viernes, 2 de diciembre de 2011

Detalles,.. de José Ramón Marcos Sánchez

Quiero abrigarme este invierno con el calor que desprenden los detalles,…..con la pureza de lo esquivo de una mirada,....cómplice,......callada en su propio grito,…..como la palabra no dicha que se siente cuando suspira el silencio,......con la ilusión desprendida por la espera de una deseo,......en la página de un sueño,......nervioso,…… con el recuerdo extasiado que provoca el olor de lo prohibido,....oculto,…..iluminando los oscuros silencios del pasado con bucólicos pedazos del presente,….quiero lloverme esta noche y que florezcan mañana sentires y pensamientos,…. que me permitan creer que lo imposible no existe,…. si quien existe lo cree,.....quiero verte entre las sombras que le dan vida a la noche,….. en los reflejos que impulsan la llegada de los días,……quiero saciar mi destino llenándolo de momentos,......desapercibidos,........etéreos,……. y quiero a pesar de todo participar del gesto que me regala la vida,....que me supone estar vivo,....quiero estar vivo de ti,….de mi,….de todo,…de esas cosas tan pequeñas que hacen la vida tan grande,… 
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo. 
José Ramón Marcos Sánchez. 

Recupera el control de tus emociones

Todos queremos controlar o eliminar las emociones negativas. Sin embargo, no siempre sabemos hacerlo.Con frecuencia, ni siquiera podemos reconocer lo que sentimos.

Para poder manejar, adecuadamente, nuestras emociones negativas, necesitamos:
  1. Aceptar que las emociones negativas, tienen una razón de ser.

    Este tipo de emociones, sirven para indicarnos que algo nos está molestando o interfiriendo con nuestros deseos, valores, expectativas o actividades.
    Nos demuestran, que es necesario hacer algo al respecto.

  2. Reconocer que algo en nuestro interior o exterior, nos molesta, disgusta o nos hace sentir mal.

    Esto parece obvio, pero no lo es.
    La sociedad no nos enseña a estar en contacto con nuestras emociones, sobre todo a los hombres.

    Desde pequeños, cuando algo nos causa dolor, nos enseñan que con un dulce, un juguete, un beso o haciendo algo, se nos va a pasar.
    Y que mientras más pronto, mejor.

  3. Detectar cuál es el sentimiento.

    Hay personas que se sienten enojados, cuando en realidad están deprimidos, asustados o se sienten culpables.

  4. Aprender a identificar la emoción, lo antes posible.
    Mientras mayor sea su intensidad, menos control tenemos sobre ella.

  5. Detectar que tipos de pensamientos tenemos respecto a esa situación, a las personas involucradas y a nosotros mismos.
    Recuerda que, independientemente de la situación, nuestros pensamientos aumentan y mantienen nuestros sentimientos.

  6. Practicar algunas técnicas que nos ayuden a eliminar o disminuir las emociones negativas.
    Por ejemplo, cómo reconocer los diferentes estilos de pensamiento que tenemos, para aprender a modificarlos, cómo relajarnos, y respirar adecuadamente, etc.

  7. Si la situación tiene solución, hacer lo necesario para solucionarla.
    Utilizando técnicas de comunicación, manejo de tiempo, solución de problemas, cómo establecer prioridades, etc.

  8. Si no la tiene, aceptarla y cambiar nuestra actitud ante ella.

  9. Aprender a vivir el presente.
    Que el pasado nos sirva sólo para aprender de él, no para vivir en él.
    El futuro debe ser sólo una orientación hacia dónde vamos y cómo queremos llegar.
    No para depositar todo lo malo que puede pasar y que no podemos solucionar.

    Fuente: 

Buenos días amigos, les mando un abrazo de oso!


"Cambia tú. Cambia radicalmente. Deja de hacer las cosas que has estado haciendo siempre. Empieza a hacer cosas que no hayas hecho nunca. Cambia radicalmente, vuélvete una persona nueva y te sorprenderás. (. . . ) nunca estés esperando que el otro cambie".Osho