jueves, 19 de enero de 2012

Extractos de manzanilla, un buen aliado de tu piel

Las cremas para la cara y los productos de belleza para el cuerpo contienen en muchos casos ingredientes muy beneficiosos para la salud. Algunos de ellos no sólo son eficaces en tratamientos de la piel sino que además poseen otras características y propiedades.


Hoy hablaremos de la manzanilla. Como es sabido, muchos productos de belleza y para el cuidado de la piel del cuerpo tienen extractos de manzanilla.

La manzanilla es utilizada en medicina y diversos cuidados desde hace muchísimos años. Por ejemplo, en la antigüedad se usaba para calmar los nervios y reducir la fiebre.

Con el tiempo se supo que la manzanilla posee propiedades antiinflamatorias, calmantes y relajantes de todo el cuerpo, entre muchas otras funciones que cumple eficientemente.

Además, la manzanilla es un estabilizador de la piel y calmante de las terminaciones nerviosas que se encuentran en ella.

Por ello, los productos que contienen extractos de manzanilla son ideales para mantener la piel desinflamada y descongestionada.

El extracto de manzanilla puede encontrarse en muchos tónicos que se utilizan luego de la depilación. De esta forma se logra aliviar y calmar la piel, evitando que quede resentida. La manzanilla es muy recomendada para todo tipo de pieles, sobre todo para las sensibles.

Otros tónicos combinan la manzanilla con otros productos naturales como por ejemplo salvia, lavanda y bergamota.

Algunos productos que pueden tener extractos de manzanilla son las cremas para la zona de debajo de los ojos. Este ingrediente es muy útil para desinflamar la parte inferior a los ojos y dejar la piel relajada y descansada.

Por lo general, los productos de belleza que tienen extractos de manzanilla sirven para hidratar la piel al mantener un nivel óptimo de humedad y dejar la piel purificada y sana.

Como podemos ver, los beneficios de la manzanilla son muchos. Además, que se trate de un ingrediente totalmente natural potencia sus propiedades y funciones.

Medicamentos peligrosos para perder peso

Son muchas las pastillas y otros milagros adelgazantes que pretenden hacer perder peso sin esfuerzo, como por ejemplo diuréticas, quitahambre, quemadoras de grasa, de venta en farmacias, herbolarios y hasta Internet.

La mayoría de las pastillas y fármacos adelgazantes, ya sean con o sin receta médica, dicen tener efectos diuréticos, moderadores del apetito y quema grasas. Pero, a excepción de los medicamentos indicados en caso de obesidad, el resto son prácticamente ineficaces si no se combinan con dieta o ejercicio, y hasta peligrosos si se toman sin control.

Las pastillas o preparados adelgazantes pueden clasificarse en función del efecto que pretenden producir, pero los mas conocidos son los diuréticos ylaxantes, estas pastillas son eficaces en caso de problemas digestivos y de retención de líquidos o problemas de estreñimiento, pero no eliminan los kilos de más por mucho que digan que eliminan las reservas de grasa del cuerpo. No se debe abusar de ellos porque pueden favorecer ladeshidratación del organismo, lo que puede provocar fatiga y vértigos. Además, lo que hacen es eliminar líquidos, por lo que la bajada de peso es engañosa y vuelve a recuperarse en poco tiempo.

Las anfetaminas son otro ejemplo de pastillas para la perdida de peso, aunque fueron muy útiles tiempo atrás, hoy se sabe que no es lo más adecuado para tratar la obesidad, ya que pueden originar dependencia, alteraciones neurológicas, psicológicas y cardiovasculares. Quienes las consumen habitualmente, suelen presentar irritabilidad, depresión, agresividad, taquicardia e incluso, complicaciones más graves que pueden resultar fatales.

Siendo estos métodos agresivos para la salud, lo que los especialistas recomiendan para perder peso es consultar a un médico, sobre todo si la obesidad es severa o existen problemas de hipertensión, como así también emprender un plan de alimentación adecuado en complemento con actividad física.

Desde dentro,... de José Ramón Marcos Sánchez

Cuando me duele la incomprensión que provoca el no poder comprenderme,…cuando lo irracional vence a la lógica y no me dejo importar por las consecuencias,….cuando busco a la soledad que duerme en mi compañía,…y me siento tan parecido a nadie,…. tan diferente a todos,…cuando provoco el ahora sin importarme el después,….y permito que la locura sea la legítima opción que mate a la cordura que me vive muerto,….que me encadena entre lo correcto y lo aceptado,….y me muestra el camino andado por personas sin alma,….cuando quiero sentir un poco de cualquier cosa,…buscando estremecerme hasta sentirme habitado por las sensaciones que provocan los sentimientos,…que me retuercen hasta enderezarme,….que me acompañan hasta aceptarme,….y me llenan de imperfecciones toleradas por la demencia de mi verdad,…de mi demencia,…cuando todo es tan sincero que parece una mentira,…un sueño ejecutable que puedo ejecutar entre las raíces de las ideas,….en ese justo momento se que no estoy soñando,…se que el resto de mi vida es lo que puede ser sueño,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

Más de lo mismo por Merlina Meiler

Te has vuelto a topar con más de lo mismo.

Tu pareja actual, con el tiempo, va teniendo sorprendentes e inesperadas semejanzas con tu ex.

Tu jefe o tus compañeros de trabajo, o algo en tu puesto o en la empresa para la que trabajas, te rememoran lo que intentaste dejar atrás al irte de tu empleo anterior. Quizá, algunos sentimientos incluso se parecen demasiado a esos desasosiegos de cuando ibas a la escuela – esa sensación de no pertenecer, de no tener el lugar que desearías, de no ser reconocido como te mereces y, encima, de no saber cómo lograrlo.

Quizá te has vuelto a enfrentar con vecinos o con alguna amistad de una manera que te resulta harto conocida, aunque supusiste que esta vez habías realizado una mejor elección.

Has tenido problemas económicos nuevamente, cuando creíste que ya no te volvería a pasar.

Ten presente algo: no eres un “radiador” que una y otra vez atrae seres o situaciones insoportables, que sacan lo peor de ti, por “mala suerte”, porque “es lo que siempre te toca” o porque se trata de “tu destino”.

Estos seres y estas situaciones que parecen reiterarse en tu vida aparecen por una razón bien definida: para hacerte ver algo. Hay realidades que ya es hora de que descubras y entiendas acerca de tu propia persona e historia.

En muchos casos, estas realidades están íntimamente relacionadas con nuestros padres o con figuras de autoridad que nos rodearon cuando éramos pequeños. En otros, con miedos no enfrentados, con conflictos no resueltos y tapados, con la falta de límites a otros o aun a nosotros mismos.

Hay algo interno de tu personalidad que pide a los gritos salir a la luz, y por eso se te presentan seres con características parecidas con bastante frecuencia.

Algunas ideas que pueden dar lugar a que encuentres tus propias respuestas:

¿Tus jefes o tus compañeros de trabajo nunca te dan tu lugar? ¿Has sentido muchas veces que no te valoran como desearías? ¿Tú te valoras?

¿Te respetas? ¿Te cuidas? ¿Pintas la raya o haces demasiado por agradar a los demás?

¿Eliges parejas con mal genio, desordenadas, tacañas, infieles o con alguna característica que te resulta familiar y que además, pensándolo bien, en ciertos momentos reaccionan como tu padre o tu madre sabes o intuyes que lo hacían?

Sincerándote, aceptando y trabajando en lo que genera la aparición de estos seres te hará saldar cuentas pendientes con personajes o con situaciones del pasado (que aún tienen gran incidencia en tu presente) y lograr relaciones y una vida más armoniosa.