lunes, 2 de enero de 2012

Soñar,... de José Ramón Marcos Sánchez

En el lugar donde mueren las palabras que no se dicen es donde habitan los destinos de los sentimientos ocultos,….clandestinos,…prohibidos,…alimentados tan solo por la sangre de los sueños,….marchitados por el tiempo que el tiempo les vivió ocultos,…que convirtió aquella lozana piel alimentada de esperanza en una coraza ajada por la sentencia del miedo,….apagada,….no extinta,….porque vestirse de vida es habitar en secretos,…en deseos imposibles,….en mundos imaginaros de vidas nuevas,…que te llevan a suponer lo diferente de una decisión,…indecisa,…arrepentida cuando muestra la verdadera realidad de lo supuesto,….que permanecía oculto tras la mascara de una promesa,…..te vendieron aventura,….diferencia,….eternidad,….solo has comprado rutina,…..monotonía,….indiferencia,….únicamente un seguro consuelo que nadie puede robarte,…. en el lugar donde mueren las palabras que no se dicen,…. permanecen vivas las ilusiones,…..
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.