lunes, 30 de abril de 2012

Diente de León


Planta perenne muy variable de hasta 40 cm. de altura. Tallos que soportan las flores sin hojas. Hojas basales en roseta, que varían bastante, desde enteras hasta divididas en lóbulos triangulares y con el pecíolo generalmente alado. Capítulos amarillos de hasta 6 cm. con largas lígulas y brácteas bien marcadas, con las exteriores curvadas hacia atrás. En campos cultivados, borde de los caminos y herbazales. La planta comienza a cultivarse en algunos lugares como verdura. Las rosetas de las variedades cultivadas son mucho más grandes pudiendo alcanzar hasta los 50 cm. de diámetro.

USO TRADICIONAL
-  Ácido Úrico:  Tomar en infusión las hojas secas, 3 tazas al día.  La misma infusión también puede realizarse con la mezcla de hojas más raíces.
-  Anemia:  Aumenta los niveles de hierro en el cuerpo, previniendo la anemia o ayudando al organismo a recuperarse de esta enfermedad.  Tomar en infusión una cucharada de planta seca por taza de agua.  Beber 3 tazas al día.  Jugo o tintura con agua en forma de complementos para la anemia.
-  Anorexia:  Combinar diente de león con otras verduras en ensaladas.  También los capullos florales antes de abrir, preparados en vinagre resultan deliciosos y abren el apetito.
-  Aperitiva:  Cuando se combina con otras verduras en ensaladas mejora mucho la digestión.  Los capullos florales, antes de abrir, y preparados en vinagre resultan deliciosos.
-  Cálculos Renales:  Tomar en infusión las hojas secas, 3 tazas al día.  La misma infusión también puede realizarse con la mezcla de hojas más raíces.
-  Cardiotónico:  Tomar la infusión de hojas frescas o secas de digital, ayuda a disminuir el número de pulsaciones del corazón; 5 gramos por litro de agua; tiene contraindicaciones, uno de ellos es con recomendación médica, otro es que nunca lo deben tomar los que sufran de arterioesclerosis, ni quienes padezcan degeneración grasienta del corazón ni bajo la acción de astringentes.
-  Ceguera Nocturna:  Tomar en infusión durante ¼ de hora un puñado de sumidades floríferas por medio litro de agua.  Tomar un par de tazas al día.
-  Cirrosis:  Poner a hervir 100 gramos de raíces en litro y medio de agua.  Tomar tres tazas al día.
-  Colesterol:  Tomar en infusión las hojas secas, 3 tazas al día. La misma infusión también puede realizarse con la mezcla de hojas más raíces.
-  Diabetes:  Tomar en infusión las hojas secas, 3 tazas al día. La misma infusión también puede realizarse con la mezcla de hojas más raíces.
-  Diurética:  Estimula la producción de orina.  Tomar en infusión las hojas secas, 3 tazas al día.  La misma infusión también puede realizarse con la mezcla de hojas más raíces.
-  Edema:  Tomar en infusión las hojas secas, 3 tazas al día. La misma infusión también puede realizarse con la mezcla de hojas más raíces.
-  Estreñimiento:  Constituye un laxante suave.  Tomar 5 gramos al día de extracto fluido.
-  Hemorroides:  Es calmante y relajante de problemas circulatorios periféricos.  Baños locales con la decocción de toda la planta.
-  Hepático:  Estimulante de la función hepática y biliar.  Poner a hervir 100 gramos de raíces en litro y medio de agua. Tomar tres tazas al día.
-  Hepatitis:  Poner a hervir 100 gramos de raíces en litro y medio de agua.  Tomar tres tazas al día.
-  Heridas o llagas:  Cicatriza las heridas o llagas.  Aplicar como emplasto, machacando hojas frescas de diente de león.
-  Herpes:  Tomar el cocimiento de una cucharada sopera de raíces secas de diente de león por taza de agua; tomar 3 tazas al día.
-  Inapetencia:  Combinar diente de león con otras verduras en ensaladas.  También los capullos florales antes de abrir, preparados en vinagre resultan deliciosos y abren el apetito.
-  Intoxicación Alimentaria:  Protege al hígado en una intoxicación alimentaria.  Poner a hervir 100 gramos de raíces en litro y medio de agua.  Tomar tres tazas al día.
-  Intoxicación Química:  Poner a hervir 100 gramos de raíces en litro y medio de agua.  Tomar tres tazas al día.
-  Moretones:  Aplicar como emplasto, machacando hojas frescas de diente de león.
-  Obesidad:  Tomar en infusión las hojas secas, 3 tazas al día.  La misma infusión también puede realizarse con la mezcla de hojas más raíces.
-  Piel:  Aplicada en forma de emplasto, realizado con las hojas frescas machacadas, ayuda a cicatrizar las afecciones de la piel 
-  Problemas de Visión:  Estimula la captación de luz.  Tomar en infusión durante ¼ de hora un puñado de sumidades floríferas por medio litro de agua. Tomar un par de tazas al día.
-  Toxinas en la Sangre:  Poner a hervir 100 gramos de raíces en litro y medio de agua.  Tomar tres tazas al día
-  Várices:  Es calmante y relajante de problemas circulatorios periféricos.  Baños locales con la decocción de toda la planta.

PROPIEDADES ALIMENTARIAS:

El diente de león puede tomarse como una verdura fresca más en ensaladas, aportando, a parte de sus vitaminas, todas las propiedades vistas anteriormente.  Además suministra a las ensaladas un toque de sabor amargo muy interesante, tanto más si la mezclamos con otras hierbas silvestres comestibles, como el berro, por ejemplo.
Resulta muy nutritivo y fresco mezclar esta planta con un conjunto de plantas con propiedades depurativas similares, como el apio, la cebolla o la zanahoria u otros alimentos naturales.  También se pueden cocer todas ellas en forma de caldo, que contiene muchas vitaminas y de gran valor depurativo.
-  Sustitutivo del Café:  Con, las raíces tostadas y molidas del diente de león se puede realizar un sustitutivo del café, bastante delicioso pero sin los inconvenientes que presenta la bebida original.

RECOLECCIÓN Y CONSERVACIÓN:
La primavera es la mejor estación para recolectar las hojas que deben secarse y guardarse en un saquito de tela.  Las raíces deben recogerse en el otoño o finales de verano. Deberán secarse y guardarse en un recipiente seco y hermético.

La salud mental, porque la mente se enferma

Es cierto, en algunas ocasiones puede que llegue la hora de sentarse a mirar televisión con nuestra pareja y debamos descansar, en otras ocasiones debemos jugar con nuestros hijos y en otras, debemos pasar por momento de estrés debido a nuestro trabajo. Lo verdadero en esto es que nuestra mente y cuerpo diariamente manejan las situaciones, evalúan como proceder y accionan. La mente es el mecanismo mediante el cual nosotros, los seres humanos podemos interpretar el mundo que nos rodea y prácticamente hacer todo lo que desarrollamos diariamente.


Por eso la mente es fundamental y aunque no se trate de los pulmones, el estómago o el cerebro, nuestra mente trabaja como un organismo vivo y es por eso que debemos cuidarla, la sanidad mental provoca que el organismo esté bien, y mucho pensarán que el organismo no responderá de la misma manera que la mente, si no existe conexión aparente, pues la verdad es que una mente enferma viene acompañada de un organismo enfermo.

Las relaciones laborales, afectivas, personales, profesionales, temporales, para toda la vida, todas las relaciones que tenemos con los seres que nos rodean hacen que nuestra mente recoja diferentes variables que serán almacenadas en nuestra memoria y cada parte de ese montículo de memorias van a provocar que nuestra personalidad pueda mutar, aprenda de viejas experiencias y tenga valores propios.

Es tan grande el potencial de nuestra mente que nos permite evaluar cada paso que damos, cada acción que realizamos y por eso mantener una mente sana es fundamental. La depresión, la locura, la paranoia, son desequilibrios mentales que terminan afectando a la hormonas de nuestro cuerpo, que en buena medida trabajan con nuestro cerebro, cerebro = organismo. Lo cierto es que para tener una mente sana, debemos encontrar el camino que nos lleve a poder desarrollar nuestros sueños, ideas, caminos, que nos trazamos día a día. Procura entonces encontrar ese camino.


Recomendaciones para prevenir Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad que afecta principalmente a mujeres después de la menopausia, aunque también puede afectar a hombres y mujeres premenopausicas. Sus consecuencias son las fracturas. Las más frecuentes son las fracturas vertebrales y de cadera, las cuales suelen ser invalidantes, y más concretamente la fractura de cadera conlleva un aumento de la mortalidad.

Los especialistas recomiendan desde una edad temprana, seguir determinados hábitos para contrarrestar una potencial manifestación de osteoporosis.


Principalmente aconsejan un aporte adecuado de calcio en la alimentación diaria mediante la ingesta de oligoelementos, vitaminas o aminoácidos, ya que de esta manera se asimilara de manera fortuita este elemento nutricional, es recomendable la ingesta con la dieta de dos o tres raciones de lácteos y tres o cinco de vegetales. A partir de los 40 años se recomienda el consumo de lácteos descremados, esto evitará el aumento del colesterol sérico y se incorporara un mayor contenido de calcio.

Otra recomendación importante es la realización de un ejercicio físico de forma regular, es decir, instaurar un programa de ejercicios dirigidos a mejorar la mecánica e higiene postural (evitando levantar pesos, tomar objetos pesados que estén elevados, posiciones forzadas, etc.) así como aumentar la fuerza muscular. Es necesario conocer los ejercicios orientados a las zonas más frecuentes de fractura: cadera, columna, hombros y muñecas.

También es importante una adecuada exposición a la luz solar, eliminar hábitos tóxicos como el tabaco, el alcohol, evitar la ingesta elevada de proteínas, sal, cafeína y gaseosas colas, ya que favorecen la eliminación de calcio por la orina. Ser cuidadosos en la vida cotidiana y evitar las caídas bruscas.

Beber mucha agua diariamente ayudara a hidratar los cartílagos y las articulaciones, y por supuesto acudir al médico especialista cada año para controlar la salud de los huesos y detectar cualquier posible anomalía a tiempo.

Remedios caseros para resfríados y gripe


El resfriado común es provocado por la exposición al frio, o la humedad, y provoca la inflamación frecuentemente con catarro de las vías aéreas y mucosas superiores, desde la nariz hasta la laringe, habitualmente está acompañado de tos.

La gripe estacional es habitualmente viral
.


Algunos síntomas pueden ser: secreción nasal, estornudos, fiebre, tos, dolor de cabeza, mucosidad, entre otros.

Recordamos que el estado físico general y la buena o mala alimentación, en especial, la ingestión de vitamina C, son factores que favorecen o contrarrestan que se contraiga un resfriado.

La gripe, en cambio, es provocada por varios tipos de virus y esta trae consecuencias catarrales más profundas, estados febriles, malestar corporal general, debilidad y decaimiento.

Por ser una patología viral tiene un periodo de incubación de alrededor de 72 horas. Para esta enfermedad existen vacunas antigripales que pueden aliviar sus consecuencias y atenuar la fiebre.

Para tratar y aliviar la ronquera y otros síntomas causados por la gripe, la cebolla resulta muy eficaz.

Para calmar todas las molestias causadas por estas dos enfermedades se puede lograr un efecto antigripal al comer cebolla cruda o beber jugo de este verdura durante varias veces al día.

Otro aliado para la lucha contra estas patologías es el limón, alcanza con tomar un jugo de un limón por día y se puede beber tibio endulzado con miel. El efecto para mejorar los síntomas de estas afecciones radica en su alto contenido en vitamina C.

Para calmar el catarro pueden usarse Trementina, que posee efectos sobre las mucosas y emulsiones de almendras amargas ayudadas por inhalaciones de vapor de agua con hojas de Eucalipto o semillas de Anís.

A la vez que para fumadores se recomienda interrumpir el fumar por unos días, hasta que se mejoren los síntomas de estas patologías.



Fuente: http://blogdefarmacia.com/

Automotivación de Maytte Sepulveda

Hay momentos en los que necesitamos volver a comenzar y salir adelante, después de haber pasado por una etapa de estancamiento y pasividad. Pensamos que no podremos hacerlo a menos que alguien nos ayude o nos apoye para poder lograrlo. ¿Qué crees que nos hace falta realmente en ese momento? Automotivación.
Estamos acostumbrados a esperar o a necesitar, que alguien se haga responsable de nosotros, que alguien nos acompañe o nos motive para que podamos salir adelante... Necesitamos aprender a motivarnos a nosotros mismos para tener un motor propio.
Sentir la fuerza de la motivación, implica experimentar el impulso de hacer cuanto sea necesario para conseguir nuestras metas. Muchas veces, necesitamos sentir que somos motivados por otras personas y cuando ellas dejan de impulsarnos, nos detenemos casi instantáneamente. Es muy importante aprender a tener una motivación propia, de manera que esto nos asegure no detenernos por falta de esa fuerza.
Sentirnos motivados significa tener entusiasmo, voluntad y ganas de vivir, de levantarnos cada día con optimismo, implica el no necesitar que otro nos recuerde el cumplimiento de los compromisos que hemos hecho con nosotros, con otros y con la vida.
Cuando te sientes motivado, eres más fuerte para perseverar en tu empeño. Además puedes vencer los obstáculos con más facilidad. La falta de motivación hace que pierdas el sentido y la dirección de tu vida. Pregúntate ¿Qué es lo que deseas alcanzar en tu vida? ¿Cómo te gustaría vivirla?
Muchas veces a través de tu ejemplo y de tu actitud, motivas a otros a recuperar el entusiasmo y las ganas de vivir.



Cómo recuperar la automotivación
Reconoce todo lo positivo que llega a tu vida. Coloca tu atención en las cosas buenas y especiales que te han sucedido. Realizar un inventario de todo lo bueno que has alcanzado, te permitirá saber y creer que sí puedes alcanzar con trabajo, voluntad y dedicación aquello que deseas en la vida. A través de la consecución de metas pequeñas y diarias, refuerzas la confianza en tu capacidad de alcanzar metas mayores.


Ponte una meta. Cuando quieres alcanzar algo en la vida, inmediatamente toda tu energía se alinea con tu intención, cada pequeño o gran esfuerzo comienza a estar dirigido hacia la consecución de esa meta. Entonces te descubres motivado y entusiasta. Es importante que la meta, sea tuya realmente y no sugerida por otro, para que puedas desarrollar la motivación necesaria para alcanzarla. Cuando después de alcanzar una meta, continúas experimentando el mismo vacío que sentías inicialmente, es porque la meta que perseguiste con tanto empeño era sugerida por otro.


Haz cada cosa con pasión. Cuando hacemos las cosas con pasión, con ganas, desarrollamos una fuerza que nos hace permanecer motivados durante todo el proceso. El verdadero anhelo hace que nos volvamos fuertes para sortear los obstáculos, y fuertes para sobreponernos al fracaso. ¿Recuerdas la última vez que quisiste hacer algo? Seguramente nada te detuvo y al final ni siquiera te sentiste cansado... 


Considera tus fracasos una parte importante de tu crecimiento. En algunos casos, el haber experimentado un fracaso hace que perdamos la motivación para intentarlo de nuevo. Recuerda que cada experiencia fallida acorta el camino hacia el éxito y la felicidad. Así que adelante, una vez más con la misma fuerza que tuviste inicialmente, seguro, confiado y motivado. Cada vez que tu mente te recuerde un momento de fracaso, respira profundo y dite a ti mismo: eso forma parte del pasado y quiero desconectarme de él.


Refuerza la confianza en tus capacidades. Si puedes alcanzar tus metas, sin importar de qué tamaño sean. Repítete a ti mismo: soy capaz, voy a lograrlo. Recuerda que puedes al igual que otros, lograr que tus sueños se conviertan en realidad. Cambia el monólogo silencioso que te acompaña en la cabeza, después de un pensamiento negativo de apatía o desánimo, crea uno positivo y contrario.


Alimenta la confianza en ti mismo. Lee libros motivadores, que tengan historias de éxito, que refuercen tus pensamientos positivos y que te recuerden que tú puedes lograrlo porque tienes el poder dentro de ti. Refresca tu espíritu y aumenta el entusiasmo. Acércate a personas entusiastas y optimistas, que puedan con sus comentarios o con su ejemplo fortalecer tu confianza.


Practica con disciplina y voluntad, todo aquello que aprendas y que pueda mejorar tu vida. Quiérete más, para que puedas tener la motivación necesaria para hacer cosas buenas para ti. Déjate llevar por la iniciativa que se enciende en tu interior... no lo pienses tanto y entrégate a ella.



Fuente: http://maytte.com

El amor desnudó las vergüenzas calladas,… de José Ramón Marcos Sánchez

El amor desnudó las vergüenzas calladas,… y su alma entregó la pasión de su cuerpo,… y fue ella de nuevo entre besos y miedos,… liberando despacio las caricias guardadas,… las caricias soñadas,… recordó sensaciones que olvidaron los años,… que acalló la costumbre,… se sintió deseada en la piel de un abrazo,… y vibró nuevamente al sentir sus jadeos ,… y danzó entre susurros desprovistos de tiempo,… el amor desnudo las vergüenzas calladas,… y el deseo vivió porque sólo dormía,…. y latió nuevamente la carne entregada,… y nacieron secretos que mataron complejos,… que temblaron cobardes lo inseguro del antes,… que gozaron valientes la verdad del durante,… que lloraron seguros liberados después,… que sus ojos gritaban con la luz del recuerdo,... y en su voz maculada brillaban auroras,... y temblaba su aroma disfrazado de ayer,.. se miró y comprendió que su eterna belleza,.. se ausento porque ella se dejo de querer,… que al volver a quererse desperto la belleza,...y fue bella otra vez,… y volvió a ser soñada,... y volvió a ser mujer,..
Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

Cuando sea parte del tiempo,.. de José Ramón Marcos Sánchez

Que me busque la sonrisa de la nostalgia cuando sea parte del tiempo,…que me encuentre en algún pedazo bello de tu memoria,…y me traiga nuevamente para vivirte un instante,….y te haga sentir de nuevo aquello que nunca murió,…para decirte al oído que siempre estaré a tu lado,….que mi presencia estará allá donde esté la tuya,….y habitaré perpetuado en la huella de nosotros,…aunque ya no esté contigo permaneceré eterno en ti,…guardado entre los besos de tus recuerdos,…cuidándote para arrancarte los daños,…daré mis manos al viento y sentirás mis caricias,….seré la piel de las lágrimas que consolaran tu llanto,…y traeré de la tierra del olvido sentimientos olvidados,….hasta que nazcan de nuevo y te habiten enraizados en la ilusión de un inicio,….y te permitan ser parte del principio de otros latidos ansiados de ganas,…y te amen nuevamente en otro cuerpo distinto,….pero con el mismo alma,…seré la sombra de todo,…hasta que todo sea tuyo,….y luego seré recuerdo,… y cuando me necesites sólo tendrás que buscarme,…porque la espera murió cuando decidí esperarte,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez

La Felicidad de Maytte Sepulveda

En estos dias, reflexionando acerca de la felicidad, encontré esta historia para compartir contigo:

"Dios estaba cansado de que los hombres le pidieran cosas, entonces pensó: Voy a descansar un poco, quiero retirarme por un tiempo". Reunió a sus ángeles consejeros y les preguntó: ¿cuál sería el lugar ideal donde pudiera esconderse?
Unos dijeron que en la cima de una gran montaña, otros que en el fondo del mar, o tal vez en una pequeña isla en medio del océano. ¿Quien lo buscaría allí? Mejor en un lejano planeta, nadie lo podría encontrar. Entonces Dios le preguntó al más viejo y sabio de todos los ángeles ¿Adónde crees que debo ir? El ángel, sonriendo, respondió: ¡Escóndase en el corazón humano! Es el único lugar donde ellos no buscarían". 


Todos sin excepción queremos ser felices, anhelamos nuestro bienestar, pero: ¿En verdad dónde esta la felicidad? ¿En qué consiste?
Nos pasamos la vida buscándola por todos lados sin encontrarla... pensando que es un lugar o una meta que alcanzar. La felicidad es ese sentimiento de sentirte a gusto contigo mismo, con lo que haces, con el lugar donde te encuentras en este momento. ¿Sabías que puedes ser feliz ahora mismo, ahí donde estás, si lo decides valientemente?
Muchas personas buscaron la felicidad en el dinero, adquirieron y acumularon riquezas y por conseguirlas y cuidarlas no las pudieron disfrutar, perdieron su salud, su familia, sus amigos y su vida en el empeño de acumularlas. Algunos envejecieron ricos y solos, dejando su plata y sus propiedades sin encontrar la felicidad.
Otros buscaron la felicidad en el poder, manejaron y manipularon la vida de muchos, fueron temidos y envidiados, pero a la final resultaron solos, visitados solamente por el interés y la ambición de sus allegados, sin conocer nunca la compasión, la alegría, el verdadero amor o la amistad desinteresada.
Un grupo más pequeño la busco en la fama, pero ésta se esfumaba todas las noches cuando el teatro quedaba vacío y ya no había aplausos, tanta soledad después de esa gran multitud hacía que el silencio fuera ensordecedor.
Otros más trataron de encontrar la felicidad en el placer. Cuán efímero es el placer… aumentando las dosis cada vez más, hasta hastiarse por ya no sentir nada.
Dios colocó la felicidad en un lugar donde nadie pudiera robarla, comercializarla, esconderla o apropiarse de ella, la colocó en el lugar más seguro del mundo y en el más accesible de todos, la colocó en nuestro interior, al lado del corazón, en donde reside nuestra alma.
Los vacíos internos sólo se pueden llenar con pensamientos, sentimientos y actos positivos, desinteresados y bondadosos.

Podemos ser felices.


Mantén una actitud positiva
. Eliminemos todo pensamiento de tristeza, enfermedad o pesimismo. Sonríe, refleja en tu rostro el estado de ánimo que deseas mantener. La felicidad no depende de lo que sucede afuera, sino de cómo nos sentimos adentro. Dejemos de quejarnos y lamentarnos por lo que todavía no ha llegado a nuestra vida y fijemos nuestra atención en todo lo bueno, especial y maravilloso que ocurre en ella.

Experimenta la paz interior. Nada ni nadie tiene el poder de molestarnos a no ser que nosotros lo permitamos. Serena tu estilo de vida, bájale la velocidad a tus días, no te dejes atrapar por las preocupaciones, éstas son enemigos de la felicidad. Tomemos las cosas con calma y paciencia, pues nada es lo suficientemente grave para hacernos perder la tranquilidad y el control de nuestra vida.

Practica el perdón. Olvidemos lo que pasó, el pasado ya se fue y no podemos hacer nada para cambiarlo. Llénate de amor y decide no guardar odio, rencor o resentimiento en tu corazón. Abrete a perdonar y libérate de esas ataduras que sólo traen dolor y desarmonía a tu vida. Desea que las personas que te hirieron sean felices.

Ama y disfruta la vida. El propósito de nuestra vida es que seamos felices. Viniste aquí para ser feliz, no te sabotees esa posibilidad. Amate a ti mismo, ama a tu pareja, a tus hijos, a tus padres, a tus amigos, siente amor por la gente... recuerda que la vida es un regalo y disfruta cada instante y cada suceso en tu día. Siéntete agradecido por todos los regalos y las bendiciones que has recibido, compártelas con los demás.

Conéctate a tu mundo interior. Con frecuencia recógete y ve hacia adentro, cierra los ojos y percibe la presencia amorosa y protectora de Dios... descansa en su presencia. Vuélvete practicante de tu verdad y trabaja para que tu vida diaria refleje tus creencias. Recuerda que nunca estás solo.