lunes, 13 de febrero de 2012

Cuidar tu piel con 5 mascarillas caseras

Como todos sabemos, el cuidado de la piel, se debe llevar a cabo diariamente, a pesar de que en determinadas épocas del año el cutis sufre de manera especial, como puede ser en invierno con el frío o en verano, con el sol. En esta oportunidad, te ofrecemos 5 mascarillas que puedes preparar en casa a la vez que ofrecen excelentes resultados. Son baratas y sencillas, y puedes seleccionar la que mejor se adapte a tu clase de piel.



MASCARILLA DE MANZANA Y PEPINO 


Esta, se utiliza para pieles grasas. Necesitaras para la mezcla medio pepino, media manzana roja, un chorrito de limón y una clara de huevo. Luego de frío, aplícatelo en la cara y en el cuello dejándolo actuar durante 20 minutos, retíralo con agua tibia.
MASCARILLA DE ZANAHORIA, NARANJA, YOGUR Y LIMON
Al igual que la preparación anterior es también para pieles grasas pero con una composición totalmente distinta. Mezcla los zumos de una zanahoria, una naranja y un limón, licuándolos con un yogur, aplícatela por un tiempo de 10 a 15 minutos y luego retira con agua tibia.
MASCARILLA DE MIEL Y LECHE
Esta mascarilla es limpiadora y ayuda a eliminar las impurezas de los poros. Necesitaras una clara de huevo, una cucharada de miel y una cucharada de leche en polvo. Aplícatela dejándola reposar en tu rostro durante 15 minutos y retírala con agua tibia.
MASCARILLA DE CACAHUETE
Recomendadas para pieles secas que necesiten hidratación, mezcla dos cucharadas de cacahuetes con una de miel y otra de aceite de oliva, tritúralo todo y aplícalo en cara y cuello, déjalo por 15 minutos y enjuaga con agua tibia.
MASCARILLA DE AGUACATE
Utilizada sobre pieles secas, mezclando medio aguacate y una cucharada de aceite de oliva. Se aplica durante 15 minutos y se retira con agua tibia.

¿Cómo concentrarse mejor?


Es sabido que los consultorios de los médicos desbordan de personas que comentan sus problemas de concentración y cómo estos suelen provocarles importantes problemas, algunos de ellos muy graves, en el cumplimiento de sus actividades y responsabilidades de estudio, de trabajo y domésticas.
Los problemas de concentración son un síntoma de muchas posibles enfermedades, afecciones o simplemente hábitos de vida que no funcionan para nuestro cuerpo. Desde el clásico estrés a problemas de sueño, los problemas de concentración pueden causarnos problemas muy desagradables.
Por estas razones, compartiremos con ustedes algunos consejos para poder mejorar la concentración. Comencemos!
Cómo mejorar la concentración?
1. Espacios de trabajo
Muchas personas utilizan los mismos espacios de trabajo también como lugares de entretenimiento. Si, por ejemplo, utilizas una habitación de tu casa como un estudio de trabajo, en el cual, por ejemplo, te preparas para tus exámenes y al mismo tiempo miras la televisión y te reúnes con amigos, confundirás a tu cerebro y te resultará difícil concentrarte.
En cambio, procura asignar distintos espacios para cada grupo de actividades. Por ejemplo, cambia ese espacio por un lugar tranquilo, en el que puedas dedicarte casi exclusivamente a tus tareas que requieran de ti una mente concentrada y activa, sin distracciones que te molesten.
2. Distracciones
Muy bien. Ya tenemos nuestro lugar especialmente diseñado para que podamos concentrarnos. Perfecto? Ahora, nos planteamos la siguiente situación: el teléfono no para de sonar, el timbre suena todo el tiempo, nuestro amigos van a visitarnos en distintos horarios, nuestra casilla de correo explota de mensajes y nosotros allí: sin todavía poder estudiar. Qué podemos hacer?
Si vamos a decidirnos a realizar alguna tarea para la que necesitemos concentrarnos, tenemos que intentar eliminar todas estas distracciones. Apaga el teléfono móvil, no consultes tus correos electrónicos y avísale a tus amigos que estarás ocupado/a en ese momento.
De esta manera, podrás sólo dedicarte a lo que tienes que hacer y cumplir mucho mejor y con más capacidad.
3. Descanso
Por último, nos vamos al otro polo. Podemos concentrarnos duro durante muchas horas, pero no alcanzaremos un resultado óptimo si no descansamos en lapsos medios. Procura descansar al menos 10 minutos por cada hora de fuerte trabajo mental. Puedes salir al aire libre, tomarte un vaso con agua, mover tus brazos o hasta hacer ejercicios de estiramiento. Pero siempre acuérdate de detenerte por cada hora de esfuerzo.

Dieta durante la lactancia


Poco recomendable es que se inicie una dieta mientras se está amamantando al bebé, al menos eso es lo que informan muchos expertos. Además la lactancia favorece que quemen grasas más fácilmente, por lo que el hecho de darle el pecho al niño favorece que las mujeres recuperen su figura.
Aunque no te recomendemos que inicies alguna dieta, siempre es bueno seguir algunas pautas para que puedas recuperar tu figura fácilmente.
Esencialmente debes evitar todos los alimentos ricos en azúcares. En tanto te sea posible, consume alimentos naturales, ya que para recuperar la figura las comidas procesadas son poco aconsejables.
Consume aceite de oliva pero de forma moderada preferiblemente que sea crudo, y modera el consumo de grasa.
Trata consumir poca carne, y si lo haces que sea carne roja, pero si deseas puedes sustituirla por el pescado.
Evita los alimentos con muchas salsas, fritos o empanados, opta por cocínalos al microondas, a la plancha o hervidos.
Procura beber zumos o licuados, consume las suficientes frutas, verduras y hortalizas.
Así mismo, si deseas favorecer tu leche, y que a su vez sea de mayor calidad y más cantidad, te conviene seguir los siguientes consejos:
Ten un consumo moderado de sal.
Come cinco veces al día distribuyendo las comidas.
Bebe de dos a tres litros al día de agua u otros líquidos naturales, hazlo incluso a la vez que estás dando de mamar si es posible.
Procura come alimentos ricos en hierro, pero evita evitar aquellos con sabor fuerte ya que dichos sabores se trasladarán a la leche y el niño probablemente no quiera tomarla ya que la nota extraña.
No olvides, que tú le trasmites a tu hijo todo lo que comes y consumes, por lo que olvida el tabaco, alcohol y otras sustancias nocivas. La salud de tu bebe, está completamente en tus manos.

Desde aquel sueño que tuve,... de José Ramón Marcos Sánchez

Desde aquel sueño que tuve que nunca pude vivir,….en el que te vi llegar a mi vida y quedarte para siempre,…..y todo tornó en distinto,….y cada momento fue un momento detenido por la armonía de la belleza,…y cada suspiro una suplica al tiempo para que siempre fuera ahora,…y entregarme un deseo vano por insuficiente,…porque del amor nació algo mas que el amor,…nació un nosotros inmune al desaliento,…perfecto porque acepto su imperfección,…que explico lo puro de un sentimiento que habita solo a pedazos,…que precisa ser recordado y no se recuerda,….y se extingue atrapado entre la costumbre y la sombra de una ilusión rota,….no se si soy un iluso que existe en lo inexistente,…si me perdí en la quimera de no darme por vencido,…pero desde aquel sueño que tuve que nunca pude vivir,….busco a mi media persona,….para poder ser persona,…la que tuvo el mismo sueño,….que nunca pudo vivir,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.