martes, 14 de febrero de 2012

Ejercicio en el embarazo


El ejercicio aeróbico es algo que se les puede recomendar a todas las personas en cualquier momento de la vida. Hacer ejercicio es tan beneficios en la juventud como en la adultez. En el embarazo también es sumamente beneficios hacer ejercicios todos los días. Con 30 minutos de ejercicioaeróbico por día puede ser más que suficiente para prevenir distintas afecciones, mejorar el estado general del sistema cardiovascular e incrementar las defensas.
Hacer ejercicio en el embarazo, además, es la mejor prevención natural que existe para la diabetes gestacional y para el aumento de peso. Elejercicio en esta época de la vida también incrementa el bienestar general y hace más fácil el trabajo de parto (al incrementar la resistencia del organismo). Las madres que hacen ejercicio durante el embarazo también son las que se recuperan con mayor rapidez después del trabajo de parto.
Antes de hacer ejercicio en el embarazo hay que saber que existen actividades más y menos recomendadas en estas condiciones. Los mejores ejercicios en el embarazo son la caminata, el andar en bicicleta, el yoga, la natación, el baile suave y el ejercicio aeróbico en general. Al momento de empezar a hacer ejercicio puede ser una buena idea consultar con el médico y realizar un examen físico de resistencia para evaluar con mayor certeza las posibilidades de cada mujer y la actividad más recomendada en cada caso. Todas las actividades deben ser llevadas a cabo a un ritmo suave y acorde a las posibilidades de cada mujer en particular, tratando de no romper marcas (esto debe ser dejado para después del embarazo).
Los deportes pueden ser beneficios porque dan la posibilidad de quemar calorías en una actividad entretenida, pero en el embarazo pueden resultar riesgosos dado que el feto puede recibir un golpe inesperado o verse afectado por las fuertes exigencias físicas que suelen predominar en estas actividades.

3 Consejos para los dolores de espalda

Quienes pasamos muchas horas sentados, trabajando, estudiando o realizando cualquier actividad manteniendo una posición constante, en la que no podemos estirarnos debidamente, sabemos de lo que se tratan los dolores de espalda. Independientemente de nuestra edad, los dolores de espalda se hacen presentes en distintas partes del día, y no nos dejarán de molestar hasta que tomemos medidas.



En este artículo, explicaremos brevemente, algunos consejos para aliviar el dolor de espalda. Aclaramos, antes de empezar, que para tomar estas medidas es absolutamente necesario ser constante y regular. De nada te servirá cuidar tu espalda un día y al otro volver a tus malos hábitos. Hecha esta aclaración. Comencemos!
Cómo aliviar los dolores de espalda?
1. Descontracturar los músculos
Podemos pedirle a alguien que lo haga por nosotros, o hacerlo nosotros mismos. Utilizando aceite de pepino (comprarlo en la farmacia), relajaremos nuestros músculos y aliviaremos los síntomas de las contracturas que nos están molestando.
Cuando masajeemos nuestros músculos, debemos hacerlo en sentido horario, dibujando círculos, presionando lo suficiente, pero sin causarnos dolor. La idea es relajarnos y alejar las tensiones de nuestro cuerpo.
2. Utilizar el calor
La temperatura es amiga de la relajación. Podemos utilizar una toalla caliente, una bolsa de agua caliente o hasta una luz infrarroja apuntando a nuestra espalda. El calor ayuda a aliviar los dolores de espalda.
Un consejo interesante es alternar la temperatura. De esta manera el músculo se comporta como si lo estuviéramos masajeando. Podemos colocarnos calor y luego frío durante unos minutos, y luego volver al calor.
3. Medicina natural
La medicina natural indica que podemos utilizar algunos preparados de plantas, para aliviar algunos de los síntomas de los dolores de espalda.
Realizar una infusión de hipérico y valeriana, mezclarlos bien y consumir diariamente.