viernes, 29 de junio de 2012

Propuestas para quererte más

¿Qué aspectos debemos cuidar a la hora de reforzar nuestra autoestima? Éstos son algunos importantes consejos a tener en cuenta para lograrlo:

1) Come en abundancia al menos una vez al día.

Ofrécete una comida sana, variada y equilibrada, ingerida sin prisas y, si es posible, en compañía de familiares o amigos.

2) Practica ejercicio con regularidad.

No es bueno desconectarse completamente del cuerpo. La gimnasia, el yoga u otra actividad física pueden ayudar a mantener activa esta importante conexión.

3) Crea un espacio propio.

Disponer de un rincón especial para encontrarse con uno mismo ayuda a recuperar el equilibrio perdido.

4) No te dejes arrastrar por la rutina.

De vez en cuando conviene preguntarse si hay que cambiar algo y reorganizarse para alcanzar los objetivos.

5) Prémiate.

Hazte regalos de vez en cuando para mimarte y para decirte que te quieres. Lo más frecuente es exigirse demasiado.

6) Ofrécete la posibilidad de perder el tiempo.

El tiempo mejor aprovechado es el que se disfruta. Dejar de correr y dedicar tiempo a actividades no productivas es una buena actitud ante la vida.

7) Anota tus pensamientos.

Especialmente aquellos que no te has atrevido a formular en el curso de una conversación. Aprenderás poco a poco a tenerlos en cuenta para formularlos en otra ocasión.

8) Amplía tus relaciones.

Charla con gente que no pertenezca a tu círculo habitual de amigos. Te sentirás más abierto al mundo, te enriquecerán y aportarán nuevas y desconocidas perspectivas.

Silvia Díez para Cuerpo y Mente

Te dejo con un vídeo muy adecuado para este post:



Fuente:

Desatasca la mente

En ninguna escuela del mundo enseñan a canalizar las emociones negativas. De manera que cuando somos mayores nos encontramos con un buen puñado de reacciones aprendidas de las que no sabemos cómo desprendernos.

Veamos una posible vía para allanar el camino en 4 pasos:

1) Visualizar el problema, verlo desde lejos como si se tratara del problema de otra persona.

2) El segundo paso consiste en ponerle un nombre: se trata de tal o cual cosa, con esa u otra cualidad y su experiencia es agradable o desagradable.

3) A continuación se trata de sentir gratitud, desde lo más profundo de nuestro corazón, con todo nuestro ser. Evocamos esa emoción con una actitud de agradecimiento porque nos la ofrece la vida para aprender o entender algo que en ese momento todavía desconocemos.

De esta manera suscitamos un estado mental positivo a modo de antídoto para un aspecto negativo.

4) Finalmente, el cuarto paso consiste en tener plena confianza de que algo en nuestro interior está cambiando.

Puede que sea una parte más o menos pequeña de nuestra personalidad, pero sumamente significativa: un viaje de mil leguas empieza con un paso, como dice el Tao-Te-Ching.

Esta última parte es de extrema importancia, pues actúa a nivel subconsciente. Alguien escéptico que realice los 3 pasos previos de manera exquisita, si no cree en ello, está dinamitando todo el proceso. La confianza actúa sobre la mente subconsciente, que es la más afectada por las emociones.

Cuando alguien no tiene confianza es como si dijera: “sí-no, sí-no”, es como la duda que caracteriza también a las personas ansiosas, la eterna duda ante todas las cosas y situaciones.

Ramón Roselló para Cuerpo y Mente.

Te dejo con un vídeo que te ayudará a desatascar la mente:


Fuente:

Dormir bien

Dormir es indispensable para el ser humano. Sin ese descanso resulta difícil disfrutar de una buena salud física y mental.

Las encuestan revelan que en España cada año se duermen menos horas y se disfruta de un sueño de peor calidad. Muchos expertos coinciden en afirmar que que los trastornos del sueño constituyen el primer problema de salud en Estados Unidos.

Dormir poco disminuye la concentración, la capacidad de juicio, se siente irritabilidad y aparecen más fácilmente trastornos como la depresión y la ansiedad. El cuerpo también presenta menos resistencia a las infecciones.

Es complicado determinar cuántas horas de sueño son necesarias , ya que depende mucho de cada persona. Hay quien necesita 10 y quien con 6 se levanta tan fresco.


3 consejos cruciales para dormir bien

1) Levantarse pronto, incluso los fines de semana. Resulta crucial respetar la regularidad para mantener constantes los ritmos del cuerpo. El cerebro graba tanto el momento en el que nos acostamos como el momento en el que nos levantamos. Si lo hacemos siempre a una hora similar no se verá obligado a hacer reajustes de forma constante.

2) Aunque resulta excelente hacer ejercicio regularmente para combatir el insomnio, ya que la fatiga física favorece el descanso integral, no se recomienda realizar una fuerte actividad física a última hora de la noche. Conviene dejar al menos 2 horas entre ésta y la hora de acostarse.

3) Relajarse antes de ir a dormir. Se debe tener muy presente que el sueño necesita un espacio para surgir gradualmente. No podemos pretender llegar a casa después de haber trabajado intensamente y solo porque sea muy tarde estirarnos a dormir sin más.

Vivir de espaldas a las necesidades corporales implica tratar al organismo como si fuera un esclavo. Será fácil que entonces se defienda de las agresiones a través del insomnio, dándonos a entender que algo no funciona.

Para recuperar el descanso será necesario cambiar de hábitos. 

Àngels Marín para Cuerpo y Mente

Para acabar te dejo con un vídeo muy relajante e inspirador:


¿Qué idioma habla tu pareja?

Todos hemos sido testigos de los cambios de la sociedad durante los últimos 40 años Especialmente en lo concerniente a la familia y la pareja

Antiguamente, los roles estaban definidos y mientras que el hombre era proveedor del sustento de la familia, la mujer lideraba el rol emocional y afectivo. Se encargaba de que hubiera armonía en casa y de que los niños estuvieran atendidos y educados.

Poco a poco se van produciendo cambios y la estructura familiar se expande formando un abanico lleno de opciones. Surge una especie de machismo-feminismo en el que cada uno quiere conservar sus derechos pero obtener cierta ventaja de dichos cambios.

La mujer sigue buscando de forma inconsciente la seguridad económica en el hombre, fruto de una herencia atávica de millones de años de evolución. El coste de la reproducción, los meses de embarazo y cuidado de los pequeños la empuja a buscar esa seguridad. El hombre que ya no necesita hipotecar su vida y apostar por una sola mujer, quiere libertad sin responsabilidad compartida. Se forman en muchas ocasiones luchas de poder que empujan de forma gradual a la ruptura.

Parece ser es que estas grietas aparecen porque, hombres y mujeres, pensamos, sentimos y somos diferentes y precisamente de ahí nace la atracción.

Tal vez, muchas rupturas podrían haberse evitado si la pequeña grieta hubiera sido reparada desde el principio. Si hubiéramos sido conscientes de las necesidades del otro y de hacer entender las nuestras para crear juntos un espacio de armonía. Aprender a generar acuerdos que nos ayuden a crecer juntos y así poder GANAR-GANAR.

Cuando esa grieta se ha hecho grande en realidad se produce un abismo de incomprensión. La comunicación desaparece y parece imposible entenderse, es como si se hablara distintos idiomas o se emitieran diferentes frecuencias de radio.

Una de las ventajas actuales es la libertad pero esa libertad tan apreciada por todos implica responsabilidad. Esto supone ser consciente de que la “batalla” ganada hoy puede desembocar en una guerra mañana, pero… una guerra SIN VENCEDORES. No se trata de tener razón sino de construir a partir del respeto, acuerdos satisfactorios para ambos.

Todo esto en principio es muy fácil de decir pero en la práctica, suele haber bloqueos emocionales, silencios que cortan el aire y deseos frustrados. La realidad de cada uno que casi siempre es subjetiva lleva acumulada un sinfín de falsas interpretaciones de la realidad del otro y cuando la casa se derrumba las fuerzas parecen haberse agotado.

A base de repetirte que las cosas no funcionan, acabas teniendo razón. Nuestros pensamientos condicionan nuestra conducta

Al igual que llevamos nuestros vehículos a revisión periódicamente para asegurar el estado del líquido de frenos y los diferentes componentes, tal vez, de vez en cuando sería positivo pararse a pensar qué está ocurriendo.

Cuando las relaciones se contaminan se produce la ceguera cognitiva.

La solución algunas veces es mucho más sencilla de lo que parece.

A tener en cuenta:

No existen los fracasos: tan sólo resultados, por lo tanto si lo que haces no funciona, haz ALGO DIFERENTE.

Es muy frecuente en mujeres, hacer reproches de forma vaga con la intención de que el otro cambie su comportamiento pero sin concretar y sin hacer un feedback positivo y estimulante que le ayude a crecer.

Por otra parte el hombre se suele refugiar en su trabajo para huir de ese turbulento terremoto emocional con el que comparte su vida y que le acaba desquiciando. Utiliza la técnica del avestruz: “Si no veo, seguramente dejaré de sentir frustración e impotencia”… mientras tanto la grieta se sigue ensanchando.

La labor de un coach puede ser de gran ayuda para construir unos pilares sólidos y sustituir el aire viciado por un aire fresco y renovado. Si crees que puedes conseguirlo, lo lograrás, en caso contrario, de nada te sirve “tener razón”.

Asegurar que eres “poseedor de la verdad” no te va a ayudar a ser más feliz.

Marta Fedriani
Coach Personal
marta@avanzaalcuadrado.com
Miembro de AC3
Asociación de Coaching para PYMES, profesionales y personas.

En busca de tus emociones: un viaje hasta tu niño interior

Vivimos en un mundo escéptico porque el ser humano ha perdido la fe en si mismo, pero una nueva era, un nuevo milenio nos acoge para comprender que solo cada uno de nosotros tiene el poder de modificar su propio destino.

El cambio es posible, hay que aprender a escuchar nuestras emociones, dejar que el agua de nuestro cuerpo fluya limpia y transparente y no envenenarlas con las creencias irracionales, los perjuicios, los falsos valores que nos llevan a conductas negativas para nosotros mismos. El peor enemigo de cada uno de nosotros somos nosotros mismos, pero por ende, el mayor regalo que la vida nos ha ofrecido es nuestra conciencia, nuestra capacidad de emocionarnos y de adaptar y modificar nuestras actitudes.

A veces creo que estos axiomas solo estamos preparados para comprenderlos cuando tenemos nuestro corazón abierto: he visto a ejecutivos, amas de casa, oficinistas, maestros, funcionarios, desempleados, estudiantes, cambiar su vida. En mis charlas y talleres siempre pongo el ejemplo maravilloso que Saint Exupery relató en la introducción del principito: el hombre adulto ha dejado de ver mas allá de su racionalidad, solo ve la realidad racional, usa el 7% de su inteligencia para calcular algoritmos intelectuales que le hacen tener pensamientos concretos, racionales, empíricos, pero ha dejado de soñar.: solo ve el sombrero y nunca observa que detrás de el hay una boa que se ha zampado a un elefante.

Hemos olvidado a nuestro niño interior, que jamás nos ha abandonado. Nos hemos colocado en la posición de adulto o de padre, obviando los elementos emocionales y kinestesicos que tiene la vida: olores, sabores, temperaturas… dejarse llevar por nuestras emociones, darle un lugar preferente a nuestra inteligencia emocional para que no transmita la importancia de seguir los dictados de nuestras dudas, añoranzas, miedos, bienestar, sonrisas. Hay que reír, o mejor aun, sonreír, mirarnos al espejo con una sonrisa de oreja a oreja, entornar la paz interior asumiendo que somos seres infinitos y que podemos conseguir ser felices si verdaderamente nos lo proponemos.

Muchas veces preferimos caer en el victimismo, que no es lo mismo que ser victima, en el mendigar emociones y un trozo de beso en a gente que nos rodea, porque somos incapaces de besarnos y amarnos: nacemos y morimos solos, en un acto de humildad sin precedentes, el ser humano se funde en un sentimiento universal de llegar e irse en el ciclo de nuestra vida. Es verdad que pueden acompañarnos en el camino, ese será la siembra que hagamos durante nuestro viaje.

Amigo, amiga, no tienes limites, los limites te los impone tu limitante (miedos, el análisis nos lleva a la parálisis). Hay muchas estrategias para conseguir el cambio, para realizar en la vida lo que has venido a hacer, para dejar un legado a los pobladores de la tierra.

Pero debemos pagar un precio alto en este viaje hasta nosotros mismos: nuestro pozo, que hemos ido llenando de cosas sin importancias, deben de ser abandonadas para priorizar aquello que merece la pena, gente, lugares situaciones, tenemos tiempo, todavía estamos a tiempo de ser felices con nosotros mismos…

José Luis Fuentes es Life coach profesional. 
Ejerce en Sevilla y podéis contactar con él en joseluisfuentesrodriguez@gmail.com


Cuando corren tiempos difíciles de Maytte Sepúlveda

"Hace falta poner un poco de distancia entre nosotros y la situación que nos afecta para recuperar la claridad mental que nos permita superarla"

Corrían tiempos difíciles en aquel pueblo. En su mejor época había sido una región muy conocida por la hospitalidad y la amabilidad de su gente. Pero un día todos comenzaron a pelearse y pronto la amistad se convirtió en rivalidad.
El alcalde sentía una gran preocupación por su gente, y a pesar de todos los esfuerzos que hacia para devolverles la tranquilidad y la armonía, no lo conseguía. El pueblo se fue convirtiendo en una ruina.
Un día llego un visitante. Parecía que supiera lo que estaba sucediendo porque fue directamente a ver al alcalde. Los dos se pusieron a conversar seriamente y el alcalde le contó con detalles lo que estaba sucediendo. El desconocido le dijo: "Yo tengo un secreto que le devolverá a todos la paz".
"Dígame cuál es", le preguntó el alcalde. "Pues muy sencillo, quiero informarle que uno de sus vecinos es El Mesías". El alcalde no podía creerlo, pero como se lo dijo con tanta seguridad y determinación, le concedió el beneficio de la duda.
El hombre no pudo aguantar y se lo contó a su mejor amigo. En unas horas, el pueblo entero conocía la noticia. Comenzaron a preguntarse quién sería. ¿Será el panadero?, ¿el cartero?, ¿la mujer que vende los huevos?
La expectativa y la curiosidad parecían no tener límites. Poco a poco comenzaron a mejorar la conducta y el ánimo de la gente. Comenzaron a tratarse con respeto y amabilidad porque no sabían quién de ellos podía ser. Vivían con un objetivo común, con la necesidad de buscar y encontrar algo valioso juntos, sin saber que el tesoro estaba dentro de cada uno de ellos.


Hay momentos en los que nos sentimos afectados por las circunstancias que rodean el conflicto que tenemos con otros hasta el punto que la tensión, la preocupación y la angustia trastornan nuestra manera de ser, convirtiéndonos en personas tan o más agresivas que aquellas a las que criticamos y juzgamos tan duramente por su comportamiento y actitud.
No podemos dejarnos atrapar por las emociones negativas, mucho menos por los comentarios que llevan la intención de encender en nosotros el miedo y la agresividad. No es con más violencia como vamos a recuperar el balance y la paz que tanto deseamos.
Hace falta poner un poco de distancia entre nosotros y la situación que nos afecta, de manera que podamos aquietar nuestras emociones y recuperar la claridad mental que nos permita observarla en su dimensión real, para manejarla y encontrar las herramientas que nos permitan resolverla y superarla.
Mientras más nos dejemos afectar y llenar de ideas y emociones negativas, más confusión tendremos al momento de analizar objetivamente la situación para resolverla, convirtiéndonos en víctimas inconscientes de aquellos que nos manipulan para su propio beneficio. ¡Mantengamos la calma! Recordemos que todo lo que sucede representa una oportunidad para aprender algo que necesitamos. Preguntémonos: ¿qué puedo hacer para aportar una idea o una acción concreta para darle solución a esta situación?
Detengámonos a tiempo de no seguir repitiendo actitudes y comportamientos que en lugar de ayudarnos a solucionar los conflictos y a recuperar la paz y el bienestar, contribuyan con el mantenimiento y la gravedad del mismo.

Herramientas para reconciliarnos 


Libera las tensiones. Aprende a canalizar el estrés y la tensión. Realiza algún tipo de rutina física que te ayude en ese sentido. Aprende a establecer ciertos límites que protejan tu salud y bienestar. No tomes decisiones mientras te sientas afectado.


Escucha con atención. Aprende a escuchar las ideas o el punto de vista de otros sin engancharte emocionalmente y sin suponer o imaginar una doble intención. El juicio y la crítica afectan nuestra capacidad de análisis y de comprensión.


Expresa tus ideas. Anímate a compartir con otros lo que piensas, sin emoción, y con la intención de aportar claridad y solución a través de una buena comunicación. Cuida tus palabras y busca siempre establecer acuerdos.


¡Suelta el pasado, deja de preocuparte por el futuro, vive el presente, la vida es maravillosa, todo va a estar bien!



Fuente:
http://maytte.com

Vivir solo… después de una separación por Merlina Meiler

Encontrarse con la soledad después de una relación de pareja fallida no es igual a decidir vivir solos. Porque muchas veces no estamos eligiendo esta opción, sino separarnos de la persona con la que compartíamos nuestros días (por la razón que fuese) y el tener que vivir en soledad viene por añadidura.

O, en realidad, nuestra ex pareja tomó la decisión por nosotros y nos encontramos en un apartamento o en una casa sin otros integrantes y sin saber muy bien qué hacer o cómo encarar el día que se nos presenta.

Algunas ideas que te pueden acompañar en esta nueva etapa:

Si estás cómodo con tu soledad, pues disfrútala. Tal vez sea algo que añoraste durante algún tiempo. Quienes ya vivieron solos antes de casarse o de juntarse, tienen más idea de cómo hacer funcionar su casa y las tareas domésticas por sí mismos, aunque hayan pasado varios años desde ese punto.

Si no estás cómodo con esta nueva soledad, entonces lo más seguro es que sea tan solo transitoria. Hay gente que “nació” para compartir su cotidianeidad y su hábitat con otros y no se sienten en plenitud al llegar a casa y no tener a nadie con quien hablar. Si este es tu caso, una mascota puede ser una buena opción para ayudarte a paliar esta circunstancia. También lo es elegir mudarte cerca de un familiar o de un amigo en quien verdaderamente confíes y sepa contenerte.

Tiempo ¿libre?: Tal vez te atiborres de tareas y de compromisos o pases ratos en silencio, sin compañía alguna, intentando encontrarte a ti mismo en esta nueva realidad. Lo que necesites y esté bien para ti, es válido. Nuevamente, ten en cuenta que solo es temporal y algo muy bueno y positivo golpeará tu puerta, a su debido momento.

Si tienes hijos: haz que compartan tu espacio lo más que puedas. Los hombres separados, muchas veces, se enfrentan al temor de no saber bien qué hacer si tienen a sus hijos en su casa un fin de semana completo o durante los días de semana, ya que delegaron muchas tareas relacionadas con ellos en su ex mujer. Créeme que te darás cuenta de cómo afianzar la relación con tus niños antes de lo imaginado: los papás también tienen ese instinto que se despierta automáticamente al estar frente a sus adorados pequeños. Será un aprendizaje entrañable y ventajoso para ambas partes.

Hay cierto vacío que es lógico que se presente (la persona con la que compartías tu vida ya no está); más allá de la situación puntual por la que no están juntos, intentar negar este vacío sería tratar de tapar el sol con un dedo. Con el correr de las semanas y de los meses, todo tomará un nuevo lugar, tanto si no puedes manejar esta ausencia ahora como si, de algún modo, le has dado la bienvenida. Busca ayuda profesional o en tu gente de confianza si te sientes trabado para avanzar hacia el equilibrio durante más tiempo del que consideras prudencial.

¿Te sientes o te sentirías cómodo viviendo en soledad?



Fuente:
http://www.mejoraemocional.com

El miedo a quererse,.. de José Ramón Marcos Sánchez

Tengo miedo a ser yo mismo por no ser el mismo que los demás ven,….no me atrevo a hacer lo que siento,…..a sentir lo que hago,…. me decepciono continuamente por no decepcionar a otros,…..me oculto de lo que soy para mostrar lo que quieren que sea,…doy lo que esperan de mi aunque no quiera dar nada,….he elegido no elegir,….han elegido en mi nombre,….soy la sombra proyectada que nace de los demás,…me siento insignificante,….tan pequeño que voy desapareciendo,….que me pierdo en el temor de no ser significado,….de no estar en la memoria de nadie,…por eso compro cariño,…por eso vendo mentiras,…prefiero odiarme a que me odien,….y me odio porque se que no soy nadie,….que quien soy es un extraño que muere dentro de mi,…me acuso de ser uno mas de los cobardes que vive entre los cobardes,….de no tener el valor de aceptar la indiferencia,….tengo miedo a ser yo mismo por no ser el mismo que por callar no molesta,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

Entre amig@s por Merlina Meiler


Se habla permanentemente de la amistad pero en numerosas ocasiones, veo que muchas personas no les dan a sus amigos el lugar tan importante que tienen. Hoy, desde estas líneas, quiero brindarles el homenaje que se merecen y destacar lo fundamental que son en nuestras vidas, porque:

- Los amigos verdaderos son para siempre. Las parejas y otros seres que nos rodean (vecinos, compañeros de trabajo) pueden llegar a no estar a nuestro lado en el futuro, pero sabemos que quienes nos han acompañado en la vida motu proprio lo seguirán haciendo, pase lo que pase.

- Son incondicionales. Con el tiempo, aprendemos en quién podemos confiar y en quién no. Y aquella gente que se gana nuestra confianza y nuestro cariño pasa a ser parte de nuestra “familia extendida” (como suelen decir en América del Norte). Están allí cada vez que los necesitamos, aunque pasemos semanas o meses sin comunicarnos y vivamos a miles de kilómetros de distancia: es una relación que supera el tiempo y el espacio.

- Son nuestros referentes, ya que rememoran situaciones que nosotros hemos decidido (de manera consciente o no) sepultar en el pasado. Actúan como la voz de la conciencia, nos hacen reflexionar y nos dan su opinión, aunque disientan con la que tenemos y sostenemos. Por lo general, se acercan tanto a nosotros y se ponen en nuestro lugar de una manera tan compasiva que lloran con nosotros o se alegran genuinamente de lo que nos sucede.

- Funcionan como reales “cables a tierra” en medio de nuestras dudas y de nuestras inseguridades – nunca estaremos del todo solos si tenemos a alguien tan querido escuchándonos y apoyándonos.

Por eso, te propongo que dejes de lado las excusas que has estado esgrimiendo hasta ahora, y les des, como mínimo, parte del tiempo y de la atención que realmente se merecen. Todos trabajamos, estudiamos, tenemos familias, estamos atareados, corremos detrás de los niños, de las parejas, de los padres, de las mascotas… vivimos en grandes ciudades… las realidades que nos mantienen ocupados pueden ser múltiples, pero te sugiero que en esta semana levantes el teléfono, escribas un mail y te hagas un ratito libre para juntarte con algún amigo o amiga que tanto quieres… el contacto en persona es fundamental. Pide ayuda en caso de necesitarla, una vez, para oxigenarte, llenarte de alegría, compartir momentos, reencontrarte con tu esencia, hablar de bueyes perdidos…

Las amistades, como todas las relaciones, necesitan que las alimentemos y compartir en persona (ideal) o por otro medio (en caso de distancias insalvables) marcarán una gran diferencia en tu estado de ánimo.

¡Ojalá lo intentes!

¿Tienes la relación fluida que desearías con tus amig@s?

Fuente:
http://www.mejoraemocional.com