martes, 17 de julio de 2012

Tu existencia no es en vano

Dulce madre sabes que en el fondo de mi corazón deseo verte felíz, sana y fuerte siempre, todos los días de mi vida. Sé que no estarás siempre conmigo en esta vida pero tu estadía me encanta, tu has creido en mí siempre, me has animado cuando sentía desanimo, me has abrigado en mis días de frio y de soledad, tu eres mi dulce madre, aquella mujer que entrego todo por mí, sacrifico su vida, su cuerpo, su tiempo y su esfuerzo y aún así luces esplendida por eso quiero decirte hoy que tu existencia jamás será en vano, porque eres lo más sublime y hermoso de este planeta para mí eres mi dulce mamá.

Se acerca el día de las madres y con ella montones de promociones y publicidades utilizando una vez más el comercio del corazón, pero no hace falta festejar un solo día como el de las madres, todas sabemos que TODOS los días lo somos, todos los días nos gustaría recibir regalos! bueno eso es pura exageración pero no se aleja de la realidad, lo que nunca debe faltar son los afectos, todos los días, cuando haya oportunidad se debe demostrar el inmenso cariño que le tenemos a nuestras madres, porque ellas son ejemplo de lucha y amor, ese puro y gran amor!

Por eso, no esperes comprar algo material a tu madre por su día, no te preocupes por hacerlo, lo mejor para ella siempre será tu demostración de afecto, un tiempo para compartir juntos, madre e hijo, ese es el mejor regalo para una madre.

No olvidarse de su existencia, no ser indiferente hacia una madre que ya está anciana y necesita el cariño, respeto y amor de su familia, hay que reconocer la gran labor que han hecho estas madres que hoy están llegando a su vejez , nunca le demos las espaldas a nuestras abuelitas, amémoslas y ayudemoslas en lo que necesiten, haciendoles saber que su existencia nunca será en vano!

La existencia de una madre nunca será inútil, ella está aquí para brindar lo mejor y ser nuestra compañera y guía en este camino de la vida, una madre por ser madre no se convierte en experta pero adquiere más experiencia para ayudarnos en nuestro andar por la vida, y formarnos como excelentes personas.

De una madre depende la educación de sus hijos, del cimiento o valor aprendido del hijo dependerá en gran parte su futuro, y trasciende al mundo entero, la madre es el primer modelo a seguir por sus hijos y su existencia nunca será en vano.

Recuerda camina, fuerte y segura por la vida, regalando amor a cada paso y recordando que tu estas aquí por algo muy importante, tus pasos no son como cualquier otra persona, porque tu eres madre y estás destinada a ser sencillamente grandiosa.

Gracias Mamá.

Fuente:
http://www.vidademama.com

¿Estas escuchando a tus hijos?

Muchas veces nosotros los padres por motivos de trabajo o por motivos de cansancio, o cualquier otra excusa, falta de tiempo o simplemente porque nunca supimos escuchar a alguien, cometemos el mismo error con nuestros hijos, pasamos tiempo con ellos pero no los escuchamos, no vemos sus gestos, no alcanzamos a visualizar ciertas señales que nos indican que eventualmente podría ser un problema para más adelante si ya no lo es.

Escuchar a un hijo es conocerlo, es saber detectar cuando algo anda bien o mal, claro nunca conoceremos con exactitud lo que ocurre en su interior, pero si podemos aprender a leer las señales que nos envían cuando están tristes, cuando tienen algún inconveniente o cuando se encuentran decepcionados por algún motivo.

Lo que no debes hacer es posicionarte en un estado de indiferencia, si tu hijo está pasando por un mal momento, siéntate y habla con él /ella, no le reproches nada, no le refriegues en la cara su error sino ayúdalo a superarlo, ayúdalo a corregir lo que hizo mal, aconséjale sobre cómo debe afrontar los problemas en la vida. He aquí la importancia de ser buenos padres, porque no basta traer hijos al mundo, darles una buena alimentación, un hogar acogedor, una excelente educación si los padres no han realizado su verdadera misión de forjar individuos valerosos y con una autoestima suficiente para que ellos mismos puedan conseguir lo que anhelan.

Nosotros los padres debemos enseñarles a caminar, recuerda siempre cuál es tu misión para con tu hijo, acompáñalo en lo que sea que contribuya para su desarrollo como mejor persona, de seguro que podrás descubrir nuevas cosas en ti también, y así estarás criando a un mejor hijo que sin darte cuenta sacará lo mejor que hay en ti, para que de alguna forma su existencia aporte algo valioso al mundo.

Por eso digo que debes aprender a escuchar a tus hijos, y no solo eso debes aprender a dar los consejos acertados que necesita escuchar. No te quedes parado viendo sufrir a tu hijo por algún motivo solo porque no te salen las palabras indicadas, siéntate con él o ella y te aseguro que las palabras te saldrán, cualquier conversación con los padres resulta valiosa para nuestros hijos, créeme es mejor que tu hijo sienta que lo amas y lo escuchas a que sienta que su existencia es simplemente casual en el mundo, y que tiene unos padres que no le acompañan en el camino de la vida, y que no le enseñan nada.

No críes hijos vacíos, con falta de autoestima, de confianza en si mismos, procura mejorar tu misma si no puedes, lee más, infórmate más acerca de cómo entablar una relación amena con tus hijos.

Querida mama no olvides que tu existencia no es en vano, tienes la noble tarea de dar amor y educar a un hijo/a para el mundo!

Fuente:
http://www.vidademama.com

Enseña a tu hijo el respeto

Comenzaremos nuevamente por definir qué es respeto para nosotros, el respeto es una actitud que nace con el reconocimiento del valor de una persona, ya sea inherente o también relacionado con una habilidad o comportamiento. Respetar es ponderar los límites que se tiene de la propia libertad, considerar los propios derechos y el de los demás, aceptar a los demás, reconocer el acatamiento de una autoridad también constituye respeto.

¿Cómo nosotras las madres enseñamos a nuestros hijos lo que es el respeto? Indudablemente esta enseñanza del respeto debe ser inculcada desde los primeros años de vida de nuestros hijos, aunque ciertamente a la edad de 2 o 4 años resulte dificil que entiendan debido a que es una etapa de imposición de los chicos, es cuando afianzan sus personalidades y está viendo cómo pueden o qué tanto sus actitudes influyen en su entorno. Por ello aunque resulte complicado a esta edad hacerles entender lo que es el respeto, de igual manera nosotras debemos enseñarles, primeramente mostrandoles respeto, no te olvides que somos el ejemplo, no podemos exigirles respeto si ellos ven en nosotras que no lo tenemos.

También es primordial indicarles los límites como siempre digo, aprender a respetar las cosas ajenas, a sus hermanitos, a sus amigos, aprender a respetar a los mayores etc.

El respeto no es sinónimo de buenos modales, estos son otro tipo de virtud, el respeto va mucho más allá, es algo inherente, que nace internamente basandose en las enseñanzas desde la infancia, y adquiriendo mayor desarrollo gracias al ambiente en que se desenvuelven nuestros hijos.

La falta de respeto trae aparejada, violencia, agresiones verbales, incompatibilidades de relacionamiento, carencia de diálogo positivo, en sintesis la convivencia se hace muy difícil cuando no hay respeto de por medio.

En el hogar es fácil detectar cuando nuestros hijos manifiestan una actitud de respeto hacia los demás miembros de su familia, hay armonía, hay límites y lo mejor de todo es que conocen exactamente cuales son sus derechos, donde comienza y donde terminan los suyos.

Como madres y padres debemos educar a nuestros hijos basados en el respeto no en el miedo, resulta ser muy diferente cuando un niño respeta a sus padres que cuando siente miedo por ellos. Lo más importante es tomarlo con calma, en la infancia los chicos aprenden lo que ven, es cuestión de mostrasles la conducta adecuada siendo tú el primer modelo a seguir.

En la etapa de la adolescencia, es normal que haya carencia de respeto porque también aquí hay cambios físicos, psiquicos y emocionales muy grandes, los cuales hacen que el joven adolescente tenga conductas muy reprochables en su entorno sobre todo con sus propios padres. De allí la importancia de educar el respeto desde niños, porque muy difícilmente se convertirán de bellos corderitos a bestias feroces en la adolescencia ya que tendrán la base de respeto necesaria para poder superar esta etapa de cambios fisiológicos.

Enseña el valor del respeto a tu hijo verás que te lo agradecerá y la sociedad también.

Fuente:
http://www.vidademama.com

La comunicación en la pareja


La comunicación es la base de cualquier relación. Sin ella, no podemos llegar a un entendimiento ni a un conocimiento de nuestra pareja, por lo que daría lugar a un fracaso en la relación. Para tener una buena comunicación, debemos tener en cuenta una serie de elementos que contribuyen a mejorarla.

1. Conocer al otro

2. Elementos básicos para una buena comunicación

2.1. Diálogo
2.2. Saber escuchar
2.3. Comunicar lo que sentimos
2.4. Respeto

3. Errores más frecuentes de comunicación


1. Conocer al otro

Comunicación. Es la base del conocimiento mutuo y de la posibilidad de compartir lo que se es

La comunicación es esencial en cualquier relación de pareja porque es a través de ella como podemos conocernos y comprendernos y, por tanto, amarnos.

Conviene que nuestra pareja sepa lo que nos gusta, lo que pensamos y lo que sentimos para que tenga un mayor conocimiento de nosotros y pueda entendernos y ayudarnos cuando lo necesitemos. Para querer a una persona es necesario conocerla.

La pareja es un proyecto de dos personas que deciden compartir su vida. Para ello, necesitan compartir de forma incondicional todo lo que son y tienen, y eso exige una comunicación fluida entre ambos. Una comunicación para conocer y para que nos conozcan, basada fundamentalmente en el diálogo y necesaria para que la convivencia tenga sentido.

Tan importante o más que las palabras son la mirada, los gestos, la sonrisa, la expresión facial... , que forman parte del lenguaje no verbal y que, en la mayoría de las ocasiones, es más expresivo y cercano que las propias palabras.

Normalmente, una sonrisa, un silencio oportuno o una caricia suponen una complicidad o acercamiento hacia nuestra pareja, imposible de expresarlo en el lenguaje verbal. Ante una discrepancia en ambos tipos de lenguaje, damos mayor credibilidad al lenguaje no verbal.

2. Elementos básicos para una buena comunicación

2.1. Diálogo

Para mantener una comunicación efectiva tenemos que llegar a través de la palabra al entendimiento. El diálogo hace que las personas intercambien ideas, sentimientos y opiniones, profundizan en sus vidas y lleguen a un mayor acercamiento.

Para que la relación de pareja sea sólida, hemos de estar abiertos al diálogo y vivir con entusiasmo las cosas del otro, mostrando interés y preocupándonos por todo lo que le acontece.

Debemos procurar mantener una conversación entretenida, hablando con entusiasmo y transmitiendo nuestras pequeñas cosas diarias con la certeza de que al otro le interesa. Aunque en ocasiones nos sintamos cansados y con poca gana de conversar, debemos realizar un esfuerzo y dedicarle a nuestra pareja parte de nuestro tiempo a pesar de la desgana o del cansancio.

Con un diálogo eficaz evitaremos las incomprensiones y muchos problemas y haremos que nuestra pareja se sienta más feliz con nosotros. No hay nada más destructivo para una relación que la falta de conversación, aunque no tengamos ganas debemos hacer el esfuerzo y conversar a diario.

2.2. Saber escuchar

No basta con oír. Es necesario prestar atención y mostrar interés por lo que dice nuestra pareja. No podemos limitarnos a oír unas palabras, sino que tenemos que entender el mensaje de esas palabras. Tenemos que escuchar activamente entendiendo lo que nos dicen y demostrando con la mirada, muletillas o preguntas interés sobre el tema en cuestión.

2.3. Comunicar lo que sentimos

Hay a quien le cuesta expresar lo que piensa y siente, creemos que el otro debe saberlo y nos avergüenza expresar sentimientos, no tenemos en cuenta que para nuestra pareja puede ser una necesidad conocerlos. Tenemos que dejarnos conocer, de lo contrario no podremos llegar a una relación estrecha y comunicativa.

Debemos comunicar tanto los sentimientos positivos cómo los negativos. No podemos tener miedo a expresar nuestros sentimientos aunque sean negativos.

Si nos sentimos enfadados, tristes, malhumorados... no expresarlo contribuiría a un mayor malestar en nuestra relación porque no se resolvería el problema en cuestión e incluso podría dar lugar a malentendidos o a situaciones conflictivas.

2.4. Respeto

Palabras mal sonantes, insultos, descalificaciones, humillaciones, gestos groseros... forman parte de una comunicación ineficaz e irrespetuosa de la que tendríamos que prescindir siempre.

No podemos dejarnos llevar por el enfado o la ira y no controlar las emociones. El mensaje que transmitiríamos es negativo y jamás llegaríamos a un entendimiento. Podemos discutir pero siempre con respeto.

3. Errores más frecuentes de comunicación

La mayoría de los problemas que tienen las parejas están relacionados con la comunicación, bien porque no se comunican entre ellos o por la manera inadecuada de hacerlo.

Una buena comunicación facilita la convivencia y supone un apoyo y ayuda mutua. Así, los errores más frecuentes en relación a la comunicación de pareja son:

- No luchar por conseguir ratos de intimidad. La falta de comunicación es uno de los principales problemas que pueden surgir en las parejas y que incluso pueden llegar a destruir la mejor relación. Para que la pareja esté unida tienen que haber comunicación, debe luchar para mantener verdaderos ratos de intimidad donde fluya la comunicación y donde pueda hablar sin ser interrumpida por nada ni por nadie.

- Pensar que el otro conoce nuestros sentimientos y estado de ánimo. No esperes que tu pareja adivine lo que piensas, sientes o te sucede, dile lo que esperas o deseas y no le juzgues o critiques si no es capaz de adivinarlo. Piensa que no lo hace adrede, tan sólo que no tiene capacidad de observación o sensibilidad para captar los pequeños detalles que hablan por sí solos. No culpes a tu pareja.

- El cansancio y la falta de tiempo. Uno de los grandes errores en la comunicación es la falta de tiempo y dejarse llevar por el cansancio. Tenemos que hacer un esfuerzo y superarlo para estar con nuestra pareja, para hacer actividades con ella o simplemente para conversar. De lo contrario, si con frecuencia evitamos estar con ella porque estamos excesivamente cansados o no disponemos de tiempo, la relación se enfriaría y surgiría un distanciamiento entre ambos. El amor hay que cuidarlo y los momentos que se comparten con la pareja son muy importantes para que el amor crezca.

Dª. Trinidad Aparicio Pérez
Psicóloga clínica. Psicóloga escolar
Centro de Psicología Alarcón. Granada.
Fuente: Puleva Salud

Entre amores de paso,… de José Ramón Marcos Sánchez

Las sombras escondieron el deseo de los latidos prohibidos,... inquietos,… que quisieron ser parte en la danza de la piel de la libido,… que nacieron en caricias temblorosas por el calor de ser nuevas,… en jadeos respirados desde el corazón del delirio… abrumados por la libertad de la intimidad más prohibida,... donde murió la censura de deseos censurados,... donde vivió la lujuria de los amores de paso,… donde sintió el amor puro,… el que jamás se pasó,… porque después de volar entre orgasmos paridos en aullidos de luna,... voló entre suspiros hechizados en latidos de recuerdo,… y los labios que mordieron la carne de los adentros,… besaron rotos después, el alma de aquellos besos,… y las manos que ardieron destinadas en su cuerpo ,… hallaron que era destino,… y tatuaron su nombre en el alma de lo eterno,… y bebió por vez primera los sentimientos sin cuerpo,… y su voz quedo en silencio,…. insegura por el miedo de matar aquel momento,… y luego la vió alejarse,… y lloró la nostalgia de los instantes sin tiempo,… y la amó tanto después de amarla,… que condenó al desamor,… a morir perpetuado,… a vivir de amor perpetuo,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.
E-Mail y MSN: joseramonmarcos@live.com 

Portal Web: joseramonmarcos.com
Twitter: @joseramonmarcos 

Skype: jose.ramon.marcos.sanchez. 
Canal Youtube: turko1969

Principales errores en la comunicación de pareja


Es muy fácil caer en el error de comunicarnos con nuestra pareja bajo un enfoque crítico y con poca tendencia a la solución de problemas, son tácticas que incluyen, en la mayoría de los casos, imposiciones y puntos de vista propios, sin dejar margen para los del otro.

Partiendo de esta idea, a continuación vamos a explicar algunas formas de comunicación que no ayudan demasiado al buen curso de la relación de pareja.

Tengamos en cuenta que estos errores pueden cometerse por un solo miembro de la pareja o por ambos a la vez, lo cual resultará una batalla campal.

Comunicación absolutista
Es una forma de comunicación en la que imponemos nuestro propio criterio a la otra persona. Este criterio personal, a menudo, está basado en normas rígidas y absolutas que nos fueron inculcadas desde pequeños y que ahora, en nuestra edad adulta, salen a flote como si hubiera que seguirlas por encima de todo, sin dar lugar a ninguna variación o a puntos de vista distintos. Este tipo de pensamiento rígido lleva detrás frases compuestas por verbos como “deber” o “tener” los cuales implican obligación. En ningún caso se usarán verbos como “gustar” o “querer”.

Ejemplos:
-“Deberías ayudarme”
-“Me gustaría que me ayudaras”.

Si nos fijamos, la primera frase implica que la acción es algo impuesto y tiene que hacerse por obligación. Sin embargo en la segunda frase hacemos públicos nuestros deseos sencillamente, sin imposiciones y así, será más fácil hacer llegar nuestra queja a la otra persona, sin que ésta se ponga a la defensiva.

Comunicación extremista (visión tunel)
Este tipo de comunicación se basa en la idea de que las cosas son blancas o negras, no existe la gama del gris. A la hora de expresar algún defecto o alguna queja, las personas con este tipo de comunicación valorarán enormemente los aspectos negativos de la situación y no nombrarán en ningún momento los positivos. Por supuesto partimos del hecho de que en un suceso, sea el que sea, por catastrófico que resulte, siempre podremos encontrar algo positivo.

Ejemplos de este tipo de comunicación son frases como:
-“Todo te sale mal”
-“No sabes hacer nada bien”
-“Eres el peor marido del mundo”

Si hicieramos un intento por encontrar la parte buena de cada frase , nos quedaría:
-“Hoy te ha salido mal el ejercicio, pero ayer hiciste bien la cena”
-“Hay cosas que te salen bien y otras mal”
-“Tienes defectos y virtudes como todo el mundo”

Comunicación inflexible (tener razón)
Las personas que utilizan este tipo de comunicación piensan que su punto de vista siempre es el mejor, siempre tiene la razón y la impondrán por encima de todo. Su objetivo a la hora de discutir no va a ser llegar a la resolución del problema, solo será “vencer al otro” da igual en qué y para qué.

Generalmente no les interesa para nada el punto de vista de su pareja y por lo tanto se centrarán en decir siempre la última palabra, para ello buscará ejemplos muy exagerados, utilizará argumentos extremistas o dará importancia a un único punto sin importancia con tal de ridiculizar a su contrincante y demostrarle que está equivocado y que quien tiene la razón es él.

La mejor forma de hacer frente a este tipo de personas será esperar para poder dar tu opinión, mantenerse firme , aunque no agresivo defendiendo tu punto de vista de forma repetitiva (como un disco rayado) y sin entrar en dar más explicaciones del asunto ya que éstas solo servirán de “carnaza” para alimentar a tu contrincante.

Adivinar el pensamiento de tu pareja
Existen muchas personas que padecen esta forma peculiar de comunicarse con los demás. En primer lugar se dedican a adivinar lo que está pasando por la cabeza de la otra persona y después, actúan en consecuencia, siempre en base a su interpretación personal y a lo que creen haber visto en el otro. El error de esta forma de expresión es que rara vez se adivina el pensamiento y por lo tanto meteremos la pata en las acciones que llevemos a cabo después.

Lo mejor que se puede hacer es preguntar siempre a nuestra pareja su opinión y no dejarnos llevar porque le conocemos muy bien; cuando cometo errores de vez en cuando es porque no le conozco tan bien, con lo cual intenta informarte antes de actuar así evitaras muchas meteduras de pata.

La mejor manera para mejorar en nuestra relación de pareja será practicando los pequeños trucos que os damos. Intenta involucrar a tu pareja y jugar los dos a “Pilla a tu pareja”. Es un juego muy sencillo, una vez que sepáis cuales son los distintos tipos de comunicación erróneos, dedicaos a estar atentos a las formas que utiliza el otro, cada vez que veáis que lo hace mal, hacédselo saber y que cumpla un castigo acordado de antemano entre los dos. De este modo os acostumbraréis poco a poco a hacerlo bien sin necesidad de crear grandes discusiones. 

Fuente:
http://mujer.terra.es

Acto de presencia de Maytte Sepúlveda

“Un pobre campesino que regresaba del mercado a altas horas de la noche pasó junto al templo y al entrar descubrió que no llevaba consigo su libro de oraciones. Muy humilde y apesadumbrado pensó en pasar de largo, pues no sabía qué decir y no quería importunar a su Señor con palabras necias, pero al fin se decidió a entrar y pararse frente al altar para orar de la siguiente manera: “Señor, he salido de mi casa sin mi libro de oraciones, y como tengo muy poca memoria no sé recitar ni una sola oración, pero de todas maneras quise entrar únicamente para saludarte y para que supieras que te amo, y como no tengo las palabras para expresarlo adecuadamente se me ocurre que voy a recitar el alfabeto cinco veces muy despacito, con mucha devoción, y tú , que conoces todas las oraciones, puedes juntar las letras por mí y formar las oraciones adecuadas que soy incapaz de recordar…


Y el Señor dijo a sus ángeles: ‘De todas las oraciones que he escuchado hoy esta ha sido, sin duda alguna, la mejor porque ha brotado de un corazón sencillo y sincero’”.

Hace unos días la tragedia tocó a la puerta de unos vecinos. A mi esposo y a mí nos llamaron en la madrugada para avisarnos que su hija, de 14 años, tuvo un trágico accidente de tránsito. Y aunque los momentos fueron muy duros para sus padres puedo decir que siempre estuvieron acompañados y apoyados por sus más cercanos amigos. Una pareja estuvo todo el tiempo con ellos, otros fueron a su casa a encargarse de sus hijos pequeños y a contestar el teléfono, otros a recoger los familiares que llegaban al aeropuerto, uno se llevó el perro a su casa…

La mayoría de nosotros no sabe qué hacer en momentos difíciles, no tenemos ni idea de cómo comportarnos; a veces, inclusive, nos alejamos pensando que si actuamos equivocadamente nuestra torpeza puede traerles más dolor que consuelo.

Por eso quisiera compartir algunas cosas que aprendí con esta experiencia y que podríamos hacer para suavizar de alguna manera los momentos de dolor y angustia que viven algunas personas cercanas a nosotros.

Haz acto de presencia. Después que vi lo que hicieron los vecinos me di cuenta de que las personas que están pasando por estos momentos críticos necesitan de verdad la presencia y el apoyo de los demás. Es preferible hacer algo torpe que no hacer nada. Estar ahí, aunque sea silenciosamente, reconforta y les suaviza un poco la vida.

Erróneamente creemos que las personas que sufren necesitan que se les respete su soledad, pero es mejor estar ahí discretamente, con mucho respeto, pero atentos para dar una mirada de apoyo, un gesto de comprensión, o una palabra amable y oportuna.

No es necesario que los acompañes por mucho tiempo, ni que los agobies con palabras y atenciones, sólo es importante que estés un rato a su lado para que no se sientan solos.

Sé practico. A pesar de la situación la vida continúa. Trata de ver qué es necesario hacer y hazlo. Organiza a los amigos, siempre se necesita alguien que ayude a hacer los trámites en la clínica o en la funeraria, alguien que reciba a los parientes y amigos que acuden a la casa, alguien que llame a los familiares que están lejos, que se encargue de las mascotas, siempre hay algo por hacer.

Sé discreto. Es importante el tacto, sólo di palabras amables que en realidad son las más sencillas. Evita decir: “Sé como te sientes”. Este comentario es el más común y no hace ningún bien, pues la persona dolida puede pensar: “¿Cómo puedes saber cómo me siento si a ti no te está pasando?”. Tampoco trates de minimizar la situación diciendo cosas como: “Bueno, pudo ser más grave”.

Escribe una nota personal. Escribe tu propia nota por corta o sencilla que te parezca. Expresa con tus propias palabras tus sentimientos de apoyo y sin temor háblales de lo que esa persona significaba para ti, será agradable para ellos saber que dejó una huella positiva en ti.

Escucha. Tu presencia y tu disposición a escuchar son los dos regalos más valiosos que se pueden brindar. El estar dispuestos a escuchar suaviza la afectación y les permite empezar a recuperarse.

Sobreponerse a la pena puede ser un proceso largo y lento, reconstruir la vida y encontrarle sentido será duro y difícil, pero las pequeñas cosas cotidianas y el apoyo de amigos y familiares los traerá poco a poco a la normalidad y como decía mi abuela: “Sólo el tiempo cura todo”, pero mientras tanto estemos ahí para brindar apoyo.

Fuente:
http://www.maytte.com/