jueves, 15 de marzo de 2012

La Hipoglucemia


Definición de la hipoglucemia

La hipoglucemia es un desajuste en el metabolismo de los niveles de "azúcar" (glucosa) en la sangre.
Hay subidas y bajadas en esos niveles de glucosa nos pueden ocasionar mareos, cansancio, hambre voraz, ansiedad y muchos desajustes más.

Interpretación emocional de la hipoglucemia

Si estamos siempre bajos de glucosa (hipoglucemia) es que estamos gastando demasiada "gasolina". O bien tenemos demasiado estrés o estamos gastando demasiado amor e ilusiones a cambio de nada. Si la glucosa sube y baja, es que así va también nuestro sentimiento de recibir y dar amor. Pasamos de sentirnos muy correspondidos a sentirnos olvidados o rechazados.

Emoción positiva de la hipoglucemia

El amor y el entusiasmo no se deberían escatimar nunca pero en estos casos no hemos de ser tan entusiastas, sobre todo si lo hacemos esperando recibir luego la recompensa (amor o reconocimiento) Hay que disfrutar del momento y mostrarnos tal como somos.

Fitoterapia para la hipoglucemia

  • La Stevia y el Sirope de Agave son dos endulzantes que además tienden a regular los niveles de glucosa.
  • La alfalfa y la espirulina también nos ayudan ya que tienen muchos nutrientes y retrasan la respuesta insulínica.
  • Melisa y Pasiflora son muy beneficiosas para el sistema nervioso con lo cual mejoran la hipoglucemia indirectamente.

Nutrición en la hipoglucemia

Para la hipoglucemia hemos de evitar los alimentos refinados y los productos demasiado dulces ya que esto hace aumentar momentáneamente los niveles de glucosa pero al inducir a elevar los niveles de insulina el bajón será peor.
Tomar un poco de proteína en cada comida nos ayuda precisamente a que no se disparen esos niveles de insulina.
Comer menos y repartido en más veces es vital para evitar los bajones más severos.
Los alimentos integrales y ricos en fibra hacen que sean más estables los niveles de "azúcar" en sangre.
Usar como endulzante Stevia, Agave, melaza de arroz, maíz o cebada ya que se asimilan más lentamente que el azúcar o la miel.
La levadura de cerveza es rica en Cromo y Zinc, ambos minerales muy importantes en el metabolismo de los hidratos de carbono.

Otros consejos para la hipoglucemia

Organizarnos mejor para disminuir los niveles de estrés.
El ejercicio moderado siempre es un buen aliado.
La respiración pausada y profunda ayuda a oxigenarnos y reducir el estrés.
Dormir lo necesario es imprescindible.
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.
Josep Vicent Arnau
Naturópata y Acupuntor

Diabetes tipo 1, síntomas y tratamiento


¿Qué es la diabetes tipo 1?

La diabetes mellitus es un conjunto de trastornos metabólicos que afecta a diferentes órganos y tejidos, dura toda la vida y se caracteriza por un aumento anormal de los niveles de glucosa en la sangre.

Funciones de la insulina

La insulina es una hormona anabolizante e hipoglucemiante, su función principal es favorecer la incorporación de glucosa sanguínea, proveniente de la dieta, a las diferencias células del organismo, donde actúa como fuente energética. En el enfermo diabético tipo 1 la insulina basal es inferior a lo normal y no se eleva convenientemente tras la ingestión de glúcidos.

Tipos de diabetes

Hay dos tipos de diabetes: La diabetes tipo 1 o Diabetes mellitus insulinodependiente (DMID) y la diabetes tipo 2 o Diabetes mellitus no insulinodependiente (DMNID)

Causas

La diabetes tipo 1 acostumbra a aparecer en niños y en personas de menos de 30 años. La causa es una destrucción de las células beta del páncreas. Es muy variable, siendo rápida en algunos individuos y más lenta en otros.
No hay suficiente insulina en sangre y aparecen las hiperglucemias y síntomas como: sed y ganas de orinar excesivas, presencia de acetona en la orina, pérdida de peso teniendo apetito, agotamiento, acidosis metabólica.
La diabetes mellitus tipo 1 no es hereditaria pero la destrucción autoinmune de las células beta del páncreas tiene una predisposición genética. este tipo de diabetes puede aparecer por un consumo elevado de azucares, factores ambientales, factores inmunológicos y factores microbiológicos, como ciertos virus.

¿Y la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2 acostumbra a aparecer en adultos maduros, esta es característica en personas con obesidad. La diabetes tipo 2 se debe a la incapacidad del cuerpo en producir insulina por agotamiento del páncreas o de poder utilizar de forma adecuada la insulina propia.
En esta patología puede aparecer una hiperglucemia o hiperinsulinemia ya que los niveles de glucosa en sangre están elevados pero la glucosa no puede entrar dentro de la célula ya que esta no puede utilizar la insulina y el páncreas va segregando más insulina a sangre hasta el agotamiento de este. Las causas de la diabetes tipo 2 están relacionadas con factores genéticos, la obesidad y la falta de ejercicio.

Complicaciones de la diabetes mellitus

    Hay dos tipos de complicaciones en un enfermo diabético:
  • Agudas: hipoglucemias y cetoacidosis diabética
  • Crónicas: que se diferencian en macroangiopatias (como la retinopatía diabética, la neuropatía diabética y la nefropatía diabética) y las macroanfiopatias (como enfermedades cardiovasculares)

¿Que hacer si se presenta una hipoglucemia?

El tratamiento de la hipoglucemia leve en el diabético tipo 1 que está consciente consiste en la administración de hidratos de carbono de absorción rápida por vía oral (zumos de frutas o bebidas azucaradas)
Inmediatamente después comer hidratos de carbono de absorción lenta (como galletas y pan) comprobaremos la glucemia en sangre. Nunca se le administrará alimentos con glucosa por vía oral si el paciente no esta consciente ya que lo podemos ahogar.

¿Y si el paciente es vegetariano?

En la dieta vegetariana para la diabetes tipo 1 se puede escoger una gran variedad de alimentos, incluyendo granos enteros, verduras, frutas, legumbres, frutos secos, semillas.
En este tipo de dietas se substituirá la proteína animal (de alto valor biológico) por derivados de la soja (como el tofu, tempeh, soja germinada, quorn) o también una combinación de legumbres y cereales (cuidado con los cereales si el paciente sufre celiaquía)
Si come productos lácteos y huevos, elija versiones bajas en grasa de estos alimentos, como leche descremada. Se ha de contar los carbohidratos de los alimentos y mantener una ingesta de hidratos de carbono coherente, se debe leer cuidadosamente las etiquetas de alimentos por su contenido en hidratos de carbono.
Si usted es un vegano, asegúrese de incluir una fuente regular de vitamina B-12 en su dieta junto con una fuente de vitamina D, si su exposición al sol es limitada.

Fitoterapia en la diabetes tipo 1

Hay toda una serie de plantas medicinales que podrían ayudarnos en estos casos: Eucalipto, Stevia, Alcachofera, Arándano, Judía, Ortiga, Salvia, Travalera, Copalchi, Centaurea, Vara de oro, Zarzamora, etc.
Un aspecto muy importante es que hay que llevar un control muy riguroso (más aún si cabe de lo habitual) sobre los niveles de glucosa en sangre y las dosis de insulina a aplicar.
Realmente las plantas medicinales pueden ser realmente muy eficaces y tan malo es tener la glucosa demasiado alta como demasiado baja. El seguimiento del médico o especialista es imprescindible si queremos tomar plantas medicinales y padecemos diabetes tipo 1.
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.
Sergi Páez Ceballos

El Mango


El mango es el fruto de un árbol (mangifera indica) que llegó desde Asia a Brasil (siglo XVIII) gracias a los portugueses. Hay miles de variedades de mango: de piel verdosa, rojiza o amarillenta; redondos, en forma de corazón o de fríjol; de pulpa muy suave o muy fibrosa, etc.
Conviene comerlos en su punto (ni demasiado maduro ni muy verdoso) Son ideales cuando vemos que su olor es intenso y su piel está lisa y sin manchas negras.

Propiedades del mango

Su contenido de fibra le confiere propiedades laxantes. La fibra previene o mejora el estreñimiento, contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre, al buen control de la glucemia y tiene un efecto saciante, beneficioso en caso de diabetes y exceso de peso, eso sí, en cantidades adecuadas. Esto es muy conveniente en casos de colesterol, obesidad y estreñimiento. No sería, pues, adecuado en personas con tendencia la diarrea.
El mango tiene propiedades antioxidantes gracias a su alto nivel de vitamina C. Ideales en casos de enfermedades degenerativas, personas fumadoras. El mango es una buena alternativa para aquellas personas que no toleran otras fuentes de vitamina C como las naranjas, pimientos, limones o kiwis. Ese aporte de vitamina C también colaborará en tener un buen sistema inmunológico que nos defienda de las infecciones.
En caso de anemia ferrópenica puede colaborar, al ser rico en vitamina C, en la absorción del hierro.
Efecto diurético gracias a su aporte de potasio. El mango es ideal en personas que necesiten eliminar líquidos (en algunos casos de obesidad e hipertensión) y no quieran desmineralizarse. En cambio aquellas personas que por alguna enfermedad tengan un exceso de potasio o no les sea conveniente (insuficiencia renal, etc.) deberán evitarlo o comentarlo con su médico.
Así pues por lo que hemos visto el mango también colabora en las dietas para perder peso ya que es saciante, de efecto laxante suave, rico en nutrientes, pobre en grasas y diurético.

Información nutricional del mango (por 100 g.)

  • 85 g. de Hidratos de carbono.
  • 0,4 g. de Grasas.
  • 0,5 g. de Proteínas.
  • 190 mg. de Potasio
  • 30 mg. de Vitamina C.
  • 19 mg. de Magnesio.
  • 12 mg. de Fósforo.
  • 10 mg. de Calcio.

¿Sabías que el mango...?

La forma ideal de comer el mango son tal cual o con unas gotitas de lima.
En algunos sitios también se los comen, cocinándolos, como si fueran una verdura.
Además podemos preparar deliciosos helados de mango, mermeladas, zumos, macedonias y ensaladas.
Josep Vicent Arnau
Naturópata y Acupuntor

Vacunas contra la gripe en embarazadas podrían proteger al bebé


Dar vacunas contra la gripe a las mujeres embarazadas parece reducir el riesgo de tener un bebé pequeño para su edad gestacional, según se ha descubierto en un nuevo estudio.
Los bebés que son pequeños para su edad gestacional tienen un mayor riesgo de problemas de salud durante toda su vida.
El estudio incluyó a 340 mujeres embarazadas en Bangladesh, que fueron divididas en dos grupos: 170 que recibieron la vacuna contra la gripe y 170 que recibieron una vacuna diferente que no protege contra la gripe. Todas las mujeres estaban en el tercer trimestre.
Cuando el virus de la influenza estacional se encontró circulando en la población, el grupo de vacuna contra la gripe tuvo menos hijos demasiado pequeños para su edad gestacional comparado con el otro grupo – un 26 por ciento frente al 45 por ciento.
El porcentaje de nacimientos de bebés pequeños para la edad gestacional fue similar en ambos grupos cuando el virus de la influenza se encontró latente.
Cuando el virus de la influenza se encontraba circulando, el peso medio al nacer fue de 7 libras en el grupo de la vacuna contra la gripe y 6.6 libras en el grupo que no se vacunen contra la gripe.
Los datos sugieren que la prevención del contagio de la influenza estacional en las mujeres embarazadas mediante la vacunación puede haber influido en los crecimientos fetales encontrados.
Si mayor investigación apoya estos resultados, la adición de una vacuna contra la gripe para las vacunaciones de rutina durante el embarazo podría ayudar a dar a los niños un mejor comienzo en la vida.

Hasta ayer,... de José Ramón Marcos Sánchez

Hasta ayer el desconsuelo aniquiló la esperanza,…y me impidió consolarme,…. y me convirtió en alguien que solo aceptó el pasado,… que murió antes de morir,…. y se quedó acunando pedazos de sueños rotos,…. y se perdió en una despedida que no traía regresos,…recordando aquella mirada que robó en un segundo lo eterno del tiempo,….y gritó que la respuesta de todo la tenia el silencio ,… y que el amor es la aventura en la que dos se olvidan del resto,… y que tus ganas de mi se marcharon desgastadas,…. en busca de ganas nuevas,… nunca pensé que el dolor pudiera dolerme tanto,….y luché hasta derrotarme,….y aun así no me vencí,…hoy que al fin la esperanza aniquiló al desconsuelo,…y me puedo consolar,….espero que alguien te quiera como yo quise quererte,… espero que te hayan dicho lo que no supe decirte,…y que te hayan amado tanto que hayas podido olvidarme,…y espero que me perdones por no saber perdonarte,…. ya no deseó tenerte,...pero siempre querré recordarte,….porque la huella anterior quedó marcada más profunda que la siguiente,….porque siempre serás parte de esa parte que nunca he vuelto a tener,….y amarte fue tan grande,… que hasta la pena de sufrirte,... ha merecido la pena,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

Hoy me llamó la nostalgia,... de José Ramón Marcos Sánchez

Hoy me llamó la nostalgia y quise que fuese ayer,….encontrarme todavía cuando empezaba a encontrarme,…a encontrarte,….en el inicio del sueño de lo que estaba delante,….cuando la vida manaba en la caricia buscada,…y sentí las melodías que susurraron mis labios en aquel beso robado,…y compuse en mi deseos cada rincón de tu cuerpo imaginado,…y en cada grieta de tu carne mis dedos ansiaban buscar historias pensadas,….quise amarte hasta los complejos llorados en el miedo de tus miedos,….adentrarme en la distancias que impiden que nos acerquemos a la verdad de quien somos,…para aceptar las vergüenzas que a veces sólo habitan en lo cruel de uno mismo,…y nos convierten en el disimulo inseguro de las ganas de ser otro,…recuerdo que por tenerte mostré lo que nunca tuve,….recuerdo que por tenerme diste lo que no era tuyo,….y vivimos la mentira del amor,….la verdad de enamorarnos,….y aunque el tiempo nos matara aquella magia creada que supuso conocernos,….y aunque ya no reconozca aquello que conocí,…siguen vivos los latidos del entonces,…. palpitando en mi memoria,…hoy me llamó la nostalgia,…. y quise que fuese ayer,…..
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

Vivir en una gran ciudad, ¿es una fábrica de personas sin pareja? por Merlina Meiler


Este artículo expone la relación entre la vida en una gran ciudad y las mayores probabilidades de que a las personas se les dificulte estar acompañados o incluso encontrar una pareja. Describe lo que sucede en Buenos Aires pero creo que es un denominador común para las grandes urbes.
Fue publicado en el diario La Nación hace pocas semanas y escrito por Carolina Amoroso.
Andrea tiene 39 años y es soltera. Podría parecer una versión vernácula del personaje cinematográfico Bridget Jones, aunque su pelo es castaño y sus ojos, que se esconden detrás de unos lentes de marco de pasta, son marrones. Estuvo a punto de casarse hace unos años, pero su relación terminó antes porque, dice, su novio “no quiso asumir el compromiso”. Entonces decidió tomarse un año y medio antes de disponerse a encontrar una nueva pareja. “Cuando pasás los treinta y pico es difícil encontrar un lugar para salir en Buenos Aires. A mí el boliche ya no me divierte y, además, se complica conocer gente que esté buscando algo en serio”, explica. Probó con grupos de solos y solas, viajes y citas exprés. Pero todavía no logró volver a tener una pareja estable. Lleva tres años sin pareja y reconoce que, a estas alturas, la soltería se ha vuelto “un estado permanente”.
El de Andrea no es un caso aislado: por elección o no, el 48,3% de los porteños no tiene pareja, según datos de la última Encuesta Anual de Hogares del gobierno de la ciudad. Estos números corresponden al total de la población encuestada sobre la base de su estado civil legal y convivencia en pareja. En la población que está por encima de los 30 años, el porcentaje de solos alcanza el 27,4 por ciento.Con tantos corazones solitarios, cabe preguntarse si no es la propia ciudad la que atenta contra la búsqueda de la tan preciada media naranja.
Para Miguel Espeche, licenciado en psicología y coordinador general del programa de Salud Mental Barrial del hospital Pirovano, hay varias razones para pensar que es así.
“Por más que estemos todos apelmazados en esta pequeña superficie, no nos conocemos y no tenemos formas de vincularnos los unos con los otros, porque no hay lugares de recreación -explica Espeche-. El espacio público termina siendo el espacio de nadie. Hasta la arquitectura de los edificios de departamentos, donde vive mucha gente, atenta contra la interacción porque tienen pocos espacios comunes.”
Para el psicólogo, a la falta de espacios se suman también las condiciones laborales en la ciudad, que, generalmente, “propician vínculos más funcionales que humanos”. También considera que otro factor importante en el gran número de solteros es la creciente población extranjera o del interior que pierde sus lazos sociales cuando llega a la ciudad y que tiene dificultades para construir sus lazos.
La licenciada en psicología social Aída Lejner, quien además coordina grupos de solos y solas, coincide en que la ciudad propicia la soltería porque “no ofrece espacios de encuentro real” y añade que “ese estado de soledad que se genera no se puede cubrir con un encuentro virtual”. Para Lejner, a la falta de espacios de encuentro se suma también la desconfianza en los otros que despierta la inseguridad en los habitantes de la ciudad.
Una forma de vida
Pero no todos los solos y solas viven la falta de pareja como un padecimiento. Algunos adoptan esa circunstancia como una forma de vida. Este es el caso de Rodrigo Gándara, de 43 años, para quien la soltería es, desde hace unos años, una genuina elección. Si bien confiesa que tuvo varios noviazgos largos, nunca resolvió casarse ni tener hijos, porque asegura no haber encontrado aún a la persona ideal. “No es que estoy cerrado a esa opción, pero no quiero que me molesten en mis espacios personales, incluso los más triviales, como mi horario para jugar al fútbol con amigos. Hay ciertas cosas que uno puede ceder, pero hay otras que no quiero negociar”, dice.
Para Espeche, en muchas ocasiones esta tendencia a aferrarse a la soltería puede ser la contracara y la reacción liberadora frente a “una idea del amor asfixiante que hace muy difícil pensar en llevar una vida en común con otra persona”.
Según el cineasta Juan Taratuto, director de las películas No sos vos, soy yo Un novio para mi mujer, “la ciudad no necesariamente es un generador, sino más bien un receptor de la soledad. No tiene que ver con la distancia física entre las personas, sino con una tendencia a la satisfacción inmediata donde perdimos la paciencia, la comprensión y la tolerancia, y eso nos lleva a satisfacer el deseo lo antes que se pueda. Generamos vínculos más fugaces, y no sólo de pareja, que nos inyectan bienestar muy rápidamente pero son relaciones pasatistas o «de ida y vuelta». Creo que cultivamos poco las relaciones”.
El negocio de la soledad
La gran cantidad de porteños singles se refleja también en el crecimiento de las empresas dedicadas a la búsqueda de pareja, que, en el último año, registraron en la ciudad de Buenos Aires aumentos sorprendentes en su clientela.
Según Alejandra Campero, directora de 10 en 8, empresa dedicada a las citas exprés, en 2011 se registró un aumento del 40% en el número de inscriptos, que alcanzó los 15.500 usuarios en Buenos Aires. A los que contratan el servicio y pagan $ 120 pesos, la empresa les asegura 10 citas de 8 minutos cada una.
Por su parte, Patricia Ledo, de Club Coincidir, empresa que opera sólo en la Capital Federal, informó que el número de nuevos miembros aumentó en un 25% el año pasado. Campero consideró, sin embargo, que este aumento en los usuarios puede tener una contracara negativa. “El tema de la soledad es muy ríspido. Si bien para mi negocio puede ser bueno que aumenten los solos y solas, cada uno viene con expectativas que, si no se cumplen, pueden ocasionarles mucha frustración. Eso implica un efecto búmeran también para nosotros.”
Solteros, especialistas y empresarios parecen coincidir en que Buenos Aires favorece la soledad. Para Taratuto, “al cultivar poco las relaciones, nos volvemos conscientes de esa soledad. Por otro lado, vivir con alguien no es solamente compartir un espacio físico, sino generar interrelación todo el tiempo. Uno nace y muere solo, y por momentos comparte cosas con otra gente. Ese proceso es un aprendizaje y, por lo que observo, hoy en día estamos más propensos a transitar la soledad y poco predispuestos a construir nuestros vínculos”.
¿Crees que las grandes ciudades fomentan la soledad de sus habitantes?