lunes, 16 de abril de 2012

Propiedades y beneficios de las almendras

El consumo habitual de frutos secos aporta un gran número de beneficios a nuestra salud, por lo que es importante incorporarlos siempre a la dieta. Además, están riquísimos, tanto de aperitivo como para un gran número de recetas de todo tipo. En particular, las almendras es uno de los mejores productos que se pueden tomar.


Las almendras dulces (que es la que tomamos como fruto seco) tiene dos variedades: de cáscara blanda y cáscara dura. En ambos casos tiene un gran número de propiedades muy positivas sobre la salud.Veamos algunas de estas propiedades y los beneficios que tiene la almendra sobre la salud:

- Tiene unos efectos muy beneficiosos sobre el corazón y el sistema cardiovascular, ya que presentan un elevado contenido en grasas insaturadas (ácido oleico). Además, distintos estudios señalan que la almendra podría ayudar a reducir la cantidad de insulina en el organismo, por lo que ayudaría también a evitar cardiopatía.

- Son una importante fuente de energía, por lo que son perfectas para personas que realizan importantes esfuerzos y también para recuperar fuerzas después de un duro día. También son muy recomendable tomarlas antes de realizar una actividad física moderada o fuerte, ofreciéndonos ese plus de energía que nos va a permitir aguantar mejor el esfuerzo.

- Contienen mucha más fibra que el resto de frutos secos, por lo que sirven para prevenir o aliviar el estreñimiento, así como para luchar contra la obesidad que tantas enfermedades provoca.

- La almendra es una fuente rica en calcio. Por lo que su consumo habitual es muy positivo para evitar problemas que afecten a la estructura osea, como puede ser la osteoporosis. También ayudan a prevenir la aparición de calambres y son un gran aliado para prevenir la hipertensión arterial, cáncer de colon y recto. La leche de almendras se puede tomar como sustituto de la leche de vaca cuando se presenta intolerancia a esta última.

- También es rica en otros minerales como hierro, fósforo, magnesio, potasio y zinc.

- El consumo de almendra reduce los niveles de triglicéridos de manea importante.

- La almendra son un alimento antioxidante, por lo que ayudan a proteger nuestras células, retrasando el envejecimiento y la aparición de las enfermedades crónicas.

- Son también una fuente muy importante de vitaminas, en especial de las pertenecientes al grupo B y vitamina E.

En resumen, la almendra es uno de los mejores alimentos que podemos a incorporar a nuestra dieta, dado el gran número de beneficios que nos aporta. Su consumo diario es muy positivo, pero hay que tener en cuenta que son muy energéticas, por lo que tampoco hay que abusar de ellas. El consumo recomendado es de unas 20-25 almendras diarias.

Alimentos que manchan los dientes

Tener los dientes blancos es una de las obsesiones de todo el mundo. Para ello no solo es importante tener una correcta higiene dental, también es fundamental evitar ciertos alimentos que tienden amanchar los dientes.

Con el paso del tiempo el esmalte dental va perdiendo su fuerza y su tonalidad, volviéndose amarillo y afeando mucho nuestra sonrisa. Si lo que queremos son unos dientes blancos, a parte de no descuidar la limpieza en ningún caso, debemos prestar atención a lo que comemos.


Uno de los enemigos del esmalte dental blanco es el café. Al tomar café, especialmente café solo, nuestros dientes se manchan automáticamente. No queremos decirte que renuncies sin más a tu café por la mañana o después de comer, pero sí que sigas algunos consejos. Toma el café, a ser posible con algo de leche, y lávate los dientes después de tomarlo, de ese modo protegerás el esmalte y evitarás manchas.

Si eres de las que tomas té no estás de enhorabuena, ya que el té también mancha los dientes,por eso te recomendamos que sigas los mismos consejos para tener una sonrisa reluciente.

Los aficionados a una copa de vino de vez en cuando también tienen que tener cuidado, sobre todo el vino tinto que es más oscuro y tiñe los dientes. El vino blanco, aunque no lo parezca, también tiene efectos nocivos, debido en parte a su acidez y a cómo actúa sobre la boca.

Las salsas oscuras, especialmente la de soja y la de vinagre de módena, también pueden manchar nuestros dientes, por eso es importante tomarlas si puedes ir al baño a lavarte los dientes a continuación. Si estás fuera de casa y no tienes la posibilidad es mejor que elijas otra cosa en el menú.

Otras bebidas, como los refrescos, tampoco son nada aconsejables, por lo que intenta no incluirlas en tu dieta a todas horas.

Alimentos ricos en vitamina B

La vitamina B es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo, así como para muchos de los procesos metabólicos.

Se trata de una serie de vitaminas, por lo que deberíamos hablar de vitaminas B: (Vitamina B1), Riboflavina (Vitamina B2), Niacina (Vitamina B3), Ác. Pantoténico (Vitamina B5), Piridoxina (Vitamina B6), Vitamina B7, Ác. Fólico o Folatos (Vitamina B9) y Cobalamina (Vitamina B12).

Todas las vitaminas B son de tipo hidrosoluble y se eliminan por la orina, por lo que permanecen muy poco tiempo en el cuerpo. Por tal motivo ya que son fundamentales para el metabolismo energético es importante administrarla diariamente al cuerpo a través de los alimentos.
Veremos los alimentos ricos en cada clase de vitamina B:
-Vitamina B1 o Tiamina: carne de cerdo, levaduras, legumbres, cereales integrales, carne de vacuno, huevos, patatas,  maíz, frutos secos, avena, nueces o las leguminosas arroz, trigo, o harina blanca enriquecida.
- Vitamina B2 o Riboflavina: vegetales verdes, carnes, lácteos, levaduras, cereales.
- Vitamina B3 o Niacina: esta vitamina puede tener origen vegetal o animal. En el primer caso, la podríamos encontrar en los tomates, patatas dulces, zanahorias, espárragos, brócoli, hongos y vegetales de hojas, y por otro lado en huevos y leche, pollo, carnes magras, hígado, pescado, atún, salmón.
- Vitamina B5 o Ácido Pantoténico: se encuentra principalmente en los huevos.
- Vitamina B6 o Piridoxina: se encuentra en alimentos ricos en azúcares refinados, aditivos y colorantes, carnes y verduras.
- Vitamina B7: La podemos hallar en la yema de huevo, el pollo, hígado y pescado.
- Vitamina B9 o ácido fólico: La encontramos en legumbres, espinacas, escarolas, guisantes, alubias secas, cereales, en las semillas de girasol y frutos secos (especialmente la almendra).
- Vitamina B12 o cianocobalamina: presente en la levadura de cerveza, derivados de la leche, huevos, hígado, carnes, pescado.

Cómo salir de una depresión

En muchas oportunidades, hemos hablado acerca de la depresión y también hemos compartido algunos consejos para eliminarla. Hemos definido a esta patología, hablado acerca de sus posibles causas y aconsejado, desde la humildad que nos caracteriza, a nuestros lectores que se sienten deprimidos, con el mayor deseo posible de cura y alivio.

Sin embargo, en este artículo, quisiéramos profundizar un poco más en el tratamiento de la depresión con algunos nuevos consejos. Esperamos que les resulten útiles a quienes lo necesiten. Comencemos!

Consejos para salir de una depresión:
1. Desarrollar actividades
Muy bien, ya sé lo que están pensando! Cuando nos sentimos deprimidos, no tenemos intereses por definición y no es fácil encontrarlos. Como si fuera tan fácil hacerlo…
El asunto es el siguiente: si podemos, de a poco y progresivamente, desarrollar una pequeña rutina (algo flexible) con algunas tareas que nos interesan, nos pondremos en marcha y aseguramos que se sentirán mejor.
La depresión funciona como un círculo vicioso: nos deprimimos porque no queremos hacer nada, porque no hacemos nada nos sentimos más deprimidos y, como nos sentimos más deprimidos no queremos hacer nada. Se entiende? Puede verse el patrón y cómo funciona?
Tenemos que cortar a este círculo a la mitad!
Puedes comenzar realizando tareas que sepas que ayudan a los demás. Te ayudarán a sentirte útil y activo, los demás te lo agradecerán y verás los resultados rápidamente.
2. Problemas personales
Todos tenemos problemas personales. Absolutamente todos. Algunos los demostramos y otros podemos “camuflarlos” un poco mejor. La diferencia es cómo lidiamos con nuestros problemas.
Los problemas siempre nos acompañarán, mientras estemos vivos. Por lo que debemos encontrar estrategias para combatirlos. Lo importante es no dejarnos vencer.
Comparte tus problemas con otras personas: familia, amigos o, si es posible, con un psicólogo. La palabra cura y lo hace muy bien.
Concluyendo este artículo, esperamos que estos consejos les hayan sido de utilidad.

Decoración con plantas de interior



Se conocen desde la antigüedad los beneficios estéticos y psicológicos que las plantas proporcionan en el hogar.





  • Hacen más agradable el ambiente, tranquilizan, reducen el estrés.
  • Las técnicas orientales del FENG-SHUI buscan conseguir ambientes armónicos, serenos, relajantes...
  • Se ha comprobado que aumenta la eficiencia laboral en las oficinas dotadas de vegetación.
  • Las plantas reducen los niveles de dióxido de carbono e incrementan la humedad del ambiente.
  • Disminuyen la cantidad de polvo en el hogar en casi un 20%.
  • Reducen niveles de ciertos gases nocivos tales como formaldehído y dióxido de nitrógeno.
  • Las Plantas son muy importantes en la decoración de interiores. Estéticamente disponemos de una gran variedad de bellas hojas y flores, en colores y formas diversas donde elegir y combinar con el mobiliario y colores de las estancias de la casa.

Pelicula El Cambio Español HD

Mermeladas sin azúcar, alternativas naturales



Las mermeladas se obtienen mezclando la pulpa de la fruta con azúcar mediante una cocción larga. Podemos sustituir el azúcar común (blanca) por otros endulzantes, siendo los más recomendados los endulzantes naturales, como los que mostramos a continuación.

Endulzantes natrales para hacer mermeladas sin azúcar


Cada vez hay más fabricantes que utilizan endulzantes naturales para elaborar sus mermeladas sin azúcar. Los más utilizados son.
  • El Ágave: se obtiene de un cactus y es de sabor muy suave. 
  • Melazas o siropes: de cebada, uva, manzana, maíz, etc. 
  • Azúcar de caña: es menos utilizado ya que tiende a cambiar el color y sabor de la fruta (da un suave toque a regaliz). 
  • Miel: tradicionalmente ha sido una de las mejores alternativas al azúcar. 
  • Otros endulzantes naturales con los que podríamos probar a la hora de elaborar mermeladas sin azúcar son el sirope de Arce y la Stevia.
No hemos de confundir las mermeladas sin azúcar pensadas para utilizar un endulzante más saludable con las mermeladas sin azúcar pensadas para la gente que busca reducir las calorías o la gente con una diabetes severa. En estos últimos casos se deberá valorar la conveniencia del uso de endulzantes acalóricos.

Mermelada sin azúcar de fresa


    Ingredientes
    300 g. de fresas bien picadas.
    200 ml. de agua (1 taza)
    1 sobre de gelatina sin sabor (7 g.)
    2 medidas de Stevia en polvo (probad con 2 cucharaditas de las de café)
    1 cucharada de jugo de limón.
    Elaboración
  • Disolver la gelatina en el agua fría.
  • En una olla colocar los fresas picados junto con la mezcla de gelatina y calentar a fuego fuerte hasta que hierva.
  • A continuación bajar el fuego y cocinar durante 25 minutos removiendo con una cuchara de madera hacia los bordes para ir aplastando la fruta (irá ablandándose)
  • Apagar el fuego, agregar las 2 medidas de Stevia y remover.
  • Verter la mermelada en un frasco, dejar que se enfríe y reservarla en el frigorífico. Luego la mantenemos refrigerada.

¿Sabías que…?

Los copos de agar-agar son un alga que puede considerarse una gelatina natural y que siempre será preferible utilizarla en lugar de otras gelatinas comercializadas. Nos servirán tanto para elaborar mermeladas sin azúcar como deliciosas gelatinas.
  
Katherine Witty
Fuente: En Buenas Manos

Para nunca más perderlo,... de José Ramón Marcos Sánchez

Vi escaparse el horizonte en dirección al olvido,…y regresé donde perdí las palabras,…donde dejé de recordarme,…y fui aquel extraño que nunca se conoció,…oculto en la piel opaca de la soledad,…carente de la diferencia que me hizo ser diferente,….gritando motivos que quizá nunca existieron,…y se hizo tarde incluso para ser tarde,….y el alma quiso estar muerto,….y se encerró en la distancia del silencio,….y el dolor fue tan profundo que hasta dejo de dolerme,…y el corazón se arranco del cuerpo,….y el cuerpo quiso marcharse,…hasta que el tiempo me rescató de la nada,…y el alma quiso vivir,…y la vida me invitó al baile de los detalles,…y aprendí a sentir de nuevo,…y conseguí despedirme del abismo del adiós,...y renací engendrado en la esperanza de habitarme nuevamente,….de volver a conocerme,…hoy persigo el horizonte,…para nunca más perderlo,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

El Carácter un elemento de la imagen



No es la ropa, ni los zapatos, ni andar a la última moda el elemento principal de la imagen, es lo que llevas por dentro lo que te hace diferente.

Puede que esto te sorprenda y te estarás preguntando, ¿Qué relación hay entre la forma de ser de una persona (carácter) y la forma en que se proyecta a los demás (imagen)? Si no todo, tiene que ver mucho.

La forma en que nos comportamos y tratamos a los demás habla de nosotros; la manera en que nos presentamos ante los demás es nuestra tarjeta de presentación que dice "esta soy yo, y así me siento acerca de mí misma". Para ilustrarlo mejor, analicemos diferentes definiciones de lo que es el carácter y su relación con la imagen.

Tener carácter es ser fiel a un conjunto de principios que rigen nuestra vida. Estos principios quedan plasmados en la forma en que nos comportamos, vestimos, maquillamos y peinamos.

¿Qué es tener carácter?

  • Tener carácter es el arte de aprender a controlar nuestros estados emocionales y mantener la estabilidad de temperamento no de acuerdo a las circunstancias, sino a una forma de vida que yo misma cultivo día a día desde mi interior. A su vez, nuestro temperamento se ve manifestado en nuestras actitudes, los gustos que tengamos al vestirnos, peinarnos y maquillarnos.
  • Tener carácter es ejercitar nuestra propia voluntad. La que nos dice que soy una mujer que puede aprender a ser dueña y señora de sí misma. Por lo tanto, poseo la libertad interior de escoger una forma habitual de comportamiento y no me convierto en esclava de la moda llevando mis años con alegría y dignidad.
  • Es no dejarse llevar por sentimentalismos, así como estar decidida a ser una mujer fuerte y completa sin dejar por eso de ser femeninas. Por tanto me controlo ante eventos fuertes y tengo la opción de ser versátil y creativas con lo que me pongo.
  • Es dar a las cosas la importancia que tienen (carácter) No es la ropa la que me hace parecer importante o más bella (imagen) Es sólo el complemento y la extensión de mí misma. La ropa es la que sella con broche de oro mis habilidades en relaciones humanas ya que manifiesta el respeto que siento por los otros.

Relación entre carácter e imagen


De esta manera podemos ver la relación tan cercana que hay entre carácter e imagen. Vivimos en una época en donde la imagen es muy importante. Vivimos en un mundo visual cuya característica principal es el consumismo. Pero el carácter cuenta. Y cuenta tanto más que la imagen. Además el carácter aunque no nos lo parezca también es visual.

Constantemente estamos hablando con nuestro rostro. La forma en que miramos a los demás, sonreímos, saludamos, caminamos, respondemos. Todo esto es la manifestación pura de nuestra forma de ser. Por lo mismo y no importando a que te dediques, ama de casa, profesionista, religiosa, enfermera, secretaria, estudiante, etc.

Antes de preocuparte por la ropa que te pones, el peso, el cabello, las uñas y el maquillaje. Preocúpate por adquirir un carácter estable y armonioso de manera que el arreglo personal sirva únicamente para embellecer el magnetismo y aplomo que proviene de tu interior. Cuántas cabezas voltearán ya que estás conciente sabes que la elegancia es interna.

Sheila Morataya
Especialista en imagen personal, tanto del hombre como de la mujer
http://www.sheilamorataya.com

Mejora para parejas: Trabajo

El llevar adelante una relación implica un trabajo cotidiano. ¿Lo has pensado seriamente, alguna vez?

En los albores de un vínculo, todo es nuevo y va fluyendo por sí solo: las ganas de verse, los entendimientos, la pasión, los descubrimientos.

Con el tiempo, si la pareja se asienta y se va transformando en una relación estable, ¡hay que trabajar! Para llegar a buen puerto, para que se consolide y logremos ese vínculo permanente que tanto hemos anhelado. Algunas veces veo incluso matrimonios que se separan por nimiedades o que duran casados lapsos demasiado breves y me pregunto si se tomaron la “molestia” de actuar proactivamente con el objeto de limar asperezas y de dar una buena oportunidad a algo que puede ser brillante (con los pequeñas defectos que hasta los mejores diamantes contienen).

Se habla de “regar la plantita” periódicamente, pero esto, ¿qué significa? Hay varios ítems importantes a considerar:

- En ciertos momentos o bajo ciertas circunstancias, van apareciendo puntos de fricción entre los integrantes de la pareja (nuevos o recurrentes). La inteligencia con la que trates de minimizarlos (si te das cuenta que no revisten gran importancia) o de encauzarlos hacia un fin positivo incidirá en el futuro de ustedes dos juntos. Si lo que has hecho hasta ahora no dio el resultado esperado (vivir en armonía y con felicidad), prueba tomar otra actitud para obtener un resultado distinto.

- Cuando la mente se acostumbra a lo mismo, adopta la tendencia a aburrirse. En parejas de larga data la sorpresa y el misterio se han modificado o perdido hace ya tiempo (esto es normal y está relacionado con el paso del tiempo). Pensar y concretar nuevas posibilidades (ir a lugares distintos, hacer salidas sin los niños, cambiar tu “look” o sorprender con un mensaje/regalo/atención, por ejemplo) refresca y renueva la pareja: cualquier molestia o esfuerzo (que te involucre a ti o a otras personas que te ayuden) al que debas recurrir estará bien empleado y ninguna razón que puedas argüir (cansancio, poco dinero) es una excusa lo suficientemente válida para que no lo intentes.

- Modificar aspectos de nuestra personalidad que sabemos que decididamente irritan a los demás también implica un trabajo (por ejemplo, malas contestaciones, parquedad, irritabilidad), pero si nos damos cuenta que son un obstáculo para la plenitud de la pareja, podemos hacer la tentativa, durante una semana, de suprimir esa conducta y ver qué pasa y en qué medida mejoran las interacciones –tal vez nos percatemos de que vale la pena erradicar ese comportamiento por completo.

- Una cosa es trabajar para convivir con las diferencias o para subsanar los problemas que existen en cualquier situación que involucre a dos seres y otra, muy distinta, es que te quedes exhausto, sin energía, luchando contra molinos de viento o que aceptes lo inaceptable (malos tratos, por ejemplo). En todo momento me refiero a actitudes sanas que es conveniente tener con frecuencia para darle nuevos aires a tu pareja – ¡y a ti mism@!

¿Estás dispuest@ a trabajar para el crecimiento de tu pareja? ¿Cómo?