miércoles, 11 de enero de 2012

Para ti,... de José Ramón Marcos Sánchez

Para ti que estas sufriendo algún revés en la vida,…que crees que la nada es la respuesta al presente,….que has olvidado las ganas en algún rincón de ahora,…..y te ocultas en el fondo de la ausencia,….para ser ausente,…para que duela menos,…para ti que has encontrado sin quererlo lo vacío del vacío,… que has descubierto el secreto del deseo del inicio del adiós,….que has perdido en un instante las razones que albergaban mas instantes,….que ya no puedes llorar por lo mucho que has llorado,….ya solo llora tu sombra,...para ti que no sabes como escapar de la pena ,…como recomponer los jirones de las venas del sentido,…que te permitan seguir,…que te dejen respirar,…para ti quiero escribir las palabras necesarias que te traigan nuevamente,…que te acerquen al consuelo,…que te alejen del sendero del olvido,…para que recuerdes que un dia nació de ti una sonrisa y el mundo te sonrió,…para que sepas que tengo añoranza de ti,….para ti que estas sufriendo,….solamente es para ti,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

Armonía por Merlina Meiler


Este año, me he propuesto vivir en armonía. Para ello, he tomado algunas decisiones:
. En caso de dudas ante una respuesta, me tomaré el tiempo que pueda para decidir –muchas veces, no es necesario apresurarse en un Sí o en un NO y podemos reflexionar, aunque sea unos minutos, antes de comunicar nuestra elección
.Aprenderé a decir que NO en ciertas situaciones a las que, cuando accedo, me siento mal conmigo misma (provenga de quien provenga).Conque lo logre en el 50% de las oportunidades, me sentiré un 50% mejor –lo que suena muy bien.
. Valoraré aún más todo lo positivo que encuentre en mi camino (trabajo, relaciones, familiares, lindos momentos) y aprenderé de los momentos difíciles, en los que, como siempre, buscaré el apoyo de mis seres queridos y de quienes aparezcan en esas circunstancias para ayudarme.
. Pondré aún más límites, no solo a la gente que me rodea, sino también a diversos asuntos que me generan conflictos. El “pintar la raya” es un ejercicio diario que se va aprendiendo y, aunque haya temas que nos resulten menos sencillos de manejar, igualmente podremos ver en ese sentido avances –pequeños, moderados, enormes, todos serán bienvenidos.
. Enfrentaré los vacíos que tengo –de esto, nadie está exento-, sin tratar de taparlos con otras cosas (trabajo o hiperactividad, por ejemplo). Es mucho más sano aceptar que nos falta esto o aquello, y hacer algo por obtenerlo o aceptar que no será parte de nuestra vida, que atiborrarnos de ocupaciones para pensar menos.
. Me alimentaré mejor, dándome cada tanto esos gustos que tanto me fascinan y sintiéndome bien cuando lo hago –dicen que no es lo mismo comer una porción de pastel (torta), un chocolate o papas fritas con culpa que sin ella, ya que de la segunda manera verdaderamente lo disfrutamos y nos cae bien.
. Veré menos televisión e interactuaré más con seres reales, de carne y hueso. La comunicación con las demás personas enriquece, suele ser bastante más productiva que estar sentado frente a una “caja boba” y llena el alma y el corazón.
. También aprovecharé para leer más (en mi caso, me fascinan las biografías) ya que la lectura acompaña y estimula la imaginación (además de ampliar el lenguaje).
. No me tomaré las cosas de manera personal; si ciertas palabras o una crítica me molestan, en realidad me están ayudando a ver algo que no registro plenamente a nivel conciente.
. Dedicaré un rato cada día (aunque solo sean minutos) a disminuir el paso y a conectarme con lo que me está pasando y lo que estoy viviendo -creo que es una buena manera de disfrutar aún más el día a día y de ser agradecido con todo lo que tenemos.
. Me enfocaré aún más en todo lo que me hace feliz. Obviamente, seguiré escribiendo en el blog (y comunicándome por Facebook y por Twitter) ya que son canales de expresión y de comunicación fascinantes.
¿Qué vas a hacer o dejar de hacer para lograr armonía este año?

Años,... de José Ramón Marcos Sánchez

Cuando era pequeño soñaba con ser mayor para realizar mis sueños,….de mayor sueño con ser pequeño para volver a soñar,…para no darle importancia al tiempo,…que te recuerda ante un espejo que se ha olvidado de ti,…bajo un envoltorio cada vez mas ajado se esconde la belleza propia de la sabiduría,…de la nobleza ganada por la experiencia de los errores,…de los aciertos,…los años son el reconocimiento que otorga la vida,…ser anciano es haber sido antes mayor,…maduro,…joven,…infante,…es haber vivido,….es querer vivir,….es reconocer el momento exacto que te permite valorar cada momento,…es darle importancia a lo importante,….y no perder segundos en nimiedades,……haberte empapado lo suficiente de los ascendientes,….para poder legar lo necesario a los descendientes,…haber estado para saber estar,…..para seguir estando,…cuando era pequeño me gusto ser,…..disfrute siendo,…..pero puestos a elegir,…...prefiero ser lo que soy que recordar lo que fui,…
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.