martes, 24 de enero de 2012

¿Qué es el Síndrome del comedor nocturno?


Presentimos que en este artículo muchos lectores se sentirán identificados. Hablaremos acerca de un síndrome cada vez más frecuente que se caracteriza por un cambio metabólico en el organismo de quienes lo padecen. Comencemos!
¿Qué es el Síndrome del comedor nocturno?
Como hemos introducido en el párrafo anterior, el Síndrome del comedor nocturno es un trastorno de la alimentación, como muchos otros que conocemos. Lo que sucede con las personas que experimentan este síndrome es un cambio metabólico, causado por una alteración en el ritmo circadiano del cortisol. El cortisol aumenta a la noche, generando la sensación de hambre que normalmente sentimos a la hora del mediodía o a la hora de la cena.

Por otra parte, quienes manifiestan los síntomas de este síndrome, también se caracterizan por padecer de problemas de insomnio u otras dificultades para dormir, ya que, debido a la alteración del cortisol, la melatonina disminuye en el cuerpo, y el cuerpo encuentra mucho más dificultoso conciliar el sueño.
En la mayoría de los casos, el síndrome resulta muy molesto ya que, o no permite al individuo dormir en una primera instancia o lo despierta cuando siente hambre, haciendo muy difícil su descanso.
¿Cuáles son los síntomas del Síndrome del comedor nocturno?
A continuación, explicamos algunos de los síntomas más comunes de este trastorno. Estos son:
. Cansancio / Somnolencia / Apatía / Falta de descanso
. Insomnio y otras dificultades relacionadas a la conciliación del sueño
. Obesidad
. Depresión / Ansiedad
. Baja autoestima
. Aumento del apetito
Concluyendo este artículo acerca de la descripción del trastorno conocido como el Síndrome del comedor nocturno, esperamos que hayan encontrado la información anterior de mucha utilidad. Si presentan alguno de los síntomas anteriores, recomendamos consultar con su médico de confianza y seguir el tratamiento que este les indique. Hasta la próxima!

Fuente:

Nutrientes: el potasio en nuestro organismo

Un adulto normal posee unos 50 mEq de potasio por kg de peso corporal; un total de 3.500 mEq o 136 g, de los cuales el 98 por ciento se encuentra en el espacio intracelular. Su concentración en este compartimiento es próximo a 150 mEq/L. En el plasma sanguíneo es de 4 a 5,5 mEq/L. La notable diferencia a uno y otro lado de la membrana plasmática es mantenida por el funcionamiento de una enzima que introduce cationes de potasio en las células.

El potasio se encuentra ampliamente distribuido en los alimentos; la ingesta diaria con una dieta mixta es de unos 4 g (102 mEq). Esta cantidad es similar a todo el potasio contenido en el líquido extracelular.


El riñón es el órgano principal responsable de la excreción de cationes de potasio y de la modulación de su balance. Entre el 90 y 95 por ciento del potasio ingerido es eliminado por los riñones, en un proceso regulado que mantiene estable el contenido total de potasio en el organismo. El restante 5 a 10 por ciento es excretado por sudor y heces y no es controlable. La pérdida de potasio por vía gastrointestinal puede ser muy grande en pacientes con vómitos incoercibles o diarreas intensas.

El potasio tiene dos funciones principales. Por un lado, juega un papel importante en el metabolismo celular; por ejemplo, participa en procesos como la síntesis de proteínas y glucógeno.

Por otro lado, la relación entre sus concentraciones extracelulares e intracelulares es el principal determinante del potencial de reposo de membrana plasmática, condición previa para la generación de potenciales de acción.

Fuente:

Buenos hábitos para resultados óptimos

Vivimos en una sociedad donde buscamos resultados instantáneos con el menor dolor, esfuerzo y sacrificio posibles. Cuando de nuestra salud y apariencia se trata, estamos acostumbrados a buscar una píldora o procedimiento que nos dé los resultados que queremos, y muchos médicos fácilmente las prescriben. Pero toda droga, tratamiento o procedimiento tiene potenciales efectos adversos y riesgos que pueden ser incluso peores que el problema que intentábamos solucionar. Además, sin un acompañamiento con buenos hábitos de vida, todas estas “soluciones” son propensas a fallar en algún punto, por lo tanto es importante implementar algunas costumbres sanas como las siguientes.


1. Dejar de fumar. Incansablemente se repetirá este consejo. Además de los numerosos riesgos muy documentados que implica fumar, los fumadores son propensos a tener un envejecimiento prematuro de la piel. El cabello también tiende a volverse opaco y perder la pigmentación más rápido.

2. Perder peso (en caso que sea clínicamente necesario). Las cirugías de reemplazo de las articulaciones se han vuelto cada vez más comunes. Y si bien la edad y otros factores contribuyen a debilitarlas, el exceso de peso es un contribuidor mayor. Un peso saludable ayudará además a todo el organismo en general.

3. Mantenerse físicamente activo. El ejercicio físico mejora la apariencia, la memoria, el estado de ánimo y los hábitos de sueño, y mantiene alejadas las enfermedades cardíacas y los problemas óseos. Y no necesariamente se debe realizar un ejercicio extenuante para tener muy buenos resultados.

4. Mantenerse hidratado. Incluso una deshidratación leve puede llevar a una confusión mental, elevar el azúcar en sangre y causar dolores de cabeza, debilidad muscular y fatiga.

No eres diferente,...eres especial,... de José Ramón Marcos Sánchez

Nadie es quien para juzgarte porque tú nunca has juzgado,….no eres diferente,…eres especial,…no tengo más que buscarte para encontrarte a mi lado,….para darme cuenta que diciendo poco, dices más que los demás,…que sin adornar tus dadivas eres quien entrega el corazón descubierto,…sin protección,….sin miedo a ti mismo,…porque vienes desde la pureza de lo sincero,…desde la verdad del sentimiento,…olvidado por quienes a veces te olvidan,….eres incapaz de odiar,…comprendes hasta al que daña consciente del daño causado,….no eres diferente,…eres especial,…porque consigues que muchos vistamos de solidarios,…porque logras que ayudar nos convierta en ayudados,….y nos liberas de estereotipos absurdos,….y nos acercas a la necesidad de necesitarte,….para sentir que el amor verdadero se esconde tras el logro de mil intentos,…cada paso que avanzas me acerca más a la vida,….cada vez que sonríes el mundo se hace mas grande,…no eres diferente,…eres especial,…gracias por hacerme sentir especial,…gracias por compartirte conmigo,…gracias por darme tanto y solicitar tan poco,…gracias por enseñarme,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.