domingo, 1 de enero de 2012

Reflexión: Antes de cualquier discusión debemos asegurarnos de estar entendiendo al otro.

No me agrada quedar enfrascado en una discusión, pues la mayor parte de las discusiones no nos conducen a soluciones reales. Sin embargo, muy a mi pesar, cuando llevaba tres meses con mi novia y la relación se hacía más seria, empezamos a discutir con frecuencia. Consternado por lo poco acostumbrado que estaba a discutir con mis enamoradas, empecé a buscar el origen de dichos entrampamientos para superarlos.


Luego de indagar en mi infancia y en mi manera de asumir la vida, y de preguntarme sobre su infancia y su relación con sus padres, caí en la cuenta que la causa era más simple de lo que estimaba. Tan sencillo como lo que ocurre en la historia que continúa:

En el bosque habitaban el rey de los cuervos y el rey de los búhos, ambos con su legión respectiva de cuervos y búhos. Siempre habían compartido la paz del bosque, pero resulta que cierto día el rey de los cuervos y el rey de los búhos se encontraron y comenzaron a intercambiar impresiones. El rey de los cuervos preguntó:
-¿Por qué tú y tu legión de búhos trabajáis por la noche?
El búho, sorprendido, replicó:
-Sois vosotros los que trabajáis por la noche. Nosotros trabajamos de día. Así que no mientas.
Y los dos reyes se enzarzaron en una discusión, ambos convencidos de que trabajaban de día. Hasta tal punto la discusión comenzó a adquirir un carácter de violencia, que la legión de cuervos y la de búhos se disponían a entrar en combate. Pero cuando la situación estaba llegando a su momento más crítico, apareció por allí un apacible cisne que, al enterarse de la disputa, dijo:
-Calmaos todos, queridos compañeros.
Y dirigiéndose a los reyes, dijo:
-No debéis en absoluto pelear, porque los dos tenéis razón. Desde vuestra perspectiva, los dos trabajáis de día.


...Cuando ella hablaba, por ejemplo, de la felicidad decía: la felicidad no existe. Y yo afirmaba que sí era posible ser feliz. Y todo lo que pasaba era que ella llama felicidad a lo que yo llamaría idealización absoluta, y a lo que yo llamo felicidad ella llamaría simplemente alegría. Por eso no podíamos ponernos de acuerdo aunque en el fondo nuestras ideas se parecían.
Es absolutamente primordial, asegurarnos de estar comprendiendo bien lo que la otra persona está diciendo, muchas veces preguntar ¿a qué te refieres exactamente?, puede librarnos de dormir en el sofá o evitar conflictos innecesarios.

Fuente: Motivalia

Amándote,... de José Ramón Marcos Sánchez

Tantos besos encerrados,…claman por ser liberados en la tierra de tu cuerpo,…para poder habitar perpetuados en la piel de tus deseos,….en el querer del queriendo,….tantas caricias pensadas,…quieren nacer del cariño,…para morir en tus miedos,…para nacerse de nuevo,….en el vivir del viviendo,…tantos suspiros ahogados,…guardan jadeos callados que gritaré en tus adentros,….hasta extinguirme agotado,…hasta agotar los secretos,…en el sentir del sintiendo,…tantos abrazos guardados,….esperan desesperados dentro del alma del tiempo,….para poder engendrarte,…para matar los recuerdos,…sin el dolor del doliendo,…tanto amor amordazado,….necesita romper sueños,….hasta llegar a inhalarte,….hasta clavarte en mi pecho,….para romper las distancias que desgarran sentimientos,…esas que a veces nos dañan,….y se ocultan en el alma del secreto de nosotros,...en lo lejano del cuando,…en el amar del amando,….

PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.
Correo y MSN: joseramonmarcos@live.com Twitter: @joseramonmarcos
Skype y Página oficial de Facebook: jose ramon marcos sanchez
Canal Youtube: turko1969

¡Es posible derrotar la adversidad!

Cuando Rigoberta Menchú nació, Guatemala vivía una situación social bastante injusta. Esta humilde hija de campesinos, tuvo que ser testigo de matanzas y represiones que sufría su etnia: maya-quiché.
Las clases dominantes de su país no estaban dispuestas a permitir que los campesinos tuvieran acceso a las mejoras sociales que con justicia aspiraban. Y la pobreza e injusticia marcaron la infancia de Rigoberta.
Tanto los militares como los "escuadrones de la muerte", una suerte de policía paralela, torturaron y asesinaron a varios miembros de su familia, incluida su madre.
Como vemos, razones para odiar la vida, razones para odiar la humanidad, motivos para odiar le sobraban a Rigoberta. Y sin embargo, incluso cuando sus hermanos optaban por unirse a la guerrilla, ella nunca tomó el camino del rencor y la violencia, ni dejó de luchar por aquello a lo que sentía que tenía derecho: su felicidad.


Por eso inició una campaña pacífica de denuncias a las violaciones de los Derechos Humanos de los indígenas, trabajo de profundo impacto emotivo en ella que finalmente logró captar la atención del mundo con la publicación del libro testimonial "Me llamo Rigoberta Menchú y así me nació la conciencia" (en inglés "I, Rigoberta Menchú"), escrito por Elisabeth Burgos. En dicho libro se narra la vida y sufrimientos de Rigoberta, así como su incansable labor en favor de la reconciliación y la paz de su país. Actualmente ella es Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO y ganadora del Premio Nobel de la Paz y elPremio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

Es posible que le demos vuelta a nuestra adversidad, es posible que aquello que nos frena, que nos oprime, que nos impide ser felices nos sirva de impulso y motivación para trascender, para realizarnos.Mantener la fe en uno mismo, el equilibrio emocional, la fortaleza para perseverar a pesar de los difíciles pasos que deben darse, la inteligencia para lograr el objetivo, la tenacidad y el nunca bajar los brazos van a servirnos.
Todos enfrentan problemas, todos lo hacemos, y todos tenemos la posibilidad de superarlos, claro que podemos lograrlo. Imitemos a aquellos que son ejemplo de éxito, imitemos a Rigoberta y optemos por el camino de la paz y reconciliación, imitémosla en la búsqueda de nuestra felicidad. ¡Ánimo, tú mereces y puedes ser feliz!

Fuente: Motivalia

Soy capaz,... de José Ramón Marcos Sánchez

Soy capaz de ser capaz,…de recoger de la vida solo aquello que no duela,…que no dañe,….de no pedir los permisos que relegan a la cobardía,….que me ocultan entre apariencias,…de luchar aún derrotado para vencer al esfuerzo,….para ganar lo perdido cuando dudo de lo frágil de una duda,…y me olvido del motivo para refugiarme en la excusa,….y me ausento del camino de lo que debería ser,….y me adentro en el camino de lo que es,….por miedo a perder lo poco vivo el horror de la nada,….soy capaz de ser capaz,….de dejar de sentirme como mi propio adversario,…… para poder derrotarme,….para nacerme de pureza en el vientre del valor,…en las venas del coraje,…..afrontar que para poder salir del vacío tengo antes que vaciarme,….el dolor lo llena todo menos las ganas de intentar que no siga doliendo,….cuando mas incide en la herida mayor es la rabia,.. mayor es la lucha,….cuando mas difícil parece,….mas seguro estoy de lograrlo,…..aprieto los puños porque hoy se,…..que soy capaz de ser capaz,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.