domingo, 13 de mayo de 2012

Historia del Tamal mexicano.

El tamal (del náhuatl tamalli, que significa envuelto) es un nombre genérico dado a varios platillos americanos de origen indígena preparados generalmente con masa de maíz cocida normalmente al vapor, envuelto en hojas de la mazorca de la misma planta de maíz o de plátano, mashán o bijao, maguey, aguacate, canak e incluso papel aluminio o plástico. Pueden llevar o no relleno, el cual puede contener carne, vegetales, chile, frutas, salsa, etc. Además pueden tener sabor dulce o salado.

Existe evidencia de que las culturas predominantes en México que llevaron el maíz a otras culturas y regiones, también llevaron consigo platos y formas de cocinar el maíz. Siendo el tamal un método sencillo de cocción del maíz, es posible pensar que podría haber sido inventado en alguna de las posibles regiones origen del maíz, es decir desde México, hasta Sudamérica y de ahí llevado a otras culturas y regiones..


Los tamales son descritos en México por Fray Bernardino de Sahagún en Historia General de las cosas de Nueva España a principios del siglo XVI.


Comían también tamales de muchas maneras; unos de ellos son blancos y a manera de pella, hechos no del todo redondos ni bien cuadrados... Otros tamales comían que son colorados...
Fray Bernardino de Sahagún.

Sahagún y otros autores hacen referencia al tamal no sólo como comida de la gente común, sino de los nobles, de los sacerdotes en ceremonias especiales de ayuno.
La evidencia arqueológica muestra al tamal como parte de la vida cotidiana de algunas culturas de México en la época prehispánica, además de usarse en rituales religiosos, en ofrendas y tumbas. En el caso de los mayas, hay esculturas y pinturas de los períodos mayas clásico y postclásico temprano.
En ningún país existe tanta diversidad de tamales como en México. Cada región y estado tiene ciertos tipos de tamales, tantos que su variedad se calcula entre 500 y 5,000 en todo el país.5 6 Algunos expertos estiman el consumo de tamales en cientos de millones anuales.

En el libro de crónicas titulado Historia general de las cosas de Nueva España, de Fray Bernardino de Sahagún (1500-1590), además de datos importantes sobre la cultura azteca: teología, lengua, astrología, etc, aparece también la narración de costumbres y hábitos. Es el caso de la alimentación azteca, donde el autor señala la gran variedad de tamales (del náhuatl tamalli) que se vendían en los mercados y su uso en las ceremonias como el Huey Tecuilhuitl (traducido como "Gran fiesta de los señores"), donde las mujeres desde la noche anterior preparaban los tamales para honrar a sus dioses.

Fuente:

Los problemas del sueño multiplican el riesgo a trastornos depresivos

Las personas con apnea del sueño, un trastorno respiratorio que causa frecuentes alteraciones del sueño, a menudo se sienten cansadas y fuera de foco durante el día. Pero eso puede no ser la única consecuencia: Una nueva investigación sugiere que el trastorno también aumenta dramáticamente el riesgo de depresión.

Investigadores encontraron que los hombres diagnosticados con apnea del sueño tienen más del doble de probabilidades que otros hombres a mostrar signos de depresión clínica, tales como sentimientos de desesperanza y falta de interés en las actividades cotidianas. El panorama es aún peor entre las mujeres: Un diagnóstico de apnea del sueño aumenta el riesgo de síntomas de depresión cinco veces.
De hecho, el estudio sugiere que la apnea del sueño suele no ser diagnosticada aunque exista. Más del 80% de las personas que reportaron síntomas clásicos tales como roncar o quedarse sin aliento en la mayoría de las noches de la semana, nunca habían recibido un diagnóstico oficial.
Este grupo también tenía un riesgo tres veces mayor de depresión en comparación con personas que no tenían problemas para respirar durante la noche.
Los médicos en la comunidad del sueño y en la comunidad psiquiátrica tienen que hacer un mejor trabajo de selección yconseguir un tratamiento eficaz.
La apnea del sueño se producen cuando las vías aéreas se obstruyen durante el sueño, lo que restringe la respiración. El trastorno puede ser causado por varios factores, incluyendo amígdalas de gran tamaño, la estructura de las vías respiratorias de una persona, o el exceso de grasa alrededor de la tráquea.
La apnea del sueño está estrechamente asociada con la obesidad, un hecho que los investigadores tomaron en cuenta mediante el control de índice de masa corporal en su análisis.
Fuente:
http://blogdefarmacia.com/