lunes, 30 de julio de 2012

Contigo aprendí de María Elena Astorquiza


Contigo aprendí que a la vida
se nace en cada amanecer,
que sin ti no hay mañana
ni tampoco hubo ayer,
que me alimenta la alegría
de ver a la luna y al sol
iluminando mi ventana
por la noche y al alba
con la certeza de saber
que hoy día tú me amas,
que son míos tus besos
como solo míos son
tus ojos claros y tu pecho,
que tus brazos me buscan
en medio de la noche serena
confundiéndote en mi cuerpo
para hacernos uno en el lecho
y yo te acojo en mi vientre húmedo
que sin ti es seco como un desierto,
fundiendo a tu piel mi piel morena,
deshaciéndome en tu boca,
preparando la nueva madrugada
para hacer realidad los sueños
forjados sobre la misma almohada….

María Elena Astorquiza V.
Santiago, 30 de Julio del 2012



Quién te dijo….

¿Quién te dijo que vivir era una condena? ¿Quien te habló de la culpa? ¿Quién te enseñó que no vales? ¿Quién te susurró: “eso no se dice”, “eso no se hace”? ¿Quién te manifestó que lo has decepcionado? ¿Quién te dio una bofetada sin mano y llevas en silencio una condena enmudecida? ¿Quien te contó que no eres guapo/a? ¿Quién te ha prohibido realizar tus habilidades porque tienes que hacer lo que se te manda? ¿Quién te manda, quién? ¿Quién te ha robado la sonrisa con la que naciste? ¿Quién te ha quitado las ganas de soñar? ¿A quién tienes miedo? ¿Quién te advirtió que montar en bici es peligroso? ¿Quien te murmura que no sigas tu viaje? ¿Quién pronuncia palabras que permites que te hagan daño? ¿Quien no te deja cocinar porque le gusta más la comida de los demás? ¿Quién se ha metido en tu piel convirtiéndose en tu propio límite?

¿Quién?

¿Quién?

¿Dónde está?

Está en tu propia experiencia, en tu conciencia, en tu memoria emocional…Rompe las cadenas que te atan a tus límites, a tus creencias limitantes, a tu educastración, a tus valores que no son tuyos….Tú puedes, tú vales, tu sabes, tú haces, tu sueñas, tu ríes. Eres grande, guap@, inmens@, fuerte, la única persona en el mundo con el poder de cambiar tu rumbo, de decidir cuándo, dónde y cómo encontrar el camino de baldosas amarillas….Que no te digan lo que tienes que hacer…Impúlsate creyendo en tí….busca una mano amiga que te facilite el mapa del tesoro…Tu propia brújula emocional.

Avanza hacia tus sueños….Eres todo poder.


Autor:
José Luis Fuentes Rodríguez
E-mail:joseluisfuentesrodriguez@gmail.com

Podemos superar una ruptura de Maytte Sepúlveda

"En el momento en que te encuentras en el ojo del huracán, no hay palabras ni comentarios positivos que puedan serenar tu ansiedad... con el tiempo descubrirás que te sucedió por una buena razón"

'La separación de una pareja es uno de los sucesos más estresantes y difíciles de superar. Hoy quiero compartir algunas reflexiones que espero les ayuden a sanar las heridas del corazón para que puedan pasar la página en algún momento de la vida.

Mientras escribo, pienso que realmente la única medicina que puede calmar el dolor de una ruptura sentimental es el tiempo. En el momento cuando te encuentras en el ojo del huracán... afectado, no hay palabras ni comentarios positivos que puedan serenar tu ansiedad, mucho menos calmar tus emociones, especialmente si fuiste la persona a la que dejaron. Con el tiempo descubrirás que te sucedió por una buena razón... Pues todas las situaciones que vivimos encierran una enseñanza.

Pero no me gustaría que recuerdes, una vez más, todo lo que has vivido... ¡pues ya forma parte del pasado! Te sugiero que distraigas tu mente y que, por unos minutos, te desconectes de la preocupación, el miedo y la rabia que puedas sentir en este instante. ¡Este es el momento de sanar! Abre tu corazón y tu mente para que puedas dar los pasos necesarios para curar tus heridas y recuperar la serenidad y la claridad que te permitan continuar con tu vida. Vamos, yo sé que ha sido intenso y difícil, pero hagamos juntos una reflexión: tú también fuiste partícipe activo de la relación, tomaste decisiones importantes, asumiste responsabilidades con las que cumpliste, llegaste a ser independiente antes del compromiso o durante la relación... ¿Entonces, cómo puedes perder el manejo y el sentido de tu vida tan fácilmente? ¡Siempre puedes volver a comenzar! Eres una persona muy especial... Estoy segura de que en algún lugar hay otra persona especial esperando el momento de encontrarse contigo para compartir la vida.

No pienses tanto. Deja de darle vueltas en tu cabeza a lo que pudiste hacer que ya no hiciste. Sólo vale la pena si aún estás a tiempo de evitar la separación, en cuyo caso es indispensable que tu pareja esté de acuerdo. No les permitas a tus pensamientos que te lleven a recordar los detalles tristes. Distrae tu mente.

Vive tu duelo. Es natural que te sientas herido y adolorido, en realidad acabas de experimentar una pérdida. Hacerte el fuerte y aparentar que no has sentido nada, pueden llevarte a guardar y reprimir emociones negativas que más tarde se devolverán contra ti. Te sugiero que las dejes salir.

Comparte con un amigo. Hablar con alguien interesado en nuestra historia puede ser terapéutico, pues nos ayuda a liberarnos un poco de la carga. Evita contarle a mucha gente acerca de tu situación para que el comentario negativo de ellos no aumente tu tensión.

No busques culpables. Mientras más insistas en sentirte culpable por lo que pasó, o en hacer culpable a tu pareja, lo único que lograrás será aumentar tu malestar. Piensa que en una relación de pareja ambos son parcialmente responsables de lo que se ha vivido.

No guardes esperanzas. Muchas veces, la razón por la cual el dolor te acompaña por tanto tiempo es porque, en el fondo de tu corazón, todavía conservas la esperanza de que esa persona reconsidere su decisión o revise su comportamiento y regrese. Es preferible soltar... si esa persona es para ti, regresará en otras condiciones.

No tengas miedo. Recupera la confianza en ti mismo. Reconoce tus capacidades y, al mismo tiempo, recuerda que dentro de ti se encuentran las herramientas necesarias para superar esa situación por más difícil que sea. ¡Tú puedes salir de ahí! Pregúntate: ¿Qué puedo aprender de esta situación? Y, con mucha suavidad, permítete aprenderlo.

Perdona. Aunque te parezca muy difícil de hacer... en el momento en que te sientas más fortalecido, llénate del amor que sientes por algunos de tus otros seres queridos y perdónale. Vamos, mereces ser libre para que puedas abrirte de nuevo a recibir los regalos y las oportunidades que La Divinidad tiene para ti.

No hay fórmulas mágicas que nos eviten afrontar el problema para poder superarlo. Estas son algunas de las muchas herramientas que pueden ayudarte a reunir la fortaleza, el valor, la fe y el ánimo para levantarte y comenzar de nuevo. ¡Adelante!


¡Suelta el pasado, deja de preocuparte por el futuro, vive el presente, la vida es maravillosa, todo va a estar bien!

Fuente:

Un mundo posible…

Hay un mundo posible lleno de risas, donde los seres humanos dan rienda suelta a sus emociones: Un mundo, donde todos tienen cabida, sin distinción de palabras, pensamientos y sentimientos. Existe un mundo donde te valoran por el ser, y no por el tener, donde lo más importante somos los individuos, respetados y valorados de uno en uno, con nuestros aciertos y nuestro propio sistema de aprendizaje. Hay un mundo donde nadie se tiene que ocultar, donde puedes llevar la cara al frente y de frente decir y expresar lo que piensas sin tener una bala de plata esperando, una soga, un bote de ácido o una grúa……Hay un mundo donde las manos sirven para valorar el esfuerzo, para llenarte de barro y sal logrado con el fruto de trabajo, donde puedes alimentarte sin necesidad de pasar fatiga, hay tierra para todos, comida y pan para el corazón. Hay un mundo donde puedes tener fe, donde respeten tu credo y si no lo tienes también…Nadie pone en duda tu dios, porque no es propiedad de nadie….cree en lo que quieras siguiendo los dictados de tu corazón….el universo te recompensará con luz. Hay un mundo lleno de ideas, para compartir, sin rivalidad, utilizando estrategias de equipo que muevan la sinergia emocional buscando logros, un mundo donde la palabra empresa signifique proyecto de avance, produciendo desde la felicidad. Hay un mundo donde lo relativizas todo, somos una mota de polvo en el universo, importante…tan importante que formas inexorablemente parte del todo. Tú lo vales, tú lo eres. Hay un mundo donde puedes soñar, estar con los tuyos, sin miedos, sin rencor…viviendo de dentro hacia fuera. Ese mundo existe, y lo tienes más cerca de lo que te crees… ¿quieres encontrarlo? Comienza el viaje hacia tu interior…busca en tu corazón, hallarás tu camino hacia la esperanza.

Autor:
José Luis Fuentes Rodriguez
E-mail:joseluisfuentesrodriguez@gmail.com

He tomado una decisión…

He tomado una decisión importante que cambiará mi mundo….

No importarme el pasado y vivir el presente.

Desaprender lo que me hace daño,
atender las señales que me iluminan la vida…

Seguir mi camino de baldosas amarillas.

He tomado la decisión de mírame
a los ojos cada mañana,
sin buscar las arrugas que impone mi biología.

Aceptar la evidencia de que río sin trampas,
de jugar despacito sintiendo la calma
que me da saber que estoy siendo y haciendo
lo que quiero y que puedo.

He tomado la decisión de besarte pausado
de mojar nuestro labios con cafés acompasados,
de decirte te quiero sin esperar recompensas;
de dormir abrazados sienten la brisa ,
de mojar nuestros pies en la húmeda arena

Cerrando lo ojos y apretando las manos.

He tomado la decisión de hacerme viejo
caminando, viajando a lugares
de mi mente ha soñado,
de escribir en cuadernos las
emociones compartidas,
de subir a la cima explosionando
el oxigeno que nutre mi vida.

He tomado la decisión de acompañar en el camino

A todo el que quiera calzar unas botas
cuyo precio será el que tú quieras que sea,
a tu ritmo, con tiempo,
con pausa pero mirando hacia delante…

Buscando aventuras que hinchen tu alma

He tomado una decisión importante:
dejar que la vida suceda y contarla
y esperar que la muerte cuando llame a mi puerta
me espere sentada a que llegue de viaje

Para partir de nuevo
y comenzar la única aventura…

Para la que no tengo prisa.


Autor:
José Luis Fuentes Rodriguez 
E-mail:
joseluisfuentesrodriguez@gmail.com


Siempre bella,... de José Ramón Marcos Sánchez

Aunque el tiempo te recuerde el punto de partida,…. y te ausentes mirando un cuerpo que no crees conocer,….. y etiquetes con disfraces lo que eres,…. añorando lo que fuiste,… nunca serás tan bonita como lo serás mañana,… como lo eres hoy,…. me encontraras admirando la incontestable belleza que los años te regalan,… porque tu imagen consigue que un momento se detenga en la armonía perfecta,…. que nazca mas perfecto todavía en el momento siguiente,…. eres la esencia de aquello que es capaz de revivir el suspiro del silencio,… engendrado en tu elegancia,…. que habita en lo sublime de la silueta de un sentimiento puro,…. que se agranda con el poso de lo aprendido,….porque la piel del alma no se arruga jamás,… ni cede ante las pretensiones absurdas de lo superficial,…. de lo externo,… la vida me ha enseñado a dejar de mirar para poder ver,… porque lo mostrado es mentira,…. me ha enseñado que la verdad se esconde mas allá de lo que simplemente parece,… y se halla en lo que realmente es,…. y aunque el tiempo te recuerde el punto de partida,…. nunca podrás ocultar que sigues siendo preciosa,…. a mis ojos, siempre bella,… nunca serás tan bonita,…. como lo serás mañana,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez

Porque seguiremos siendo,... de José Ramón Marcos Sánchez

Alguna vez he llorado desde dentro y hacia dentro,…y me he clavado el dolor en los daños para evitar que otros sufran,….y he mentido sin mentirme,…y he reído sin reírme,…algunos se dieron cuenta,…se vistieron de “conmigo”,….y rieron sin reírse,…y lloraron desde dentro y hacía dentro,….otros en cambio miraron,…pero no pudieron ver,…no quisieron,…se vistieron de “consigo”,….y se saciaron de nada,…y nada dieron a cambio,….alguna vez he sentido el más cruel de los daños,…ese que percibe el alma en el sufrir del “contigo”,…en lagrimas de otra alma,…cuando el silencio es quien grita,….y el consuelo esta escondido en el envés del olvido,…. en tiempos que el propio tiempo dormitará en los recuerdos,….en las huellas imborrables de los surcos de antaño,…alguna vez he querido,…y me he sentido querido,…otras en cambio he fingido,...y me he sentido fingido,..odiando al falso cariño,…al que se entrega mentido,…al que habita en el “a cambio” de un acuse de recibo,….alguna vez fui “alguno“,…viví en la piel del “conmigo”,…del “contigo”,…otras en cambio fui otro,…..morí en la piel del “a cambio“,…que sólo entiende el “consigo”,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.
Correo y MSN: joseramonmarcos@live.com 
Twitter: @joseramonmarcos

Esperanza para el cambio por Merlina Meiler

La semana pasada, en una entrevista radial para LU5 de Neuquén (Argentina), me preguntaron por qué la gente tiene tanto miedo al cambio y cómo hacer para revertir esta sensación.

Los hechos que suceden en nuestra vida tienen el valor y el significado que les damos.

La misma situación, para una persona puede ser algo molesto y para otra, una bendición. Por ejemplo, la oferta de un trabajo nuevo: para algunos, es la obligación de enfrentarse al que tienen, analizarlo y ponerse a pensar si realmente quieren cambiar de empleo, además de tener que tomar una decisión; para otros, es el “milagro” que estuvieron anhelando durante mucho tiempo.

¿Entonces, qué sucede con los cambios?

Primero, tengamos en cuenta que son inevitables. Desde el momento en que cada doce meses, hay una fecha en especial en la que cumplimos un año más y no hay nada que podamos hacer respecto de esto. Tal como comenté antes, para muchos esto es una oportunidad de celebración y de alegría; para otros, una fecha que mejor pasar lo más rápidamente posible.

Todo se va modificando alrededor de nosotros y lo mismo nos sucede, por dentro y por fuera. Tenerle miedo a esto es lo mismo que levantarse cada mañana y temer que algo negativo se produzca, que se nos caiga una maceta en al cabeza o que nos caiga mal la comida (por dar algunos ejemplos cotidianos).

De ti depende la actitud que vayas a adoptar, a partir de hoy y de este momento, con miras a lo que vendrá. Ya que en muchos casos, los acontecimientos se sucederán sin que puedas hacer mucho al respecto. ¿Quieres vivir con miedo o con una luz en tu futuro que te indica que, pase lo que pase, saldrás airoso porque cuentas contigo mismo y con mucha gente que te rodea y te quiere incondicionalmente? (Además de tu creencia religiosa).

Yo, opto por vivir con esperanza.

Sé que hay gente buena dondequiera y que nadie me infligirá un dolor que no pueda soportar.

Sé que me sucederán muchas cosas buenas y otras que me pondrán a prueba, ¡bienvenidas ambas!

Sé que no siempre estaré rodeada de la misma gente, así que la disfruto a pleno cada vez que puedo, de niños y de grandes a la par

Sé que el día de hoy es irrepetible y por eso, en vez de adelantarme a que finalizará y ya no volverá, pienso en lo mucho que lo quiero “exprimir” para obtener el máximo jugo de él

¡Enfrentarnos al os cambios con esperanza permite que veamos la vida de un modo muy alentador!

A ti, ¿qué sensación te producen los cambios?

Fuente: