domingo, 12 de agosto de 2012

El limite de la tolerancia por Merlina Meiler

¿Cuál es el límite de la tolerancia?

Muchas veces, “aguantamos” situaciones que, decididamente, no nos merecemos. Es real que a las mujeres nos criaron con frases tales como “es tu marido, perdónalo, no le levantes la voz”, “es el padre de tus hijos, quien mantiene la casa”, “tu abuela aguantó cosas mucho peores” o comentarios desmoralizantes de este tenor.

Los hombres también escuchan frases limitantes durante su crianza, y muchos, al crecer, nunca contradecirían a sus mayores, aunque no tengan razón o les digan cosas que se contraponen a sus creencias.

Socialmente, queda mejor estar en compañía que solo. Muchas mujeres (y algunos hombres) aún creen que tener una pareja las valida como seres completos, respetables, dignas de la envidia o de la admiración de las demás, en especial, “las pobres que están solas”. Los problemas de autoestima que una persona tenga, no se solucionarán por ser “la mujer de” o por tener con quién salir un sábado por la noche. Si tienes un vacío existencial y tratas de taparlo con una compañía que no te hace feliz, lo único que lograrás será intensificarlo. Claro que no tener una pareja estable tiene un precio, mas el de estar mal acompañadas es mucho más alto.

¿Cuál es, entonces, el límite de la tolerancia? Para mí, está dado por la aparición de nuestra voz interna que se pregunta, exactamente, dónde está este límite. Y que nos dice que es hora de dejar de llorar y de lamentarnos, y que eso que percibimos sí que es una falta de respeto… Por más que en el entorno familiar o cultural hayamos visto ejemplos de personas que todo lo han soportado.

A partir de hoy, puedes decidir qué hacer. Aceptar sólo compañías que te hagan sentir bien y que saquen lo mejor de ti cuando estés con ellas, sean amigas, parejas, novios, esposos, amantes o jefes. Una vez que asumas el lugar que te corresponde como persona que se valora y que sólo acepta buenos tratos, tu entorno comenzará a modificarse, e incluso situaciones que ahora consideras poco factibles, se modificarán, dejarán de molestarte o de limitarte, y podrás acceder a ese bienestar tan preciado y que tanto anhelas.

Fuente: