domingo, 26 de febrero de 2012

CEREZAS Y GUINDAS.

Las cerezas y las guindas son los frutos del cerezo y del guindo respectivamente, árboles de la familia de las Rosáceas que alcanzan hasta 20 metros de altura. Esta familia incluye más de 2.000 especies de plantas herbáceas, arbustos y árboles distribuidos por las regiones templadas de todo el mundo. Las principales frutas europeas, además del rosal, pertenecen a esta gran familia. Existen cientos de variedades de cerezas. Sus productores las clasifican por su sabor en dulces o agrias. También existen híbridos de variedades dulces y agrias que pueden comerse tanto frescas como cocinadas en un sin fin de formas. Las cerezas silvestres, clasificadas como fruta agria, se denominan guindas y son las antecesoras de todas las variedades actuales.

ORIGEN Y VARIEDADES

El origen de estas frutas se sitúa en el Mar Negro y en el Mar Caspio, difundiéndose después hacia Europa y Asia, por medio de las aves y las migraciones humanas. En la actualidad, el cerezo se cultiva en numerosas regiones y países del mundo con clima templado, siendo los países de mayor producción Rusia, Estados Unidos, Alemania, Italia, Francia y España. En nuestro país, el valle del Jerte, en Cáceres, es un área de producción tradicional. El valle del Ebro y la comunidad andaluza están aumentando de modo notable su producción.
Las variedades más conocidas en Europa se dividen encerezas dulces(Prunus avium) o agrias (Prunus cerasus). Dentro de las primeras tenemos las cerezas Napoleón, grandes, crujientes y doradas con un rubor rojo. Estas cerezas se conocían bajo el nombre de Royal Annes en la Inglaterra del siglo XIX. La Tártara negra es otra variedad de cereza dulce, de color muy oscuro, carne tierna y sabor excepcional. Se dice que se introdujo en Europa desde el Cáucaso, desde donde los pájaros transportaron su semilla.

En España, las variedades dulces cultivadas tradicionalmente son: Napoleón, muy difundida en España y muy estimada como fruta para mesa y para la elaboración de confituras; Ambrunesa, muy tardía, de consistencia crujiente y sabor dulce; Burlat, una variedad de fruto grueso, pulpa roja, firme, jugosa y azucarada, de maduración muy precoz y medianamente resistente al agrietado.

Otras variedades de creciente cultivo y consumo en nuestro país son: Starking, Lapins, Summit, Vittoria, Van (California), Picota y Sandy.

Las variedades agrias son frutas oscuras de tallos cortos, denominadas griottes en Francia o guindas en castellano. En ocasiones resultan tan agrias que no pueden comerse. Son pequeñas y redondas y ofrecen un color que oscila del rojo oscuro hasta el negro. Las variedades más importantes cultivadas en las zonas septentrionales son: Richmond, Montmorency y Morello.

Hoy en día se cultivan también las cerezas híbridas, con unas características similares a la cereza común, de color negro o rojo oscuro pero con el sabor acidulado de la guinda.

SU MEJOR ÉPOCA 

Las cerezas y las guindas son frutas de verano, aunque podemos disfrutar de su agradable sabor desde finales de abril (las más tempranas) hasta mediados de agosto.

CARACTERÍSTICAS 
 Forma: son drupas, de forma redondeada, globosa o con figura de corazón. Poseen un hueso globoso y casi liso.

 Tamaño y peso: su tamaño oscila según la categoría comercial entre los 13 y los 20 milímetros y tienen un diámetro aproximado de 2 centímetros y un peso de 6-9 gramos.

 Color: presenta colores que varían entre el morado oscuro o negro, tonos cremas más pálidos con un ligero rubor rosado y el rojo, en función de la variedad.

 Sabor: dulce y jugoso o agrio, sobre todo apreciable en las guindas. Las cerezas para transformación se pueden recolectar mecánicamente mientras que las destinadas al consumo en fresco se recolectan a mano. Se recogen lo más maduras posibles porque el azúcar no aumenta después de la recolección, son frutas no climatéricas.

CÓMO ELEGIRLAS Y CONSERVARLAS 

En el mercado se deben elegir las frutas de un color rojo oscuro o negro vivo, según la variedad. Las carnosas siempre son las mejores. Deben estar limpias y tener una piel firme, brillante, entera y sin roturas ni imperfecciones. Sus tallos deben ser verdes y frescos. Conviene asegurarse de que el tallo esté bien unido al fruto y en el punto de unión de ambos no haya podredumbre o moho. También es importante que no tengan malformaciones (frutos dobles). Por lo general, son las cerezas de mayor tamaño las que mejor sabor ofrecen. En el caso de las guindas, las mejores son las redondas y pesadas, de color rojo claro o rosado amarillento.


Una vez han alcanzado su punto de sazón conviene guardarlas en la nevera sin lavar ni tapar; de este modo se pueden conservar hasta dos semanas. Admiten la congelación, frescas o embadurnadas de un almíbar ligero, y al igual que las ciruelas son las variedades de cerezas y de guindas más oscuras las que mejor soportan la congelación. 

Composición por 100 gramos de porción comestible
Calorías58,3
Hidratos de carbono (g)13,5
Fibra (g)1,5
Provitamina A (mcg)3
Vitamina C (mg)8
Potasio (mg)260
Magnesio (mg)11
Calcio (mg)16
mcg = microgramos
PROPIEDADES NUTRITIVAS 

La cereza es rica en hidratos de carbono, sobre todo fructosa, si bien su valor calórico es moderado respecto de otras frutas. Aporta cantidades significativas de fibra, que mejora el tránsito intestinal. En lo que se refiere a su contenido de vitaminas, están presentes en pequeñas cantidades la provitamina A y la vitamina C. 

Lo que en realidad destaca de las cerezas es su contenido en flavonoides (sobre todo antocianos, relacionados con el color característico de estas frutas) y ácido elágico del grupo de los polifenoles, ambos excelentes antioxidantes. Tiene cantidades importantes de potasio y en menor proporción, magnesio y calcio, este último de peor aprovechamiento que el que procede de los lácteos u otros alimentos que son buena fuente de dicho mineral. El potasio, es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. 

Cómo Dejar de Morderte las Uñas

Nada menos que seis de cada 10 niños y un 45 por ciento de los adolescentes se muerden las uñas, según los informes del sitio Web de WebMD. Morderse las uñas es un hábito que puede sorprenderte sin que siquiera seas conscientes de ello. El estrés o el aburrimiento tienden a causar el hábito. La práctica puede arruinar la salud de tus dientes y uñas, los daños en general son poco saludables si sus manos están sin lavar.



Utiliza un par de trucos para romper el hábito:

Mantén las manos ocupadas cuando sientas la tentación de morder las uñas o juega con tus cutículas. Ten a mano desechos de papel y una pluma contigo, luego trata de hacer garabatos para mantener las manos ocupadas.
Mantén tus uñas cortas y cuidadas. Esto funciona como una especie de truco de psicología inversa. Con la pulcritud y la limpieza de las uñas recién cuidadas, no querrás arruinar lo que acabas de hacer, dando lugar a no morder.
Usa guantes siempre que sea posible para que tus uñas no estén disponible para ser mordidas.
Trata de comprar un pulimento de lucha contra la mordedura de uñas en la farmacia. Se trata de una especie de esmalte de uñas transparente. Si te muerdes las uñas con el esmalte, sentirás una amargura horrible en la boca. Esto disuadirá a tu hábito y entrena a tu cerebro para que deje de morder. En cuanto a los hombres que se comen las uñas.
Morderse las uñas es un hábito repugnante que puede hacer que las uñas queden feas. De acuerdo con el Washington Post, los hombres son más propensos a morderse las uñas que las mujeres. Morderse las uñas es generalmente el resultado de un hábito nervioso. Las mujeres tienden a usar otras maneras de reducir el estrés. Como todos los malos hábitos, parar de morderse las uñas puede ser un desafío enorme.
Otra manera de parar de morderte puede ser recortar las uñas y mantenerlas bien cuidadas. Córtate las uñas lo suficientemente cortas como para que no seas capaz de morderte.
Sumerge las puntas de los clavos en alumbre o vinagre. También se puede sumergir la punta en la pimienta de cayena. El sabor amargo o caliente impedirá morderse las uñas. Ten cuidado al poner cualquier cosa en las uñas, si tienes un rasguño leve que podría irritar su piel.
¡Esperemos que puedas terminar con este hábito!



Cómo quitar el mal olor de los zapatos


Por todos es sabido que los zapatos, porque los usamos y mantenemos los pies dentro de ellos mucho tiempo, a veces sin transpirar, pueden oler. Y el olor corporal puede ser suave, casi imperceptible, o puede ser fuerte y hacerte echarte para atrás cada vez que te descalzas o alguien se descalza.
Lo más habitual siempre ha sido el de coger los zapatos y sacarlos a la ventana para que el fresco se lleve el olor pero en realidad eso no acaba con el problema, solo hace que los zapatos se enfríen pero el olor seguirá ahí.
¿Qué haces entonces? Pues muy sencillo. Una vez que te los quitas pon en el interior un poco de aceite de talco y déjalo una media hora como mínimo. A continuación sacude el zapato y guárdalo normalmente en su sitio junto con unas hojas de salvia (esas hojas ayudarán a la transpiración de los pies y con ello conseguirás que el pie, y el zapato, te huelan menos).
De hecho, un preparado con salvia y agua caliente es lo que recomiendan para reducir el olor de los pies, o por lo menos para mantenerlo a raya.
Este remedio (para los zapatos) has de hacerlo de inmediato, al quitarte los zapatos, para que tenga efecto (y para que no te perfume toda la casa con olor a pies). Lo bueno de ponerle hojas de salvia es que perfumarás también el armario de los zapatos. Te recomiendo que esas hojas de salvia sean frescas porque son más efectivas que las que llevan más tiempo.
El aceite de talco puedes encontrarlo en alguna droguería pero si no en las herboristerías (en algunas) pueden tener.
Ahora no podrás quejarte de no tener nada con lo que combatir el olor de tus pies y de los zapatos.

Fuente:  Bricoinventos

Interacciones de Medicamentos: Lo Que Usted Debe Saber


Las Interacciones de Medicamentos
Hoy las oportunidades para aprender acerca del cuidado de su salud son mayores que antes y es más importante que nunca, tener un mejor conocimiento acerca de las medicinas que usted toma. Si necesita diferentes medicinas o está bajo el cuidado de más de un médico y sufre ciertos quebrantos de salud, usted y sus doctores necesitan estar mejor enterados acerca de las medicinas que usted toma, para evitar posibles problemas tales como interacciones de medicamentos. 
Las interacciones de medicamentos pueden afectar alguna de las que usted toma, haciéndola menos efectiva, causando efectos secundarios inesperados o aumentando su acción sin necesidad. En algunos casos las interacciones de medicamentos puede llegar a ser perjudicial para su salud.
Hay tres clases de interacciones de medicamentos:
La interacción de una medicina con otra ocurre cuando dos o más medicinas no se pueden mezclar.  Esta interacción de "medicina con medicina" puede causar un efecto secundario inesperado que usted no desea. Por ejemplo, la mezcla de una medicina que usted toma contra el insomnio (un sedativo) con otra para controlar una alergia (un antihistamínico) puede entorpecer sus reacciones hasta el punto de que conducir su automóvil o el uso de otro tipo de maquinaria se conviertan en tareas peligrosas.
Las interacciones de medicinas con alimentos o bebidas son causadas por la reacción de medicinas con alimentos o bebidas.  Por ejemplo, la mezcla de una bebida alcohólica con algunas medicinas puede hacer sentir al paciente cansado o retardar sus reacciones. 
La interacción de una medicina con un estado físico existente puede ocurrir cuando una condición médica reacciona negativamente a ciertas medicinas, haciéndolas posiblemente peligrosas.  Por ejemplo, si su presión arterial es alta y está tomando una medicina para controlarla, usted puede experimentar una reacción indeseable al tomar otra medicina para aliviar la congestión nasal.
Puede protegerse de interacciones de medicamentos asegurándose de siempre leer la etiqueta de la medicina y estar bien informado acerca de los otros medicamentos que toma.
Las Interacciones de Medicamentos y Las Medicinas Sin Receta Médica
Las etiquetas de las medicinas obtenibles sin receta médica contienen información que es importante leer y entender. Las etiquetas le informan acerca de posibles interacciones de medicamentos. Conviene saber que las etiquetas pueden cambiar a medida que nueva información es conocida, por lo tanto leálas cada vez que usted use una medicina nueva.

Las secciones de "Ingredientes Activos" y "Propósito" indican:
  • el nombre y la cantidad de cada ingrediente activo
  • el propósito de cada ingrediente activo
La sección de "Usos" de la etiqueta:
  • le indica para qué se usa la medicina
  • le ayuda a encontrar la mejor medicina para sus síntomas personales
La sección de "Advertencia" en la etiqueta provee importante información sobre interacciones de medicamentos y precauciones acerca de:
  • cuándo hablar con un médico o farmacéutico antes de tomar las medicinas
  • las circunstancias médicas que pueden hacer la medicina menos efectiva o insegura 
  • cúando una medicina no debe ser usada
  • cúando terminar de tomar una medicina
La sección de "Instrucciones" de la etiqueta indica lo siguiente:
  • el período de tiempo y la cantidad de un producto que usted puede tomar sin peligro
  • otras instrucciones especiales acerca de cómo usar el producto
La sección de "Otra Información" en la etiqueta del producto se refiere a:
  • información necesaria acerca de ciertos ingredientes tales como el contenido de sodio para personas con restricciones dietéticas ó alergias
La sección de"Ingredientes Inactivos" de la etiqueta menciona:
  • el nombre de cada ingrediente inactivo (como los colorantes, materia adherente, etc.) 
La sección de "¿Preguntas?" o "¿Preguntas o Comentarios?" de la etiqueta (si ha sido incluida):
  • suministra el número del teléfono de una fuente de información que responde a las preguntas acerca del producto 
Si después de leer la etiqueta todavía tiene dudas o dificultad para leerla, hable con su médico, farmacéutico, dependiente o amigo para que le ayude.

Sea cuidadoso con las cremas y los ungüentos de venta sin receta médica

El acné, la tos debido a un resfrío, el pie de atleta, las hemorroides, la picazón por picaduras de insecto y los dolores menores, musculares y articulares están entre las afecciones que las personas tratan aplicando cremas y ungüentos de venta sin receta médica en la piel. La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, Food and Drug Administration) insta a los consumidores a tener en cuenta la seguridad cuando usen dichos tratamientos.

“Estos productos son medicamentos”, explica Andrea Leonard-Segal, M.D., directora de la División de Evaluación Clínica de Medicamentos de Venta sin Receta Médica de la FDA en el Centro para la Evaluación e Investigación de Fármacos (Center for Drug Evaluation and Research) de la agencia. “Sólo porque no viene en píldoras y no requiere la receta de un médico, no significa que no puedan causar daño si se hace un mal uso de ellos o si se usan en forma excesiva”.

La Dra. Segal dice que los consumidores deben leer cuidadosamente las instrucciones de todos los productos de venta sin receta médica y seguirlas, incluidos los tópicos. Los productos tópicos son aquellos que se aplican en ciertas áreas de la piel. “En ocasiones, el medicamento en cremas y ungüentos puede penetrar la piel y entrar en el torrente sanguíneo”, explica ella. “Es importante estar conscientes de que los medicamentos en estos productos tópicos pueden provocar problemas si no se usan según lo indicado”. Segal agrega, “en ocasiones, los ingredientes en estos productos pueden incluso interactuar con otros medicamentos cuando los está tomando”.

Metil salicilato

Muchos atletas usan cremas para los dolores musculares que contienen metil salicilato. También conocido como esencia de gaulteria, el metil salicilato es un ingrediente como la aspirina de muchas cremas tópicas que alivia el dolor. Si se usan de manera adecuada, las cremas que contienen metil salicilato pueden brindar alivio temporal de dolores menores y musculares y articulares asociados con simples dolores de espalda, artritis, distensiones, moretones y esguinces.
Al igual que con todos los medicamentos, el mal uso de estos productos puede provocar un daño.
La FDA exige que las etiquetas de cualquier medicamento que contenga más de 5% de metil salicilato incluyan advertencias como mantener el producto fuera del alcance de los niños y que se use según lo indicado.
“Siempre recuerde leer la etiqueta de información del medicamentos y toda información que se brinde dentro del envase de un producto de venta sin receta médica”, explica Segal. “Conserve la etiqueta para que pueda consultarla en el futuro. La información que se brinda con el medicamento indica cómo usarlo adecuadamente y qué hacer si surge un problema mientras lo usa”.

Cremas compuestas

A la FDA también le preocupan algunos productos compuestos que se ofrecen como cremas y ungüentos.
Hacer compuestos es una práctica de la farmacia tradicional, donde los farmacéuticos combinan, mezclan o alteran ingredientes para crear medicamentos únicos para cumplir las necesidades médicas de pacientes individuales en conformidad con las recetas que extienden los médicos de los pacientes.
La FDA no verifica la seguridad y eficacia de los medicamentos compuestos ni los aprueba. Pueden exponer a los pacientes a riesgos innecesarios cuando se usan sin supervisión médica adecuada.
La FDA normalmente permite compuestos de farmacia tradicionales. En comparación, algunas farmacias se comportan como fabricantes de medicamentos, no las farmacias de compuestos tradicionales, porque éstas producen versiones normalizadas de productos para la distribución general.
En diciembre de 2006, la FDA advirtió a cinco empresas para que dejaran de hacer y distribuir cremas anestésicas tópicas compuestas, que se estaban comercializando para distribución general en lugar de como respuesta a las necesidades médicas exclusivas de los pacientes.
Las cremas anestésicas tópicas compuestas a menudo se usan para disminuir el dolor en procedimientos, como la eliminación del pelo con láser, tatuajes y tratamientos de la piel. En ocasiones, son despachados por las clínicas y spa que brindan estos procedimientos o por farmacias y consultas de médicos.
Los anestésicos tópicos compuestos de los cuales advirtió la FDA contienen altas dosis de anestésicos locales, incluidas la lidocaína, tetracaína, benzocaína y prilocaína. La FDA advirtió que cuando se combinan diferentes anestésicos en un producto, el potencial de provocar un daño de cada anestésico aumenta.
Este daño potencial también puede aumentar si el producto se deja en el cuerpo durante mucho tiempo o si se aplica en áreas extensas del cuerpo, especialmente si un área luego se cubre por un vendaje, plástico u otro vendaje.

¿Cómo consigo que mis hijos recojan su desorden? Por Lorraine Ladish, Guía de About.com

Pregunta: ¿Cómo consigo que mis hijos recojan su desorden?

Decir a tus hijos "arregla tu habitación" o "recoge tu desorden" no da resultado en la mayoría de casos. El motivo es que aunque el niño tenga edad de hacer esta tarea él solo, dicho así le resulta abrumador. Compáralo con cuando tú te enfrentas a limpiar la casa, que parece imposible de abordar, hasta que lo divides en fases.

Respuesta:
La solución es que ayudes a tu hijo a comprender que recoger su desorden es mucho más sencillo cuando se hace por etapas. Para conseguir que recoja sus cosas:
Dale instrucciones precisas
En lugar de decir algo genérico como "limpia tu cuarto", dile específicamente qué es lo que tiene que hacer: "pon la ropa sucia en el cesto".
Dale sólo una o dos instrucciones de una vez
Evita decirle todas las tareas de golpe, porque se abrumará y las olvidará. Cuando ponga la ropa sucia en el cesto y lleve el cesto junto a la lavadora, ya puedes darle otras dos instrucciones.
Haz una lista de las tareas que esperas que haga
Si ya sabe leer, haz una lista de sus tareas de limpieza y ponla en un lugar visible de su habitación. Así, cuando le digas que recoja sus cosas, podrá ir tachando cada tarea.
o Hacer la cama
o Poner la ropa sucia en el cesto
o Llevar el cesto al cuarto de lavar
o Colgar la ropa en el armario
o Guardar la ropa interior y calcetines en las gavetas o cajones
o Poner los juguetes en un cesto
o Tirar a la basura los juguetes rotos
o Pasar la aspiradora
o Colocar los libros en las estanterías
o Vaciar la papelera
Facilítale la organización de su cuarto
Encuentra maneras fáciles de organizar sus cosas para que no le resulte complicado clasificar y guardar juguetes, libros o ropa. Algunas ideas:
o Cestos o cajones para guardar los juguetes
o Cesto para la ropa sucia (en su habitación)
o Estanterías suficientes para sus libros
o Un cajón para ropa interior y otro para calcetines
o Un cajón para los pijamas, otro para tops y así sucesivamente
o Procura que los rieles del armario estén a su altura
o Una papelera
Convierte recoger su cuarto en rutina
Si a veces le pides que recoja sus cosas y otras no, se acostumbrará a esperar a que se lo digas. Marca en un calendario los días de la semana en que debe recoger sus cosas (si es todos los días mejor, claro, para evitar que se acumule el desorden) y recuérdaselo a menudo. Si se convierte en rutina, lo hará sin pensar.
Dale responsabilidad
Los niños necesitan responsabilizarse de sus pertenencias desde pequeños. Cuando son muy chiquitos, puedes ayudarlos a recoger sus juguetes y convertirlo en un juego. Si haces que participen en las taras de la casa desde chiquitos y vas dándoles cada vez más responsabilidad, cuando sean adolescentes no tendrás que bregar con un desastre en su cuarto.
Ten expectativas realistas
Si tiene seis años, no esperes que doble la ropa perfectamente o que la cama esté hecha como la harías tú. Aún así, evita hacerlo de nuevo. Alábalo por sus esfuerzos y de cuándo en cuándo, haz las cosas con él para que aprenda a mejorar sus habilidades a la hora de limpiar y recoger.
Dale las gracias
Al igual que a ti te gusta que el resto de la familia reconozca tus esfuerzos, dale las gracias cuando recoja sus cosas. Enséñale que aunque cada miembro de la familia tiene ciertas responsabilidades, es agradable recibir el reconocimiento de los demás, ya que se trata de una labor de equipo.
Cuando tu hijo es más pequeño, puedes explicarle que el tiempo que te ahorra el que él recoja su desorden es tiempo que puedes dedicarte a jugar con él en lugar de tener que limpiar.

Altruismo,... de José Ramón Marcos Sánchez

Aquello que creemos dar,… que vestimos de generoso,… es menos de la mitad de lo que damos realmente,….aquello que pensamos que no recibimos,…. que disfrazamos de insuficiente,…. es más del doble de lo que realmente merecemos,….la mayoría de las veces la entrega se otorga habitada en la mentira de un desinterés alimentado por el interés que vive en el futuro de las causas pendientes,….porque el que entrega recuerda,….y canjea sentimientos cuando precisa sentir,….y exige la devolución de algo que nadie pidió,….la satisfacción de ayudar muere deprisa,….de ella nace lo miserable de la memoria que pretende saldar cuentas,….y nos recuerda lo mísero del egoísmo,…y nos quiere convencer que el altruismo es una demencia transitoria,…y justifica un cambalache mezquino para no hacernos sentir que nos miran como a idiotas,…y confundimos bondad con estupidez,….prefiero ser un idiota engañado por compartirme,…. que un necio que se engaña a sí mismo,….aquel que da y es sincero, no debe esperar recibir nada a cambio,…porque dar en sí mismo,… ya supone recibir,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.