jueves, 29 de marzo de 2012

Hábitos De Vida Saludable


Las normas generales para llevar una vida saludable se pueden resumir en las siguientes:
Lo primero es llevar una alimentación sana, las cantidades de cada uno de los nutrientes estén equilibradas entre sí. El grupo de expertos de la FAO OMS (Helsinki 1988), estableció las siguientes proporciones:
  • Las proteínas deben suponer un 15 % del aporte calórico total, no siendo nunca inferior la cantidad total de proteínas ingeridas a 0,75 gr/día y de alto valor biológico. (Ver más en: Proteínas)
  • Los hidratos de carbono o azúcares nos aportarán al menos un 55-60 % del aporte calórico total. (Ver también: Hidratos de carbono)
  • Los lípidos o grasas no sobrepasarán el 30% de las calorías totales ingeridas (Ver más: Grasas)
El ejercicio físico es esencial para mantener una buena calidad de vida. La falta de actividad es una de las principales causas de debilidad y de una salud pobre. Está directamente relacionada con una serie de problemas como la artritis y el reumatismo. Además, los problemas de corazón se originan de una pobre circulación sanguínea (la cual podría mejorar a través del ejercicio).
Tanto el tabaco como el alcohol pueden producir una mala calidad de vida por los efectos nocivos que tiene sobre el pulmón, circulación, corazón, hígado y predisponen a la formación de diferentes cánceres.
No tomar drogas, no sólo las ilegales, sino también los medicamentos ( Analgésicos ansiolíticos, etc..) pueden generar ciertas dependencias y problemas hepáticos o insomnio al dejarlos.
Una buena limpieza de dientes y de encías tras todas las comidas y una visita al odontólogo cada año es fundamental a la hora de lograr un bienestar general.
Un estilo de vida saludable requiere que cambies tus hábitos actuales de vida, tus comportamientos y tus actitudes. Esto lo podrás hacer fácilmente si logras un desarrollo interno. De esa manera podrás cumplir el propósito que te hayas propuesto. Se debe evitar situaciones de estrés, cansancio laboral, etc. Hacer amigos y mantenerlos.

Qué es el alcoholismo y cómo combatirlo naturalmente


En este artículo, hablaremos acerca del alcoholismo, una enfermedad que afecta a muchísimas personas en el mundo. Definiremos exactamente qué es la enfermedad, cuáles son algunas de sus características y, por último, hablaremos de cómo curar el alcoholismo de forma natural cuando son casos leves, en casos graves lo mejor es ponetrse en manos de un especialista. Comencemos!
¿Qué es el alcoholismo?
Como hemos dicho en la introducción a este breve informe, el alcoholismo es fundamentalmente una enfermedad. Resumidamente, consiste en que el paciente tiene una importante necesidad física y psíquica hacia consumir bebidas que contengan alcohol etílico.
Las causas de esta enfermedad están, hasta el momento, siendo estudiadas. Sin embargo, desde un punto de vista psicológico se han manifestado algunas curiosidades comunes entre pacientes alcohólicos, por ejemplo que los hijos de padres alcohólicos tienen mayores posibilidades de desarrollar la enfermedad. También las personas sometidas a situaciones extremadamente estresantes, el entorno social al que el paciente pertenece, etc. pueden ser factores influyentes.

¿Cómo se trata el alcoholismo?
 Generalmente, los pacientes que padecen alcoholismo son tratados en clínicas médicas, a través de distintas medicaciones, con el objetivo de desintoxicar el organismo de estos. Cumplido esta primera etapa, en general los pacientes son alentados a compartir sus experiencias en terapias de grupo.
Sin embargo, muchas de estas medicaciones suelen tener efectos secundarios negativos, haciendo más complejo y largo el tratamiento.
¿Cómo tratar el alcoholismo naturalmente?
El tratamiento natural del alcoholismo suele ser una alternativa o un complemente a los tratamientos descriptos anteriormente.
A continuación, algunas plantas utilizadas para tratar el alcoholismo:
1. Cardo Mariano
Esta planta contiene en sus semillas una sustancia llamada silimarina. Este componente, consumido en infusiones en agua caliente, suele ser eficaz para el tratamiento de enfermedades hepáticas.
2. Diente de León
Esta planta, de propiedades medicinales muy variadas, estimula las funciones del hígado. Por otra parte, también incrementa la producción de orina y limpia el cuerpo de toxinas que pueden resultar dañinas.

Los números de la presión arterial ¿Qué implican?


La hipertensión arterial es una de las condiciones físicas que más aumentan los riesgos de padecer grandes trastornos de la saludcomo pueden ser los infartos cerebrales. Pero ¿cuáles son los valores normales de la presión arterial?
Por empezar, la presión sanguínea es el que existe dentro de las arterias (vasos sanguíneos), y es medida con dos números, como puede ser 110/70 (110 sobre 70). El primer número indica la presión sistólica, es decir, la presión más alta en las arterias cuando el corazón se encuentra bombeando sangre hacia ellas. El segundo número indica la presión diastólica, la más baja en las arterias cuando el corazón descansa para volver a llenarse entre los latidos.


En los adultos mayores de 18 años, cuando la presión sanguínea se mantiene por debajo de 120/80 durante el descanso, se tiene una presión sanguínea saludable, la cual puede ser mantenida con un estilo de vida saludable que incluya una buena dieta y ejercicio.
Cuando la presión sanguínea se mantiene entre 120/80 y 139/89 durante el descanso, se está en riesgo de padecer enfermedades causadas por hipertensión arterial. Un profesional de la salud podría sugerir hacer cambios en la dieta, la actividad u otros hábitos diarios.
Cuando la presión sanguínea se mantiene por sobre 140/90 durante el descanso (o si se mantiene sobre 130/80 padeciendo diabetes, falla cardíaca o enfermedades renales), es una condición más seria y podría requerir un tratamiento adicional (incluyendo medicación) además de los cambios en el estilo de vida. Mientras más elevada sea la presión sanguínea, mayores serán los riesgos para las arterias, el corazón y otros órganos.