miércoles, 9 de noviembre de 2011

La vida no es solo estar vivo, es saborear cada momento.

Nosotros no perdemos tiempo en la vida;
lo que se pierde es la vida... al perder el tiempo.
Proverbio árabe




La vida decimos que pasa muy deprisa y es cierto, demasiado deprisa para que la dejemos ir sin aprovecharla suficientemente, pero ¿como sacarle el máximo provecho?

No estoy hablando de un plan mercantilista, de un estudio de marketing para planificar estratégicamente las diferentes posibilidades y evaluarlas en base a unos resultados. No. Hablo de ser feliz, de hacer feliz a los que nos rodean, de convertirnos en seres plenos, personas que van desarrollándolo que tiene dentro y al mismo tiempo van compartiendo todo ese potencial de conocimiento, sabiduría y amor, con todos aquellos con quienes se cruzan y con todos los que interaccionan de una u otra forma.

Y apara ello deberemos pensar que actividades son las que nos llevan por el camino correcto, con cuales nos sentimos llenos de amor y percibimos que los demás se sienten contentos de haber compartido con nosotros. Son pequeñas cosas que tiene un valor incalculable cuando miramos atrás.

Me gusta esta frase que os he traído y el texto que os dejo a continuación, porque ambos reflejan una realidad palpable que sabemos que es cierta pero que nos olvidamos a menudo de prestarle la atención que requiere.



NO DEJES IR LA VIDA EN COSAS INÚTILES

Reserva tiempo para REÍR,es la música del alma.
Reserva tiempo para LEER,
es la base de la sabiduría.

Reserva tiempo para PENSAR,es la fuente del poder.
Reserva tiempo para TRABAJAR,es el precio del éxito.
Reserva tiempo para DIVERTIRTE,es el secreto de la juventud eterna.
Reserva tiempo para SER AMIGO,es el camino de la felicidad.
Reserva tiempo para SOÑAR,es el medio de encontrar tus objetivos.
Reserva tiempo para AMAR Y SER AMADO,es el privilegio de los seres humanos.
Reserva tiempo para SER ÚTIL A LOS OTROS,esta vida es demasiado corta para que seamos egoístas.
- Anónimo -

Fuente: Motivalia

El valor interior de las personas nunca desaparece


Hoy os traigo una reflexión sobre el valor de las personas, eso que calificamos como el valor interior, lo que llevamos dentro, y que lejos de desaparecer, aumenta con el tiempo.

Os dejo una historia que refleja precisamente esto, espero que os sea ilustrativa porque representa la realidad.
El valor de nuestras vidas
no se establece por lo que hacemos
ni por a quien conocemos,
sino por los que SOMOS.

En la Universidad, un profesor venía observando que una de sus clases no tenía la motivación suficiente y estaba detectando que la autoestima estaba cada vez más baja, así que un día comenzó su conferencia sosteniendo en su mano un billete de 500 euros mientras se lo enseñaba a todo el alumnado.

En el aula había en ese momento más de cien estudiantes a los que les preguntó:

- "¿Quién de ustedes desearía que le regalara este billete de 500 €?"
De inmediato se levantaron muchas manos, tal como era de prever.

El profesor entonces dijo:
- "Le voy a dar estos 500 € a uno de ustedes, pero primero déjenme hacer esto."
y de inmediato procedió a estrujar el billete, preguntando después:
- "¿Alguien lo quiere todavía?".


Las manos se levantaron nuevamente y en mayor número que antes.

- "Bien," replicó, "¿qué pasa si yo hago esto?"
Lo tiró al suelo y comenzó a pisarlo con su zapato.
Lo levantó del piso, ahora completamente aplastado y sucio.

- "Ahora, quién de ustedes todavía lo quiere?
Otra vez las manos de casi todos los estudiantes se levantaron rápidamente.

- "Bien, pues siganme un momento", dijo mientras salía por la puerta de la clase sin detenerse hasta llegar al exterior del edificio. Esperó a que terminaran de salir sus alumnos y cuando todos de nuevo le habían rodeado, cogió el billete sucio que llevaba aun en su mano y lo tiró a un charco lleno de barro y hojas secas volviendo a pisarlo para que se quedara totalmente inmerso en el lodo.

- "¿Alguien de ustedes lo querría todavía?" pregunto a la concurrencia, volviendo a ver como todas las manos se levantaban de nuevo.

"Queridos alumnos, acaban de aprender la lección más importante del todo el curso".
Los alumnos se miraban entre si perplejos sin acabar de entender lo que su viejo profesor quería transmitirles, pero siguió hablando.

"No importa lo que le pasó al billete. Lo he arrugado, tirado al suelo, lo he pisoteado, lo he metido dentro del barro más sucio y aun a pesar de todo ello, ustedes todavía desean tenerlo. ¿Por qué? Sencillo, porque todavía no ha perdido su valor. Todavía vale 500 €."

"Muchas veces en nuestras vidas, somos pisoteados, estrujados, y tirados al barro. La vida y las circunstancias nos hacen pasar por momentos duros y nos sentimos como si fuéramos inservibles, como si no sirviésemos para nada absolutamente.

Sin embargo no importa lo que haya ocurrido o lo que ocurrirá, ustedes nunca perderán su valor, porque lo que ustedes valen no reside en la situación que les rodea ni en las condiciones en que ustedes viven en cada momento, el verdadero valor reside en su interior y eso nunca cambiará. Y nada, por duro o malo que ocurra, podrá modificar el valor interior de cada uno de ustedes, no lo olviden nunca."

"Sucio o limpio, pisoteado, arrugado, o impecablemente planchado, ustedes son lo que hay dentro de cada uno."

El valor de nuestras vidas no se establece por lo que hacemos ni por a quien conocemos sino por los que SOMOS.



Fuente:
Motivalia



¡Encuentra y desarrolla tu talento!


Es saludable tener en cuenta nuestras fortalezas, pero también conocer nuestras limitaciones, para no desanimarnos en nuestra búsqueda de la felicidad. Tomemos como ejemplo la siguiente historia:

En la escuela de animales, estudiaban el conejo, el águila, el pato y el mono. En el curso de "Saltar", el conejo aprobó con la más alta calificación, pero desaprobó en los cursos de "Nadar", de "Volar" y en el de "Trepar". El águila, aprobó el curso de "Volar" y demostró gran destreza, pero en los cursos de "Saltar", "Nadar" y "Trepar" desaprobó. El pato fue el alumno más destacado en el curso de "Nadar", en el de "Volar" su desempeñó fue aceptable, pero en los cursos de "Saltar" y "Trepar" desaprobó. Mientras que el mono tuvo una participación brillante en el curso de "Trepar", pero no pudo hacer lo mismo en los otros tres cursos.

La lección más valiosa que estos alumnos obtuvieron, fue el comprender que todos tenemos algo en lo que podemos destacar y sentirnos bien, de igual modo, hay cosas en las que no seremos brillantes aunque siempre debemos esforzarnos.

No dejarnos abrumar es lo mejor que podemos hacer cuando las cosas no nos resultan como esperábamos, y en lugar de pensar que no somos útiles, dediquémonos a la búsqueda de nuestro talento, eso en lo que somos buenos por naturaleza y pongámoslo en práctica, para nuestro bien y el de todos aquellos a los que amamos.

No en todo podemos ser los mejores, no todo podemos hacerlo mal. Nunca hay que desanimarnos que el sentido de la vida es ser feliz.

Fuente:
Motivalia


Distancia de José Ramón Marcos Sánchez

Como en un salto a la espera de que la espera termine……. 
Como querer comenzar cada minuto uno nuevo......
Como saber que el tiempo no es sino un continuo desliz de la mente...... de la mía…..de la tuya…….
Como ser capaz de asumir lo más cercano de la lejanía………un segundo……
Como añorar la simpleza de un suspiro demandado………
Como acercar los espacios que al amanecer se han hecho distantes…..perdidos….
Como estar despierto solo los momentos en los que estas dormido….soñando….
Como alegrarte de ser……..a pesar de estar……de no estar……
Como intentar que el adiós se muera desesperado………….
Como una palabra que busca el contexto en una frase………maldita………
Como el vacio que produjo un inicio inevitable………que se sigue vaciando……que se llena de vacio……….
Como el más certero de los golpes en el centro de la vida……….
Como podría explicarte que así me hace sentir………….la distancia………tu distancia.

PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.

"Caminé por donde tus ojos habitaron" de Francisca Nicolle León Riveros


Ya va más de un año de tu ausencia, pero te había dejado de ver hace tanto que hasta parte de mis ojos te habían olvidado antes de aquella tarde donde cerraste los ojos sin despedidas...Sin embargo, recuerdo tu sonrisa postrado en una cama cuando volvimos a vernos, después de que disputas de adultos nos habían alejado. Mis ojos te buscaban tímida, y cuando me tomaste las manos, sentí la misma sensación que cuando corría a sentarme entre tus piernas, para ser feliz, hace ya tanto.  No recorría los mismos pasajes que tus ojos habitaron, desde que era una niña... Me entregué al silencio y corrí libre entre el bosque de eucaliptos que dejaste, me deje abrazar por los álamos que tanto me gustan y supe con alegría que podré ir a escribir bajo un árbol viejo, recuerdos para ti y para mí. Mientras miraba maravillada un paisaje pintado para soñadores, los pájaros tenían un concierto que me arrullaba el alma, y yo pensaba, ¿cuántas veces, abuelo, habrías pasado por ahí? Teniendo muy presente que mis palabras se ahogan, sin llegar a tu mar, y que los números no importan, me bastaba saber que habías estado ahí, y que gracias a eso, yo hoy podía sentir, un silencio que cantaba y bailaba en los brazos de una brisa de lluvia, mientras las horas parpadiaban y las hojas rumoreaban tantas cosas...Me hubiese encantado poder regalonear una vez más.... Tomar tus manos y soñar...Me pierdo en el silencio, mientras me atrevo a confesar que te extraño, y que me encantaría verte una vez más... Sé que no puedo y no quiero jugar a la ilusa, pero iré a buscarte entre el campo que dejaste, a ver si entre silencios, hacemos de los recuerdos, un poco de música.

Para: Francisco Javier Riveros Hernández, mi querido abuelo
Francisca León Riveros
Fran Joan Violet

Para que el tiempo te olvide,.... de ©José Ramón Marcos Sánchez

Entre tus ojos sin alma quise ver un sentimiento,….y por quererte tanto llegue a dejar de quererme,…convertí en mis verdades tus mentiras,….hasta convertirme en un despojo de migajas de un cariño inexistente,…me aferré a la frágil esperanza de promesas fallecidas,….y aplacé los daños en años sin días,….en días sin vida,…cambie el miedo de perderte por el dolor de tenerte,…sin tenerte,….hasta romperme en trozos de nada,…como un abrazo entregado a la entrega suicidada,…esa que habita segura en un final sin adiós,….esa que siente invisible hasta las caricias otorgadas por el consuelo de las lástimas,…y por dolerme, me duele hasta la ilusión que nunca pude sentir,…en tus ojos sin alma reflejé mis sentimientos,…y te quise sin importarme el después,…y cuando llegó el después no supe dejar de hacerlo,….y como no se olvidarte haré un pacto con el tiempo,…para que el tiempo te olvide,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.José Ramón Marcos Sánchez
Twitter: @joseramonmarcos
Skype y Página oficial de Facebook: jose ramon marcos sanchez
Canal Youtube: turko1969

La Paz sea Contigo de Maytte Sepúlveda


"Un fuerte verano arreciaba en las planicies africanas y los animales andaban de un lado a otro en busca de agua para calmar su sed. Luego de fatigosas horas de marcha, un tigre y un jabalí llegaron por caminos distintos a una misma fuente de agua.En cuanto se vieron, se lanzaron rugidos de guerra y corrieron hacia la fuente para tomar posesión de ella. El jabalí llegó antes que el tigre, pero cuando se disponía a beber el tigre lo atacó y lo derribó de un zarpazo. Enfurecido, el jabalí se enfrentó al felino y los dos se trabaron en feroz combate. Después de un rato de lucha, ambas fieras se sintieron cansadas y muy sedientas, y sigilosamente, y en tácito acuerdo, cada uno se retiró, a una orilla del lago a beber y a calmar su sed en paz, dándose cuenta de que al fin y al cabo había en esa fuente de agua espacio para los dos.
Más vale acabar las querellas, pues el resultado puede ser fatal para ambas partes".
 Esopo

"La Paz sea contigo" es una de las frases que más me gusta oír cuando asisto a misa, me parece emocionante que todos se deseen paz en medio de un buen apretón de manos, un abrazo y una sonrisa.
La paz es el resultado de una convivencia sana, llena de tolerancia y fraternidad entre todos los seres humanos. Para que la paz sea posible, se requiere de una sociedad justa, en la cual todos tengamos las mismas oportunidades para desarrollarnos como personas y donde nuestros derechos fundamentales sean respetados.
La paz no es necesariamente la ausencia de diferencias y conflictos, sino la capacidad de manejar dichos conflictos y superarlos por medio de métodos no violentos, como la comunicación, los acuerdos, la solidaridad, la cordialidad, la tolerancia y la flexibilidad, además de un gran sentido de justicia. Que nunca se nos olvide que el respeto al derecho ajeno es la paz.
Lo contrario a la paz necesariamente es la violencia, que no es más que el uso de la fuerza para resolver los desacuerdos o conflictos, como consecuencia de la intolerancia, los prejuicios o el desconocimiento.
La paz comienza en casa, por eso debemos ser lo suficientemente inteligentes como para escuchar a los demás, para aceptar sinceramente sus opiniones y puntos de vista, propiciando un diálogo franco y justo de entendimiento y nunca, por ningún motivo, tratar de imponer nuestras ideas o consideraciones a la fuerza mediante amenazas o maltratos hacia quienes se expresan o actúan de forma diferente.
La intransigencia, el fanatismo, los prejuicios y la arrogancia son las causas por las cuales los violentos imponen a la fuerza a otros, sus ideas, su estilo de vida o creencias.
La violencia sólo trae más violencia como consecuencia, y si no sabemos canalizarla será mas dañina que los problemas que la provocaron. La violencia en cualquiera de sus formas destruye nuestras vidas dejando una estela de rencores y odios que nos aleja más y más de una justa solución.

Claves para conseguir la paz
Evita reaccionar, piensa
La mayoría de las veces nos dejamos llevar por las emociones al momento de reaccionar negativamente. Te sugiero que la próxima vez te tomes un par de minutos para pensar en cuál es la mejor manera de actuar en ese momento, recuerda que eres un ser humano racional, y piensa que la otra persona pudiera estar alterada o mal informada, tranquilízala y mantén tú la calma. Resuelvan sus diferencias con serenidad y sin recurrir a la agresión.

Reconoce los derechos y la dignidad de los otros
Piensa que es posible que la otra persona tenga parte de la razón, trata de ponerte en su lugar para poder tomar una decisión justa, nada te da derecho para agredir a otro, ni siquiera el tener la razón. En caso de que no puedan ponerse de acuerdo, busquen un tercero que les ayude a resolver la situación.

Piensa en las consecuencias
En verdad, es tan importante aquello por lo que discutes. ¿Qué significa para ti? ¿No crees que puedas ceder y olvidarlo en vez de pasar un mal rato, además, con consecuencias imprevisibles..? ¡Ojalá! que el sentido común prime sobre el falso orgullo para que puedas evitar una situación difícil, inclusive una pelea o una separación. Recuerda que nada, pero nada, es tan importante como para hacernos perder la paz mental.

No te dejes envenenar
No permitas que los comentarios, las actitudes y el comportamiento agresivo o negativo de los demás te sabotee tu estado de paz interior y serenidad. Nada nos afecta por lo que es en sí sino por lo que nosotros pensamos acerca de ello. Administra las noticias negativas en tu vida para que no te hagan sentir abrumado y sin esperanzas.

¡Suelta el pasado, deja de preocuparte por el futuro, vive el presente, la vida es maravillosa, todo va a estar bien!

Fuente:

El saboteador interno de Maytte Sepúlveda

"La verdadera causa de nuestro fracaso, estancamiento y pérdida de la motivación está en nuestro interior; es ese monólogo negativo, silencioso y constante que nos excusa y justifica la falta de constancia y compromiso". Cuántas veces te has propuesto hacer una dieta para mejorar tu imagen, o para ganar vitalidad y salud, o has tomado la decisión de levantarte más temprano para que te rinda el tiempo, o decidiste comenzar a caminar todos los días para liberar el estrés, o tal vez visitar a tus amigos con más frecuencia o, quizás, terminar el curso o el libro que comenzaste hace tanto tiempo... y aun cuando lo decidiste convencido de lo positivo que sería para ti, no lograste cumplir o terminar lo que te habías propuesto... ¿Sabes por qué no lo has logrado? Muy sencillo, debido a esa pequeña vocecita saboteadora que escuchas permanentemente en tu cabeza y que te dice: "No importa si comes un poquito más y comienzas la dieta el lunes", "hoy estás muy cansado para salir a caminar, si sales mañana no pasa nada", "después de todo te has levantado a la misma hora por tanto tiempo, vamos, duerme quince minutos más", o "no te apures, igual puedes visitar a tus amigos la semana que viene, de todas maneras ellos tampoco te han llamado…"


Fuente:

Buenos días amigos, les mando un abrazo de oso!


"Su tiempo es limitado, no lo gastes viviendo la vida de otras persona. No se dejen atrapar por el dogma que implica vivir entre los resultados de los pensamientos y creencias de otros. No permitan que el ruido del pensamiento de otras personas ahogue su voz interior. Y lo más importante: tengan el coraje de seguir su corazón y su intuición. De algún modo estos ya saben lo que ustedes quieren llegar a ser. Todo lo demás es secundario". Steve Jobs