miércoles, 20 de junio de 2012

Si quieres mejorar, decide pasar a la acción


Ayer mientras escribía y reflexionaba sobre mi vida, recordando parte de mis éxitos y algún que otro fracaso (circunstancia ésta necesaria para alcanzar el éxito, recuérdalo), me vino a visitar un viejo amigo, alguien a quien aprecio mucho y que conozco muy bien, alguien como tú que lees mis artículos…

Quiso aprovechar la oportunidad y me confió algunas de sus dudas y dificultades actuales y tras escucharle con mucha paciencia durante buena parte de la mañana, diría que pasaron varias horas, le dije (como te diría a ti si me preguntaras):

Escúchame atentamente, y escribe estas 4 frases donde puedas verlas todos los días:
  • No basta sólo con saber, debes además hacer…
  • Si te quedas parado, no llegarás a ningún sitio…
  • Nada te va a llegar a ti, si antes, no haces algo para cogerlo…
  • Tienes que decidir salir a buscar lo que deseas, ya que si no lo haces, nunca podrás alcanzarlo…
Y ahora, imagínate que estás en un inmenso bosque, lleno de arboles con sus frutos maduros, y tienes mucha hambre, ¿qué tienes que hacer para saciar tu apetito?, algo tan fácil como acercarte a alguno de esos árboles, estirar el brazo y coger sus jugosos y dulces frutos. No debes hacer nada más que eso… ¡qué sencillo¡ ¿verdad?, has resuelto un problema de manera verdaderamente sencilla, ¿cómo ha sido?, únicamente pasando a la acción…

Así se solucionan buena parte de nuestras dificultades, parece tan sencillo que cuesta creerlo, pero es así…

Entonces, ¿qué necesitas para mejorar esa parte de tu vida que te preocupa, esa dificultad que aparentemente tiene una difícil solución?, recuerda los árboles…, tendrás que moverte, avanzar hacia lo que quieres obtener y cogerlo, ya que si te quedas paralizado lamentándote de tus penas, crees que se van a solucionar ¿?

Posiblemente, sea más importante la decisión de hacer algo que el hecho mismo de hacerlo, no te dejes llevar por tus miedos, decide cambiar, no te centres en tus problemas, céntrate en las posibles soluciones, veras que tu perspectiva cambia, que comienzas a ver esas dificultades desde una perspectiva mucho más positiva, y te activarás para pasar a la acción…

En innumerables ocasiones la diferencia entre triunfar y fracasar, se debe únicamente en decidir pasar a la acción o quedarnos lamentándonos esperando que otros tomen nuestras decisiones…

Cuando las cosas se ponen difíciles, es determinante decidir pasar a la acción, ya que si decidimos no pasar a la acción, ¿qué posibilidades de éxito tendremos?, ¿crees que puede haber alguna posibilidad de éxito si nos quedamos parados?, yo creo que no…, y tú ¿?

Reflexiona sobre ello…, amigo mío.

Francisco Lutzardo
Coach y experto en desarrollo personal
Móvil: 625 374 886

La primera vez,... de José Ramón Marcos Sánchez

La primera vez que di un beso deseando ser besado,…. que un sincero y temeroso “te quiero” nació de mis sentimientos en busca de otro “te quiero”,… que viví el sueño de una caricia que siempre me acompaño,…. y me mostró la belleza de otro cuerpo avergonzado,… y quise detenerlo todo para quedarme el momento,… y que el tiempo se muriera en un segundo infinito,… pensé que sin ti nada merecía la pena,… y sentí la tortura del desengaño,… pero me quedé el recuerdo que me enseñó a recordar,… y mereció la pena aprender a perderme en la nostalgia,… en la melancolía de un adiós que jamás pude decir,… te sigo buscando aún en la certeza que nunca regresarás,… naciste mujer en mí,.. conmigo,… empecé a ser hombre a tu lado,…. caminamos de la mano para dejar atrás la niñez sin dejar de ser dos niños,… las ganas de sensaciones nuevas nos difuminaron en la lejanía,… pero fue tan bonito,…. que todos los besos que he dado siguen buscando aquel beso,…. ese que sé, que nunca más podré dar,… por no ofender el recuerdo de aquella primera vez que amé,… que deseé ser amado,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.
E-mail y MSN:joseramonmarcos@live.com Twitter: @joseramonmarcos

Ordena tus prioridades

Hay aspectos claves en nuestra vida, como las prioridades, que son determinantes para que ésta vaya por un rumbo u otro, es decir, lo que alcancemos en nuestra vida, “nuestros resultados”, dependen directamente de nuestras acciones, de nuestros estados emocionales y sobre todo de nuestro sistema de creencias que es donde residen “nuestras prioridades”.

Por ello, me parece vital para nuestros resultados reconocer cuáles son nuestras prioridades, que es para nosotros poco importante, importante o muy importante en nuestra vida.

Para lograr reconocer esas prioridades, primero debemos hacer un ejercicio muy clarificador, se trata de comparar lo que hacemos habitualmente como importante “seguramente porque lo hacen todos” frente a las acciones que no hacemos habitualmente como importantes “seguramente porque no lo hacen todos”.

Es muy sencillo, ya veras, comienza contestando a las siguientes preguntas:

¿Qué es más importante para ti, ver un partido y que tu equipo preferido gane, o estar con tu pareja dedicándole un tiempo especial para conversar y escucharl@ activamente?

¿Qué es más importante para ti, ver un partido y que tu equipo preferido gane o abrazar y querer a tus hij@s ó padres, dedicándoles un tiempo especial sólo para ell@s?

¿Qué es más importante para ti, ver un partido y que tu equipo preferido gane, o ayudar a un amig@ y dedicarle 2 horas de tu tiempo cuando lo necesite, poniendo todos los sentidos para entender sus dificultades?

¿Qué es más importante para ti, ver un partido y que tu equipo preferido gane, o dedicarte un tiempo para estar a solas, para reflexionar y pensar sobre tu vida, sobre tus objetivos, sobre tus prioridades?

Parece que las respuestas son evidentes, ¿verdad? y seguro que no tienes ningún tipo de duda sobre lo que es realmente importante para ti, frente a lo que hacemos llevados por la “costumbre popular”. Y esto es así, básicamente porque como todos son de un equipo u otro, nosotros también… Sí, realmente sabemos lo que es más importante para nosotros, ¡estoy seguro que si¡

Entonces, ¿por qué cuando ese equipo gana, lo celebras como el acontecimiento más importante de tu vida?, y por el contrario, lo que es realmente importante para ti, no es que no lo celebres, sino que –probablemente- ni siquiera lo haces ¿?, te pido que reflexiones sobre ello…

En el caso de que seas de l@s que te dejas llevar por la costumbre popular, por lo que hacen todos, te diré algo que seguro te ayudará:

“SÉ EL PROTAGONISTA PRINCIPAL DE TU VIDA, TEN CLARAS TUS PRIORIDADES, ANTES DE HACER ALGO, DECIDE LO QUE ES MÁS IMPORTANTE PARA TI Y A CONTINUACIÓN: HAZLO”

No tengas dudas, no te dejes manipular, tu vida depende de ti, tu felicidad depende de ti, tus mejores momentos dependen de ti…, no dejes que otros ordenen tus prioridades…

Francisco Lutzardo
Coach y experto en desarrollo personal
E-mail: flutzardo@gmail.com
Blog: http://franlutzardo.blogspot.com