miércoles, 8 de agosto de 2012

¿Podré parar de abusar a mi pareja?


Si abusas de tu pareja, el primer paso, y también el más difícil, es el aceptar que el abuso es malo. Es importante tomar responsabilidad por el problema y conseguir ayuda para terminarlo. Si tú ya has tomado éste paso, ya vas en buen camino.

¿Qué debo saber?

El cambiar un comportamiento abusivo es un proceso largo y difícil que no puedes hacer solo/a. Es extremamente importante que busques ayuda profesional para llevarlo a cabo. Aunque no lo sepas, tú te basas en tus creencias y actitudes para justificar el abuso. Con ayuda, tú puedes cambiar estás creencias y puedes aprender a tratar a tu pareja con respeto.

Recuerda que la violencia física y la violencia sexual no son los únicos tipos de abuso. Podrías estar hiriendo a tu pareja de forma verbal ó emocional, por ejemplo con intimidación, con amenazas, con aislamiento, y con otros medios de control. Deberías estar tomando los pasos necesarios para acabar con todo tipo de abuso. Tomará tiempo para tratar con todo esto, pero necesitas hacer el compromiso para acabar con el abuso inmediatamente.

¿Qué puedo hacer?
  • Recuerda que la violencia siempre es una opción. No hay excusas para tu violencia y nadie a quien culpar por tu comportamiento.
  • Concéntrate en como tu abuso afecta a tu pareja, a tu familia y a tus hijos. Acepta por completo como has herido gravemente a las personas por las que sientes afecto.
  • Acepta las consecuencias de tus acciones. Tu pareja tiene el derecho de obtener ayuda de la policía ó de las cortes. Podrías enfrentar consecuencias legales por el abuso, ya sea con pasar un tiempo en la cárcel ó con una orden de protección.
  • Recuerda que no estás solo/a en este momento. Tus amistades y tu familia pueden apoyar tu deseo de cambiar y te pueden ayudar en tiempos difíciles.
  • Consigue ayuda de un programa que se enfoque en relaciones abusivas. Un buen programa te ayudará a terminar con el comportamiento violento y a crear una mejor relación entre tú y tu pareja.
  • Respeta el derecho de tu pareja de estar seguro/a y saludable mientras consigues cambiar, aunque eso signifique que no puedan estar juntos.
  • Porque cambiar es difícil, habrán algunas veces cuando justificarás tus acciones ó que querrás darte por vencido/a. Recuerda que esas personas que en realidad desean cambiar, son más probables de triunfar.
Fuente:

¿Estóy en una relación abusiva?

Puede ser difícil reconocer que estas en una relación abusiva antes de que pase un serio asalto físico. Sin embargo, existen señales de advertencia que te pueden ayudar a identificar una relación abusiva antes de que las cosas se pongan fuera de control.

¿Qué debo saber?

Conoce las señales de advertencia. Existen comportamientos abusivos que muchas veces no son reconocidos, que pueden ser avisos tempranos de que tu relación va por un mal camino.

Aquí hay algunos de las señales de advertencia que tú debes recordar:
  • Celos extremos
  • Humillaciones o menosprecios constantes
  • Diciéndote que puedes y que no puedes hacer
  • Control financiero
  • Posesivo/a o comportamientos de control
  • Haciendo falsas acusaciones
  • Previniéndote que veas o hables con tu familia o amistades
Recuerda que no todas estas señales existiran en cada relación abusiva. Pero, si tu vez algunas de estas cosas en tu relación, podra ser que tu relación no sea tan saludable como tu mereces. Tambien hay otras cosas que puedes considerar que, cuando combinadas con los comportamientos escritos arriba, puedan ser advertencias. Esto puede ser:
  • Historia de comportamientos abusivos en su pasado, especialmente contra una persona que estaban citando
  • Cambios extremos de humor
  • Temperamento o genio explosivo
  • Creencia que el abuso es aceptable en una relación
¿Qué puedo hacer?

Si tú reconoces algunas de estas señales de advertencia en tu relación, puede ser que estas en una relación abusiva. Recuerda que tú tienes opciones. Déjale saber a tu pareja que no vas a tolerar el abuso. Haz un plan de seguridad para mantenerte segura/o, decidas o no terminar la relación. Llama a la policía en cualquier momento que estés en peligro o necesites ayuda. Y conoce tus derechos legales, especialmente cuando estés lista/o para dejar la relación.

Fuente:

Hasta que se muera el tiempo,... de José Ramón Marcos Sánchez

Puedo ivernar sentimientos a la espera de sentirte,…. puedo cobijarme en el letargo del que se ausenta entre el silencio del ruido,…. para soñar con el día que devolverá mis días,…. puedo matar el presente para engendrar el futuro,… para que agotes sin ataduras la libertad de ser libre,… para que habites hasta desgastarte aquello que no has tenido,… puedo esperarte
hasta que lo conocido te lleve a reconocerme,… y decidas compartirte,… y envejezcas a mi lado,…. para volver a la juventud perpetua del amor perpetuo,…. puedo proyectarme mas allá del propio cuerpo,… y convertirme en el espíritu de la espera que perdura inmune al tiempo,…. que desconoce distancias,…. que entiende que sólo podrá tenerte el día que así lo quieras,… para hacer de cada instante un recuerdo inagotable,…. convertirme en el remanso donde descansen tus ganas,…. porque de ti nació mi alma,… porque en ti vive mi cuerpo,…. y estoy destinado a ti,…. quiero que necesites del antes para afrontar el después,…. quiero ser la certeza de una decisión,…. y cuando decidas estar,…. quiero que sepas que estoy,…. permaneceremos juntos,… hasta que se muera el tiempo,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

Biografía de Emiliano Zapata



(San Miguel Anenecuilco, México, 1879 - Morelos, 1919) Revolucionario agrarista mexicano. Hijo de una humilde familia campesina, Emiliano Zapata trabajó como peón y aparcero y recibió una pobre instrucción escolar.



Tenía veintitrés años cuando apoyó a la Junta de Cuautla en sus reivindicaciones por los ejidos de Morelos, su estado natal. La persecución desatada contra la Junta por el régimen porfirista lo llevó a Cuernavaca y luego a México como caballerizo del ejército.

De regreso en Morelos, Emiliano Zapata retomó la defensa de las tierras comunales y, en 1909, fue designado jefe de la Junta de Ayala. Al frente de un pequeño grupo armado, ocupó las tierras del Hospital y las distribuyó entre los campesinos.

Mientras el gobernador de Morelos, representante de los intereses de los terratenientes, enviaba fuerzas contra él, Genovevo de la O se sublevó en Cuernavaca. En el curso de los dos años siguientes, otros campesinos se levantaron en armas, entre ellos Tepepa, Merino y el maderista Torres Burgos, con quienes se alió Zapata. En marzo de 1911 se adhirió al plan de San Luis Potosí proclamado por Madero y, a la muerte de Torres Burgos, fue designado «jefe supremo del movimiento revolucionario del Sur».

Tras la caída de la dictadura de Porfirio Díaz, pronto aparecieron las discrepancias entre Zapata, quien reclamaba el inmediato reparto de las tierras de las haciendas entre los campesinos, y Madero, que por su parte exigía el desarme de las guerrillas. Por fin, Zapata aceptó el licenciamiento y desarme de sus tropas, con la esperanza de que la elección de Madero como presidente abriera las puertas a la reforma.

Elegido éste en 1911, y ante el fracaso de nuevas conversaciones, Zapata elaboró en noviembre del mismo año el plan de Ayala, en el que declaraba a Madero incapaz de cumplir los objetivos de la revolución y anunciaba la expropiación de un tercio de las tierras de los terratenientes a cambio de una compensación, si se aceptaba, y por la fuerza en caso contrario. Los que se adhirieron al plan, que eligieron jefe de la revolución a Pascual Orozco, enarbolaron la bandera de la reforma agraria como prioridad y solicitaron la renuncia del presidente.

Las fuerzas gubernamentales obligaron a Zapata a retirarse a Guerrero, pero el asesinato de Madero en febrero de 1913 por orden de Huerta cambió la situación. Zapata rechazó la oferta de Huerta de unirse a sus fuerzas y apoyó a los constitucionalistas de Carranza contra los huertistas. Nombrado jefe de la revolución en detrimento de Orozco, que había sido declarado traidor, consiguió derrotar a Huerta (1913).

En la convención de Aguascalientes de octubre de 1914 se concretó la alianza de Zapata y Pancho Villa, representantes del revolucionarismo agrario, contra Carranza, de tendencia moderada. Si bien ambos entraron poco después en la capital, su incapacidad política para dominar el aparato del Estado y las diferencias que surgieron entre los dos caudillos, a pesar de que Villa había aceptado el plan de Ayala, alentaron la reacción carrancista.

Perseguido por Pablo González, Zapata se hizo fuerte en Morelos, mientras que Villa era derrotado en el norte. El aporte de algunos intelectuales como Díaz Soto y Gama y Pérez Taylor dio solidez ideológica al movimiento agrarista y ello permitió a los zapatistas organizar administrativamente el espacio que controlaban.

En este sentido, el gobierno de Zapata creó comisiones agrarias, estableció la primera entidad de crédito agrario en México e intentó convertir la industria del azúcar de Morelos en una cooperativa. William Gates, enviado de Estados Unidos, destacó el orden de la zona controlada por Zapata frente al caos de la zona ocupada por los carrancistas.

Sin embargo, la guerra proseguía; en 1917, las tropas de Carranza derrotaron de nuevo a Villa en el norte. Ante la amenaza que Zapata suponía para el gobierno federal, el coronel Jesús Guajardo, que dirigía las operaciones gubernamentales contra él, traicionó y asesinó al líder agrarista tras atraerlo a un encuentro secreto en la hacienda de Chinameca, en Morelos.


Fuente:
http://www.biografiasyvidas.com