jueves, 2 de agosto de 2012

Descubre tu yo ideal


¿Alguna vez has imaginado cómo sería tu “yo ideal”? ¿Cómo te gustaría ser?

1) ¿Alegre, despreocupado, siempre sonriente y feliz?

2) ¿Siempre repartiendo alegría y amor a todo el mundo alrededor de ti?

3) ¿Un apasionado de la vida, impulsado y alimentado por un hambre y sed de mejora?

4) ¿Duro, decidido, persistente y que nunca da marcha atrás frente a los desafíos?

5) ¿Lleno de fuerza y coraje, y dispuesto a cumplir tus sueños y metas?

6) ¿Firme y sin miedo de defender lo que crees adecuado?

7) ¿Elegante, hermoso y llena de luz?

8) ¿Elocuente, sociable y capaz de expresarte libremente sin limitaciones?

Visualízate con las características que deseas y no podrás evitar sonreír. Entrarás en un estado de paz y tranquilidad.


Tarea: descubre tu yo ideal.

Coge una libreta y contesta las siguientes preguntas:

1) ¿Cómo es tu “yo ideal”? Haz una descripción detallada. A continuación te dejo algunos puntos que te ayudarán a evocar la imagen de tu yo ideal:

- ¿Qué características posee?

- ¿Cuáles son tus valores en tu vida? Te puede ayudar este artículo: descubre tus valores.

2) ¿Cuáles son los tres pequeños pasosque puedes dar para comenzar a vivir de acuerdo a tu “yo ideal”?

Fuente:

Comprender tus rasgos negativos


Aunque no podemos estar orgullosos de estos rasgos negativos, es importante que sepas que tomar conciencia de nuestras virtudes y defectos es el primer paso hacia el crecimiento personal. Si nos negamos a reconocer un rasgo determinado, por ejemplo la arrogancia, no podremos mejorar en esa área.

Entonces, ¿qué vamos a hacer con estos rasgos negativos, después de identificarlos?

Lo primero que quiero que sepas es que no debes rechazarlos. Digamos que eres vanidosa/o. En lugar de odiar este rasgo de ti misma/o y castigarte por ello, acéptalo. Acepta que eres un/a vanidosa/o y no estás orgullosa/o por ello.

La razón por la que digo esto es porque la resistencia sólo hará que los conflictos internos te impidan mejorar. Cuanto más niegues que eres un/a engreído/a, más engreída/o te convertirás. La negación no resuelve el problema, solo te hace pensar que el problema no está ahí, lo que lo agrava aún más.

¿Qué debemos hacer con nuestros rasgos negativos? El primer paso es entender. Entender por qué pensamos que poseemos esta característica X. Entender por qué este rasgo nos molesta para que tengamos una razón clara para el cambio. A continuación, a partir de ahí, podemos trazar un planinmediato para cambiar las cosas.


La tarea

Vamos a centrarnos en 3 de los 5 rasgos que estableciste en la primera tarea. Coge una libreta:

1) Escribe uno de los rasgos en el papel: por ejemplo, “tengo tendencia a hablar mal de la gente.”

2) ¿Por qué crees que tienes tendencia a hablar mal de la gente?

Porque creo que soy mejor que los demás y no acepto que se hagan las cosas de diferente manera a la que pienso. Suelo prejuzgar a los demás aunque haya ocasiones en las que me equivoque. A pesar de todo, esto no se da siempre.

3) ¿Por qué quieres cambiar este rasgo?

Debido a que me causa problemas, tengo conflictos con la gente, me siento infeliz. Estas son las cosas que quiero evitar.

4) ¿Qué pequeño paso puedes dar para cambiar esto?

No debo juzgar tan severamente a los demás pues desconozco sus historias personales y no estaría mal un acercamiento para intentar comprender sus posturas procurando ser más empática/o.

Voy a dar a conceder a todo el mundo el beneficio de la duda, incluso aunque haya pruebas evidentes de un mal comportamiento. Voy a empezar a pensar positivamente, no negativamente, acerca de las personas.

5) Repite estos 4 pasos con los otros 2 rasgos negativos que quieres eliminar.

Fuente:

¿Quieres ser una mejor persona?


Vamos a trabajar en nosotros mismos, en nuestro carácter, nuestra personalidad, creando así una mejor versión de nosotros..

¿Qué significa ser una mejor persona?

1) Eliminar los rasgos que no nos gustan.
Algunos de nosotros a menudo nos quejamos de los rasgos que no estamos orgullosos. Por ejemplo, la dilación, la pereza, el pesimismo, la torpeza, el descuido, el olvido, la impuntualidad, la impaciencia, la baja confianza en sí mismo, la obsesión, etc. ¿Algo de esto te suena familiar a usted? Durante la mayor parte de Agosto, vamos a explorar nuestros rasgos negativos y trabajar para eliminarlos.

2) Construir los nuevos rasgos deseados.
¿Qué características quieres cultivar? ¿La compasión? ¿La asertividad? ¿La responsabilidad? ¿La resiliencia? ¿El valor? ¿La confianza en ti misma/o? ¿La sabiduría? ¿El ingenio? A través de este desafío vamos a cultivar nuestros rasgos ideales.

3) Desarrollar nuestro carácter.
Todos nosotros desarrollamos un cierto carácter sobre la base de nuestra educación y experiencias. Si no nos desafiamos a nosotros mismos, no exploramos nuevos terrenos, nuestro personaje se atrofia en la nada. Nos convertimos en una persona más en la multitud que va con la corriente, que se balancea con la opinión pública, que no tiene ninguna opinión propia.

Al comprometerte con este desafío, estás creando la oportunidad de desarrollar “tu mejor yo” en tan sólo un mes.

4) (Re)Descubrir a nosotros mismos.
(Re)Descubrir lo que somos, en un nivel completamente nuevo. La conexión con nuestro ser interior . Saber por qué nos comportamos como lo hacemos. Entender las motivaciones detrás de nuestras acciones. Esta auto-reflexión es necesaria para nosotros mejorar y ser mejores. Muchos de los artículos que formarán parte de este desafío nos llevarán a reflexionar sobre nosotros mismos.

5) Cultivar los valores universales.
Estos valores incluyen la compasión, gratitud, amor, bondad, verdad, autenticidad, generosidad, la positividad, el crecimiento, y mucho más. A través de los artículos que compongan este desafío, vamos a volver a familiarizarnos con estos valores y cultivarlos en nosotros.

Fuente:

Decepción amorosa, cómo superarla


¿Te has preguntado alguna vez cómo superar una decepción amorosa y ser nuevamente feliz? No te voy a dar una fórmula mágica pero si te voy a dejar unos consejos que quizás te sirvan:

1) Necesitas distraerte.
No puedes estar todo el día pensando en lo mismo. Realiza alguna actividad que te distraiga: vete al cine, lee un libro o dedícate a ese hobby que tanto te gusta.

2) La vida no acaba aquí.
Se ha llegado al fin de una relación (o no). Una decepción no significa el fin de la relación, puedes perdonarle (o no). En cualquier caso, este momento marca un nuevo punto de partida. La vida, afortunadamente, continúa.

3) Ábrete a los demás.
No te encierres en tu mundo. Ahora, más que nunca, necesitas el contacto con los demás.

4) Esa persona ya forma parte de tu pasado.
Vive en el presente y sueña con las cosas que te deparará el futuro: conocerás nuevas personas muy interesantes. Eres libre.

5) No te aferres al dolor y la amargura.
Es normal que tu corazón quede maltrecho pero tienes que mantener la mente en calma y ser positiva/o.

Fuente: