miércoles, 16 de noviembre de 2011

TU mi rosa más hermosa

"Por el amor de una rosa el jardinero es servidor de mil espinas"


TU eres la más bella rosa del jardín de mi corazón,
La UNICA que me da completa paz y felicidad admirar

Tu precioso color rojo tizna mi vida de tu amor, ternura y pasión,
Tus pétalos me acarician suavemente, tu aroma me deleita y llena todo mi ser,

También me duele cuando toco tus espinas, más no por eso dejaré de disfrutar tu aroma, belleza y color.

Imposible que una rosa por más bella que sea no tenga espinas,

Por ello aprenderé a acariciarte, admirarte, y disfrutarte cuidando de que tus espinas no me hieran tanto.

©ktheryn 2011

Descubre Cómo Tener Valor para Decir “NO” y Logra Subir la Autoestima


¿Haces siempre lo que los demás te piden aunque no quieras? ¿No encuentras valor para decir “no”? Es normal si tienes baja autoestima. En este artículo vas a descubrir las tres claves que te mostrarán cómo sentirte fuerte para decir “¡no!” y cómo diferenciar a qué peticiones puedes acceder y cuales a deberías negarte. Si aprendes y aplicas lo que voy a revelarte, sabrás cómo subir la autoestima de forma sencilla y eficaz. ¿Preparada? ¡Sigue leyendo!
 Algunas personas no tienen reparos en tratar de convencerte para que hagas lo que ellos quieren. ¿Qué te ocurre cuando alguna de estas personas trata de que hagas algo que a ti te desagrada?: Sabes que no quieres hacerlo, pero no tienes valor para negarte.
¿Te has dado cuenta de que cada vez que haces algo que no quieres aumentas más y más tu baja autoestima?: Cada vez que accedes a hacer algo que en el fondo te desagrada, es normal que eso te deje resentidaenfadada y con la sensación de que han abusado de ti. Así empobreces aún más el concepto que tienes de ti misma y no te tratas con el respeto que deberías.
Si sigues accediendo a las peticiones de los demás por miedo a decir “no”, te impides subir la autoestima y agravas tu problema. Cada vez que haces algo que no quieres hacer, te mandas a ti misma un mensaje demoledor: “No soy lo suficientemente importante como para respetarme” ¡Sacrificas tus necesidades y aumentas tu creencia de que lo que tú necesitas no es importante!
Es probable que a veces trates de inventar alguna excusa para evitar decir claramente “¡no quiero hacerlo!” Y en verdad: ¿Cuantas veces lograste librarte por una excusa? Seguramente pocas, porque las personas que te manipulan para que hagas lo que ellos quieren, son expertos en rebatir y contrarrestar toda excusa.
En definitiva, si accedes a hacer algo que no quieres, solamente conseguirás malestar y enfado; y si intentas poner excusas, los expertos manipuladores sabrán contrarrestar tu excusa y de nada te servirá.
Por eso,  la mejor solución es la más simple: Decir, “¡No quiero hacerlo!”
¿De dónde sacar la fuerza y el valor para decir: “No“? Comprendo que de pronto no sabes cómo hacerlo porque nunca lo hiciste. Por eso, a continuación te revelo las tres eficaces claves que te ayudarán a encontrar el valor que necesitas y, además, te enseñarán a distinguir cuándo puedes acceder a una petición y cuándo debes negarte a hacer algo. ¡Presta mucha atención y toma nota!
  • Para encontrar el valor de decir “¡No!” a alguien, piensa en el poco reparo que tiene esa persona en pretender convencerte: Deberías darte cuenta de que la persona que te pide que hagas algo que te desagrada o que te molesta, no tiene ningún reparo en tratar de hacerte imposiciones. ¿Por qué entonces tú deberías tener algún reparo en negarte? Esa persona no se siente mal por ponerte en el compromiso de hacer algo. Es más, hay ciertas personas que se aprovechan de que jamás te niegues a sus peticiones para sus fines egoístas. Por eso, no solamente no tienes porqué tener reparos en decir: “¡no quiero hacerlo”! Si no que además no tienes que darles ninguna razón para negarte. ¿Se preocupan ellos porque tú te incomodes o te sientas mal?
  • Aprende a diferenciar qué debes hacer y qué cosas no son tu obligación : Anota ahora mismo esta frase de uno de mis mentores, Jerry Minchiton, donde siempre puedas verla: “Al menos que algo se encuentre realmente dentro de mis responsabilidades, no tengo la obligación de realizarlo”. Esta frase te da la pista fundamental para que aprendas a distinguir si sería bueno para ti acceder a una petición. Pregúntate: “¿Esta petición forma parte de mis responsabilidades?” Sabrás entonces si estás obligada a hacerlo o no.
  • Se consciente de cómo te sientes cuando alguien te pide algo: Realmente es sencillo darte cuenta si será bueno o malo para ti hacer algo. Si te sientes mal ante la idea de hacer eso: ¡no debes hacerlo! Tus sentimientos de malestar y las sensaciones de incomodidad en tu cuerpo, son la perfecta prueba de que no debes acceder a esa petición. Tu cuerpo y tus emociones son más sabias que tú. Si no te sientes bien, significa que tu cuerpo y tus emociones te están avisando que no debes ir por ese camino. Este modo es infalible para saber con certeza si debes hacer algo o no, y la siguiente pregunta va a ayudarte aún más a tomar tu decisión. Ante la duda, pregúntate: ”Si hago esto ¿Traerá felicidad y realización para mi?” Si descubres que lo que te pidieron no te da felicidad y realización personal, has de decir: “¡No!”
Si no pasas por alto estas tres eficaces pautas y las consideras a partir de ahora como guía para saber a qué decir “sí” y a qué decir “no”, te aseguro que vas a subir la autoestima de un modo que no habías imaginado. Cuando sepas diferenciar qué debes hacer y qué no debes, te vas a sentir más valiosa, segura y confiada en ti misma. ¿No es eso lo que deseas? Pero deberás poner el coraje y el compromiso de tu parte para comenzar a hacerlo.
¿O vas a permitirte llevar una vida en la que haces cosas que dañan tu autoestima, simplemente por no atreverte a decir “no”? Ya conoces las claves y el proceso a seguir. No te pongas excusas y utiliza desde hoy estas claves comprobadas para subir la autoestima.
Me gustaría que me dejaras tu comentario aquí debajo. Deseo ayudarte a superar tu baja autoestima del mejor modo posible. Exprésame tus dudas, preguntas y todas las dificultades que se te presenten a la hora de decir “No”. Estaré encantado de contestarte personalmente con mi mejor consejo, para que puedas sí o sí subir la autoestima.
Espero tu comentario, muchas gracias por tu atención.
Cristóbal TobalFuente:
http://bajaautoestima1.wordpress.com

Aprende a Aceptarte en una Semana y Mejorar tu Baja Autoestima


Si aprendes y aplicas lo que te voy a enseñar en este artículo, comenzarás a aceptarte a ti misma y a mejorar tu baja autoestima. Aceptarás todas aquellas cosas que no te gustan de tu cuerpo y de ti. Conseguirás tener una relación más armoniosa contigo misma y por fin poder verte con mas tranquilidad delante del espejo, ¡yo comencé a ver resultados en tan solo una semana!
La técnica que vas a aprender es una de las técnicas del doctor Nathaniel Branden, experto en baja autoestima, y está basada en las afirmaciones positivas. Los estudios científicos han demostrado que las afirmaciones positivas son la manera más rápida para cambiar la forma en que pensamos, en este caso, la manera en que pensamos sobre nosotros mismos.
Yo tenía muy baja autoestima y siempre había querido ser actor, pero cuando me miraba al espejo sentía que sería muy difícil lograrlo, me comparaba con otros actores con mejor aspecto, y yo, que tenia sobrepeso, no aceptaba ver mi gordura, no podía mirarme durante mucho tiempo seguido en el espejo. Pero decidí que debía hacer algo para cambiar esto y comencé a aplicar esta técnica todos los días. Al cabo de una semana me sentia mas tranquilo, y al mes,  noté cómo estaba mucho mas conforme con lo que soy, ya no tenía sentimientos negativos cuando me miraba en el espejo y mi baja autoestima ya no era tan baja…
Aquí están los tres pasos que debes seguir para comenzar a aceptarte de forma completa y mejorar tu baja autoestima:
  • Ponte delante de un espejo que abarque toda tu figura y tranquilamente ve observando tu cara y tu cuerpo. Mientras te miras, observa cuáles son tus sentimientos, y no los deseches. Empieza a prestar atención a estos sentimientos. Habrá partes que te resulte mas difícil mirar durante un tiempo, a mi por ejemplo me costaba mucho observarme la barriga, cuando lo hacía tenia sentimientos perturbadores, pero por fin pude darme cuenta y afrontar este sentimiento. Esto lo hacemos para acostumbrarnos a ser objetivos.
  • Cuando sientas la necesidad de escapar, de irte del espejo, es el momento más importante para que decidas quedarte y seguir mirando tu reflejo, ¡toma valor en este momento y continúa! Respira hondo y veras como te sientes de pronto aliviado.
  • Por último, mirándote a los ojos, pronuncia en voz alta la siguiente frase, “ahora mismo, sean cuales sean mis defectos, me acepto a mi mismo sin reservas y por completo”. Pronúnciala al menos 20 veces, sin acelerarte, permitiéndote experimentar plenamente el significado de todas las palabras.
Está comprobado que este tipo de afirmaciones en voz alta, comenzando la frase con“ahora mismo”, hacen que tu mente comience a trabajar para que esa frase, poco a poco, se convierta en una realidad.
Si te tomas en serio este ejercicio y lo haces todas las mañanas, te aseguro que en un mes, máximo dos, vas a terminar aceptándote a ti mismo y no notarás como antes tu baja autoestima. Si has llegado a esta página es porque seguramente no te aprecias lo suficiente, y ves que esto está afectando a tu vida:
Tienes que coger las riendas de tu vida sin dudar, no pienses que esto de afirmar en voz alta no va a funcionar, pensar, “no va a funcionar”, es propio de la baja autoestima. Así que no dudes, hazlo, porque será la manera de demostrarte a ti misma que no has perdido completamente las ganas de mejorar, así que te invito a  practicar esta técnica todas las mañanas durante 5 minutos frente al espejo y que dentro de una semana me dejes un comentario aquí y me cuentes como te sientes de diferente después de aplicar 7 días este ejercicio con fe y creyendo en lo que estás haciendo.
Gracias por tu tiempo y espero tu comentario, tu experiencia sobre el ejercicio, y puedes aprovechar para contarme cuál es tu principal frustración o problema con tu baja autoestima, yo voy a estar contestando tus comentarios y preguntas desde hoy.
Saludos
Cristóbal Tobal
Fuente:

Lidiando con un rechazo por Merlina Meiler

La manera en la que reaccionas ante los rechazos influye profundamente en todas las áreas de tu vida y es directamente proporcional a tus posibilidades reales de encontrar la felicidad.
Cada uno de nosotros nos enfrentamos con rechazos a diario, en los distintos ámbitos en los que nos desenvolvemos. Nos sucede, por ejemplo, que:

  • quien desearíamos tener a nuestro lado no nos elige como pareja (o no acepta una cita)
  • hay una promoción en el trabajo y no nos tienen en cuenta
  • desearíamos ser madrina/padrino de ese bebé que nació pero no resultamos afortunados y los padres escogen a otro para ese rol
  • no somos el centro de ninguna reunión
  • incluso nunca resultar favorecido en juegos de azar puede percibirse como un rechazo, ya que “la suerte no nos acompaña”
A cierta gente le cuesta manejar el rechazo, sienten que es algo con los que les cuesta lidiar: no sirven y todo el universo de algún modo se confabuló en su contra para que no sean felices o merecedores de la atención ajena. Entonces pierden meses y hasta años de su vida forzando situaciones que, a las claras, no los favorecerán de la manera que buscan (por ejemplo, quieren que tal persona sí o sí sea su pareja y hacen lo indescriptible para que así sea, malgastando tiempo y energía, resistiéndose a lo evidente, sin tener en cuenta que lo que es, fluye por sí solo).

Por otro lado, hay gente que ante una situación semejante da vuelta la página y toma otro rumbo. ¿De dónde proviene esta reacción tan dispar ante el mismo estímulo? En muchos casos está basada en una falta de atención de cuando éramos pequeños o en que nos hayan inculcado que tenemos que ser los mejores y número uno en todo. Más allá del origen, lo verdaderamente importante es dejar de cargar con esta situación HOY MISMO.

Que nos dejen de lado o nos obvien no significa que seamos menos que nadie. Si te tomas esta circunstancia pasajera como algo personal que mina tu ser interior, tienes un problema de autoestima más profundo de lo que puedes imaginar. No necesitas la validación ajena para considerarte un ser completo, cabal, seguro, con días mejores que otros y que resulta favorecido en muchas ocasiones –no todas, ¡es imposible!

La gente tiene el derecho de aceptarte y quererte o de no hacerlo. De hecho, a ti no te agrada toda la gente que se te acerca, pones distancia, barreras, filtros, incluso excusas. ¿Por qué ellos no pueden hacer lo mismo? Respetar su libertad de querer elegirte es un buen paso hacia una vida más tranquila y plena.

El otro paso que te aconsejaría dar es que tomes la decisión de dejar de luchar contra los molinos de viento y no malgastes más energía en presionar/rogar/ suplicar (con palabras o con hechos) que una persona en particular te acepte. Como comenté en otros artículos, hace años leí una frase que me cambió la vida: “el 50% de la gente te querrá, hagas lo que hagas, y el otro 50% de la gente no te querrá, hagas lo que hagas”. Sé tú mismo, rodéate de la gente con la que tú quieras estar y te corresponda, y permite que la gente y las circunstancias que no son para ti sigan su camino – ¡hay mucho más por delante para ti!
¿Cómo reaccionas ante un rechazo?

Buenos días amigos, les mando un abrazo de oso!

"Existe una evidencia muy grande de que mayor sea nuestra autoestima vamos poder tratar mejor a los demás". Nathaniel Branden