tienes una idea (o varias) de los cambios que tendrá que ir llevando a cabo. Te invito a que, en los próximos artículos, compruebes qué tan lejano o cercano estás de lo que su terapeuta 
le dirá.

Fuente:

Caídas y golpes, ¿qué podemos hacer?

Con niños pequeños siempre nos encontramos con las inevitables caídas y golpes que los padres vivimos con preocupación y, a veces, con culpabilidad.


Ante las numerosas caídas de un niño se le suele consolar echando la culpa al objeto que ha causado su dolor. Es decir, el niño que alegremente gatea por la casa y al pasar cerca de una silla se golpea la cabeza, para calmarlo se le suele echar la culpa a la silla. El padre, la madre o educador le pega a la silla mientras le dice "mala, mala y mala porque has hecho daño a mi niño".

El niño es responsable de sus caídas y golpes
Con esta reacción por parte del padre o madre se le está enseñando al niño que no es responsable de sus caídas y que la culpa de que se haya hecho daño es de los demás: de la piedra que estaba en medio del camino, de la silla por ser tan dura, de la puerta que estaba cerrada, del escalón que era muy grande, de la bicicleta, etc.

Por el contrario, ellos sí son responsables de su cuerpo, del lugar que escogen para caminar, gatear, saltar, de si lo hacen con atención y cuidado o con distracción y descuido, de si introducen la mano o los dedos en un lugar peligroso (como las puertas de casa o del coche), etc.

El niño puede aprender a no hacerse daño la próxima vez
Para que vayan aprendiendo a saber cuidar de ellos mismos y a ser responsables de sus actos, ante sus golpes el mensaje que seguro les ayuda es: "no has visto que la silla estaba cerca ¿verdad?. Claro, la silla está muy dura y tú le has dado con la cabeza. Te doy un beso para aliviar tu dolor y ya verás como otro día aprenderás a tener más cuidado para no hacerte daño".

Seguramente la silla mañana seguirá estando en el mismo sitio, pero el niño ya sabe que él puede hacer mucho para no volverse a hacer daño. Su padre o madre le acaba de transmitir el mensaje positivo que "depende de él" y que seguro que "aprenderá a no hacerse daño en otra ocasión".

El niño aprende que su bienestar también depende de él
Con esta actitud de confianza y este mensaje les enseñamos a los niños desde bien pequeños que ellos son responsables de sus caídas y golpes, de sus actos, de sus elecciones y de la manera de llevarlas a cabo.

Así que, como responsables, cuando se encuentren ante un pequeño accidente (cortarse con las tijeras, caerse de la bici, tropezarse, etc.) podrán tomar medidas para la próxima vez hacer la misma acción pero seguramente con más prudencia, más cuidado o más atención. Están aprendiendo que su bienestar también despende de ellos mismos.

Cristina García

Tarta de manzana sin huevo, con aroma de menta

En esta receta podrás ver como sí que es posible preparar una delicosa tarta de manzana sin huevo pero con todo el sabor y la textura adecuada.


Ingredientes para la tarta de manzanas sin huevo
  • 150 g. de harina de trigo integral.
  • 50 g. de avellanas molidas.
  • 50 g. de azúcar glas.
  • 150 g. de mantequilla sin sal.
  • 3 manzanas Golden.
  • 1 cucharadita de zumo de limón.
  • 2 cucharadas de azúcar moreno.
  • 1 cucharada de menta fresca picada.
  • 120 ml. de nata para montar.
  • Unas gotas de esencia de vainilla.
  • Hojitas de menta y avellanas enteras para adornar el pastel.

Elaboración
Para que nos quede una deliciosa tarta de manza sin huevo es muy importante seguir estos pasos detalladamente.
  • Mezclar la harina, las avellanas y el azúcar glas con la mantequilla sin trabajarla en exceso, hasta formar una masa. Envolverla en papel sulfurizado y reservarla en el frigorífico durante 30 minutos.
  • Dividir la masa en dos partes iguales. Extender cada parte con el rodillo sobre una superficie enharinada, formando dos discos de 18 cm.
  • Colocar los círculos sobre papel sulfurizado sobre la bandeja del horno y cocer durante 40 minutos en el horno precalentado a 160º o hasta que estén crujientes, sin dorarlas excesivamente.
  • Mientras se enfrían, pelar y cortar las manzanas quitándoles el corazón y rociándolas con el zumo de limón.
  • Poner los trozos de manzana dentro de un cazo con el azúcar y dejar cocer unos minutos para que se ablanden.
  • A continuación aplastarlas con un tenedor y cuando estén frías incorporar la menta picada.
  • Montar la nata con la esencia de vainilla y colocar una base sobre un plato, repartir sobre la base la mitad de la manzana y encima la mitad de la nata. Tapar con la otra base, poner sobre ella el resto de la manzana y el resto de la nata formando unas hondas con una espátula.
  • Decorar con las hojas de menta y las avellanas y servir inmediatamente
Nuestro consejo

Podemos hacer la misma tarta de manzana sin huevo sustituyendo la nata por requesón o un queso cremoso.
La menta dará a la manzana un aroma muy agradable y refrescante. La manzana puede sustituirse por cualquier otra fruta de temporada.

La base puede elaborarse con antelación, siempre que la coloquemos dentro de un recipiente hermético dentro del frigorífico.

Si queremos que nos quede más esponjosa utilizaremos harina blanca en lugar de la integral.

Lali Doménech
Fuente: EBM

Las mascotas mejoran nuestra calidad de vida por Merlina Meiler

Lo afirmo por experiencia propia: tener una mascota (perro, gato, canario, la que prefieras) aporta mucho a nuestra vida emocional.

Si ya la tienes, no necesito explicarte de qué se trata: disfrutas de su compañía única a diario.

Si nunca has tenido una mascota y no entiendes bien qué lleva a tanta gente a ocuparse de un animalito (con el trabajo lógico que esto implica) o sientes que “no te gustan”, quisiera compartir este breve artículo publicado en Infobae hace pocas semanas, titulado: Las mascotas, un remedio para la salud física y psíquica de sus dueños.

Según un estudio, los animales domésticos proporcionan apoyo social y emocional en la vida cotidiana de sus amos, lo que ayuda a que sean menos temerosos y más extrovertidos.

Los psicólogos de las universidades de Miami y de St Louis examinaron los beneficios potenciales de la tenencia de una mascota en lo que ellos calificaron como “personas comunes“. La investigación fue divulgada por la Asociación Psicológica de Estados Unidos.

Según el artículo publicado en la revista Journal of Personality and Social Psychology, en términos generales, los dueños de mascotas “tienen una mejor vida y resuelven mejor las diferencias individuales que las personas que no tienen animales“.

“Las mascotas benefician la vida de sus dueños tanto en el terreno psicológico como en el físico, porque sirven como una importante fuente de apoyo social“, indica el artículo.

Según la investigación, existen características que diseñan el perfil de los propietarios de animales: una autoestima más alta, mejores condiciones físicas y más extroversión. Además, tienden a ser menos temerosos y menos solitarios.

¿Tienes/Tendrías una mascota?

Fuente: