lunes, 24 de octubre de 2011

Buenas noches amigos, les mando un abrazo de oso




"Si ríes, el mundo ríe contigo, pero si lloras, lo haces sólo", Anónimo

Permíteme de Noemí Bianchi


No me sueltes las manos, evítame caer
los golpes de esta vida casi no me dejan ver
permíteme quererte, amarte sin razón
ser fiel a mis principios donar mi corazón

Entrar en la locura de aquel que deja todo
por alguien que a su paso, sin querer se cruzo
y al borde del abismo... entregarte mi vida
sabiendo que algún día, partirás con tu amor...

No me sueltes las manos, ni aunque quieras marcharte
porque no tendrá sentido vivir si ya no estas
permíteme quererte y aferrarme a tu cuerpo
donarte mi cariño pensando en algo más...

Permíteme ser dueña de tu nombre unos años
permíteme mirarte sin cansarme jamás
y déjame besarte contemplando tus ojos
aunque todo lo nuestro, sea una estrella fugaz

No me sueltes las manos, ni atropelles mi alma
si el amor se te acaba, no lo quieras gritar
yo sabré comprender tus silencios ambiguos
y decir en silencio...no me quiso jamás !!!!!

Porque tú sabes de Olivia Reyes


Porque tú sabes
que no hay huella que borre tu nombre
ni sol que se meta en mi cama
vamos a iluminar el cuerpo de la noche
para que no se nos vaya el mañana

vamos a sembrar estrellas en el sendero
que ya teníamos recorrido
para que no se nos borre el presente
que con tantos sueños hemos construido

vamos a hundir nuestros pasos en la arena
para que nos ayuden a echar raíces
y no se alejen nuestras pisadas
por distintos caminos

vamos a hacer cenizas las palabras
"adiós" y "olvido"
para que no nos nombren
y nos mantenga en un nudo ciego
siempre unidos

vamos atar a los días
los segundos
los minutos
al misterio de nuestras miradas
para que no sea perene la barca
en la que navegan nuestras ilusiones

Porque tú sabes
que no hay huella que borre tu nombre
ni sol que se meta en mi cama.

O. Olivia Reyes.

Por qué elegir cosméticos naturales



La oferta en productos cosméticos es cada vez más grande. A los productos tradicionales ahora se le suma la de los cosméticos naturales. Es importante saber que no da lo mismo elegir unos u otros productos. Los efectos en la piel de la mujer pueden ser totalmente diferentes al utilizar productos comunes o cosméticos naturales elaborados a base de ingredientes vegetales. Estos efectos se pueden comprobar de manera casi instantánea después de comparar productos normales y productos a base de ingredientes vegetales (dejar pasar una semana entre unos y otros).

Las alternativas de cosméticos naturales incluyen todo tipo de productos (cremas, lociones, lápices de labio, polvos, etc.) preparados a base de ingredientes de origen vegetal, libres de la mayoría de los productos químicos asociados a los niveles de alergias cada vez más altos entre la población femenina. Los cosméticos naturales se hacen a base de aceites esenciales y solo incluyen conservantes muy suaves para extender la duración del producto. Los ingredientes vegetales que incluyen no son agresivos para la piel y no dejan ningún tipo de residuo químico sobre la epidermis. Asimismo, estos productos no contribuyen a la contaminación ambiental (como los productos tradicionales).

Los cosméticos naturales se pueden reconocer a simple vista por algunos rasgos característicos. En primer lugar, estos productos no traen coloraciones llamativas y muy artificiales. El aroma y las fragancias de todos los cosméticos naturales, además, siguen una línea frutal o floral (dado que son los ingredientes base). Estos productos de belleza femenina también llaman la atención por sus precios. Al ser elaborados con métodos más seguros para la salud humana tienen un precio final más alto que los cosméticos a base de ingredientes sintéticos. Aunque puede parecer un gasto muy grande debe verse como una inversión por la salud de la propia piel y por la salud del planeta.

Fuente: 
Blog de Farmacia

Link:

MAR DE AMOR... de Yadira Nerehida Zúñiga Mendoza



Como dulce manantial
Así vas llenando mi vida
Con tus besos, tus caricias
Tu ternura y tu alegría

Gota a gota se va convirtiendo
Tu cariño en un mar de amor
Tu presencia ilumina mis días
Y me hace olvidar el dolor

Con tu paciencia y tus cuidados
Tu forma de ser y de actuar
Me devuelves la confianza perdida
Me incitas a volver a amar

Yo que en otros ríos navegaba perdida
Anhelando mis angustias poder olvidar
Lentamente me voy adentrando en tus aguas
En tu mar de amor quiero naufragar...

YNZM 2011

¡Eso no es Problema dejeme Ayudarlo! de Maytte Sepúlveda



"Es increíble cómo el buen trato y la buena disposición no sólo mejoran la comunicación, sino que facilitan la comprensión y la aceptación de los diferentes puntos de vista"
Ayer alguien me iluminó el día, y sólo necesitó un par de palabras amables y una sonrisa. Después de estar en una larga cola, soportando la desidia de una empleada malhumorada y prepotente que ponía todo tipo de trabas, justo antes de ser atendida, hubo cambio de turno. Yo ya estaba preparada para una respuesta desagradable; pero, para mi sorpresa, la persona me invitó a avanzar con una sonrisa, y mientras yo le explicaba mi situación, ella me escuchaba con atención. Al final me dijo: "no se preocupe, señora, esto no es problema, déjeme ayudarle y en media hora todos sus documentos estarán listos". Me quede atónita, no lo podía creer, y no sólo eso, me recomendó un lugar cercano, donde servían un buen té, para que descansara mientras esperaba. Esa persona hizo la diferencia, no sólo con hacer bien su trabajo, sino con su extraordinaria actitud de servicio.
Es increíble cómo el buen trato y la buena disposición no sólo mejoran la comunicación, sino que facilitan la comprensión y la aceptación de los diferentes puntos de vista. Muchas veces estamos a un paso de la solución de un conflicto con sólo decir "lo siento mucho", "tal vez tengas razón, voy a pensar en ello", "déjame solucionarlo"… o si fuésemos capaces de aceptar esa diferencia que tenemos con el otro, pero que al final, no nos determina. Si tuviésemos la disposición de pasar por alto el tono que la otra persona usó cuando nos dijo algo... pero, elegimos molestarnos, reaccionar y enfrentarnos a los demás, por cosas tan pequeñas y sin importancia que nos impiden relacionarnos y actuar de una mejor manera.
Aprendamos a elevarnos por encima de nuestros temores, complejos, prejuicios y limitaciones, para considerar que lo más importante es contribuir con la paz en todo momento, para que ésta no sólo nos beneficie a nosotros, sino a todos por igual. Así, lograremos unirnos, a pesar de nuestras diferencias personales, en torno a los ideales y a los sueños que tenemos en común. Con el tiempo, veremos todas las situaciones que vivimos como una oportunidad para aprender, madurar y trascender.
Muchas veces ignoramos la responsabilidad que tenemos a partir del momento en que habitamos en un lugar determinado. No podemos permanecer pasivos e indiferentes frente a todo lo que ocurre a nuestro alrededor, pensando que alguien se hará cargo. Nosotros somos el elemento más importante al momento de aumentar el bienestar y la calidad de vida que un lugar nos puede ofrecer. Observémonos para decidir cuáles actitudes o comportamientos debemos asumir y cuáles suprimir, para convertirnos en ciudadanos ejemplares al hacerles más agradable a otros la convivencia en nuestra comunidad. Seamos amables, agradecidos, honestos, serviciales y solidarios, de esta manera lograremos contribuir con la mejora de nuestras condiciones de vida. Dejemos de esperar a que las personas o las autoridades que tienen supuestamente la responsabilidad de hacerlo hagan algo para mejorar o solucionar nuestros problemas, y tomemos la iniciativa de hacer nuestro mejor esfuerzo para contribuir, independientemente de que no nos califiquen, nos reconozcan o agradezcan por hacerlo. La recompensa será la satisfacción que sintamos después de actuar de una manera positiva y diferente al resto de la gente.

¡Suelta el pasado, deja de preocuparte tanto por el futuro, vive el presente, la vida es maravillosa, todo va a estar bien!

Fuente:

Mi vida de Noemí Bianchi



Hoy sigo caminando por calles sin sentido
buscando entre la gente tus ojos al pasar
descubro que en tu ausencia no hay nada que complete
mi urgencia de olvidarte... notar que ya no estas

De todo aquel pasado ,recuerdo cada instante
enojos y alegrías, proyectos a granel
y miro que mis manos albergan las heridas
que un día me dejaste pensando en no volver

Tu vida ha continuado, la mía lo ha intentado
tu vida es solo tuya, la mía quedo en ti
me miro en el espejo y siento que hay carencias
me niego a no tenerte, me niego a no sufrir.

Te busco entre la gente, me invento el encontrarte
hundirme en tu mirada, como hace tiempo atrás
y esperar tu sonrisa aceptando mis gestos
para luego besarme sin decir nada más

Te busco y no te encuentro, y así pasan mis días
ya no cuento los años en que espero tu voz
me conforman las noches donde armo mis sueños
y estirando mis manos me refugio en tu amor

Tal vez ni me recuerdes, esta vida es austera
tal vez ya ni me nombres por temor a pensar
que será de esa niña que te entrego su vida
y una tarde de Agosto se sintió fracasar.

Un día…. de Alfonsina Storni


Andas por esos mundos como yo; no me digas…
Que no existes, existes, nos hemos de encontrar;
No nos conoceremos, disfrazados y torpes,
Por los anchos caminos echaremos a andar.
No nos conoceremos, distantes uno de otro
Sentirás mis suspiros y te oiré suspirar.
¿Dónde estará la boca, la boca que suspira?
Diremos, el camino volviendo a desandar.
Quizá nos encontremos frente a frente algún día,
Quizá nuestros disfraces nos logremos quitar.
Y ahora me pregunto… Cuando ocurra, si ocurre,
¿Sabré yo de suspiros, sabrás tú suspirar? 
 

Sabor a Tango


Si yo dijera todo lo que pienso,
todas las cosas que quiero decir,
con todas las palabras que conozco
y sin omitir un punto, ni una coma;
lo que digo a veces es tan feo,
que puede herir a los que yo más quiero.
Nadie saldría conmigo, ni los perros,
¿Quién dijo que hay que ser siempre sincero?
no hay derecho a destrozar la gente,
decirle al tonto que es un deficiente,
y al ignorante, que no sabe nada.
Te das el lujo de decirme todo
con esa voz tan dulce y tan hiriente,
sin ningún tipo de delicadeza,
sin evitarme ni una sola ofensa.
Que hay cosas que se dicen muy jodidas,
que dejan en el alma cicatrices,
que no se curan con una disculpa,
que no las borra el tiempo, ni el olvido.
Gian Franco Pagliaro

El Mar de Pablo Neruda


Necesito del mar porque me enseña:
no sé si aprendo música o conciencia:
no sé si es ola  sola o  ser  profundo sólo ronca voz
o deslumbrante suposición de peces y navios.
El hecho es que hasta cuando estoy dormido
de algún modo magnético circulo en la universidad del oleaje.
No son sólo las conchas trituradas como
si algún planeta tembloroso participara paulatina muerte, no,
del fragmento reconstruyo el día,
de una racha de sal la estalactita
y de una cucharada el dios inmenso.
Lo que antes me enseñó lo guardo!
Es aire, incesante viento, agua y arena.
Parece poco para el hombre joven que aquí llegó
a vivir con sus incendios,y sin embargo el pulso
que subía y bajaba a su abismo,el frío del azul
que crepitaba,el desmoronamiento de la estrella,
el tierno desplegarse de la ola despilfarrando
nieve con la espuma, el poder quieto, allí,
determinado como un trono de piedra en lo profundo,
substituyó el recinto en que crecían tristeza terca,
amontonando olvido, y cambió bruscamente mi existencia:
di mi adhesión al puro movimiento.
Pablo Neruda

Torta de Mandarina


Exquisito bizcochuelo rápido de mandarina para hacer cuando no tenemos mucho tiempo y queremos quedar bien con algo dulce.
Ingredientes:
3 mandarinas
1 pocillo de aceite
3 huevos
2 tazas de harina leudante
1 taza de azucar
1 cucharadita de escencia de vailla.
Preparado:
Lavar las mandarinas y cortar en 4, sacar las semillas, poner en una procesaora o licuadora cona cascara y fruto junto con los huevos, el aceite, azucar y vainilla.Procesar o lucuar, en un boul aparte cernir las 2 tazas de harina y meclar con la preparacion anterior. Cocinar en molde enmantecado, en horno suave, durante 45 a 50 minutos.

Hace tiempo, tal dia como hoy ocurría


Año:      Efeméride:
51           Nace el emperador Domiciano.
1601      Muere el astrónomo Tycho Brahe.
1648      Fin de la Guerra de los Treinta Años.
1795      Prusia, Austria y Rusia acuerdan el tercer reparto de Polonia, dejando este estado de existir.
1797      Un terremoto asola la ciudad de Lima.
1929      Crash bursátil de la Bolsa de Nueva York. "Jueves negro".
1931      Al Capone es condenado a prisión por fraude fiscal.
1932      En la Diputación de Sevilla ondea por primera vez la bandera andaluza.
1956      Alzamiento popular contra la URSS y los comunistas en Hungría.
1957      Muere el creador de moda Chistian Dior.
1984      La UNESCO declara de interés mundial cinco monumentos españoles.
1992      Fallece el poeta Luis Rosales.


¿Puedo tomar frutas si padezco diabetes?


Actualmente, son muchas las personas que padecen de diabetes alrededor de todo el mundo. Esa condición no les permite comer todo lo que quisieran, y es por eso que deben tratar de seguir una dieta adecuada a sus necesidades.
Una de las dudas más frecuentes que escuchamos es en el apartado de las frutas. ¿Qué frutas no son recomendables en el caso de sufrir diabetes?
Normalmente se cree erróneamente que muchas de las frutas frescas habituales (como mangos, manzanas o plátanos) tienen niveles de azúcar que las convierten en “alimentos prohibidos” para diabéticos.
Más importante que elegir la fruta en función de su contenido en carbohidratos, es saber respetar los límites de azúcares diarios que podemos comer, y que no se encuentran sólo en alimentos frutales, sino también en muchos otros.
Es por esto que no debemos eliminar de ninguna forma la fruta fresca de nuestra dieta, y de hecho podemos tomar 3 o 4 porciones de fruta al día sin preocuparnos, aunque eso si, debemos llevar un control de las cantidades de carbohidratos recomendadas.
Se suele aconsejar que una porción de fruta para diabéticos contenga no más de 15 gramos de carbohidratos. ¿Y cómo puedo saber esto? Pues bien, sacando con una sencilla regla de tres el peso aproximado de una porción de fruta y su % de carbohidratos.

¿Muy difícil?
No tanto, para que te hagas una idea, algunas frutas con unos 15 gramos de hidratos de carbono son: la mitad de un plátano, la mitad de un mango, una tajada media de sandía, una manzana pequeña, una docena de uvas o un tazón medio de ensalada de fruta, por dar algunos ejemplos.
Lo que sí debes tratar de evitar es la fruta en almíbar, la seca, la confitada y la escarchada, por contener muchos más azúcares añadidos que las frutas frescas.

Fuente:
Blog de Farmacia

Link:


El árbol

Ríe
Perdona
Relájate
Pide ayuda
Haz un favor
Delega tareas
Expresa lo tuyo
Rompe un hábito
Haz una caminata
  Sal a correr
Pinta un cuadro. Sonríe a tu hijo
Permítete brillar. Mira fotos viejas
Lee un buen libro. Canta en la ducha
Escucha a un amigo. Acepta un cumplido
Ayuda a un anciano. Cumple con tus promesas
 Termina un proyecto deseado
Sé niño otra vez. Escucha la naturaleza
Muestra tu felicidad. Escribe en tu diario
Trátate como un amigo. Ama a los animales
Haz un álbum familiar. Daté un baño prolongado
Por hoy no te preocupes. Deja que alguien te ayude
Mira una flor con atención. Pierde un poco de tiempo
Apaga el televisor y habla. Escucha tu música preferida
 Aprende algo que siempre deseaste
Llama a tus amigos por teléfono. Haz un pequeño cambio en tu vida
Haz una lista de las cosas que haces bien. Ve a la biblioteca y escucha el silencio
Cierra los ojos e imagina las olas de la playa. Haz sentir bienvenido a alguien
 Dile a las personas amadas cuánto las quieres
Dale un nombre a una estrella
Sabes que no estás solo
Piensa en lo que tienes
Hazte un regalo
Planifica un viaje
Respira profundo
   Cultiva el amor 

El hilo de oro


No son muchos los que conocen conscientemente su hilo de oro, es decir, su función o su vocación, o el sentido que pueda tener su vida, fuera del mero sobrevivir en forma mecánica, empujados por las circunstancias externas.
Algunas personas se sienten arrojadas en un vivir absurdo, errático; o encerradas por el deseo del otro, que los arrastra a una existencia que no han elegido y que no les da ninguna satisfacción, salvo la seguridad de ser medianamente aceptados o queridos.
Otros hacen su quehacer, el que fuere: profesional, ama de casa, artista, empleado, científico, deportista, empresario, político, cualquiera de las múltiples formas del espíritu humano, en forma mecánica y sin convicción, sin sacar de ello ni alegría ni gratificación, como una obligación impuesta, necesaria y penosa.
Otros en cambio, ¡y es una diferencia muy notable!, hacen lo suyo con empuje y pasión, pero frecuentemente, muy frecuentemente, con una intención inescrupulosa que los hace llevarse por delante obstáculos y personas, hasta llegar a circunstancias dramáticas que terminan por paralizarlos.
Y otros hacen el singular oficio del “quiero y no puedo”: desean con vehemencia llegar a ser “algo”, o “alguien”, pero nunca dan los pasos concretos para lograrlo, es como si un oscuro temor los detuviera a poco de empezar y se fueran atrás, de vuelta a rumiar sus sueños y a postergar su concreción, en una impotencia que los llena de amargura.

Pocos son los que hacen lo que quieren y lo que les gusta, sin trabas. Es decir, sin trabas internas, porque los problemas se les presentan igual que a los demás. La única diferencia es que los van solucionando a medida que se van presentando, llevados por el puro ímpetu de desenvolver su hilo de oro, que en ellos parece estar resplandeciendo en sus vidas.
Estos casos ejemplares del género humano, mirados y admirados por los demás, saben lo que quieren, saben para qué están vivos, llevan adelante sus empresas, sus sueños y sus ideales, crean las nuevas utopías que tienden como puentes hacia un futuro mejor, no les acobardan los cambios, sino que los toman como desafíos para desenvolver de maneras más inéditas su función a hacer en el mundo.
 Disfrutan y hacen disfrutar su hilo de oro como una parte esencial y generosa de sus vidas, sienten que en ella se van realizando, y a través de ella se van dando en abundancia a los demás.
A una mirada atenta, es bastante extraño encontrar que tan poca gente se anime a ser ella misma, y que la mayoría vaya errante, como ciega por su camino… Que algunos se sientan felices de ser quienes son, y muchos otros se carguen a sí mismos como fardos pesados de insatisfacción…

Autora: Amalia Estevez

Soy el amor

Los días son infinitos mientras aun vivas,
Si me llegas a descubrir quién soy, no corras,
Porque puedo empezar con una mirada,
Porque puedo terminar en una traición
Porque el ser humano me crea de diferentes maneras.
A veces suelo nacer en los sueños de los niños,
A veces suelo morir en aquel que jamás pudo intercambiarme,
Puedo ser de mil maneras, solo hace falta imaginación,
Puedo ser una gota de lluvia si ambos sienten lo que yo siento,
Puedo ser la más cálida brisa de aire, porque toco sin tocar.

Al fin ya exhausto de describirme, te voy a decir quién soy,
Soy el AMOR, ese sentimiento que muchos luchan porque no muera,
Ese amor que solo los humanos matan por un error,
Soy de mil maneras en que puedas describirme, pero tengo un fin,
El de crear y hacer en ti o en otra persona ese cosquilleo que se llama cariño,
Ese sentimiento de extrañar, y si llegas a extrañar a alguien, no solo por amistad,
Es que lo vas queriendo y yo (el amor) estoy naciendo en ti,
No dejes que me escape de ti, porque el amor verdadero, solo llega una vez,
Porque la segunda vez será solo el reflejo de lo que pudo ser el primero.

Así que si algún día me cruzo por tu vida y te hago miles de señas para que me veas,
Y no me prestas atención, solo moriré en silencio sin llorar, solo me secaré como una
Planta que le falta agua.

Ahora te das cuenta que soy importante en tu vida,
Como en cada aire que respiras, como en cada sorbo que bebes,
Yo (el amor) no me halago de mis virtudes, solo te hago ver,
Que el autor que me escribe en este papel, hizo lo mejor para describirme,
Hizo lo mejor para hacerte entender que el amor llega de maneras desconocidas,
Y se va así como llega, alegre o triste como pudo ser en la vida de los seres humanos.

Autor Anónimo

ENVOLTORIOS... Mariela Lugo


La mañana me regaló un rayo de sol tenue
cuando salí a la vereda a recoger tus pasos,
estaban húmedos aun,
habías transitado la mentira,
pero fui feliz..
Y me atreví a guardarlos en el baúl
de los sueños azules,,,

La brisa me sorprendió
doblando tus palabras
de celofán...
Y envolviéndolas con suaves
pétalos de flores fuccia.

Envolví tu aroma
ese olor que crispó mi cuerpo
para sentirte cerca y delirante…

tomé cada una de tus huellas y las coloque
en el cofre de oro de mis recuerdos
..allí permanecerán
acompañando las gotas de lluvia
que una vez nos hizo correr
para guarecer el amor.

Busqué por todos lados
tu corazón..
¡no lo encontré !!!!
Se lo había llevado la mariposa
de huellas tempranas
a cabalgar las nubes de tu locura…

Cae la sombra y sigo buscando
detalles de vida de lo que un día
cobijó tu presencia en mí…

Desaliento


Cierta vez se corrió la voz que el diablo se retiraba de los
negocios y vendía sus herramientas al mejor postor.
En la noche de la venta, estaban  todas las herramientas
dispuestas en forma que llamaran la atención, y por cierto
eran un lote siniestro: odio, celos, envidia, malicia, engaño….
además de todos los implementos del mal…

Pero un tanto apartado del resto, había un instrumento
de forma inofensiva, muy gastado, como si hubiese sido
usado muchísimas veces y cuyo precio, sin embargo, era el
más alto de todos. Alguien le preguntó al diablo cual era
 el nombre de la herramienta. “Desaliento” fue la respuesta.

“¿Por qué su precio es tan alto?” le preguntaron. Porque ese
 instrumento “respondió el diablo” me es más útil que
cualquier otro; puedo entrar en la consciencia de un Ser
humano cuando todos los demás me fallan, y una vez
adentro, por medio del desaliento, puedo hacer de esa
persona lo que se me antoja. Está muy gastado porque
lo uso casi con todo el mundo, y como muy pocas personas
 saben que me pertenece, puedo abusar de él, pero el precio
 de desaliento era tan, pero tan alto aún sigue
siendo propiedad del diablo.

El desaliento es uno de los estados de ánimo contra
el cual es indispensable fortalecerse. Nos desalentamos
con la situación económica, con nuestro trabajo.
con nuestra familia, con la necesidad del cambio,
con los grupos, con el engaño, con la mentira, con el desamor.
Debemos mantenernos, alertas al desaliento.
Si hay un tropezón o una caída, no hay que entregarse.
Después de cada día, empieza otra vez, desde
un punto más alto.

“Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que
es posible y de repente estarás haciendo lo Imposible”

San Francisco de Asís

Buenos días amigos, les mando un abrazo de oso


"El amor da y perdona. El amor nunca puede abrigar la idea de venganza, porque ve a todos los demás como él mismo. Si alguien les señala sus defectos no discutan ni traten de mostrarles que no tienen razón, ni guarden rencor por ello. Razón en para sus adentros que es un defecto y corrijan su comportamiento", Anónimo