domingo, 18 de marzo de 2012

El sorgo, un cereal a tener en cuenta

El sorgo es un cereal importantísimo en la mayoría de países del mundo pero para aquellos que lo desconozcan explicaremos sus principales virtudes. 



¿Qué es el sorgo?

El sorgo (Sorghum spp.) es un cereal de múltiples propiedades. Es un género botánico de unas 20 especies de gramíneas procedentes de la India y zona central de África.
Se cultivan en su zona de origen, Europa, América y Asia como cereal para consumo humano (de hecho, en su zona de origen y en China es alimento básico de millones de personas), animal, en la producción de forrajes, y para la elaboración de bebidas alcohólicas.
Su resistencia a la sequía y al calor lo hace un cultivo importante en regiones áridas, y es uno de los cultivos alimentarios más importantes del mundo.

Propiedades del sorgo

  • En cuanto a propiedades y textura, es similar al del grano de maíz, destacando su alto valor astringente y homeostático.
  • Carece de gluten, por tanto, representa una opción nutritiva para las personas celíacas.
  • Igualmente los diabéticos pueden apuntarse al consumo de sorgo. El azúcar de un pastel, por ejemplo, será el mismo pero la harina de sorgo provocará que su digestión sea más lenta y por lo tanto el organismo pueda utilizarla mejor (el sorgo absorbe el azúcar refinado).
  • Altos niveles de fibra, lo cual es muy beneficioso para mantener un buen funcionamiento del tracto intestinal.
  • Existen variedades de sorgo dulce con tallos ricos en azúcares, de los que se utiliza toda la planta para la fabricación de biocarburantes.

Información nutricional

  • Su composición es muy similar a la del maíz, presentando el sorgo menor valor energético. Cabe destacar la importante cantidad de hidratos de carbono que posee, así como su bajo contenido graso.
  • En cuanto a las proteínas, el sorgo es un poco más rico, aunque como el resto de los cereales, su contenido en lisina (aminoácido esencial) es limitante, lo que hace que sus proteínas no sean de buena calidad. Sin embargo, si se combina el sorgo con alimentos como las legumbres o la leche, se obtienen proteínas de alto valor biológico.
  • Contiene vitaminas B y E y es muy rico en calcio, fósforo, zinc, hierro y fibra. Este completo cereal nos aporta una gran fuente de antioxidantes.

Usos culinarios

Debido a que el sorgo se consume principalmente en Asia y África, la mayor parte de las recetas que contiene este cereal proceden de estos países.
Principalmente en Etiopía y Somalia, en la India y China, es ingrediente para la preparación de diversos platos tradicionales como tortitas, cuscús. También se usa el grano entero y descascarado cocido en presentación semejante al arroz para acompañar con carne y verduras.
Con el sorgo, se elaboran panes y confituras junto con la harina de maíz y de trigo; también una bebida dulce a partir del sirope en varios países de África y para elaborar bebidas alcohólicas (aguardientes) en China.
Como hemos mencionado, encontramos el sorgo azucarado, que contiene en el tallo un jugo dulce, el cual también se cultiva para obtener jarabes.

Variedades de sorgo

    Algunas variedades de sorgo típicas de las diversas zonas del mundo donde se ha cultivado desde hace varios milenios son:
  • Durra: Norte de África, suroeste de Asia y en la India.
  • Feterita: Procede de Sudán.
  • Hegary: Africano y surasiático.
  • Kafir: Es un sorgo originario de África Tropical desde donde se ha extendido por todo el mundo.
  • Kaoliang: Uno de los cultivos más antiguos de China.
  • Milo: Originario de África.
  • Shallu: Procede de la India.

¿Sabías que...?

El sorgo como cultivo doméstico llegó a Europa aproximadamente hacia el año 60 d.C. No se sabe cuando se introdujo la planta por primera vez en América. Las primeras semillas probablemente se llevaron al hemisferio Occidental en barcos de esclavos procedentes de África.
Este cereal es capaz de sufrir sequía durante un período bastante largo, y reemprender su crecimiento más adelante cuando cesa esta.
Existen diferentes variedades de sorgo pero las especies que se cultivan se encuentran agrupadas en las de paja, las de jarabe, las de pastura y las de grano.
El color del sorgo es variado ya que puede ser de color blanco, color rojo y a veces puede tomar un color morado o amarillo.
Ernesta Mª Carral Martín

Infecciones gastrointestinales por Shigella


La infección por Shigella (shigelosis) es una enfermedad intestinal causada por una familia de bacterias conocidas como la shigella. El principal signo de infección por Shigella es la diarrea, que a menudo es sangrienta.
La Shigella se puede transmitir por el contacto directo con las bacterias en las heces, como en un establecimiento de cuidado de niños cuando quienes trabajan no se lavan las manos adecuadamente al cambiar pañales o asisten a niños pequeños sin el control de esfínteres. Las bacterias Shigella también se pueden pasar a través de alimentos contaminados o por beber o nadar en agua contaminada.
Los niños entre las edades de 2 y 4 son más propensos a contraer la infección por Shigella. Un caso leve por lo general desaparece por sí solo al cabo de una semana. Cuando la infección por Shigella requiere tratamiento, los médicos generalmente prescriben antibióticos.
Se debe poner en contacto con un médico o buscar atención de urgencia si se tiene diarrea con sangre o diarrea lo suficientemente grave como para causar la pérdida de peso y deshidratación. Además, se debería consultar a un profesional de la salud si se presenta diarrea acompañada de fiebre de 38 grados centígrados o más.
La complicación más común que este tipo de infección puede causar es deshidratación; la diarrea persistente puede causar esta problemática. Los síntomas incluyen mareo, vértigo, falta de lágrimas en los niños, los ojos hundidos y pañales secos. La deshidratación severa puede llevar a un shock y la muerte.

Los peligros para el corazón

En esta ocasión te contamos cuáles son los principales peligros para el corazón, sabemos que es importante llevar una vida sana, y que el hecho de hacer ejercicio regularmente y desquitarse de los malos hábitos alimenticios son fundamentales para cuidar el corazón.  



Son muchos los factores que pueden afectar a nuestro corazón, pero los más importantes son:
- La hipertensión es un factor muy importante a vigilar. Los niveles normales de tensión deben estar entre 135-140 mg/85-90 mg. Puede ser causante de infartos llevar un ritmo acelerado del corazón.
- Colesterol. No olvides que en general, los niveles de colesterol deben estar, por debajo de los 200 mg/dl. Hay que evitar la hipercolesterolemia
- El estrés. En definitiva, la ansiedad y el estrés afectan de manera muy negativa al corazón, ya que en ocasiones este no soporta el agobiante nivel de vida que llevamos. Los infartos de miocardio son sus consecuencias.
-  Diabetes. Esta, es la incapacidad que tiene el páncreas para segregar la cantidad de insulina necesaria para el organismo, por lo que la glucosa se acumula en la sangre y afectando al corazón, dando lugar a una hiperglucemia.
- La vida sedentaria. Otro de los factores de riesgo para sufrir enfermedades del corazón, es la falta de movilidad. El sedentarismo puede ocasionar enfermedades respiratorias, arteriosclerosis, hipertensión, insuficiencia cardiaca.
- El tabaco. Como debes imaginarte, te diremos que dejes el tabaco. Produce una disminución de oxígeno en la sangre a la vez que fomenta la formación de coágulos. Por lo tanto fumar es un factor de riesgo para la salud de nuestro corazón.
- La obesidad. La obesidad a demás de que puede generar diabetes e hipertensión, provoca problemas al corazón. Estamos sobrealimentados y es un problema del mundo desarrollado, convirtiéndose en una de las epidemias de la sociedad del siglo XXI.

Damas y caballeros por Merlina Meiler

Recibo cientos de mails de hombres y de mujeres quejándose de lo mismo: que el sexo opuesto ya no es como antes…
Los hombres alegan:

. Que las mujeres estamos demasiado independientes y que, en ciertos momentos, parecería que no los necesitamos. En una sola frase, que han dejado de ser imprescindibles para nosotras y que podemos llevar adelante nuestra vida sin ellos, satisfactoriamente.

. Que nos hemos olvidado de algunos de nuestros roles y nos concentramos en aspectos que no tiene que ver con nuestro papel central: ser madres, esposas, el centro del hogar.

. Que competimos con ellos. Que demostramos nuestra inteligencia, que no nos quedamos calladas, que tenemos ideas propias.

. Que no les damos el lugar que desearían y que han tenido siempre, hasta ahora: ser los mayores proveedores, los que más saben, los admirados.

. Que no permitimos que nos cuiden. Muchos hombres quieren cuidar y proteger a la mujer que tienen a su lado, pero de alguna manera el habernos vuelto tan independientes parecería implicar que, si mostramos que necesitamos (y disfrutamos) ese cuidado, sería admitir una flaqueza.

En una palabra: ellos dicen que ya no hay damas.

Por su parte, las mujeres decimos:

. Que ya no nos dan el lugar que teníamos anteriormente: el de ser buscadas, agasajadas, sorprendidas. Muchas mujeres ni recuerdan la última vez que recibieron una flor o bombones, o por lo menos, un mensaje de amor de sus parejas.

. Que el encontrar un hombre que abra la puerta y la deje a una entrar o salir primero es una rareza. Que nos pasen a buscar y nos acompañen de nuevo a nuestra casa después de la primera o de la segunda cita, aún más extraño.

. Que ahora los hombres están más “cómodos” y por eso hemos debido adoptar actitudes que anteriormente no teníamos, con las que, en muchas ocasiones, no estamos a gusto.

En una palabra: las mujeres decimos que ya no hay caballeros.

Creo que ambos aspiramos a lo mismo: a encontrar un par, alguien que nos complemente, con quien podamos compartir nuestras angustias y nuestras alegrías.

¿Qué haces tú para lograr que te traten como deseas? ¿Qué genera tu comportamiento? ¿Das lugar al otro para que tenga las actitudes que buscas encontrar o abarcas demasiados espacios y no predicas con el ejemplo?

Si estás acompañado y te gustaría que tu pareja tenga alguna atención que hoy no tiene, pues díselo de la mejor manera posible. O da el primer paso para que te imite. Tal vez ni se le pasa por la cabeza lo que tú estás pensando y puedes lograr que por lo menos parte de lo que para ti es importante se transforme en realidad.

Además, creo que un paso fundamental para acortar diferencias y acercarnos es, simplemente, ser como somos. No dejes de lado tu verdadera esencia porque te tilden de cursi, de “esperar demasiado” o de suponer “que lo que deseas no existe”.

Hay alguien que tiene los mismos valores y las mismas aspiraciones que tú. Si te conformas con menos o reduces demasiado las expectativas, no te estarás siendo fiel a ti mismo y, probablemente, te estés generando un conflicto interno, ya que lo que encuentres o lo que aceptes no te hará feliz.

Y ten presente que siempre hay una dama para un caballero.