lunes, 4 de junio de 2012

Las maravillas del Ginseng.

El Ginseng o Panax Ginseng, desde su nombre promete ser una medicina prodigiosa y maravillosa. Panax en latín significa panacea, a su vez panacea es una medicina que cura todo.

Sin embargo, no existe ninguna panacea conocida, pero si maravillas que ayudan a tener salud, calidad de vida y un mejor futuro.

El Panax Ginseng es una pequeña planta herbacea de la familia Araliaceae, de la misma especie que las hiedras. En chino se llama renshen o Jin Sim, que significa raiz del hombre.

Como Panax Ginseng se conoce a las raices provenientes de Asia. El Ginseng Americano es el Panax Quinquefolius que procede del EE.UU. y Canadá, de las zonas frías y húmedas de las zonas del este de ambos países.

El ginseng siberiano o ruso es una especie diferente, no contiene los mismos componentes del Panax Ginseng o el Quinquefolius y sus efectos son menores, aunque es un producto que suele ser más económico.

Sin embargo, debido a la alta comercialización, cada vez su potencia disminuye por cuanto se necesita un mínimo de cinco años para que la raiz tenga toda su fuerza y es mucho mejor que sea de tipo silvestre orgánico y no artificial o industrial, como se viene haciendo.

Su raíz se parece a un ser humano y por ello se ha pensado que revitaliza y sana todos los males, pero ello no es así en el sentido que sea milagroso. A lo que habría que agregar que ya no se encuentra con facilidad el ginseng silvestre por lo que se necesitan mayores dosis o una marca de prestigio.

Propiedades adaptógenas

Es interesante hacer notar que no es un estimulante o excitante como puede ser el café o té, sino que tiene efectos en la mejoría de los procesos metabólicos y con propiedades adaptógenas.

Las propiedades adaptógenas se refiere a los nutrientes especiales contenidas en pocas plantas medicinales que permiten alcanzar mejores rendimientos físicos, mentales y de resistencia a la presión en el trabajo.

Se utiliza tradicionalmente la raiz, pero las hojas también tienen propiedades similares en menor proporción.

Contiene vitaminas, minerales y nutrientes, pero, a pesar de ser cantidades apreciables, la diferencia con otros productos o plantas medicinales, son los ginsenósidos, que sólo se obtienen por medios naturales de algunas plantas como el ginseng y hasta el momento no han podido ser imitados químicamente.

Propiedades del ginseng

Por lo menos tiene 14 ginsenósidos que actúan con sus propiedades especiales y que en el producto no debe ser menor al 4% para que el ginseng sea de buena calidad. A más antigua la raíz, mayor cantidad tendrá.

Es considerada una planta de tipo yang o positiva, que contrarresta el yin o negativo. Llámese salud al estado yang y enfermedad al estado yin. Sin embargo, el exceso de yang, que es un estado de actividad, caliente, vigilia, en exceso no es bueno.

Se recomienda para estados de debilidad, estrés, impotencia, pérdida atencional, pérdida de memoria, convalescencia de enfermedades, diabetes, presión arterial baja, viajes a las montañas o climas fríos, debilidad en el sistema inmunológico, enfermedades crónicas de diversos tipos y origenes.

Disminuye los niveles de colesterol elevado, mejora la producción de glóbulos rojos, disminuye el azúcar en la sangre, acelera la regeneración de las células, recomendable junto con la aplicación de tratamientos contra el cáncer.

Para la depresión, fibromialgia, dolores musculares, nerviosismo, vejez prematura, disminución de la líbido, incremento del endimiento deportivo, se recomienda.

Diversas presentaciones

El ginseng viene en diversas presentaciones, desde la raiz macerada con licor chino de arroz, hasta cápsulas, extractos, polvo deshidratado, caramelos, chicles, champues y muchos otras.

Ginseng Rojo

Existen igualmente diversas formas, como el ginseng rojo, que se obtiene luego de cocerlo al vapor y secado al sol. Se obtiene un producto que incrementa o acentúa sus propiedades.

Al ginseng rojo también se le llama ginseng coreano y a menudo tiene mayor precio que el blanco o Panax Ginseng.

En diversos estudios y pruebas se han llegado a conclusiones diversas, a veces contradictorias. No hay consenso sobre las propiedades o beneficios del ginseng.

Lo cierto es que a través de los siglos los resultados son muy considerables , lo que ha permitido que siga siendo una planta maravillosa. Las propiedades del ginseng se comprueban tomándolo y a través del tiempo, aunque normalmente existe un efecto inmediato notorio.

No se recomienda en pacientes con insomnio e hipertensión, aunque en algunos casos mejora el descanso y la presión sanguínea. De la misma manera las mujeres no deben tomarlo habitualmente, ya que se ha detectado la presencia de fitoestrógenos, lo que no debe abusarse.

Fuente:

Si pudiera,... de José Ramón Marcos Sánchez

Si pudiera regalarte lo eterno de una caricia,… extinguir el dolor que un dia nació de ti,…. que se perpetuo en tu memoria,… que te acuna entre los acordes malditos de de una música maldita,…. que te roba el descanso,… que nunca descansa,…. si pudiera cambiar la desgana que te pide hasta impedirte,…. que te aleja hasta olvidarte,…. que te lleva mas allá de la amargura,….. que te acerca cada día un poco más al adiós,… al nunca,…. por verte respirar ganas inhalaría el infierno hasta extinguirlo en mi pecho,… por ver en tu rostro esperanza mataría a la misma muerte,…. si pudiera ser voluntario para sufrir en tu nombre,…. para borrarte el recuerdo de tu único recuerdo,…. para que busques en el envés del silencio los sonidos suficientes que te lleven a una nueva melodía,…. que te hagan sentir que eres alguien para alguien,… y quieras encontrar el camino de vuelta a la vida de los vivos,… al deseo que se oculta al lado de la ilusión,… si pudiera encontrar la manera de decirte,… que si no puedo poder,…. no habré podido bastante,…que si no quieres poder,…. no habré podido ayudarte,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

Tu mejor compañía y salud: el té verde

La leyenda del origen del té, cuenta que Lao Tsé, el fundador del taoísmo en China, tenía muchos días sin dormir, pero necesitaba permanecer más días aún.

Entonces, se arrancó las pestañas y las arrojó a la tierra, naciendo la planta del té, que ha acompañado a oriente desde hace miles de años, pero también ha traído salud, energía y longevidad, a millones de personas en todo el mundo.

Es una de las mejores plantas para la salud natural. Contribuye con la mente y el espíritu. Existen hasta ceremonias sagradas del té. Te acompaña en invierno y en el verano.

Existen miles de tipos y combinaciones de té, pero la planta es la misma. El té verde es lo que se recomienda tomar, aunque recientemente se está conociendo, debido a un gran error de los ingleses que difundieron el consumo del té negro.

Cuando los ingleses fueron a China les encantó el té, tanto, que la hicieron la infusión nacional. Entonces, llevaron el té a Londres, pero como el te verde no es muy notorio cuando se hace en infusión, le pusieron plomo para que quedara más oscuro.

El té verde hizo mucho daño a los que lo tomaban, mientras el té negro no. Entonces dedujeron que el té negro era el mejor desechando el verde.

El té negro es lo mismo, pero se almacena por varios días para después llevarlo a las fábricas o comerciantes, por el tiempo se vuelve negro. Esta oxidación hace que pierda un gran porcentaje de sus propiedades.

En cambio el té verde, se lleva a deshidratación rápidamente y así no pierde sus propiedades. Aquí también se suma la lejanía de algunas cosechas de los lugares de procesamiento, por lo que el te negro es de menor precio.
Previene enfermedades degenerativas y el cáncer

El té verde además de ser buena compañía, te calienta en invierno y te refresca en verano, tiene fantásticas propiedades antioxidantes y rejuvenecedoras, elimina el cansancio, es muy digestivo. Es demostradamente preventivo del cáncer.

Reduce el nivel del colesterol. Contiene polifenoles, uno de los mejores antioxidantes para la longevidad, es uno de los secretos de la longevidad y calidad de vida oriental.

Ayuda a quemar hasta 70 calorias al día tomando dos tazas, ya que estimula el metabolismo. Protege la piel contra las arrugas y la capa de ozono. reduce el riesgo de artritis. Por su alto contenido de fluoruro ayuda a tener huesos en mejor estado combatiendo la osteoporosis.

Ayuda muy eficaz contra la obesidad. Protege contra el Alzheimer y el Parkinson. Mejora la parte mental e intelectual dando mayor concentración y resistencia.

Esto es solo una pequeña información de lo que el te verde puede hacer por ti. Haz una buena costumbre del té verde. Además acompaña cuando miras televisión, después de la cena, cuando los hijos se han ido a divertirse.

Tomar Té chino
Por si acaso, el té se toma sin azúcar. En China si le hechas azúcar, puedes estar insultando a la familia que te acoge, ya que le estas diciendo que su té es tan malo que tienes que ponerle azúcar para que puedas tomarlo.

Inclusive, existen diversas ceremonias para tomar el té. No debe hervirse, siempre es en infusión. Lo deseable es tenerlo unos diez minutos en agua lo más caliente posible. Se acostumbra en Asia calentar las tazas y la tetera para que la infusión sea más perfecta.

El té chino se refiere mayormente al verde mezclado con flores, saborizantes, aromas, semillas, raíces y tantas cosas que se pueden combinar debido a que este té tiene un sabor muy suave y acepta las sutilezas de cualquier agregado haciendo una especie de cata de té muy agradable.

Muchas combinaciones de té chino se ofrendan a los dioses, ya que se considera un regalo de ellos hacia los hombres y que hace la vida mejor.

Procura conseguirlo en hojas deshidratadas enteras. Normalmente vienen en forma de unas bolitas que al hidratarse se abren y puedes apreciar las hojas. Prefiérelas en esta presentación y no en bolsitas filtrantes. Claro, sino las consigues, los filtrantes serán una alternativa.

Para adelgazar también es bueno, pero para ello es mejor el té rojo que nos referimos en otro post.

Haz del té tu mejor compañía y salud.

Fuente: