domingo, 25 de marzo de 2012

Alimentos ricos en fósforo

Este mineral, participa en la formación de dientes y huesos, y fosfolípidos, uno de los principales componentes de las membranas de las células; la cual se encarga de transformar los alimentos en energía.

También, el fósforo participa en funciones metabólicas del cerebro y del sistema nervioso además de intervenir en la formación de numerosas enzimas y en el equilibrio del Ph de la sangre.


Las necesidades diarias de fósforo son de 700 mg diarios, pero la mayoría de las personas de países desarrollados consumen el doble. Si en el organismo existe una deficiencia de fósforo, se produce deficiencia corporal,dolor, poca resistencia a las infecciones, poca flexibilidad articular y falta de apetito. Hay que tener en cuenta que un exceso de fósforo, provoca problemas en los huesos.

Este mineral representa alrededor del 1% del peso total del organismo y se puede encontrar tanto en alimentos de origen mineral, como vegetal. Sabemos que debido al contenido de fósforo de los alimentos y a los aditivos añadidos que contiene este mineral, resulta difícil tener carencia de fósforo y sólo en casos especiales se recurrirá a un suplemento, siendo el médico quien administre la dosis adecuada.

Los alimentos ricos en fósforo son los siguientes:

Frutas
Coco, pasas de uva, ciruela seca, higos secos, dátil seco.

Verduras y hortalizas
Perejil, guisantes, alcachofa, champiñón, col, brotes de soja.

Frutos secos
Piñones, pistacho, almendra, cacahuete, castañas, nueces, almendra, avellanas.

Carnes y embutidos
Sesos de ternera, hígado, pavo, pato, caballo, buey, lomo embuchado, gallina, conejo, liebre.

Pescados, mariscos y crustáceos
Truchas langostinos, bacalao seco, gambas, lenguado, salmón, sardinas, gallo mejillón, almejas, atún arenque, besugo.

Lácteos y derivados
Leche en polvo, todos los quesos,.

Cereales y derivados
Pasta, pan integral, avena, harina de trigo, arroz blanco e integral.

Legumbres
Garbanzos, soja en grano, lentejas, judías, habas.

Alimentos prebióticos y probióticos


Estos tipos de alimentos han alcanzado una gran popularidad por diversas razones; por un lado un mayor conocimiento por parte de los consumidores de la relación que existe entre alimentación y salud, la importancia de prevenir enfermedades, y por otro lado, la búsqueda generalizada de una vejez más saludable y, desde luego, una mayor evidencia científica de la eficacia de los mismos convierten a estos productos en unos de los mas consumidos.
Los probióticos se definen como aquellos microorganismos vivos que se ingieren como suplemento alimenticio y que tienen efectos positivos para los consumidores al actuar sobre la flora bacteriana del intestino. 
Junto al término probiótico, ha aparecido recientemente el término prebiótico que designa a aquel ingrediente alimenticio no digerible, que tiene la propiedad potencial de mejorar la salud al promover el crecimiento selectivo de bacterias intestinales beneficiosas.  Un ejemplo claro de alimento prebiótico es la leche enriquecida con fructo-oligosacáridos, éstos están presentes en muchos alimentos vegetales como el puerro, cebolla, espárrago, ajo, alcachofas, tomates etc. No obstante, la ingesta estimada diariamente, a partir de alimentos es muy baja, por ello, y considerando que son unos componentes saludables, se ha recomendado aumentar su consumo, siendo una de las formas de conseguirlo, introducirlos en losalimentos como ingredientes añadidos.
En el intestino se produce la mayor parte de la digestión de los alimentos y la absorción de los nutrientes. Pero también es el lugar en el que se realiza la primera selección de los componentes que sirven o no de aquello que consumimos. Si la digestión no es completa, si la facilidad de paso de sustancias desde el intestino a la sangre es excesiva o su población microbiana está alterada, hay riesgo de que sustancias no deseables se incorporen a nuestro organismo. Las consecuencias son muy diversas como inflamación, gases, diarreas, infecciones, e incluso alergias e intolerancias. En este contexto surgen los prebióticos y probióticos, que se basan en el cuidado de la salud intestinal.

Beneficios de la vitamina E

La vitamina E, al igual que el resto de las vitaminas, es fundamental para el buen funcionamiento de nuestro organismo, tiene múltiples ventajas para la salud y nuestro aspecto físico. Además es muy accesible ya que se puede conseguir en farmacias en forma de cápsulas o tabletas disolubles en agua. Sin duda se trata de una de las vitaminas más positivas para nuestro organismo, por ello, desde nuestro blog de salud, te presentamos cuales son las razones, por la cual la vitamina E es tan importante: 



Disminuye el riesgo de padecer problemas en el sistema cardiovascular, es decir, de padecer embolias, infartos de miocardio o anginas de pecho, todo se debe, a que esta vitamina aporta colesterol bueno.
Es un gran cicatrizante de quemaduras.
La vitamina E nos protege de la oxidación, por lo que las personas con mala circulación evitarán los molestos calambres musculares en las piernas.
Potente antioxidante natural, los antioxidantes, son los encargados de combatir los radicales libres, por lo que retarda tanto el envejecimiento celular como la salida de arrugas.
Es portadora de oxígeno, provocando que nuestro organismo tenga una mejor oxigenación, y por lo tanto, una mayor resistencia
Induce la proliferación de células de defensa, lo que nos protege de enfermedades virales crónicas e infecciones.
Esta vitamina, es un potente diurético, por lo que es muy recomendada para personas que sufren problemas renales.
Impide o retrasa la salida de cataratas.
Por todas estas y otras razones, notaras que es recomendable el consumo de vitamina E y que es fundamental para nuestro organismo, para ello deberás basarte en una dieta sana, equilibrada, y variada, principalmente que contenga los siguientes alimentos: brócoli, espinacas, soja, gérmen de trigo, aceite de oliva y de girasol levadura de cerveza, yema de huevo, aceites vegetales, avellanas, nueces, almendras, margarinas, etc.