martes, 17 de abril de 2012

¿Como se hace la prueba de VIH?

Si crees que puedes haberte contagiado al realizar una practica de riesgo, lo que debes hacer para salir de dudas es una prueba de VIH.

Inicialmente debemos conocer antes de hacernos la prueba del SIDA que no es ésta propiamente dicha, es decir, no podemos saber a través de esta prueba si alguien va a desarrollar en un futuro el virus del SIDA.

Los resultados de esta prueba, muestran si se han desarrollado o no los anticuerpos del VIH por contagio con el virus.


No es aconsejable ni efectivo realizarse esta prueba inmediatamente después de la práctica de riesgo, ya que dichos anticuerpos demoran en desarrollarse en nuestro cuerpo.

Los especialistas establecieron un plazo a partir del cual es confiable el resultado, y este plazo corresponde a tres meses, por lo que debemos esperar tres meses, para realizarnos la prueba luego de que creas que te hayas contagiado.

Luego de obtener los resultados de la prueba, podemos encontrarnos con diferentes resultados, por lo que hay que saber interpretarlos.

Si el resultado es positivo significa que eres portador del VIH, por lo que tienes que tener precauciones para no contagiarlo a otras personas.

Si el resultado es negativo, es porque que no hay anticuerpos dentro de tu cuerpo.

El hecho de que seas portador, no implica que tengas el SIDA ni que vayas a desarrollarlo.

Existen tres tipos de pruebas que puedes practicarte, sin embargo la más común es la prueba ELISA debido a su costo económico. Si esta prueba sale positiva deberás realizarte alguna de las otras dos para confirmar correctamente los resultados, pero si esta prueba sale negativa no es necesario utilizar otra.

Las pruebas se pueden hacer en cualquier centro sanitario de atención primaria, en un centro de planificación familiar, un centro de ETS, o en cualquier laboratorio privado.

Evaluación periódica de la salud


En 1900 George M. Gould, en una conferencia a los miembros de la American Medical Association, propuso el examen periódico de la salud para aumentar la calidad de vida. Con el tiempo se ha popularizado entre la población, pero hay pocos datos que demuestren su eficacia. Recientemente se han realizado revisiones en varias áreas con el objetivo de mejorar la actuación en ciertas enfermedades con resultados diversos y en la mayoría con escasa rentabilidad coste / beneficio. Las condiciones de utilidad de un examen preventivo deben de ser:
  • El proceso a prevenir debe de tener un efecto significativo sobre la calidad de vida o la duración de la misma.
  • El método de tratamiento debe ser aceptable.
  • El proceso / enfermedad debe tener un periodo asintomático en el que su detección y tratamiento mejore la morbilidad o la mortalidad.
  • El tratamiento en la fase asintomática debe de ser de resultados superiores al obtenido en fases más avanzadas del proceso.
  • Los métodos de estudio para detectar algún proceso en fase asintomática deben de ser aceptables y de fácil acceso a un precio asequible.
  • La incidencia del proceso / enfermedad debe de justificar un estudio amplio en la población.
En 1979 el Canadian Task Force on the Periodic Health Examination (CTF) publicó con estas premisas 78 enfermedades potencialmente previsibles.
Hay otros grupos de trabajo en este área (FRAME, ACS, USPSTF) y se precisa la recomendación de al menos 2 grupos de trabajo para justificar la realización de un examen de detección precoz de alguna enfermedad . Además cada individuo, de acuerdo a la presencia de ciertas enfermedades de tendencia familiar, debe aplicar las variables correspondientes.
Los intentos de educar a la población en ciertas áreas es tema de debate ya que, en algunas ocasiones, hay algunas ocasiones, hay una excesiva sensación de enfermedad (autoexploración de mamas) y en otras un aumento indiscriminado de consultas intrascendentes a los médicos.

RECOMENDACIONES, POR GRUPOS DE TRABAJO

Grupos de trabajo reflejados:

  • Protocolo: Resumen del FRAME (EE.UU.).
  • CTF: Canadian Task Force on the Periodic Health Examination.
  • Cancer Society.
  • USPSTF: Grupo de trabajo sobre prevención de enfermedades de USA.
Indicaciones

EXAMEN FíSICO

  • Medida de la Tensión arterial
  1. Protocolo: Cada 2 años.
  2. CTF: cada 5 años o en cada visita al médico hasta los 64 años y cada 2 años desde los 65.
  3. USPSTF: Periódicamente.
  • Examen periódico de mamas
  1. Protocolo: Recomendable cada 2 años hasta los 50 años. Después cada año.
  2. CTF: Anualmente desde los 50 años.
  3. ACS: cada 3 años entre los 20 y 40 años. Después anualmente.
  4. USPSTF: Anualmente desde los 40 años .
  • Examen ginecológico vaginal (tacto vaginal)
  1. Protocolo: No recomendado.
  2. CTF: no lo incluye.
  3. ACS: Cada 1 a 3 años con Papanicolau hasta los 40 años. Después anualmente .
  4. USPSTF: Cuando se acude a consulta de ginecólogo.
  • Examen rectal (tacto rectal )
  1. Protocolo: No recomendado
  2. CTF: Insuficiente evidencia para indicar una recomendación tanto para el cáncer colorrectal como para el de prstata.ó
  3. ACS: Anualmente desde los 40 años.
  4. USPSTF: Insuficiente evidencia para indicar una recomendación tanto para el cáncer colorrectal como para el de próstata.
  • Control de peso y talla
  1. Protocolo: Cada 4 años.
  2. CTF: No contemplado.
  3. USPSTF: Periódicamente
  • Medida de agudeza visual
  1. Protocolo: No revisado.
  2. CTF: Insuficiente evidencia para indicar una recomendación a favor o en contra de este control.
  3. USPSTF: Puede ser útil en los ancianos.
  • Examen de audición
  1. Protocolo: No revisado
  2. CTF: Recomendado en visitas por otras razones.
  3. USPSTF: Recomendado en ancianos.

OTRAS EXPLORACIONES.

La American Cancer Society recomienda un screening de cáncer de tiroides, testículos, ganglios, cavidad oral y piel cada 3 años en personas de 20 a 40 años y, después, anualmente.
La Canadian Task Force recomienda examen exploratorio clínico de hipotiroidismo cada 2 años en las mujeres postmenopasicasú

ANáLISIS

  • Sangre oculta en heces
  1. Protocolo: Cada 2 años entre los 40-50 años. Posteriormente cada año.
  2. CTF: No en menores de 40 años. Insuficiencia de datos en mayores de 40 años.
  3. ACS: Anualmente a partir de los 50 años.
  4. USPSTF: No hay evidencia de utilidad.
  1. Protocolo: Desde el comienzo de la actividad sexual 2 tomas en 2 años durante los 2 primeros años, desde los 70 años cada 2 años .
  2. CTF: Desde el comienzo de la actividad sexual 2 tomas en 2 años durante los 2 primeros años. Después cada 3 años hasta los 35 años y después cada 5 años hasta los 74 años.
  3. ACS: Desde el comienzo de la actividad sexual o desde los 18 años 1 toma anualmente durante 3 años, después a criterio del ginecólogo.
  4. USPSTF: Desde el comienzo de la actividad sexual o desde los 18 años 1 toma al principio. Después cada 1 a 3 años hasta los 65 años.
  1. Protocolo: Anualmente desde los 50 años.
  2. CTF: Anualmente desde los 50 años.
  3. ACS: Cada 2 años entre los 40-49 años después cada año.
  4. USPSTF: Cada 2 años entre los 50 - 75 años.
  • Determinación del colesterol en sangre.
  1. Protocolo: Cada año hasta los 70 años.
  2. CTF: Se recomienda 1 vez en los hombres entre los 35-49 años de edad.
  3. USPSTF: Se recomienda en hombres de mediana edad.
  • Recto - Sigmoidoscopía
  1. Protocolo: No recomendada.
  2. CTF: No hay datos a favor o en contra de su utilidad.
  3. ACS: Cada 3 a 5 años desde los 50 años.
  4. USPSTF: No hay datos a favor o en contra de su utilidad.
  • Test de función tiroidea
  1. Protocolo: No recomendada
  2. CTF: No hay datos a favor o en contra de su utilidad.
  3. USPSTF: Puede ser útil en mujeres mayores.
  • Determinación de antígeno prostático específico .
  1. Protocolo: No revisado.
  2. CTF: No recomendado.
  3. ACS: Anualmente en hombres mayores de 50 años.
USPSTF: No recomendado.
  • Citología y sangre en orina
  1. Protocolo: No recomendada.
  2. CTF: No recomendada
  3. ACS: No revisado.
  4. USPSTF: Puede ser útil en hombres mayores de 70 años.

INMUNIZACIONES

  1. Protocolo: Cada 10 años recuerdo después del inicio.
  2. CTF: Cada 10 años recuerdo después del inicio.
  3. USPSTF: Cada 10 años recuerdo después del inicio.
  1. Protocolo: No recomendada de rutina.
  2. CTF: Anualmente desde los 65 años.
  3. USPSTF: Anualmente desde los 65 años.
  1. Protocolo: En mujeres no embarazadas y en edad de poder tener hijos.
  2. CTF: En mujeres no embarazadas y en edad de poder tener hijos.
  3. USPSTF: En mujeres no embarazadas y en edad de poder tener hijos.


Incapacidad por Maternidad: Un derecho de Toda Mamá.

En México los derechos de las madres trabajadoras se encuentran regulados principalmente en la Constitución y en las leyes laborales y de seguridad social, como la Ley Federal del Trabajo.


Constitucionalmente las mujeres están protegidas para que durante el embarazo no estén obligadas a realizar trabajos que exijan un esfuerzo considerable y signifiquen un peligro para su salud y su gestación. Esta protección se logra gracias a la incapacidad laboral por maternidad. Esta indica que las mujeres deberán gozar forzosamente de un periodo de descanso para cuidar de sí mismas en la etapa final del embarazo y para cuidar de su bebé recién nacido. Durante ese tiempo tienen el derecho a recibir su salario íntegro y a conservar su empleo.

¿Dónde puedo tramitar mi incapacidad laboral por maternidad?

La incapacidad por maternidad se tramita ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) si trabajas para una empresa, y ante el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), si trabajas para el gobierno. En dichos institutos se corroborara las semanas en curso de tu embarazo y se podrá certificar la incapacidad laboral por maternidad. Para obtener tu certificado tendrás que acudir a revisiones médicas periódicas en el Instituto que te corresponda, donde llevarán el seguimiento de tu embarazo. Estas consultas son necesarias aunque adicionalmente te atiendas con un médico particular y no por las Instituciones de gobierno que brindan seguridad social.

¿Cuánto tiempo de descanso cubre mi incapacidad por maternidad?
La Ley indica que las madres trabajadoras tienen los siguientes derechos:

• Las mujeres que trabajan en el sector privado tienen derecho a disfrutar de un lapso de descanso de seis semanas antes del parto y seis después del mismo. Estos períodos pueden prorrogarse en caso de que no puedan trabajar debido a problemas de salud relacionados con el embarazo o el parto. En el período de lactancia tienen derecho a dos reposos extraordinarios de media hora cada uno para alimentar al bebé. También tienen derecho a conservar su empleo, siempre y cuando no haya transcurrido más de un año después del parto (aunque lo conservarán sin goce de sueldo a partir de los 60 días del nacimiento del bebé), y a que los períodos de descanso pre y postnatales se cuenten como días trabajados tanto para conservar su antigüedad como para hacer efectivo su derecho al reparto de utilidades Por último, tienen derecho a guardería infantil gratuita, servicio prestado por el IMSS.

¿Qué pasa si mi empleador no acepta que me tome la incapacidad?

Dependiendo de si tu incapacidad la otorga el IMSS o el ISSSTE deberías dejar de trabajar seis semanas o un mes antes del parto respectivamente.

Una vez que el IMSS o el ISSSTE hayan confirmado que tienes las semanas necesarias de embarazo para comenzar tu incapacidad te darán un certificado que tienes que presentar ante el área responsable de los recursos humanos de tu lugar de trabajo, y a partir de ese momento gozas de tu incapacidad aunque tu jefe no lo autorice. Si bien podrías tratar de tener una plática amable con él o ella y explicarle que estás en tu derecho, muchos jefes sienten que la incapacidad por maternidad son unas “vacaciones pagadas” y les parece injusto.

Si te encuentras en ese caso no te sientas mal, la Ley está de tu lado y la incapacidad no es ninguna vacación, sino que consiste en el tiempo que tú necesitas para el cuidado del final de tu embarazo, para prepararte para el parto y para que cuando suceda éste, tu bebé disfrute de tu atención plenamente, sobre todo durante los primeros días después de su nacimiento. También podrías evaluar tu situación laboral, ya que, cuando regreses seguramente te toparás con un ambiente tenso.

¿Puedo perder mis derechos laborales mientras estoy de incapacidad por maternidad?
No, mientras estás de incapacidad por maternidad se te considera trabajador “activo”, es decir, es como si te presentaras en tu empleo todos los días y tus derechos no se pierden ni se suspenden, ni tu antigüedad laboral tampoco.



¿Por qué tomar Ácido Fólico en el Embarazo?

El ácido fólico es una vitamina necesaria para el desarrollo saludable del feto.
El ácido fólico es la forma sintética del folato, en su forma natural la podemos encontrar en los vegetales de hojas verde oscuro, frutas cítricas, frijoles y granos integrales. Éste juega un papel importante en el desarrollo de la médula espinal y el cerebro del feto. Idealmente, usted debe empezar a consumir alimentos y suplementos que contengan ácido fólico de dos a tres meses antes de la concepción y durante el primer trimestre del embarazo.
La deficiencia de ácido fólico, puede causar defectos congénitos graves en el cerebro y la médula espinal, conocidos como defectos del tubo neural. En algunos casos, es posible que no existan signos notorios de deficiencia de ácido fólico, y ésta sólo se diagnostica en las mujeres embarazadas después de que el bebé nace con un defecto del tubo neural. Normalmente, sin embargo, su médico puede detectar la deficiencia durante los controles prenatales, a través de pruebas sanguíneas y ultrasonidos. Cuando las mujeres toman la dosis recomendada de ácido fólico antes de la concepción y durante el primer trimestre del embarazo, del 50% al 70% de los defectos de tubo neural son prevenidos. Sin embargo, las últimas investigaciones revelan, que muchas mujeres no están conscientes de la importancia del ácido fólico.
Existen muchas formas de obtener el ácido fólico que su organismo necesita. Éste se encuentra disponible en tabletas de ácido fólico, multivitaminas, panes fortificados, arroz, pastas y cereales. Si bien muchos de estos alimentos fortificados contienen cerca del 10% de la cantidad diaria recomendada, pocos cereales contienen la totalidad del suplemento diario de ácido fólico. También es posible obtener suficiente ácido fólico consumiendo grandes cantidades de hígado, vegetales de hojas verde oscuro, frutas cítricas, granos integrales, y frijoles y guisantes secos.
La mayoria de las instituciones de salud recomiendan lo siguiente:
  • Los adultos deben consumir 400 microgramos de folato diariamente. Las mujeres con posibilidades de quedar embarazadas deben recibir esta cantidad a través de suplementos de ácido fólico, no sólo alimentos fortificados, para asegurar la ingesta diaria adecuada.
  • Las mujeres que han tenido un embarazo previo con defecto del tubo neural, deben tomar una dosis mayor de ácido fólico durante su siguiente embarazo, por lo menos 4 miligramos al día.

Volver a Sentirse Bien de Maytte Sepúlveda

Los seres humanos tenemos la capacidad de volver al balance, después de haber permanecido en cualquiera de los extremos del camino. No importa cuánto tiempo hallamos pasado fuera del centro... Siempre podemos volver a entrar en ritmo con nosotros mismos, para recuperar nuestro bienestar. Tenemos la tendencia aprendida, a permanecer más conectados a los momentos difíciles de la vida. Es así, como extendemos el malestar, por más tiempo del que requerimos para superarlos. Hagamos juntos una reflexión: ¿Te sería mucho más fácil vivir en armonía si estuvieses lejos de la ciudad? Si no tuvieras tantas cuentas por pagar? Si pudieras vivir para ti y para los tuyos sin tener que complacer o impresionar a otros?. Vivimos en la vorágine de las ciudades y aun así, es posible aprender algunos ritos para recuperar el equilibrio, al mismo tiempo que lidiamos con las situaciones y los problemas de cada día. No podemos olvidar que el sentirnos bien, depende de cada uno de nosotros. Es muy importante mantener una actitud positiva y recordar que los acontecimientos no dependen sólo de nosotros y que las cosas no siempre cambian en el sentido que deseamos.

Recibe cada día con una sonrisa. Coloca tu reloj despertador 15 minutos antes de la hora acostumbrada, para que te levantes sin la sensación de no tener tiempo para estirarte un poco, para dar gracias por un nuevo día, para intercambiar caricias y frases amables con tus seres queridos, para tomar una ducha un poco más larga que de costumbre, y renovar con ella tu entusiasmo y tu sonrisa.

Perdona a tus enemigos. Mientras guardes el recuerdo de lo que te hicieron... te mantienes preso y afectado por ese suceso. Cierra los ojos, recuerda la imagen de la persona, cuéntale mentalmente sobre tu malestar y sobre lo que esperabas que sucediera... Al final dile que le perdonas e imagina que sonríe. Repítelo cuantas veces sea necesario para dejarlo en el pasado y sentirte libre de él.

Lucha por pequeñas cosas que quieres. Aunque muchas veces te parezca que no es tan importante elegir la película que quieres ver, o decidir con quién y adónde vas a salir o qué quieres comer en el momento en que alguien te pregunte... Quiero decirte que muchas veces los placeres pequeños son la sal de la vida. Evita decir frases como: ¡Lo que te parezca mejor!, ¡Me da igual, donde ustedes quieran!, en su lugar aprende a expresar tus gustos y preferencias.

No pienses tanto. Vamos, no pienses tanto las cosas... planea y actúa. Recuerda que mientras más vueltas le das en la cabeza a una idea o a una situación, más se extiende el dolor o la confusión. Además, al final quedarás paralizado y sin saber cuál es la decisión correcta. Distrae tu mente, lee un buen libro, escucha música, no dejes que tu cabeza se llene de preocupaciones.

Disfruta de tus seres queridos. No permitas que las obligaciones y las preocupaciones te hagan perder de vista el regalo de compartir momentos de calidad y disfrute con tus seres queridos. Puede ser: La preparación de los alimentos, la lectura de un libro, un par de horas viendo una película, regar el jardín, un paseo al aire libre. Lo importante es el contacto y el amor.

Termina con las relaciones negativas. Muchas veces ocurre que mantienes relaciones con personas que no te aportan nada positivo o constructivo y que sólo te amargan la vida. Llénate de valor y afronta el conflicto que puede haber entre ustedes y dale una solución. Aléjate de aquellas personas que te inducen a atentar contra tu salud, tu bienestar o tu dignidad.

Planea momentos para angustiarte. Aunque te parezca tonto, planifica un momento al día o a la semana para preocuparte. Recuerda, cada vez que las preocupaciones lleguen a tu mente, dite a ti mismo me voy a preocupar por eso el día tal, a tal hora... Durante el tiempo que planificaste para preocuparte, llora, vive tu duelo y luego vuelve a tu actividad normal. Veraz como poco a poco la ansiedad va desapareciendo. Así te será más fácil enfrentarlas y darles solución.

Alimenta el cuerpo y el alma. Una buena alimentación es una de las bases para el bienestar físico y psíquico. Escucha tu cuerpo y cuídalo. Lee libros con mensajes reconfortantes y positivos, practica la oración y la meditación. Conéctate a todo aquello que te estimule a nutrir tu fuerza espiritual.

Visualiza aquello que deseas. Piensa en una meta que desees alcanzar. Cierra los ojos y respira profundo un par de veces para aquietarte. Luego durante unos minutos crea la imagen mental de la meta que quieres alcanzar, imagina que la obtienes. Al final da las gracias como si ya la hubieras alcanzado.


Biografía de Benjamín Franklin

(Boston, 1706 - Filadelfia, 1790) Político, científico e inventor estadounidense. Decimoquinto hermano de un total de diecisiete, Benjamín Franklin cursó únicamente estudios elementales, y éstos sólo hasta la edad de diez años. A los doce comenzó a trabajar como impresor en una empresa propiedad de uno de sus hermanos. Más tarde fundó el periódico La Gaceta de Pensilvania, que publicó entre los años 1728 y 1748. Publicó además el Almanaque del pobre Richard (1732-1757) y fue responsable de la emisión de papel moneda en las colonias británicas de América (1727).

Benjamin Franklin



El interés de Benjamín Franklin por los temas científicos comenzó a mediados de siglo y coincidió con el inicio de su actividad política, que se centró en diversos viajes a Londres, entre 1757 y 1775, con la misión de defender los intereses de Pensilvania. Participó de forma muy activa en el proceso que conduciría finalmente a la independencia de las colonias británicas de América, intervino en la redacción de la Declaración de Independencia (1776) junto a Jefferson y J. Adams, y se desplazó a Francia en busca de ayuda para proseguir la campaña contra las tropas británicas.

Finalizada la guerra, Benjamin Franklin fue partícipe en las conversaciones para concluir el tratado de paz que pondría fin al conflicto y contribuyó a la redacción de la Constitución estadounidense.

Por lo que respecta a su actividad científica, durante su estancia en Francia, en 1752, llevó a cabo el famoso experimento de la cometa que le permitió demostrar que las nubes están cargadas de electricidad y que, por lo tanto, los rayos son esencialmente descargas de tipo eléctrico.

Para la realización del experimento, no exento de riesgo, utilizó una cometa dotada de un alambre metálico unido a un hilo de seda que, de acuerdo con su suposición, debía cargarse con la electricidad captada por el alambre. Durante la tormenta, acercó la mano a una llave que pendía del hilo de seda, y observó que, lo mismo que en los experimentos con botellas de Leyden que había realizado con anterioridad, saltaban chispas, lo cual demostraba la presencia de electricidad.

Este descubrimiento le permitió inventar el pararrayos, cuya eficacia dio lugar a que ya en 1782, en la ciudad de Filadelfia, se hubiesen instalado 400 de estos ingenios. Sus trabajos acerca de la electricidad le llevaron a formular conceptos tales como el de la electricidad negativa y positiva, a partir de la observación del comportamiento de las varillas de ámbar, o el de conductor eléctrico, entre otros.

Además, expuso una teoría acerca de la electricidad en la que consideraba que ésta era un fluido sutil que podía presentar un exceso o un defecto, descubrió el poder de las puntas metálicas al observar que un cuerpo con carga eléctrica se descarga mucho más deprisa si termina en punta, y enunció el principio de conservación de la carga eléctrica.

Inventó también el llamado horno de Franklin y las denominadas lentes bifocales. La gran curiosidad que sentía por los fenómenos naturales le indujo a estudiar, entre otros, el curso de las tormentas que se forman en el continente americano, y fue el primero en analizar la corriente cálida que discurre por el Atlántico norte y que en la actualidad se conoce con el nombre de corriente del Golfo.

Su temperamento activo y polifacético impulsó también a Benjamín Franklin a participar en las cuestiones de ámbito local, por ejemplo, en la creación de instituciones como el cuerpo de bomberos de Filadelfia, la biblioteca pública y la Universidad de Pensilvania, así como la Sociedad Filosófica Americana. Fue el único americano de la época colonial británica que alcanzó fama y notoriedad en la Europa de su tiempo.

Biografía de Sor Juana Inés de la Cruz

(Juana Inés de Asbaje y Ramírez; San Miguel de Nepantla, actual México, 1651 - Ciudad de México, id., 1695) Escritora mexicana. Fue la mayor figura de las letras hispanoamericanas del siglo XVII. Niña prodigio, aprendió a leer y escribir a los tres años, y a los ocho escribió su primera loa. Admirada por su talento y precocidad, a los catorce fue dama de honor de Leonor Carreto, esposa del virrey Antonio Sebastián de Toledo. Apadrinada por los marqueses de Mancera, brilló en la corte virreinal de Nueva España por su erudición y habilidad versificadora.

Pese a la fama de que gozaba, en 1667 ingresó en un convento de las carmelitas descalzas de México y permaneció en él cuatro meses, al cabo de los cuales lo abandonó por problemas de salud. Dos años más tarde entró en un convento de la Orden de San Jerónimo, esta vez definitivamente. Dada su escasa vocación religiosa, parece que sor Juana Inés de la Cruz prefirió el convento al matrimonio para seguir gozando de sus aficiones intelectuales: «Vivir sola... no tener ocupación alguna obligatoria que embarazase la libertad de mi estudio, ni rumor de comunidad que impidiese el sosegado silencio de mis libros», escribió.

Sor Juana Inés de la Cruz
Su celda se convirtió en punto de reunión de poetas e intelectuales, como Carlos de Sigüenza y Góngora, pariente y admirador del poeta cordobés, cuya obra introdujo en el virreinato, y también del nuevo virrey, Tomás Antonio de la Cerda, marqués de la Laguna, y de su esposa, Luisa Manrique de Lara, condesa de Paredes, con quien le unió una profunda amistad.
En su celda también llevó a cabo experimentos científicos, reunió una nutrida biblioteca, compuso obras musicales y escribió una extensa obra que abarcó diferentes géneros, desde la poesía y el teatro, en los que se aprecia la influencia de Góngora y Calderón, hasta opúsculos filosóficos y estudios musicales.
Perdida gran parte de esta obra, entre los escritos en prosa que se han conservado cabe señalar la carta Respuesta a sor Filotea de la Cruz, seudónimo de Manuel Fernández de la Cruz, obispo de Puebla. En 1690, éste había hecho publicar la Carta atenagórica, en la que sor Juana hacía una dura crítica al «sermón del Mandato» del jesuita portugués António Vieira sobre las «finezas de Cristo», acompañada de una «Carta de sor Filotea de la Cruz», en la que, aun reconociendo el talento de la autora, le recomendaba que se dedicara a la vida monástica, más acorde con su condición de monja y mujer, que a la reflexión teológica, ejercicio reservado a los hombres.
A pesar de la contundencia de su respuesta, en la que daba cuenta de su vida y reivindicaba el derecho de las mujeres al aprendizaje, pues el conocimiento «no sólo les es lícito, sino muy provechoso», la crítica del obispo la afectó profundamente, tanto, que poco después sor Juana Inés de la Cruz vendió su biblioteca y todo cuanto poseía, destinó lo obtenido a beneficencia y se consagró por completo a la vida religiosa.
Murió mientras ayudaba a sus compañeras enfermas durante la epidemia de cólera que asoló México en el año 1695. La poesía del Barroco alcanzó con ella su momento culminante, y al mismo tiempo introdujo elementos analíticos y reflexivos que anticipaban a los poetas de la Ilustración del siglo XVIII.
Sus obras completas se publicaron en España en tres volúmenes: Inundación castálida de la única poetisa, musa décima, sor Juana Inés de la Cruz (1689),Segundo volumen de las obras de sor Juana Inés de la Cruz (1692) y Fama y obras póstumas del Fénix de México (1700).
La obra de Sor Juana Inés de la Cruz
Aunque su obra parece inscribirse dentro del culteranismo de inspiración gongorina y del conceptismo, tendencias características del barroco, el ingenio y originalidad de Sor Juana Inés de la Cruz la han colocado por encima de cualquier escuela o corriente particular. Ya desde la infancia demostró gran sensibilidad artística y una infatigable sed de conocimientos que, con el tiempo, la llevaron a emprender una aventura intelectual y artística a través de disciplinas tales como la teología, la filosofía, la astronomía, la pintura, las humanidades y, por supuesto, la literatura, que la convertirían en una de las personalidades más complejas y singulares de las letras hispanoamericanas.
En la poesía de sor Juana hay numerosas y elocuentes composiciones profanas (redondillas, endechas, liras y sonetos), entre las que destacan las de tema amoroso, como los sonetos que comienzan con "Esta tarde, mi bien, cuando te hablaba..." y "Detente, sombra de mi bien esquivo...". También abunda en ella la temática mística, en la que una fervorosa espiritualidad se combina con la hondura de su pensamiento, tal como sucede en el caso de "A la asunción", delicada pieza lírica en honor a la Virgen María.
Mención aparte merece Primero sueño, poema de casi mil versos escritos a la manera gongorina en el que sor Juana describe, de forma simbólica, el impulso del conocimiento humano que rebasa las barreras físicas y temporales para convertirse en un ejercicio de puro y libre goce intelectual. El trabajo poético de la monja se completa con varios hermosos villancicos que en su época gozaron de mucha popularidad.
En el terreno de la dramaturgia escribió dieciocho loas, dos sainetes (la comedia de capa y espada Los empeños de una casa y el juguete mitológico-galanteAmor es más laberinto), un sarao o fin de fiesta, así como tres autos sacramentales: El divino NarcisoSan Hermenigildo y El cetro de San José. Aunque la influencia de Calderón resulta evidente en muchos de estos trabajos, la claridad y belleza del desarrollo posee un acento muy personal.
La prosa de la autora es menos abundante, pero de pareja brillantez. Esta parte de su obra se encuentra formada por textos devotos como la célebre Carta athenagórica (1690), y sobre todo por la Respuesta a Sor Filotea de la Cruz (1691), escrita para contestar a la exhortación que le hiciera firmando con ese seudónimo el obispo de Puebla para que frenara su desarrollo intelectual. Esta última constituye una fuente de primera mano que permite conocer no sólo detalles interesantes sobre su vida, sino que también revela aspectos de su perfil psicológico. En ese texto hay mucha información relacionada con su capacidad intelectual y con lo que el filósofo Ramón Xirau llamó su "excepcionalísima apetencia de saber", aspecto que la llevó a interesarse también por la ciencia, como lo prueba el hecho de que en su celda, junto con sus libros e instrumentos musicales, había también mapas y aparatos científicos.