sábado, 16 de junio de 2012

Reflexiones del Guerrero de la Luz de Paulo Coelho

Lo pasajero y lo definitivo
Todos los caminos del mundo conducen al corazón del guerrero; él se sumerge sin vacilar en el río de pasiones que siempre corre por su vida.
El guerrero sabe que es libre para escoger lo que desee; sus decisiones son tomadas con coraje, desprendimiento y - a veces - con una cierta dosis de locura.
Acepta sus pasiones y las disfruta intensamente. Sabe que no es preciso renunciar al entusiasmo de las conquistas; ellas forman parte de la vida, y alegran a todos los que en ellas participan.
Pero jamás pierde de vista las cosas duraderas y los lazos creados con solidez a través del tiempo.
Un guerrero sabe distinguir lo que es pasajero y lo que es definitivo.

Un tipo de estrategia
Comenta un sabio chino sobre las estrategias del guerrero de la luz:
"Haz creer a tu enemigo que no conseguirá grandes recompensas si decide atacarte; así disminuirás su entusiasmo".
"No te avergüences de retirarte provisionalmente del combate si percibes que tu enemigo está más fuerte; lo importante no es la batalla aislada, sino el final de la guerra."
"Si estás lo bastante fuerte, tampoco tengas vergüenza de fingirte débil; esto hace que tu enemigo pierda la prudencia y ataque antes de hora"
"En una guerra, la capacidad de sorprender al adversario es la base de la victoria".

Cuando arriesgar
Un guerrero de la luz, antes de entrar en un combate importante, se pregunta a sí mismo: "¿hasta qué punto desarrollé mi habilidad?".
Él sabe que las batallas libradas en el pasado siempre terminaron por enseñarle alguna cosa. Sin embargo, muchas de estas enseñanzas hicieron sufrir al guerrero más de lo necesario. Más de una vez perdió su tiempo luchando por una mentira.
Pero los victoriosos no repiten el mismo error.
Un guerrero no puede rehusar la lucha; pero sabe también que no debe arriesgar sentimientos importantes a cambio de recompensas que no están a la altura de su amor.
Por eso el guerrero solo arriesga su corazón por algo que vale la pena.

Perteneciendo al mundo
Los guerreros de la luz mantienen el brillo en los ojos.
Están en el mundo, forman parte de la vida de otras personas, y comenzaron su jornada sin alforja y sin sandalias. Muchas veces son cobardes. No siempre actúan correctamente.
Los guerreros de la luz sufren por cosas inútiles, tienen actitudes mezquinas y a veces se consideran incapaces de crecer. Frecuentemente se consideran indignos de cualquier bendición o milagro.
Los guerreros de la luz no siempre tienen la certeza de qué están haciendo aquí. Muchas veces pasan noches en vela, pensando que sus vidas no tienen sentido.
Por eso son guerreros de la luz. Porque se equivocan. Porque se preguntan. Porque buscan una razón - y con seguridad terminarán encontrándola.

Lo mejor y lo peor
Dice un poeta: "el guerrero de la luz escoge a sus enemigos"
El guerrero sabe de lo que es capaz. No necesita ir por el mundo contando sus cualidades y virtudes. Sin embargo - como en el viejo Oeste - a cada momento aparece alguien queriendo probar que es mejor que él.
El guerrero sabe que no existe "mejor" o "peor", que cada uno tiene los dones necesarios para su camino individual.
Pero ciertas personas insisten. Provocan, ofenden, hacen todo lo posible para irritarlo. En este momento el corazón del guerrero le dice "no aceptes las ofensas, ellas no aumentarán tu habilidad. Te cansarás en vano".
Un guerrero de la luz no pierde su tiempo escuchando provocaciones, él tiene un destino a cumplir.

Usando la propia locura
Un guerrero de la luz estudia con mucho cuidado la posición que pretende conquistar.
Por más difícil que sea su objetivo, siempre existe una manera de superar obstáculos. Él verifica los caminos alternativos, afila su espada y procura llenar su corazón de la perseverancia necesaria para enfrentar el desafío.
Pero, a medida que avanza, el guerrero se da cuenta de que existen dificultades con las que no contaba.
Si se queda esperando el momento ideal, nunca saldrá del lugar; ve que será preciso un poco de locura para dar el próximo paso.
El guerrero usa un poco de locura. Porque, en la guerra y en el amor, no es posible prever todo.

Siguiendo adelante
El guerrero de la luz no siempre tiene fe. Hay momentos en los que no cree absolutamente en nada.
Y pregunta a su corazón: "¿Valdrá la pena tanto esfuerzo?"
Pero el corazón continúa callado, y el guerrero tiene que decidir por sí mismo.
Entonces busca un ejemplo. Y recuerda que Jesús pasó por algo semejante - para poder vivir la condición humana en toda su plenitud.
"Aleja de mí este cáliz", dijo Jesús. También Él perdió el ánimo y el valor, pero no se detuvo.
El guerrero de la luz continúa sin fe.
Pero, aún así, sigue adelante, y la fe termina volviendo.



Consejos de etiqueta para unos niños bien educados.

No solamente los mayores deben desarrollar sus habilidades sociales.Los niños también deben comenzar a aprender a edades tempranas sobre qué comportamientos son o no los más adecuados. La escuela forma y enseña. La familia es la parte que educa o debería educar a sus hijos. No se puede descargar toda la responsabilidad sobre los maestros y profesores.

Los niños deben tener un referente sobre ciertos aspectos de su vida diaria que ellos pueden considerar que no son incorrectos. Hay que educarles y, sobre todo, dar un buen ejemplo, que es una de las formas de educación más efectivas.


El chicle.


No es correcto que masquen chicle mientras hablan con otras personas, mientras están en clase o cuando están en la mesa. Y mucho menos, pueden dedicarse a hacer globitos y estallarlos en el cine, en un salón de actos mientras habla otra persona o situaciones similares.


El teléfono móvil.

Hoy en día muchos niños tienen su propio teléfono móvil, pero muchos de ellos no saben los lugares en los que no deben utilizarlo. En clase, por supuesto, siempre apagado. Durante la comida, en una presentación en el salón de actos, en el cine, en el teatro y en cualquier tipo de espectáculo, apagado. En los hospitales, dentro de la iglesia o en recintos donde expresamente esté indicado, también apagado.


Al hablar.

Los niños tienden a ser muy "generosos" con su tono de voz, es decir, les gusta chillar y vocear demasiado. Hay que enseñarles a no hablar a voces, a no vocear de acera a acera cuando ven a un amigo o compañero del colegio, o no hablar con un tono de voz alto cuando habla con algún adulto.

"Los adultos deben guiar y enseñar a los más pequeños lo que está bien y lo que está mal"

Respeto.

A los mayores se les debe hablar con respeto. No hay que dejarles que hablen a un adulto como lo hacen con cualquiera de sus amiguitos o compañeros de clase. Ni tampoco es bueno, dejarles que empleen el tuteo con demasiada facilidad. Deben aprender a respetar a los mayores tanto en el tratamiento como en cualquier otra acción cotidiana como ceder el paso, dejar un asiento libre en un transporte, o dirigirse a un adulto para preguntarle algo. Hay que enseñarles a pedir las cosas "por favor" y a dar "las gracias".
Civismo.

No solo los niños, sino los mayores con su ejemplo, deben aprender y enseñar civismo. Lo que hay en la calle es de todos: los bancos, las papeleras, las fuentes, los elementos de recreo en un parque ... no se pueden utilizar de mala manera, o estropearlos de forma maliciosa; pintadas, marcar con navajitas u otros utensilios nombres y otras cosas, tirar envoltorios y papeles al suelo, atascar una fuente, etc. Este comportamiento no es correcto ni cívico.
Caminar.

Por la calle hay que enseñarles a andar, no a correr, jugar, o ir molestando a otras personas. Además, es peligroso, puede hacer tropezar o caer a otras personas, sobre todo personas mayores. Si juegan con el balón pueden dar un balonazo a un coche y abollarlo, o dar con la pelota a otras personas. La calle es para caminar y no para jugar, para eso están los parques y el patio del colegio.

No deje, en ningún momento, de recalcar e insistir en las cosas que no hacen bien. Es por su bien, pues una persona maleducada de mayor tendrá muchas puertas cerradastanto en el ámbito laboral o profesional como en el ámbito personal. Nadie invita o quiere ser amigo de un maleducado. La buena educación es el pasaporte que le ayudará a viajar a lo largo de su vida.

Fuente:
http://www.protocolo.org

Cómo salir de la zona de confort


Salir de la zona de confort no es ni fácil ni difícil, en algunos casos puede provocar tristeza e incluso dolor, pero a la vez, te aseguro que provoca un gran alivio. Al Salir de la zona de confort desaparece el sufrimiento y la preocupación y en su lugar aparece la seguridad y el sentimiento de bienestar.
Esta es una propuesta de 5 pasos para conseguir salir de la zona de confort, la situación ideal sería seguirlos  acompañados de un coach, pero si no es así, puede servirte de guía, atrévete a probarlo:
  1. Plantéate verbal o por escrito las situaciones que provocan tus quejas o preocupaciones
    • Explica a alguien, a poder ser un coach, los momentos que sientes malestar y que  te gustaría cambiar
    • Concreta muy específicamente las conductas que repites y no hay forma de cambiar
  2. Explora lo que depende de ti mismo en cada una de las situaciones y lo que depende de otras personas
    • Detalla que puedes hacer en esa situación concreta
    • Y si no depende de ti, especifica de quien depende
  3. Busca los recursos que tienes para cambiar la situación
    • En caso de no tener consciencia de recursos propios, decide quién podría ayudarte a descubrirlos o dónde encontrarlos
  4. Plantéate las posibles opciones que dependen de ti
    • Elige las acciones a llevar a cabo
    • Especifica los objetivos que quieres alcanzar
    • Diseña un plan de acción que te ayudará a conseguirlos
    • Pon día y hora para iniciar las acciones que van a posibilitar el cambio
    • Acota fechas de revisión de las acciones iniciadas
  5. Asegúrate que todo lo que has decidido va a conseguir que  la mayor parte del tiempo puedas disfrutar con la experiencia.
Seguir estos pasos con la ayuda de un coach facilitará sobre todo poner en evidencia las trampas del inconsciente y los auto sabotajes. Cuando me refiero a la entramada red que nos atrapa, me refiero a la puesta en escena de las excusas y objeciones a través de tu “vocecita” o diálogo interno, para evitar que salgas.
Salir de la zona de confort, no tiene que ser ni fácil ni difícil, es un aprendizaje más en el desarrollo del autoconocimiento.
Anímate y disfruta.
Autora: Griselda Sola
http://leevel.com

Resistencias por Merlina Meiler

Cuando un comportamiento genera resistencias… ¿qué es lo mejor que podemos hacer? ¿Cómo explorar distintas opciones sin que éstas generen aún más resistencia?

El miedo al cambio suele ser uno de los hechos que generan más actitudes defensivas. La persona está en una ‘zona de confort’, donde no es feliz pero está acostumbrada a manejarse de este modo por pautas sociales o culturales. Conoce los mecanismos para desarrollar sus actividades con un altísimo nivel de disociación emocional. Hace ‘lo que está bien’, ‘lo que la sociedad o su familia catalogan como correcto’, ‘lo que le enseñaron’.

Hasta que un día sucede lo inesperado: ¡conmoción que genera crisis! Irrumpe una persona nueva en su vida o sucede un hecho imprevisto que está fuera de los patrones aprendidos y ejercitados mecánicamente hasta el cansancio.

Toda crisis es una oportunidad de cambio. La que a veces es bienvenida, y otras genera resistencias a las que la persona se alía como su única tabla de salvación. Sus filtros perceptuales están alterados por la actitud defensiva que adopta ante lo nuevo y lo desconocido, y sólo se permite captar la información que puede procesar sin que su ‘zona de confort’ se vea amenazada.

Lo que muchas veces tratamos de hacer, en estos casos, es que la persona modifique sus creencias. “No pienses así”, “Mejor deja de hacer eso”, y comentarios similares que parecerían no ayudar a la persona a pensar con claridad.

Ante una persona que está tratando de protegerse, levantando bien altas sus defensas y aliándose a sus resistencias, ¿es éste el momento para tratar de conseguir un cambio de creencias? Mi opinión es que lo mejor para hacer en estos casos es respetar la decisión de la persona y esperar todo el tiempo que sea necesario. Presionar o tratar de hacerle ver opciones que no está lista para analizar, si está muy cerrada, sólo generará más resistencia.

Esperar el momento oportuno y la situación propicia es permitirle a la persona realizar los procesos que necesite, conforme a sus tiempos internos, para ver todo con mayor nitidez y seguridad.

Fuente:
http://www.mejoraemocional.com

Amor eterno,... de José Ramón Marcos Sánchez

Bésame que tengo miedo que no vuelvas a besarme,… dime que me has perdonado,… y que el perdón será olvido,… que nada será distinto,… que el dolor no anidará en el aura del recuerdo,… que aunque el amor partió, antes derrotó a los daños,… que no sabes como amarme,… que me odias sin odiarme,… bésame y nunca me dejes,… y si no puedes hacerlo,… bésame antes de marcharte,… y luego no digas nada,… yo detendré ese momento hasta que el tiempo se muera,… y te traiga nuevamente,… o me mate con el tiempo,… si regresas algún día sólo quiero que te acerques,… que me mires,… que sonrias,… y que vuelvas a besarme,...y que vuelvas a quererme,… como cuando me querias,… y soñabamos desnudos que no existía la vida,… que la muerte era mentira,… y entrelazados no sentíamos donde acababa tu alma,… donde empezaba la mía,… mi error fue no recordarlo,… tu error es tener que hacerlo,… he traicionado al amor en el cuerpo del deseo,… has traicionado al deseo en el cuerpo del amor,… te perdí porque creí que no era eterno el amor,…. pero al haberte perdido, grito desde tu silencio,… que una vez viví el amor,… y morí de amor eterno,….
Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

Biografía de Wernher von Braun



Wernher von Braun
(Wyrks, actual Polonia, 1912-Alexandria, EE UU, 1977) Físico estadounidense de origen alemán. Movido por su interés por los cohetes, se unió a un grupo de investigadores liderados por H. Oberth que, encuadrados en la Sociedad Alemana para el Fomento de la Astronáutica, estudiaban las aplicaciones de la propulsión de reacción.

En 1932, tras el abandono de Oberth y el fallecimiento de Vaher en el curso de una prueba, asumió la dirección de las investigaciones. Bajo el patrocinio del ejército, se hizo cargo, como director técnico, del Centro de Investigaciones de Peenemünde, en el cual diseñó algunas de las famosas «armas secretas» de Hitler, entre las que hay que destacar la V-2, una bomba volante precursora de los misiles actuales que causó graves preocupaciones a los aliados en 1944, cuando fue utilizada para bombardear Londres.

Acabada la Segunda Guerra Mundial fue llevado a Estados Unidos, donde pasó a trabajar para el ejército de tierra, en el desarrollo de misiles y participó en el diseño de cohetes y estaciones espaciales. En 1955 se nacionalizó estadounidense. Tras el fracaso del proyecto Vanguard de la marina, y ante la ventaja adquirida por los soviéticos en la carrera espacial a raíz del lanzamiento del Sputnik, fue puesto al frente del desarrollo de los cohetes de Estados Unidos.

En 1958, su aplicación del cohete de varias fases Júpiter resultó crucial para colocar en órbita el primer satélite estadounidense, el Explorer. A partir de este momento, Von Braun intervino en la mayoría de los proyectos de la NASA, creó los cohetes Saturno y participó en el proyecto Apolo, que acabaría por llevar al hombre a la Luna.

En 1972, tras un recorte presupuestario de la NASA, dimitió de sus cargos y pasó a la industria privada. Fue siempre un defensor de la utilización de la astronáutica para fines pacíficos, así como también un decidido impulsor de la investigación espacial.

Fuente:
http://www.biografiasyvidas.com/

Primera mujer en el espacio: Valentina Tereshkova

Valentina Vladimírovna Tereshkova nació el 6 de marzo de 1937 en el pequeño pueblo de Maslennikovo , en Yaroslav -unos 200 kms al norte de Moscú- en la antigua URSS (Yaroslav es ahora parte de Rusia). Su padre, Vladimir Aksyenovich Tereshkov, era conductor de tractores y su madre, Elena Fedorovna, trabajaba en la granja. Eran una familia muy humilde. Desgraciadamente perdió a una edad muy temprana (cuando tenía tres años) a su padre que se marchó como tantos otros a la Segunda Guerra Mundial y no volvió, quedando huérfana. El panorama no podía ser peor, ya que Tereshkova tenía otra hermana y además su madre que tan solo contaba con 27 años, estaba de nuevo embarazada (quien daría a luz a Vladimir, su único hijo varón). Y ahora estaban solas, así que tuvieron que trasladarse en 1945 a la ciudad de Yaroslav. Esta situación le llevó a ponerse a trabajar desde muy jovencita, ya que su madre y su hermana mayor hicieron lo propio poniéndose a trabajar en una fábrica de tejidos o telas en Yaroslavl, en la ribera del Volga, para salir adelante. De hecho el colegio no lo pisaría hasta tener 8 años, una vez acabada la guerra.


Su primer trabajo fue en una fábrica de neumáticos, empleo en el que permaneció un año. Con su primer sueldo compró un pañuelo y unos dulces para su madre. Tras abandonar este trabajo se dedicó a la industria textil (en el establecimiento "Krasny Perekop"), que compaginó con estudios de Ingeniería Técnica Industrial, ya que, a pesar de los avatares de la vida, Tereshkova era una mujer ambiciosa y quería algo más de la vida que le había tocado vivir. Valentina siempre había sentido pasión por volar, así que ni corta ni perezosa, se inscribió en un aeroclub de su localidad para dar un curso de paracaidismo. Era el año 1959. Tenía 22 años. Esta experiencia se convirtió en su afición preferida y comenzó a dedicarle más y más tiempo libre cada vez. Al poco tiempo, ya había realizado más de cien saltos en paracaidas, siendo una de las paracaidistas más avezadas del momento. Teniendo en cuenta que el Club al que acudía Tereshkova era una organización auxiliar de la Fuerza aérea soviética, no es de extrañar que la historia le llevara más lejos.
Antes de continuar es preciso comentar la faceta política de Tereshkova, que será crucial también en su protagonismo en la historia; su talante político haría de trampolín en su carrera espacial: en el año 61 se convertiría en Secretaria local de Komsomol , la Liga de Juventudes Comunistas, y es que, desde muy jovencita, Tereshkova destacó por su pasión por el sistema comunista.
Seguimos en 1961. Valentine solicita su ingreso en el Centro de Entrenamiento para Astronautas. Su experiencia en paracaidismo fue vital para esta prueba (teniendo en cuenta que las naves Vostok no tenían ningún tipo de dispositivo para aterrizar, era necesario que los astronautas fueran "despedidos" de la nave e hicieran el descenso en paracaidas) y finalmente fue seleccionada entre las más de cuatrocientas aspirantes al puesto, para realizar algún día, un viaje al espacio.
Su talento no tardó en hacerse notar en el Centro (era una mujer fuerte y decidida), por lo que fue elegida para participar en los vuelos de la serie Vostok, en compañía de Valeri Bikovski.
Hay que reconocer, siendo realistas, que más allá del valor científico del acontecimiento, que lo tiene sin lugar a dudas, el viaje de la primera mujer al espacio fue un acto de propaganda política del régimen comunista (que se encontraba en pleno enfrentamiento con EEUU), en una misión que tenía como objetivo "resaltar el poderío tecnológico de la Unión Soviética en plena carrera espacial con respecto a EEUU y a enaltecer el heroísmo de la mujer soviética", tal y como señalaron las autoridades en la fecha del lanzamiento. De hecho, la participación de mujeres en el programa espacial ruso siempre ha respondido a motivos políticos y a la intención de conseguir algún récord. Sin embargo, la pasión y devoción de Tereshkova por el espacio estarían por encima de todo esto.
El proceso de selección fue de lo más peculiar. Los requisitos fundamentales para convertirse en mujer astronauta eran: mujeres jóvenes, menores de 30 años, con menos de 1.70 de estatura y menos de 70 kg de peso, "ideológicamente pura", no se requería experiencia como piloto (la nave Vostok era completamente automática y el astronauta podía ser considerado un mero pasajero), pero sí experiencia con paracaidas. De las 5 últimas clasificadas (Tatiana Kuznetsova, Irina Soloviova, Zhanna Yérkina, Valentina Ponomariova y nuestra protagonista), Tereshkova era la menos cualificada de las candidatas.

Las cinco completaron el curso de entrenamiento que incluía entre otras cosas saltos en paracaídas y pruebas de aislamiento. Desde el principio Tereskkova se encontraba entre las favoritas, pero también desde los inicios de los tests, destacaba su buena forma física como factor positivo y su dificultad para la teoría de cohetes o ingenería aeroespacial, aspecto que la dejaba por debajo de las demás candidatas que incluso eran expertas pilotos. Mientras continuaban con un entrenamiento con seguimiento especial por parte de la fuerza aérea soviética, Tereshkova se convertiría en miembro oficial del Partido Comunista de la Unión Soviética.
En noviembre de 1962 se eligen las dos candidatas finales: Ponomaryova  y Tereshkova. Ahora solo quedaba elegir entre dos. ¿Qué cualidades destacarían para la selección final? Estaba claro. Ponomaryova no respondió con la "pureza del sentimiento comunista" que sí mostró Tereshkova (que afirmaba daría su vida por Komsomol y por el Partido Comunista). Por el contrario, Ponomaryova era más bien "políticamente incorrecta" para la época, ya que afirmaba sin tapujos que una mujer por fumar, por ejemplo, no dejaba de ser decente.
La decisión era sencilla. La astronauta menos avezada era sin embargo la más interesante de cara a hacer propaganda política. Tenía carisma, actitud, era una comunista declarada y una "buena chica"; los ideales a transmitir para la "nueva mujer soviética".
El 16 de junio de 1963 a las 9:29 UTC, el Vostok 6  despegó desde la base espacial de Baikonur con rumbo al espacio llevando consigo como tripulante a Valentina Tereshkova que a la edad de 26 años se convertiría en la primera mujer y el primer civil en viajar al espacio.
-Aquí Gaviota, aquí Gaviota. Veo en el horizonte una raya azul: es la Tierra. ¡Qué hermosa! Todo marcha espléndidamente.
Estas fueron las primeras palabras que se recibieron desde el Vostok VI. Su nombre en clave durante la misión fue Chaika, "gaviota" en castellano.
Otra de sus frases fue:
"Posiblemente ustedes no pueden imaginar lo hermoso que es. Cualquiera que vea la Tierra desde el espacio exterior, no puede dejar de ser asaltado por una sensación de reverencia y amor por este planeta que es nuestro hogar".

El viaje de Tereshkova duró exactamente 70 horas y 50 minutos, tiempo suficiente para dar 48 vueltas alrededor de la Tierra (lo que significa que vio un nuevo amanecer cada hora y media). Pero lo que transmitiría a la Tierra no sería precisamente la realidad de cómo pasó esos días de viaje en el espacio. Según ha desvelado la propia Tereshkova, la estancia en el espacio fue casi un infierno.
Para empezar, la órbita de la nave era incorrecta y se encontraba desviada 90 grados de la dirección planeada. Tras advertirlo a la central y corregir la órbita del programa al segundo día, Tereshkova respiró algo más tranquila, ya que esto habría provocado seguramente un retraso en su vuelta a la Tierra (de hecho podría no haber vuelto) como menor acontecimiento. Por otra parte, la comida que le suministraron no fue del todo acertada; el pan estaba excesivamente seco, así que no pudo comerlo, con lo que a las 70 horas de su travesía por el espacio, estaba tan hambrienta como un perro vagabundo. A esto hay que añadirle que desde el primer día comenzó a sentir calambres por la falta de movimiento y un dolor agudo en uno de sus hombros causado por la presión del anillo del casco espacial.
Por si esto no fuera poco, una vez fue expulsada de la cápsula espacial, se dio cuenta que la trayectoria la había llevado a un enorme y profundo lago (en la zona de Karaganda, Kazakhstan) que tendría que atravesar nadando. Exhausta, hambrienta y deshidratada, tuvo que armarse de valor y fe para no desfallecer en medio del lago. Un golpe de viento la lanzó al suelo, golpeándose la nariz contra el casco y provocándole un fuerte hematoma que tuvieron que disimular con grandes capas de maquillaje para su posterior aparición pública para anunciar el exitoso regreso de la primera mujer en el espacio. Unos avatares que se desconocían por aquel entonces y que no han sido desvelados hasta ahora.
Aunque estaban previstos más vuelos en los que participaran mujeres, pasaron 19 años hasta que otra mujer, Svetlana Savítskaya , viajara al espacio. Ninguna de las otras astronautas seleccionadas del grupo de Tereshkova viajó al espacio.
Fuente:
http://www.laflecha.net/

Biografía de Stan Laurel


Stan Laurel
Arthur Stanley Jefferson

Actor estadounidense

Nació el 16 de junio de 1890 en Ulverstone, Lancashire, Inglaterra. Hijo de un empresario teatral, cursó estudios en la escuela King James de Bishop Auckland.

Se unió a la compañía cómica de Fred Karno donde conoció a Charles Chaplin a quien sustituyó más de una vez. Emigró en 1911 a Estados Unidos en búsqueda del éxito como actor de vodevil. Al no conseguirlo, pasó al cine e hizo en 1917 una comedia de persecuciones, Nuts in May (Nueces en mayo).

Diez años más tarde alcanzaría el triunfo junto a Oliver Hardy, el Gordo, con quien formó pareja por primera vez en Putting pants on Phillip (Ponedle los calzoncillos a Philip, 1927), de Hal Roach. Fueron la pareja cómica más célebre de toda la Historia del Cine hasta entonces. Aunque los dos iniciaron sus carreras por separado, la pareja se consolida con ¡Vaya par de marinos! (1927), a la que seguirían From soup to nuts (1928), You're Darn Tootin' (1928), Liberty (1929), Ensalada de gemelas (1929) y Laughing gravy (1931).

La calidad indudable de sus películas mudas decaería con el sonoro, pese a sus esfuerzos por realizar versiones simultáneas en varios idiomas. El primer largometraje del Gordo y el Flaco fue De bote en bote(1931), tras la que alternarían largos y cortos hasta 1936, fecha en la que abandonaron el corto. Laurel produjo algunos más para Roach con otros actores, pero Laurel y Roach discutieron y se separaron. Posteriormente, ya en los años cuarenta, Laurel y Hardy harían de nuevo 7 películas para la 20th-Century Fox y la Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), bastante irregulares. Para Stan la pérdida de la libertad creativa que les había permitido a Laurel y Hardy alcanzar el éxito fue una fuente de resentimiento hasta su muerte.

Fue el alma de la pareja, un verdadero genio del género burlesco tanto en su labor de director, como en sus trabajos de gagman y actor. Admirado por numerosos cómicos, de Chaplin a Jerry Lewis, jamás volvió a actuar sin su compañero, y tras su retirada enfermó de diabetes quedando postrado en su silla de ruedas hasta que murió en su casa de Santa Mónica, California, el 23 de febrero de 1965.

Tuvo cinco esposas, aunque se casó dos veces con la misma mujer, Virginia Ruth Rogers. En los últimos años, su única actividad artística fue la venta de gags anónimos para las películas de Jerry Lewis o los shows televisivos de Dick Van Dyke. En 1960 Stan Laurel recibió un Oscar honorífico por su contribución pionera al cine cómico.

Fuente: buscabiografias.com