jueves, 26 de enero de 2012

Ignorado,... de José Ramón Marcos Sánchez

Nació del vientre de la indiferencia,…..olvidado de cariño,…llego desde lo perdido que nadie nunca buscó,…se le partieron las ganas en mil pedazos de heridas,…quiso desaparecer,….quiso no haber existido,….quiso al menos una vez sentir el calor de una caricia,…de una piel distinta,….se pregunto tantas veces que sentiría el besado,..el que besa,…el que al menos tiene la posibilidad de rechazar,….se refugió en aquello que le permitía morir,….porque no estar dolía menos cuando realmente no estaba,….la indigencia le engendró,….la indigencia le vivió,…la indigencia le mató,….solo recogió algún momento de compasión,….genero descanso en aquellos que se atreven a juzgar la desgracia,…incapaces de entender que una sonrisa puede serlo todo para el que no posee nada,….que a veces las circunstancias condenan a las personas,…que por no tener no tienen ni el derecho de una queja,…cuando creas que has perdido piensa en alguien como él y valora lo ganado,…es una vida de tantas que tantos no hemos vivido,…que solo hemos ignorado,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

He decidido ser tuyo,... de José Ramón Marcos Sánchez

No es que llame al sufrimiento es que no se despedirle,….o no quiero,…recordar el dolor es al menos recordar,….olvidar es como morir un poco,….quiero sentir aunque sea una tortura,…. solo así me siento vivo,…para poder valorar emociones nuevas que acudan,…cuantas historias se esconden detrás de un lamento,….de un suspiro,…que solo entiende aquel que lo lanza,….que posee lo mas intimo de la intimidad,…y muere cercano herido de lejanía,….añorando los sueños que se escapan en cada latido del tiempo,….en cada palabra escondida detrás de un sentimiento,….disfrazado,….que no se atreve a nacer por miedo a morir,….que prefiere la ilusión de la duda a la posibilidad del rechazo,…aunque me duela no tenerte mas me duele la idea de perderte,….renuncio a ti para que nunca te alejes,…déjame ser quien decida aunque decida sufrir,…déjame necesitarte sin que tu me necesites,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.