domingo, 12 de agosto de 2012

El limite de la tolerancia por Merlina Meiler

¿Cuál es el límite de la tolerancia?

Muchas veces, “aguantamos” situaciones que, decididamente, no nos merecemos. Es real que a las mujeres nos criaron con frases tales como “es tu marido, perdónalo, no le levantes la voz”, “es el padre de tus hijos, quien mantiene la casa”, “tu abuela aguantó cosas mucho peores” o comentarios desmoralizantes de este tenor.

Los hombres también escuchan frases limitantes durante su crianza, y muchos, al crecer, nunca contradecirían a sus mayores, aunque no tengan razón o les digan cosas que se contraponen a sus creencias.

Socialmente, queda mejor estar en compañía que solo. Muchas mujeres (y algunos hombres) aún creen que tener una pareja las valida como seres completos, respetables, dignas de la envidia o de la admiración de las demás, en especial, “las pobres que están solas”. Los problemas de autoestima que una persona tenga, no se solucionarán por ser “la mujer de” o por tener con quién salir un sábado por la noche. Si tienes un vacío existencial y tratas de taparlo con una compañía que no te hace feliz, lo único que lograrás será intensificarlo. Claro que no tener una pareja estable tiene un precio, mas el de estar mal acompañadas es mucho más alto.

¿Cuál es, entonces, el límite de la tolerancia? Para mí, está dado por la aparición de nuestra voz interna que se pregunta, exactamente, dónde está este límite. Y que nos dice que es hora de dejar de llorar y de lamentarnos, y que eso que percibimos sí que es una falta de respeto… Por más que en el entorno familiar o cultural hayamos visto ejemplos de personas que todo lo han soportado.

A partir de hoy, puedes decidir qué hacer. Aceptar sólo compañías que te hagan sentir bien y que saquen lo mejor de ti cuando estés con ellas, sean amigas, parejas, novios, esposos, amantes o jefes. Una vez que asumas el lugar que te corresponde como persona que se valora y que sólo acepta buenos tratos, tu entorno comenzará a modificarse, e incluso situaciones que ahora consideras poco factibles, se modificarán, dejarán de molestarte o de limitarte, y podrás acceder a ese bienestar tan preciado y que tanto anhelas.

Fuente:

Cuando basta es BASTA por Merlina Meiler

En cualquier momento, puedes poner un punto final a eso que te estuvo molestando durante tanto tiempo.

Fue tu decisión, hasta ahora, seguir tolerando situaciones que te molestan y lacerarte internamente.

Ya lo intentaste todo: tratar de entender lo inentendible, de justificar lo injustificable.

Buscaste respuestas diferentes a lo que te dictaban tu mente y tu intuición (y en muchos casos también, el sentido común).

Callaste cuando creías conveniente, para no aumentar más la tensión reinante.

Escuchaste historias a las que les encontraste un parecido y por eso seguiste aguantando.

Tal vez incluso haya casos cercanos en los que te ves reflejado, y por eso supusiste que si le pasó a alguien tan allegado, es lógico que te pase a ti. Además, por alguna razón, tenías que reaccionar de igual modo.

Pero éste es un momento excelente para que reacciones. Para que digas BASTA. Para que te pares en tus dos pies, bien erguido, y decidas darle un giro nuevo y positivo a tu vida.

Nadie puede sumirte en la desesperación o en la angustia, salvo que tú les des el poder para hacerlo.

Entregarle a otra persona las riendas de nuestra vida, en el terreno que sea, puede ser peligroso.

Responsabilizarte de tus acciones y decidir qué tolerar y qué no es un acto que te enaltecerá antes tus propios ojos y ante los de los demás.

Cualquier día es bien propicio para tomar la decisión de poner límites y recuperar tu propia estima. Hoy mismo, puedes convertir lo que te molestaba en pasado y comenzar a construir un futuro brillante.

¿Te animarás a hacerlo?

Fuente:

¿Me están manipulando? por Merlina Meiler

Hace poco tiempo, en una consulta emocional, una señora me pidió ayuda para saber si un miembro de su familia la estaba manipulando o no.

Le costaba hacerse a la idea de la palabra “manipulación”, ya que tiene una connotación bastante negativa y, por lo general, nos resulta difícil (y doloroso) creer que alguien muy querido y que nos conoce (o a quien conocemos) desde siempre esté intentando hacer algo así con nosotros.

Manipulación suele ser sinónimo de control. Hay seres que quieren manejar nuestra vida, marcar el camino de nuestros pasos y lograr que hagamos exactamente lo que ellos quieren. Argumentan que “saben lo que es bueno para nosotros”, “son mayores y ya pasaron por situaciones similares” o “no quieren que nos equivoquemos”. Ten cuidado porque detrás de esto, hay lenguaje no verbal muy claro que puede hacer que adoptes actitudes o que tomes decisiones que van en contra de lo que realmente deseas o incluso de tu intereses (personales, emocionales, económicos, etc.)

¿Cómo saber si alguien está intentando manipularte?
Acá hay una serie de preguntas para orientarte. Piensa en esa persona que te vino a la mente mientras leías esta nota y responde estas preguntas por sí o por no:

¿Empeora tu humor después de que hablas o te encuentras con esta persona? ¿O te enfadas de solo recordar conversaciones que han mantenido?
¿Te critica habitualmente?
¿Tiene rigidez de pensamiento?
¿Has sentido que no le interesa lo que dices?
¿Descalifica lo que haces o lo que quieres lograr y, en su lugar, te da ideas de lo que sería más conveniente para ti?
¿Minimiza tus triunfos, tu suerte y tus logros?
¿Te limita o te coarta?
¿Es un obstáculo para que hagas cosas que realmente te gustaría hacer?
¿Suele generarte sentimiento de culpa?
¿Intenta involucrar a otras personas para hacerte entender que él (o ella) tiene razón y tú estás equivocado?
¿Tergiversa hechos de la realidad a su conveniencia?

Si has contestado mayoría de “Sí”, es muy probable que estés relacionándote con alguien que trata de manipularte. Para poder tener una relación con esta persona que sea saludable para ti, empieza a ponerle límites hoy mismo. Si hasta ahora él/ella no ha entendido cómo eres o ha estado ensimismado en sus propias cosas, en vez de seguir esperando que cambie, actúa basándote en la realidad y, nuevamente, pinta todas las rayas que consideres necesario para poder desarrollar tu vida y lograr todas las metas que desees.

Fuente:

El camino del perdido,.. de José Ramón Marcos Sánchez.

Sé que el tiempo viajará al camino del perdido,.... cuando el dolor ya sea calmo,... cuando el perdón ya sea olvido,.... que he de volver a aquel sueño para poder despertar,... para lograr encontrar aquellas promesas muertas,... las que se fueron contigo,.... las que quedaron conmigo,... y lograré recordar lo que me llevo a quererte,.... y entenderé que te odié herido de tanto amarte,.... y desde allí arrancaré con caricias las heridas del ayer,.... para que el amor me encuentre y me cobije en sus brazos,..... y los sentires yermos serán fértiles de nuevo,… y el silencio acallará los gritos de aquellos tiempos,... y en un ultimo suspiro sonreiré al recordar,.... que hubo un tiempo de tenerte,... y los años fueron días,... que hubo un tiempo de perderte,.... y los días fueron años,... que hubo un tiempo de olvidarte,... y el tiempo murió de tiempo,... que hay un tiempo de quererme,... y comienza al perdonarte,.... y que es tiempo de soñar,... que algún día he de encontrarte,....
Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.