Todos los días aprendemos cosas nuevas, de la persona menos pensada aprendemos y nos da una lección de vida, la esencia del hombre por ley es progresar y solo progresamos cuando aprendemos de nuestros errores y reconocemos a tiempo el daño causado y por ende la solución, la disculpa y el recomenzar con una nueva historia con los mismos actores pero renovados en el alma, todos los días hay nacimientos en el mundo cada uno de ellos es una historia que se escribirá en el paso por este mundo, debemos trabajar para que esas historias estén llenas de color, amor y que se desarrollen en un mundo armonioso y bello.

No obstante la historia de nuestra vida puede ser dulce o amarga muchas veces no depende de nosotros sino de otros factores que se suman a nuestra historia, lo importante es que escribas tu historia en un terreno nuevo, abonado, con tierra fértil y buenas vitaminas. Y tomar los desaciertos como abono después de un reciclaje, no debemos pensar que el borrar muchas veces es inseguridad es que el hombre tiene la capacidad de rectificar cada vez que quiera lo importante es que lo hago con sinceridad, honestidad y con un sincero arrepentimiento de corazón.

Desde hoy escribe y plasma en tu vida situaciones hermosas, date tiempo de conocerte a ti mismo y a los otros de tu interrelación con el mundo es donde nacen nuestras historias y dejamos nuestras huellas. Y debe ser lindo dejar una historia y que cada vez que la narren se acuerde de nosotros.