martes, 7 de febrero de 2012

Los beneficios de la mandarina


El árbol de mandarina no solo tiene un alto contenido nutricional sino que también puede ser empleado como remedio y medicina en diferentes afecciones. Esta especie, conocida bajo el nombre binomial de Citrus nobilis posee pétalos lanceolados de forma alargada y pequeños filamentos lineales. La floración del árbol de mandarina siempre se produce en torno a los meses de primavera. Esta especie, de hecho, produce flores muy aromáticas que se agrupan en pequeños fascículos. La mandarina (el fruto) tiene cantidades considerables de vitamina C y pequeñas dosis de calcio, por lo que puede ser consumido de forma diaria con grandes beneficios.
El fruto que da el árbol de mandarina es de sabor dulce y tiene una pulpa de textura agradable. Este fruto está separado en gajos con un alto contenido de agua. La mandarina posee una esencia de alto poder medicinal que puede ser extraída tanto de las hojas como de las flores y la cáscara del fruto que produce. En la cáscara de mandarina, por lo demás, podemos aprovechar una gran cantidad de componentes de efectosedante. En las hojas de mandarina, por otra parte, tenemos compuestos de tipo aperitivo. Con la mandarían también se pueden preparar remedios con efecto tónico.

En la mandarina también tenemos a nuestra disposición altas cantidades de vitamina C. Es importante tener en cuenta que para no obtener un efecto laxante debemos consumir los frutos de esta planta con moderación.
Si queremos preparar una infusión a base de mandarina primero debemos limpiar las hojas (se utiliza especialmente esta parte de la planta). Después de limpiar las impurezas de unos 10gr de hojas de mandarina las llevamos a hervor en un litro de agua. Dejamos en contacto por alrededor de 10 minutos y filtramos el contenido. La dosis recomendada de la infusión de mandarina es de unas tres tazas al día. Esta bebida tiene un efecto sedante suave.

Anemia por deficiencia de vitamina B12

Tener una deficiencia de vitamina B12 significa que el organismo no tiene cantidades suficientes de dicho componente. La vitamina B12 se necesita para fabricar glóbulos rojos, los cuales portan el oxígeno por todo el cuerpo.No tener suficiente vitamina B12 puede derivar a una anemia, lo que significa que el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos para realizar el trabajo debido.
Esto puede hacer que la persona afectada se sienta cansada y débil.


La mayoría de las personas obtienen más que suficiente vitamina B12 al consumir alimentos como la carne, la leche, los huevos y el queso. Normalmente, la vitamina es absorbida por el sistema digestivo (estómago e intestinos). La anemia causada por deficiencia de vitamina B12 suele ocurrir cuando el sistema digestivo no es capaz de absorber la vitamina.
Esto puede suceder si:
Se padece de anemia previamente. En este caso, el organismo destruye las células en el estómago que ayudan a absorber la vitamina B12.
Se ha tenido una cirugía donde se removiera parte del estómago o la última parte del intestino delgado, llamado íleon. Esto incluye algunas cirugías realizadas para ayudar a personas con mucho sobrepeso a perder peso.
Se tienen problemas con las formas del organismo para digerir la comida, como la enfermedad celíaca, enfermedad de Crohn, crecimiento bacteriano en el intestino delgado, o parásitos.
Este tipo de anemia también puede ocurrir si no se ingieren suficientes cantidades de vitamina B12, pero raramente ocurre. Las personas que consumen una dieta vegana o adultos mayores que no consumen gran variedad de alimentos podrían necesitar suplementos dietarios de dicha vitamina.

Fuente: http://blogdefarmacia.com

El equilibrio entre pensamiento y emoción


No siempre es fácil alcanzar el equilibrio entre el pensamiento y la emoción a la hora de vivir con optimismo. En algunas ocasiones, la emoción nos envía unas señales mientras que la razón, lanza una información al cerebro totalmente opuesta. Esta oposición puede producir una ruptura entre aquello que queremos y aquello que deseamos. O también, entre aquello que sentimos y aquello que pensamos. En definitiva, entre cómo son las cosas o cómo nos gustaría que fueran puesto que no siempre es fácil descubrir cuál es la verdad interior y a dónde nos dirigimos. De hecho, así surge el estrés.
Pero apostar por la salud implica alcanzar el equilibrio interior entre pensamiento y emoción. Debemos aprender a sentir de forma acorde a cómo pensamos de lo contrario podemos experimentar un infinito dolor interior que sólo podemos afrontar de forma consciente a través de la aceptación de los hechos externos.
De hecho, las emociones tienen una influencia directa sobre la salud de una persona, por eso, merece la pena tener presente que tenemos que cultivar nuestro mundo interior de forma inteligente mediante la potenciación de la imaginación y el pensamiento positivo.
En última instancia, dicho equilibrio entre pensamiento, razón y emoción también permite a la persona vivir con la sensación de que tiene dominio sobre sí misma, de que es libre y puede cultivar su salud con esperanza para respirar lo mejor del día a día.
En algunas ocasiones, el ser humano necesita de un proceso temporal para poder alcanzar el equilibrio entre el pensamiento y la razón pero con el paso del tiempo dicho proceso puede culminar en una meta: la paz interior. De lo contrario, el conflicto sólo produce una ruptura anímica que es muy difícil de afrontar para cualquier persona que no alcanza el bienestar emocional necesario para vivir feliz.

En calma,... de José Ramón Marcos Sánchez

Estoy deseando la vida,…estoy desnudo de trance,….como agitado en la quietud de lo inevitable,…con la palabra rota temerosa de mostrarse,…acontecido de culpas que habitaban disfrazadas entre olvidos no olvidados,…lacerantes,… autopsiando carne viva que doliente dormitaba,….ya es oscuro hasta el destello del recuerdo,….y no por ello no es bello,…necesitado de abrazos de despedida,…de partida que se parte entre tu cuerpo y el mío,...porque no te reconozco a pesar de penetrar en la vida de tu vida,….a pesar de lo calmo del arrullo cuando escucho como callas,…es certero el sentimiento que le queda al que no siente,…es sentida la distancia del mentido cuando al final ve el final,…ya descubro el horizonte teñido de condena donde acude el condenado,…la urgencia que vive en la circunstancia me arrebato hasta la duda,….llego libre de prejuicios,….habitado en la cárcel donde me engendre mil veces hasta entregar mi tortura,…estoy deseando la vida,…pero descanso tranquilo en espera de la muerte,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.