martes, 10 de enero de 2012

Para bien o para mal,... de José Ramón Marcos Sánchez

Para bien o para mal me hice hombre en tus entrañas,….me has enseñado lo bueno que se ocultaba en o malo,….en lo distinto,…en la percepción sutil de lo sutil del detalle,….me has inculcado el valor que respeta los valores,….que se defiende con la fuerza suficiente para no ser derribado,….a tu lado he aprendido la medida que necesita el orgullo para no ser orgulloso,….a ofrecer tan solo aquello de lo que me cuesta desprenderme,….a ser generoso en los actos para llegar mas allá de las intenciones,…a no tener nada más que el deseo de desear que otros tengan algo mas,…a construir con ternura pedazos de tiempo sinceros,…esos instantes que luego son revividos en lo inmortal del recuerdo,…en la memoria de los momentos,…que ganan cuando todo está perdido,…porque te encuentran,…te desnudan de las dudas para vestirte de confianza,…. te evocan tiempos pasados para que sean presentes,…para que sean futuros,…para bien o para mal soy aprendiz de persona,..…un aspirante que lucha para ganar el respeto de los que viven sin ser respetados,….de los que mueren siendo ignorados,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

Viaje

Estoy emprendiendo un viaje, que no sé cuanto vaya a durar ni que destino tendrá, lo cierto, es que estoy cansada de esta vida, cansada de levantarme cada día a librar una batalla más, por eso me voy, me despido hasta no sé cuando, la tristeza me ha vencido y la melancolía me embriagó al punto que ya no quiero seguir, necesito respirar, necesito un espacio nuevo, una necesidad de recuperarme que aquí ya se cerró.

Estoy emprendiendo un viaje, hago mis maletas y con lágrimas en los ojos empiezo mi camino, sin tener a donde llegar, sin hogar, sin amigos, dejándolo absolutamente todo porque esta situación ya me asfixia, te amo tanto y tu desdén me tiene tan herida que ya no puedo ni respirar, y es necesario que me aleje hasta de lo que más necesito, cuelgo mis letras, y mis sentimientos los reservo, ya no puedo más.

Estoy emprendiendo un viaje, y no es que mi amor por ti se haya terminado, por el contrario sigue creciendo que me aplasta el pecho, no me interesa ser tu amiga, no es lo que yo quiero, no es lo que me hace falta, y no sé vivir sin ti, por más que intento hacerlo, estás demasiado adentro, me dueles, me lastima despertar y no tenerte cerca ni tener la forma de decirte lo mucho que te amo.

Estoy emprendiendo un viaje donde el silencio y la soledad son quienes me acompañarán, y si alguna vez, tarde o temprano, te das cuenta que me amas como yo a ti, que también quieres pasar el resto de mi vida conmigo, rompe esta distancia y házmelo saber, regálale a esta enamorada una luz, que bien sabes que lo que yo siento por ti es amor, puro y sano, lo más grande que ha existido jamás.

Estoy emprendiendo un viaje, mi lucha, descansa por ahora, tienes mi vida, mi corazón, mi amor, mi ternura y mi pasión, te amo, si, te amo más que a todo y todos, eres mi mayor anhelo, no puedo concebir la vida con esta ausencia tuya, por eso tomo mis pocas cosas y me retiro, a descansar de tanto dolor, a llorar tantas lágrimas que he tenido que detener en este baile de máscaras, no olvides que te amo y espero por ti.

Autora: BR