domingo, 13 de noviembre de 2011

Reflexiones: los beneficios de la sonrisa

La sonrisa es una de las actividades más beneficiosas para nuestro organismo y bienestar. Si una persona no pudiera reír, desde un punto de vista médico, acabaría enfermando.

La risa es una manera de reaccionar ante situaciones o expresar emociones. Es una conducta que favorece la confianza y la comunicación entre las personas: cuando reímos nuestro cerebro libera endorfinas, hormonas de la felicidad, que tienen capacidad de aliviar el dolor y equilibran el tono vital
.





Algunos efectos físicos de la risa:
  • ejercicio: con cada carcajada ponemos en marcha casi 400 músculos, algunos incluso que sólo se ponen en marcha al reír .
  • limpieza: las lágrimas limpian los ojos; la risa también despeja la nariz y los oídos. También elimina toxinas ya que con el movimiento del diafragma se produce un efecto masaje en el aparato digestivo que ayuda a eliminar ácidos grasos y sustancias tóxicas.
  • oxigenación: entra el doble de aire en los pulmones, con lo quela piel se oxigena más.
  • analgésico: al liberar el cerebro endorfinas, unos minutos de risa actúan con un efecto analgésico.
  • rejuvenecedora: al reír estiramos y estimulamos los músculos de la cara: efecto tonificante antiarrugas.
  • previene el infartofortalece los pulmones y el corazón, debido a los movimientos del diafragma.
También tiene ciertos efectos psicológicos:
  • elimina el estrés: al producir endorfinas y adrenalina, nuestrotono vital se reanima.También nos hace ser más receptivos y ver el lado positivo de las cosas.
  • proceso de regresión: puede generar un retorno a un momento anterior emocional como mecanismo para aliviar una realidad percibida como dolorosa o negativa.
  • exteriorización: a través de la risa exteriorizamos sentimientos y emociones; los efectos sociales de la risa son evidentes: es contagiosa y es una vía de ayuda a situaciones un tanto incómodas.

Con todos estos datos, parece mentira que muchas veces nos cueste arrancar una sonrisa, aunque sea pequeña.
Parece ser que según nos vamos haciendo adultos, reímos menos: los niños ríen unas 300 veces al día frente a las 100 de los adultos. Pero no por eso debemos desistir de sonreír, en cualquier momento o situación, una pequeña sonrisa es un gran regalo.

Es bueno tratar los asuntos con cierta dosis de humor. Nos va a ayudar a reducir tensiones, despierta nuestro interés y atención y si se manifiesta con naturalidad y de forma espontánea, puede contribuir a neutralizar conflictos y momentos difíciles.

Una frase de John Morreal afirma que:
La persona dotada de sentido del humor no sólo se mantiene más relajada ante situaciones de estrés, sino que además exhibe posturas más flexibles.


Fuente:
Motivalia

¡Persevera en la búsqueda de tu felicidad!

Caí en la cuenta que uno de mis principales problemas era mi falta de perseverancia. Nunca hay que dar algo por perdido, hay que luchar hasta el final incluso cuando menos probable nos parezca que alcancemos la meta, hay que trabajar por alcanzarla sin desanimarnos.

Escuché un cuento que me motivó bastante y que en seguida lo escribo aquí para que reflexionemos al respecto:




Dos ranitas saltabanalegremente rumbo al río cuando de prontocayeron sin darse cuenta en un balde que tenía unos 15 cm. de mantequilla. Ambas luchaban por no sumergirse y morir ahogadas en el balde. Pataleaban con sus ancas lo más vigorosas que podían pero no lograban encontrar punto de apoyo para dar el salto.

Entonces una de ellas empezó a despedirse de su compañera: Ha sido agradable conocerte y aunque corto, mi paso por el mundo ha sido feliz. Qué lástima que no pueda despedirme de mis padres y hermanos. Nos veremos en el cielo.

Y entonces, totalmente resignada, se dejó morir estoicamente.

Mientras tanto, la otra ranita no dejó de batir sus ancas tratando de encontrar un punto de apoyo, vio con mucha pena como su amiga se sumergía pero a pesar de la profunda tristeza que la embargó, no dejó de esforzarse y de tener fe en que podría salir del balde.
Tanta fue su insistencia, que de pronto, de estar batiendo y batiendo, consiguió que la mantequilla tomara consistencia y volviéndose cada vez más cremosa, de pronto le dio a la ranita un punto de apoyo para poder saltar y salir del balde rumbo a su hogar.

No hay que darnos nunca por vencidos. Claro que no. Aunque duela, aunque agote, aunque parezca que nunca lo lograremos: Tenemos que perseverar. Si luchamos hasta el final, es muy probable que alcancemos nuestra felicidad, con un poco de ayuda e incluso sin ella.

¡Adelante entonces pues, vayamos a conseguir nuestras metas hoy como todos los días!



Fuente:
Motivalia



¡No te rindas!

El racimo de uvas moscatel se veía delicioso, el sol era abrumante y la zorra, al pie de la parra, observaba los frutos gordos y los imaginaba jugosos y dulces deshaciéndose en su hocico, saboreándolos con gusto y deleite.
Había caminado por el valle en busca de alimento sin encontrar nada, revisó madrigueras y nidos, pero no tuvo suerte; el verano ese año estaba insoportable, todo mundo había migrado menos ella.
Después de dos días de caminata sin probar bocado, vaya que deseaba comerse esas uvas. Llegar hasta la parra fue para la zorra toda una bendición, un verdadero golpe de buena suerte. Y allí estaba alistándose a dar el salto para alcanzar el apetitoso racimo. 

Sus primeros tres intentos fueron en vano, pues no conseguía la altura necesaria. Intentó trepar pero tampoco alcanzó el racimo. Empezaba a cansarse y a sentirse frustrada. Buscó un buen rato un tronco que pudiera utilizar como un banco para ganar altura, pero no lo encontró. Así que regresó y brinco y brinco tantas veces como pudo para alcanzar las uvas... hasta que cayó la noche y la zorra, totalmente exhausta y orgulloso exclamó: "¡Bueno, en realidad no me gustan las uvas, y menos estas que están verdes, seguro que están muy ácidas!" Y se marchó con el pecho henchido creyendo que lo hacía repleta de dignidad.

Esta reelaboración de una de las más famosas fábulas de Esopo, nos sirve para ejemplificar una actitud que adoptamos en ciertas circunstancias erróneamente. Mentirnos cuando se fracasa y rendirnos ante la adversidad son dos taras que debemos aprender a superar.
No te rindas, si tu fin es noble, si es la meta que te propusiste, si luchaste por conseguirlo, no te rindas, encuentra nuevas maneras, otro camino, mayor fortaleza física o mental, pero no te rindas.
Cada intento fallido asúmelo como una manera nueva de entender por qué fallaste, cada vez que no alcances la meta no finjas que no la anhelabas, más bien sopesa con calma cuál es el valor del objetivo que perseguías y cómo puedes volver a intentarlo, así podrás tener mayores oportunidades de alcanzarla y sentirte realizado. ¡Tú puedes lograrlo, tú vas a lograrlo, con esfuerzo, perseverancia e inteligencia, vas a lograrlo!



Fuente:
Motivalia

¡Nada puede detenerte!

Hoy serás feliz, sí, es momento de decirle "basta" a la tristeza, a las complicaciones, vas a ser muy feliz hoy, ni la tristeza ni la soledad gobiernan tu vida, no, tampoco la desilusión o la incertidumbre. Hoy vas a sonreír valorando la gran oportunidad que tienes de volver a comenzar.
Volver a soñar, volver a hacer planes, eso vas a hacer hoy, porque eres una persona maravillosa, llena de virtudes y con algunos defectos que puedes corregir. No en vano has llegado hasta aquí, otros problemas ya superaste, otras penas ya te han agobiado antes y las has vencido, has sabido continuar.
No hay lugar en tu corazón para la depresión, no hay porque darle tanta importancia a la tristeza, no. Tampoco al miedo, ese instinto que solo sabe limitarnos, no, hoy volveremos a mirar la vida con optimismo, sin temor a sentir, sin temor a ilusionarnos una vez más.
Claro que será difícil, claro que encontraremos personas que nos impedirán el paso, por supuesto que tendremos que vencer adversidades, claro que nos va a costar, pero no importa el esfuerzo que tengamos que hacer, porque vale la pena, porque nuestro triunfo será pleno, nuestra vida se colmará de sentido.
Y no vamos a desanimarnos ante el error, al contrario, vamos a ponerle más ganas para enmendarlo, vamos a aprender de él. Vamos a perseverar, vamos a luchar con valentía, no nos vamos a rendir, vamos a lograrlo esta vez.
Vamos a vivir el día de hoy con intensidad, como si fuese el primero de nuestros días, como si fuese el último de nuestros días, como si fuese el único día que se nos permite vivir. Hoy vamos a vivir con intensidad.
Vamos a mantener el optimismo, el equilibrio en nuestras vidas, la esperanza, vamos a cargarnos de energía y caminar con buen talante rumbo a nuestra felicidad. Hoy nada nos detendrá, y mañana será igual.



Fuente:
Motivalia



Sigue Adelante…

Hoy es el día de tomar la decisión…
O te quedas en la cama sin querer salir o te levantas, pasas la pagina y comienzas de nuevo… Mi Consejo… Sigue adelante, no te rindas, no tires la toalla!!!

De ahora en adelante no te detengas en el camino! No importa cuántas veces hayas caído, sino… Cuántas veces te has levantado!!! Lleva en tu mente la certeza de que cuando una puerta se te ha cerrado Dios tienes otra mas grande te esperan el camino!

Cuando sientas que las fuerzas te abandonan, recuerda otras veces que estuviste sin ellas, y Dios te sostuvo y te dio fortaleza, que paso? las cosas se solucionaron! Sobretodo porque… ¡Dios Estaba Contigo! Redobla tu fe y con ella alienta tu esperanza en la Seguridad de que el mañana será mucho mejor con la ayuda de Dios.

Arriba ese Ánimo!!! Sigue adelante con la vista al frente y el paso firme, que nada te detenga! No combatas con nadie,eso es una perdida de tiempo, escoge tus batallas pues tu mejor triunfo será aquel que logres sin combatir! deja que Dios pelee por ti, Pon a Dios en primer lugar y no tendrás temor en tu vida, ni correrás ningún peligro.

Seguir adelante significa luchar, no dejarse abatir por la lucha, seguir de pie aunque estemos heridos y continuar hasta doblegar aquello que nos aflige. Sobreponerse a un fracaso, a una ingratitud, a una enfermedad o a cualquier adversidad, es duro, pero vale el esfuerzo hacerlo.

Con Disciplina vencerás! Con Sinceridad triunfarás! Con Coraje te levantaras.
Practica el arte del amor, avasallando la fuerza de tus enemigos. Frente al amor perderán su odio, y la victoria sobrevendrá sola porque tú no has peleado. El odio es vencido siempre por el amor

Si mantienes la fuerza de tu corazón, podrás luchar cuantas veces sea necesario. Si sientes que disminuye, entonces, mantente en guardia, pues el más pequeño fallo te traería malas consecuencias. Trata de mantenerte al abrigo de Dios, y evita en lo posible un enfrentamiento. Triunfan aquellos que: Saben cuándo luchar y cuándo no, que saben discernir, y son visionarios. Si tus sentimientos, tu fuerza, y tu valor son mejores cada día y te conoces a ti mismo, conocerás a los demás.

No discutas con aquellos que se esconden en la profundidad de las sombras y son expertos en el arte de la envidia. Tu vuela por elevadas cumbres de los cielos y cuando tengas que combatirlos, actúa como el águila , planea primero, y luego caes en picada, con la velocidad del rayo, que destruye la ignominia. No tengas miedo en reconocer que eres bueno y talentoso…, Eres hijo de Dios, Recuérdalo!! Él no está solamente en algunas personas, habita en todos y cada uno de nosotros.

Haz que tu luz se irradie, y verás que ayudas a que otras personas hagan lo mismo. Si brindas amor a aquellos que te odian, comprobarás que ese amor te fortalece. Recuerda que todos dejarán una huella inconfundible en tu corazón.

Descubre que hay suficiente bondad para creer en un mundo de paz. Una palabra generosa, un abrazo y una sonrisa serán tuyos, todos los días de tu vida, Verás que el dolor que has vivido y los problemas que has experimentado, te siguen dando el Poder de Caminar por la Vida. Y no olvides que habrá seres cuyo amor y comprensión siempre estarán contigo.

ANIMO!, SIGUE ADELANTE! DE CADA CAÍDA SIEMPRE SE APRENDE Y DE CADA VEZ QUE TE LEVANTES TAMBIÉN
Que tu Fe nunca se acabe y que tu confianza no desfallezca.

J.C
Fuente:
http://www.jcsnotebook.org

Sigue adelante de Maytte Sepúlveda


Era un humilde leñador que siempre cortaba madera en el mismo bosque, desde hacia años. Vivía muy pobremente y apenas podía alimentar a los suyos, a pesar de que trabajaba desde el amanecer hasta el anochecer. Cierto día le apareció un ermitaño y le dijo: Amigo leñador, siempre sigue adelante.
En aquel momento el leñador no le prestó especial atención a esas palabras, pero al día siguiente, al acudir al bosque, las recordó y decidió avanzar un poco más. Así, encontró un bosque de árboles de madera de sándalo, la madera más cara y apreciada, exquisita y olorosa. Pero unos días después recordó otra vez el consejo del ermitaño, siguió adelante encontró una mina de plata. Así consiguió medios para alimentarse mejor a sí mismo y a su familia.
Una semana después, vinieron de nuevo a su mente las palabras del ermitaño y decidió adentrarse más en el bosque con todo el esfuerzo que significaba. Entonces halló una mina de oro y se convirtió en un hombre muy rico.
Hay momentos en la vida en los que nos sentimos profundamente desanimados y nos preguntamos si en realidad han valido la pena todos los esfuerzos que hemos realizado en busca de nuestros sueños, pensamos en lo equivocados que estuvimos durante todo el tiempo en que creímos tener el conocimiento, las herramientas y la experiencia necesarios. Caemos en este estado, después de llegar a una conclusión de haber fracasado, porque el resultado o la recompensa que esperábamos no llegó… Pero, ¿seremos realmente perdedores? ¿Se habrá perdido el esfuerzo, el trabajo o el empeño que pusimos para lograr nuestro objetivo?
Si eres una persona luchadora y optimista, te tomará un corto tiempo responder: ¡No!
Tal vez no hayamos alcanzado exactamente lo que buscábamos, pero en cambio obtuvimos una serie de resultados que han favorecido nuestro aprendizaje, nos han dado madurez y nos han preparado para seguir trabajando para alcanzar nuestros sueños.
La historia de personas exitosas está llena de experiencias fallidas, que los hicieron sentirse fracasados en muchos momentos, pero los elementos que hicieron la diferencia en sus historias personales fueron la pasión, el empeño, la determinación, la voluntad, el valor, el entusiasmo y la certeza de que, en algún momento, lograrían su propósito.
Nunca abandonaron sus caminos, porque en lugar de vivir para cumplir el sueño de otros, lo hicieron para alcanzar los suyos.
Lo primero que yo hago cuando me siento así es distraer mi mente, suspender de alguna manera esa tempestad de pensamientos negativos que tambalea mi seguridad, salgo; tomo aire fresco, miro a mi alrededor, o me pongo a cocinar, que es una de las actividades que más me relajan y me ponen creativa, evito a toda costa darle vueltas en mi cabeza a cualquiera de esos pensamientos de fracaso e impotencia.
La vida es una escuela, donde más importante que el logro en sí es aprender y crecer. Si no hemos sido capaces de salir fortalecidos y mas optimistas de cualquiera de las situaciones difíciles que hemos vivido, ha sido porque las negamos, nos resistimos o todavía estamos atrapados en ellas, aun cuando ha pasado un cierto tiempo. ¡Vamos! Sal de ahí, toma mi mano y levántate una vez más… ¡Tú puedes hacerlo! Siempre y cuando te des la oportunidad de hacerlo para mantenerte activo y motivado, hasta encontrar un nuevo sendero que te lleve eficientemente a conseguir tu sueño. ¡No claudiques!

  • Determinación. Cada obstáculo es un reto y una oportunidad de mostrar tu determinación, enfréntalo con un espíritu indomable hasta vencer
  • Compromiso y trabajoPara que con voluntad y trabajo logres lo que quieres alcanzar, sin buscar atajos
  • Actitud positiva. A pesar de lo intensa que sea la tormenta y la presión por los conflictos, mantén la calma y asume una actitud entusiasta, busca siempre el mejor camino para continuar
  • Pasión. Para vivir intensamente lo que quieres y deseas, para hacer de cada situación una aventura apasionante y de cada acción, una obra magistral
  • Visión de futuroTener un ideal, una estrella que alcanzar, una razón mas para vivir
  • Fe y espíritu de superación. Confía en la Presencia Divina presente en ti, y con una fe inquebrantable enfrenta tu vida, haciendo tu mejor esfuerzo, con la certeza de que no habrá obstáculos que no puedas superar.
Fuente:

Buenos días amigos, les mando un abrazo de oso!