jueves, 29 de diciembre de 2011

Casi.. de Francisca Nicolle León Riveros

Casi no como
Casi no duermo
Casi no existo.

Camino por el mar
Y nado en pleno desierto
Lloro como naufraga
Enciendo cristales muertos
Al costado de la boca 
con una cuerda al costado del cuello 
Hay tanto vacío, tanto.

Ya no sé sí sólo recuerdo
O de tanto recordar, soy un recuerdo más.
Un café por la mañana
Un vacío no vacío por la ventana.

Sangran, sangran las rosas con el abecedario de mi piel 
De mi piel azulada de besos.
La tristeza y sus ojos ahogados
Muere el silencio
Y muere mi recuerdo último, 
Ya no tengo fuerzas para recordar. 
Ya soy un recuerdo más
Aunque no quede memoria 
Capaz de recordarme.

Caen las cenizas incendiadas del cuerpo ausente.
Caen minutos eternos.
El reloj de arena
Las huellas sin cuerpo
Témperas del mar enloquecido
Piedras, lunas asustadas

No tengo caminos, 
Me perdí descalza.
Toma mis manos, 
Puedes hacerlo?
No merezco este tiempo.

Casi no como
Casi no duermo
Casi no existo.




Sincero,.. de José Ramón Marcos Sánchez

Como siempre llego tarde,…o ni tan siquiera llego,…me cuesta decir te quiero a las personas que quiero,….me cuesta desnudar mis sentimientos por miedo a que sean dañados,….me escondo entre tópicos estériles para no ser vulnerable,….eso me hace mas débil,….eso te hace mas distante,….quiero escupir lo que siento con palabras,….con gestos,….ser honesto con mis emociones,…para emocionarme,…para emocionarte,….quiero que muera la duda que genere al ocultarme en mi mismo,…quiero dejar de avergonzarme por amar,…por no ser amado,…quiero exponer libremente la necesidad de gritar que habita en las venas de mis sensaciones,….quiero ser rechazado por sincero,…..dejar de ser aceptado por fingido,….aclamar lo necesario,…reclamar lo suficiente para tener lo imprescindible,….para nunca mas perder aquello que pierdo en cada silencio,…para ganar la autoestima que camina de la mano con el valor del que dice lo que siente,….porque siente lo que dice,….si eso supone perder,…..prefiero morir perdido que seguir viviendo oculto en la mentira vivida,…en la verdad del mentido,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo. 
José Ramón Marcos Sánchez.

Es por ti

Es por ti, que las rosas del jardín abren cada mañana sus pétalos para recordarme que así abriste mi corazón, y destilan ese perfume tan especial que no me permite olvidar el olor de tu piel, y el sol, con sus tenues rayos que se cuelan por entre las nubes que amenazan diario a lluvia, me hace acordarme de esa luz que irradia tu mirada y la sonrisa tan plena que se dibuja en tu boca, que me dio la vida y que ahora de poco, por no tenerlas, me la quitan.

Es por ti, que las tardes salgo a caminar buscando que las lágrimas de los ángeles empapen mis ideas para que consiga olvidarte, aunque sea, por un solo instante, porque esta nostalgia de tenerte tan lejos, no me permite respirar, tu nombre lo tengo clavado y no hay un solo momento en el que no aparezcas, no importa con quien esté, y lo mucho que he intentado borrarme tus caricias con otras manos, inevitablemente, estoy enamorada de ti.

Es por ti, que el sabor amargo de mi saliva me embriaga, que el corazón late como si un soplo se hubiera instalado en mi pecho, que las piernas se me cansan de andar y andar, sin llegar a tus brazos, que mis abrazos los tengo cansados de tanto esperarte y que no llegues a refugiarte en ellos, que ya no quiero oír nada que no sea tu voz, y tengo, mi amor, tantas cosas que contarte, pero las palabras se me van cortando, porque me haces tanta falta.

Es por ti, que las lágrimas que recorrían mis mejillas por la emoción de tenerte en mi vida, brotan hoy por hoy con total amargura, te metiste tan adentro de mi, dictaste el ritmo de mi existencia, y ahora pretendes que intente seguir mi vida sin que estés a mi lado, sin que este amor que me ha hecho tan feliz, logre madurar como dispone hacerlo, porque nació para crecer y le cortamos las alas por este falso orgullo que me tiene muerta en vida.

Es por ti, que mi vida encontró el sentido, que los colores han sido más brillantes, que todo adquirió un significado diferente e hizo de este mundo un lugar perfecto para habitar, es por ti, que tengo miedo a la muerte, y no por dejar de existir, sino por dejar de sentir esto, que aún cuando te tengo lejos, me hace sentir viva y feliz, es por ti que todos los días despierto esperando saber de ti, con ilusión de volver a amarte, es por ti, que existo, mi amor.

Autora: BR

El Chile (Capsicum annuum) por Jacinta Ramírez


Cococ, cocopatic y cocopalatic. Desde la época prehispánica, estos términos en náhuatl se utilizaban para categorizar la gran variedad de chiles según su
grado de pungencia: picantes, muy picantes y picantísimos. Hoy día, la diversidad de formas, tamaños y los diferentes sabores picantes de estos peculiares frutos, nos dan la posibilidad de saborear deliciosos platillos como los chiles en nogada, los exquisitos moles y no se diga las salsas. En muchos guisos sencillos o complejos los chiles
son ingredientes que no pueden faltar.
Junto con la calabaza, el maíz y el frijol, el chile (Capsicum annuum) fue la base de la alimentación de las culturas de Mesoamérica, que es su lugar de origen y donde se considera fue domesticado. La historia del uso prehispánico del chile ha quedado registrada en algunos textos: entre los escritos acerca de las comidas de los mexicas, fray Bernardino de Sahagún reseñó desde los manjares exclusivos del emperador hasta los más modestos bocados de los plebeyos, y en ese abanico de platillos el ingrediente común era el chile. Este producto también figuró entre los tributos fijados por el tlatoani de México antes y durante los primeros tiempos de la Conquista, según se aprecia en el Códice Mendocino. Los tributarios, en su mayoría vasallos, entregaban "cargas" de chile en cestos, tenates, etc., a inspectores oficiales quienes las recibían y depositaban en las bodegas imperiales e incluso, en las épocas de sequía, el chile seco seguía figurando en la lista de los productos almacenados.
De América, el chile fue llevado a España y de ahí se dispersó a varios países de Europa, de Asia y posteriormente de África, convirtiéndose así en un cultivo de uso mundial. Actualmente en países como China, la India, Nigeria, Hungría y Yugoslavia, el chile, además de ser muy común en el sector alimentario, es un producto que alcanza volúmenes de producción muy superiores a los de los países productores de América, de donde es originario.
Todos los chiles son del género Capsicum de la familia de las Solanáceas. Los estudios taxonómicos coinciden en que son cinco las especies cultivadas: Capsicum baccatum, C. chinense, C. pubescensC. frutescens C. annuum, de las cuales ésta última es la más importante. C. annuum agrupa la mayor diversidad de chiles, ya sean cultivados o silvestres. Entre los más populares destacan el guajillo o mirasol, el piquín, el de árbol, el serrano, el jalapeño, el poblano, y el chilaca, de los cuales los tres últimos, una vez secados, se denominan chipotle, ancho o mulato y pasilla, respectivamente. El cultivo de C. annuum se adapta a los diversos climas y tipos de suelo del país, en altitudes que van desde el nivel del mar hasta los 2500 m. El chile habanero (C. chinense) y el manzano (C. pubescens) son originarios de Sudamérica pero en nuestro país son ampliamente conocidos, especialmente en las regiones donde se cultiva: el habanero en Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Tabasco; el manzano, también conocido como ciruelo o perón, sólo prospera en lugares altos que superen los 2000 msnm como en la Sierra de Puebla, en Veracruz, en Chiapas y en algunas zonas de Michoacán.
Fresco o seco, el chile se consume de muy diversas maneras: el fresco generalmente como verdura o condimento, el seco –ancho, mulato, mirasol y pasilla principalmente– se destina a la industria artesanal del mole. Actualmente también se usa para extraer un pigmento rojo que se emplea para colorar embutidos, como chorizo y salami, y en la industria avícola se mezcla con los alimentos balanceados para producir huevos con yema de color más rojizo, e incluso en la elaboración de cosméticos.
México es el país del mundo con la mayor variedad genética de Capsicum, pero curiosamente no es el productor más importante. En un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Chapingo y la Universidad Autónoma de Zacatecas, las estadísticas de producción de 1990 ubican a México en el sexto lugar de producción, después de China, España, Turquía, Nigeria y la India. La baja producción de México, indica el mismo estudio, se debe principalmente a que casi todas las regiones productoras de chile obtienen muy bajos rendimientos comparados con los de Estados Unidos, que es el segundo país productor en América después de México.

En 1990 los rendimientos de México fueron de 9 222 kg por hectárea, mientras que los de Estados Unidos sumaron casi 12 mil. Los escasos rendimientos de chile en México se deben al bajo nivel de tecnología y al uso de cultivos criollos, que generalmente son susceptibles a plagas y enfermedades. Los costos de producción así como el precio del producto son muy altos y hacen que éste no pueda competir con el de Estados Unidos y el de otros países que tienen menores precios. En China, por ejemplo, los precios del chile son la mitad de los México. Esto ha propiciado que los comercializadores mexicanos prefieran ahora importar chile.
Las variedades mejoradas tienen, desde el punto de vista comercial, varias ventajas, ya que las plantas fructifican a una edad más temprana que las plantas criollas, dan rendimientos más altos por hectárea porque las plantas son más densas y resisten a las enfermedades causadas por hongos o virus. Los productos generalmente tienen características más uniformes en cuanto a tamaño, color, etc. lo cual resulta muy atractivo para el mercado, de modo que los agricultores terminan cambiando sus cultivos de variedades criollas por las variedades mejoradas.
El ingeniero agrónomo Octavio Pozo, investigador del INIFAP, con más de 20 años de estudios en este tema, considera que "la sustitución de los cultivos de variedades criollas por las mejoradas implica el riesgo de perder la riqueza de germoplasma mexicano de la especie, es decir, que desaparezca la diversidad genética de una o muchas variedades cuando ya no se cultivan. Es importante considerar este hecho ya que muchas de las variedades criollas y silvestres poseen genes de gran interés que pueden ser incorporados a las nuevas variedades. No olvidemos que la gran variedad de tipos cultivados se ha originado a partir de sus parientes silvestres y criollos. Por lo tanto, es conveniente llevar a cabo programas de conservación y domesticación del germoplasma de chile, así como de colectas muy sistematizadas del germoplasma de muchas variedades de Capsicum que aún se encuentran en abundancia en nuestro país."
Por otra parte, el doctor Baltazar Montes del Colegio de Postgraduados, quien con el apoyo de la CONABIO lleva a cabo el proyecto Diversidad genética del cultivo del chile (Capsicum spp.) determinada por izoenzimas y RFLPs tipos: serrano, jalapeño, manzano y silvestres en su área de distribución, afirma: "Generalmente los chiles silvestres son los que poseen genes capaces de resistir enfermedades causadas por virus y hongos, ya que han sobrevivido durante mucho tiempo a diversas condiciones ambientales desfavorables. La riqueza genética del chile en México se debe en gran parte a la diversidad de climas y suelos, pero también a las prácticas tradicionales de cultivo que llevan a cabo los pequeños productores utilizando las semillas de los frutos seleccionados de las plantas nativas. Por eso es importante que los agricultores sigan cultivando ese germoplasma que ellos mismos guardan y no introducir variedades extrañas."
A pesar de ser un producto tradicional y culturalmente importante en nuestro país, el chile está poco estudiado en México.
El investigador del INIFAP opina que "es sorprendente el hecho de que en otros países del mundo, tanto instituciones públicas como privadas, estén instrumentando programas prioritarios de investigación con esta especie. Es en otros países donde un gran número de investigadores se dedican al estudio de los Capsicum, no sólo para lograr variedades mejoradas sino para estudiar los aspectos nutricionales, biomédicos, bioquímicos, e industriales, así como su comercialización interna y hacia el exterior. En México no se ha llevado a cabo una colección exhaustiva y sistemática de los chiles silvestres, semidomesticados y domesticados, cuya variabilidad es abundante y de gran valor como germoplasma; tampoco se ha avanzado en el mejoramiento genético, pues en nuestro país los programas no han tenido continuidad.
"La biotecnología –continua el investigador– debe ser una herramienta que ayude a caracterizar el germoplasma y a entender el aspecto fitogenético de las especies y variedades de chile." Un conocimiento amplio de la diversidad genética tanto de las variedades silvestres como de las que se cultivan de manera tradicional y de las que se generan a partir del mejoramiento genético, resulta indispensable para el aprovechamiento adecuado de Capsicum.
Finalmente, debido a la gran difusión que ha tenido la comida asiática y la mexicana, la comercialización mundial del chile seco aumentó entre 1970 y 1990 de 61 400 a 156 361 toneladas. Este incremento, además del uso del chile seco como materia prima para elaborar colorante, representa buenas oportunidades para extender en México la
producción de este producto.

PRINCIPALES VARIEDADES DE Capsicum annuum
Piquín: Es el más pequeño y el más picante. En su época de producción, logra desplazar del mercado a otros tipos de chile. Es el ancestro silvestre de C. annuum.
Jalapeño: Tiene gran aceptación en el mercado nacional e internacional. Cuando está maduro se somete a un proceso de secado y ahumado con el que se obtiene el chile que conocemos como chipotle.
Serrano: También se le nombra simplemente chile verde, ya que se consume exclusivamente fresco en salsas y en encurtidos.
Mirasol: Se le conoce como guajillo. Al igual que otras variedades que se consumen secas, son deshidratado en hornos especiales que utilizan diesel como combustible.
Pasilla: Se produce en los estados de Jalisco, Guanajuato, Aguascalientes y Zacatecas. Es de color café oscuro, de 15 a 30 cm de largo. Cuando se consume fresco se conoce como chilaca.
Ancho: Se domesticó en el Valle de Puebla, después se desplazó al Bajío y a Zacatecas. Se utiliza en la preparación de diferentes moles y de colorantes; fresco se conoce como poblano.
Mulato: Es similar al chile ancho, la única diferencia es que al madurar adquiere un color café. Junto con el pasilla, el ancho y el mirasol, se usa para elaborar colorantes naturales.
OTRAS ESPECIES CULTIVADAS EN MÉXICO
Habanero (C. chinense): Se cultiva en Campeche, Quintana Roo y Yucatán donde suele formar parte de ciertos platillos regionales. Es originario de Sudamérica y se cree que fue introducido a la península de Yucatán vía Cuba. Es característico por sus colores amarillo, rojo y naranja brillantes.
Manzano (C. pubescens): Se le conoce también como perón y ciruelo, es originario de los Andes de América del Sur y en México se cultiva en pequeña escala. Se distingue del resto de los chiles por tener semillas negras. Al igual que el habanero, este chile no se puede secar o deshidratar, por lo que se consume solamente fresco. Sus colores
son rojo o amarillo. Se produce sólo en tres localidades ubicadas por encima de los 2000 msnm: la Sierra de Puebla, Veracruz, Chiapas y en algunas regiones de Michoacán.
BIBLIOGRAFÍA:
Gómez Cruz, M.A. y R. Schwentesius Rindermann. "El chile seco en Zacatecas y sus perspectivas ante el TLC" en M.A. Gómez Cruz, R. Schwentesius Rindermann, J. C. Ledesma Mares y C. Gallegos, (coeds.) El TLC y sus repercusiones en el sector agropecuario del centro-norte de México. UACH, UAZ, México, 1995, pp.63-92.
Laborde, J. A. y O. Pozo Compodónico. Presente y pasado del chile en México, Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, México, 1984.
Pickersgill, B. "Genetic resources of Capsicum for tropical regions", en Tomato and Pepper Production in the Tropics, Tainan, Taiwan, 1988.
Pozo Compodónico, O., S. Montes Hernández y E. Redondo Juárez. "Chile (Capsicum spp.)", en R. Ortega, G. Palomino, F. Castillo, V. González y M. Livera (eds.) Avances en el estudio de los recursos fitogenéticos de México. Sociedad Mexicana de Fitogenética, A.C., México 1991, pp. 217-238.
____. Descripción de tipos y cultivares de chile (Capsicum spp.) en México. Folleto técnico núm. 77, INIA, SARH, México, 1981.
Rublo Islas, A. "Aplicaciones de la biotecnología a los recursos fitogenéticos potenciales de México", en R. Ortega, G. Palomino, F. Castillo, V. González y M. Livera (eds.) Avances en el estudio de los recursos fitogenéticos de México. Sociedad Mexicana de Fitogenética, A.C., México, 1991, pp. 83-105.
Sistema producto chile, documento de la Dirección General de Política Agrícola, SARH, México, 1993.
Hortícolas y ornamentale, Dirección General de Política Agrícola, SARH, Datos básicos núm. 5, México, 1994.

Me gusta

Me gusta recordar aquel primer encuentro cuando por fin pude romper el miedo y abrazarte, en ese abrazo que hubiera querido que fuera eterno, con esa mueca tuya que me enamoró al instante, ese pegarnos los cuerpos y sentir tu aliento en mi piel que en ese instante me olvidé de todo y pedí a Dios que si la muerte tendría que alcanzarme, que fuera en ese mismo momento que me sentí como nunca antes tan perfectamente completa.

Me gusta la sensación que me embriaga cuando me pongo a pensar en ese primer beso que nos dimos, cuando tus manos temblando empezaron a explorar mi cuerpo y yo te dejaba acariciarme sin poner un solo miramiento, sintiéndome por primera vez tan cerca de Dios que le miraba a los ojos, y esa entrega en la noche invernal que me estremece hasta ahora, cuando fuimos un solo ser, y el amor nos hice una y otra vez sin que llegara el cansancio.

Me gusta tener aún impregnado en la piel el olor a la hierba mojada de aquel parque en el que nos sentamos a conversar, donde las risas no tenían fin, y donde por primera vez en nuestra historia, nuestras miradas encontraron esa complicidad que estoy segura aún se conserva, donde sin hablar sabíamos lo que cada quien pensaba, donde ante las miradas críticas, nuestras risas seguían siendo bandera que abrieron las alas del amor que nos tomaba por sorpresa.

Me gusta saborear aún el sabor del vino que todas las mañanas iba a comprar, y que entre brindis y brindis nos hicieron conocernos más, cuando me platicabas lo más triste de tu vida y yo lograba consolarte, cuando mis lágrimas encontraron perdón en tu hombro, cuando comprendimos lo que ahora somos a través de los recuerdos de la niñez, cuando supiste el peor de mis secretos y aún así me besaste, cuando supe lo peor de ti, y te amé aún más.

Me gusta amarte aún cuando ya nuestros caminos por estos momentos estén separados, pero no me preguntes porqué, porque no lo sé, pero sé que más temprano que tarde, volverán a cruzarse y será para siempre, porque estamos en el mismo plano, porque tú eres feliz conmigo y yo lo soy contigo, porque aunque reniegues por ahora por tu orgullo, nos pertenecemos, mientras sigues intentando explorar en otras bocas, y extrañas el sabor de mis besos, volverás, y eso, me gusta.

Autora: BR

Eres mi sol

Eres mi sol, porque estar cerca de ti, ilumina cualquier rincón por más oscuro que parezca, porque llenas de calor el sitio donde estás, porque tu piel rozando la mía, la hace arder de una manera tan especial que quisiera que nunca terminara, porque los rayos de tu mirada siempre alegran el día más gris, porque te cuelas entre las tempestades para darme esperanza, porque traspasas cualquier protección que mi corazón podría tener.

Eres mi sol, porque estar lejos de ti significa la muerte, porque no hay oxígeno capaz de hacer renacer la sonrisa que se pierde si tu no estás, porque resultas peligrosa si me acerco demasiado, pero lo eres más si cuando te alejas de mi, porque sin tu existencia no es posible nada, porque los colores se pierden y las flores se imposibilitan para llenar los paisajes de aromas y texturas que, solo quienes hemos estado enamorados sabemos apreciar.

Eres mi sol, porque a tu lado dan ganas de comerse el mundo a puños, porque la energía no se acaba, porque dan ganas de brincar de la cama y salir a conocer sitios distintos, de jugar en las fuentes, de correr por los jardines, de ir saludando a toda la gente que nos mire ir con nuestras manos entrelazadas caminando por el destino, desafiando todo y apostando la carne por completo por nuestro amor.

Eres mi sol, porque si desapareces, la cama parece la prisión más cruel, el cuerpo no logra moverse, las piernas no quieren avanzar, mi mirada hace esfuerzos para intentar ver algo más allá de lo meramente visible, en vano, porque no hay nada que quiera ver, nada que quiera escuchar, nada que quiera saber, si tú no estás a mi lado, porque es tu fuerza la que me inyecta las ganas de seguir, de desafiar, de vivir, de continuar aun cuando la muerte me sorprenda.

Eres mi sol, simplemente porque contigo existe todo, sin ti, crece la nada, porque a tu lado el profundo abismo se transforma en un simple obstáculo simple de cruzar, pero sin ti, un paso diario se vuelve un martirio, eres mi sol, mi luna, mi universo, mi estrella, mi mundo, mi todo, y no encuentro más palabras para que llegues a comprenderlo, si mi amor te parece poco, es porque eres un sol, y yo apenas, un ser humano…

Autora: BR