viernes, 21 de octubre de 2011

Buenas noches amigos, les mando un abrazo de oso!


"Amor es la habilidad y la conciencia de permitir que aquellos a los cuales tu quieres, ser lo que ellos mismos decidan para ellos sin ninguna insistencia de que te satisfagan a ti", Anónimo

Veinticuatro maneras de amar

Cuando a la gente se la habla de que "hay que amarse los unos a los otros" son muchos los que se te quedan mirando y te preguntan: ¿y amar, qué es: un calorcillo en el corazón? ¿Cómo se hace eso de amar, sobre todo cuando se trata de desconocidos o semiconocidos? ¿Amar son, tal vez, solamente algunos impresionantes gestos heroicos?
Un amigo mío, Amado Sáez de Ibarra, publicó hace muchos años un folleto que se titulaba "El arte de amar" y en él ofrecía una serie de pequeños gestos de amor, de esos que seguramente no cambian el mundo, pero que, por un lado, lo hacen más vividero y, por otro, estiran el corazón de quien los hace.

Siguiendo su ejemplo voy a ofrecer aquí una lista de 24 pequeñas maneras de amar:

- Aprenderse los nombres de la gente que trabaja con nosotros o de los que nos cruzamos en el ascensor y tratarles luego por su nombre.

- Estudiar los gustos ajenos y tratar de complacerles.

- Pensar, por principio, bien de todo el mundo.

- Tener la manía de hacer el bien, sobre todo a los que no se la merecerían teóricamente.

- Sonreír. Sonreír a todas horas. Con ganas o sin ellas.

- Multiplicar el saludo, incluso a los semiconocidos.

- Visitar a los enfermos, sobre todo sin son crónicos.

- Prestar libros aunque te pierdan alguno. Devolverlos tú.

- Hacer favores. Y concederlos antes de que terminen de pedírtelos.

- Olvidar ofensas. Y sonreír especialmente a los ofensores.

- Aguantar a los pesados. No poner cara de vinagre escuchándolos.

- Tratar con antipáticos. Conversar con los sordos sin ponerte nervioso.

- Contestar, si te es posible, a todas las cartas.

- Entretener a los niños chiquitines. No pensar que con ellos pierdes el tiempo.

- Animar a los viejos. No engañarles como chiquillos, pero subrayar todo lo positivo que encuentres en ellos.

- Recordar las fechas de los santos y cumpleaños de los conocidos y amigos.

- Hacer regalos muy pequeños, que demuestren el cariño pero no crean obligación de ser compensados con otro regalo.

- Acudir puntualmente a las citas, aunque tengas que esperar tú.

- Contarle a la gente cosas buenas que alguien ha dicho de ellos.

- Dar buenas noticias.

- No contradecir por sistema a todos los que hablan con nosotros.

- Exponer nuestras razones en las discusiones, pero sin tratar de aplastar.

- Mandar con tono suave. No gritar nunca.

- Corregir de modo que se note que te duele el hacerlo.

La lista podría ser interminable y los ejemplos similares infinitos. Y ya sé que son minucias. Pero con muchos millones de pequeñas minucias como éstas el mundo se haría más habitable.



Autor: José Martín Descalzo



Valores a tener en cuenta


La siguiente lista de consejos pretende enriquecer nuestra vida cotidiana.

1. No desanimes.
2. Persiste un poco más.
3. No cultives el pesimismo.
4. Concéntrate en el bien por hacer,
5. Prosigue, aún cuando tengas que atravesar las sombras
6. De tus propios errores, avanza, aunque sea entre lágrimas.
7. Trabaja constantemente, construye siempre.
8. No consientas que el hielo del desencanto entorpezca tu corazón
9. Que no te impresione la dificultad
10. Convéncete de que la victoria espiritual es una construcción diaria
11. No desistas de la paciencia.
12. No creas en la realización sin esfuerzo.
13. Silencio para la injuria
14. Olvido para el mal
15. Perdón para las ofensas.
16. Recuerda que los agresores son enfermos.
17. No permitas que los hermanos desequilibrados destruyan tu trabajo o anulen
tu esperanza.
18. No menosprecies el deber que la conciencia te impone.
19. Si te engañaste en algún trecho del camino, reajusta tu propia visión y
busca el rumbo correcto.
19. No contabilices ventajas ni fracasos.
20. Estudia procurando aprender.
21. No te vuelvas contra nadie.
22. No dramatices tus pruebas o problemas.
23. Conserva el hábito de la oración, para que esta se torne luz en tu vida
íntima.
24. Refúgiate en Dios y persevera en el trabajo, que Dios te confió.
25. Ama siempre, haciendo por los otros lo mejor que puedas.

Dos minutos



Las cosas después de un tiempo nunca son iguales, jamás la gente es igual al otro día, las costumbres van cambiando, los hábitos se van haciendo de uno, la rutina nos va comiendo todos los días, las obligaciones cada día son más, las risas tal vez son menos, las caricias se van haciendo pocas y los besos ligeros…
Así es la vida, un camino lleno de colores, aromas, climas, sentimientos… de pronto hay días en que todo es color de rosa con aroma suave, sin embargo también hay días grises con aroma a viejo, a rancio.
Hay días cálidos como la primavera, pero también hay noches frías como el invierno.
Hay momentos de alegría, risas, sueños, metas…
hay momentos de caras tristes, de gritos, de ofensas, de enojos…
La relación de una pareja es así porque se va haciendo cada día, minuto a minuto, es una historia que no está escrita.
Los hijos… llegan, pero de la misma forma se van y solo queda al final el amor y la compañía.
Los hijos… esas personas chiquitas que nos enseñan tantas cosas, que nos hacen darnos cuenta de todos esos sentimientos que si tenemos y que son tan bellos.
Los hijos… que nos dan tantas lecciones de humildad, de sencillez, de inocencia, de capacidad de asombro, de poder aprender cosas nuevas todos los días… con esas sonrisas y esos ojos que nos dan tantas cosas con solo una mirada, con una caricia de sus manos tan limpias de todo.
Y sin embargo, a veces no tenemos la capacidad o el tiempo de detener nuestra rutina dos minutos y valorar todas y cada una de estas pequeñas alegrías de la vida.
A veces no tenemos el valor de asomarnos afuera de nuestra esfera y ver que hay cosas hermosas que mirar, y ver que de las cosas no tan hermosas, también se puede aprender.
Toma dos minutos de tu vida, sólo dos minutos, y piensa en todo lo que tenemos, en todo el amor que está en el aire solo para respirarlo, todas las sonrisas que a veces no vemos por estar con la atención en otras cosas, todas las miradas tan profundas, todas las palabras que no escuchamos, todos los aromas, todas las texturas, todos los colores.
Tal vez después de estos dos minutos el amor vuelva a brillar.
Autor Desconocido

El náufrago



El barco había naufragado y el único sobreviviente llegó a una isla deshabitada y muy lejana.
Este hombre pasaba las horas rezando a Dios con mucha fuerza, le pedía que lo rescatara de allí; cada día miraba al horizonte esperando que Dios le cumpliera su pedido.
Cansado y triste de la situación, empezó a construir una pequeña choza con ramas y hojas para poder protegerse y guardar las pocas posesiones que tenía.
Un día, al regresar luego de buscar comida, encontró que la pequeña choza se estaba quemando y un humo inmenso subía hacia el cielo. Las pocas cosas que tenía las había perdido, estaba muy desanimado.
Muy angustiado y furioso, le gritó a Dios:
-¿Cómo pudiste hacerme esto? ¿Cómo pudiste quitarme lo poco que tenía?
Desconsolado y cansado de gritar y llorar, se quedó dormido sobre la arena.
Al día siguiente, muy temprano por la mañana lo despertó el sonido de un barco que se acercaba a la isla.
Habían venido a rescatarlo.
Muy desconcertado el hombre se acercó a la orilla y cuando vio a los marineros les dijo:
-¿Cómo sabían que yo estaba aquí?
Ellos le contestaron:
-“Vimos las señales de humo que hiciste”
Cuento tradicional de la India

Recuerda…



Que siempre existen tres enfoques en cada historia: mi verdad, tu verdad y la Verdad.
Que toma mucho tiempo llegar a ser la persona que deseas ser.
Que es mas fácil reaccionar que pensar.
Que podemos hacer mucho más cosas de las que creemos poder hacer.
Que no importan nuestras circunstancias, lo importante es cómo interpretamos nuestras circunstancias.
Que no podemos forzar a una persona a amarnos, únicamente podemos ser alguien que ama. El resto depende de los demás.
Que requiere años desarrollar la confianza y un segundo destruirla. Que dos personas pueden observar la misma cosa, y ver algo totalmente diferente.
Que las personas honestas tienen mas éxito al paso del tiempo.
Que podemos escribir o hablar de nuestros sentimientos, para aliviar mucho dolor.
Que no importa qué tan lejos he estado de DIOS, siempre me vuelve a recibir.
Que todos somos responsables de nuestros actos.
Que existen personas que me quieren mucho, pero no saben expresarlo.
Que puedo hacer todo o nada con mi mejor amigo y siempre gozar el momento.
Que a veces las personas que menos esperamos, son las primeras en apoyarte en los momentos más difíciles.
Que la madurez tiene que ver más con la experiencia que hemos vivido, y no tanto con los años que hemos cumplido.
Que hay dos días de la semana por los que no debemos de preocuparnos: ayer y mañana. El único momento valioso es AHORA.
Que aunque quiera mucho a la gente, algunas personas no me devolverán ese amor.
Que no debemos competir contra lo mejor de otros, sino competir con lo mejor de mí.
Que puedo hacer algo por impulso y arrepentirme el resto de mi vida.
Que la pasión de un sentimiento desaparece rápidamente.
Que si no controlo mi actitud, mi actitud me controlara a mí.
Que nunca debo decirle a un niño que sus sueños son ridículos,  ¿qué tal si me cree?
Que es más importante que me perdone a mi mismo a que otros me perdonen.
Que no importa si mi corazón está herido, el mundo sigue girando.
Que la violencia atrae más violencia. Que decir una verdad a medias es peor que una mentira.
Que las personas que critican a los demás, también me criticarán cuando tengan la oportunidad.
Que es difícil ser positivo cuando estoy cansado.
Que hay mucha diferencia entre la perfección y la excelencia.
Que los políticos hablan igual en todos los idiomas.
Que es mucho mejor expresar mis sentimientos, que guardarlos dentro de mí.
Que al final de la vida me doy cuenta que las únicas cosas que valieron la pena son: Dios, mi familia, un grupo muy selecto de amigos y unas experiencias que me dieron crecimiento personal. Para ser exitosos no tenemos que hacer cosas extraordinarias. Hagamos cosas ordinarias, extraordinariamente bien. “Si alguna vez no te dan una sonrisa esperada, se generoso y da la tuya, porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa como aquel que no sabe sonreir”
Mahatma Gandhi

¿Qué es vivir?



Vivir, es vibrar cada instante, ante la emoción de percibir la maravilla de la creación de Dios que nos rodea.
Vivir, es entender que cada minuto que transcurre no volverá.
Vivir, es saber dar lo mejor de nosotros, es vibrar en la bondad y llevar a su máxima expresión nuestra capacidad de ser.
Vivir, es aprender más cada día, es gozar los momentos bellos y desafiarse a sí mismo ante las adversidades.
Vivir, es amar intensamente a través de una caricia, es escuchar en silencio la palabra del ser amado, es perdonar una ofensa, es sentir la presencia del otro, es besar con amor a quien nos ama.
Vivir, es contemplar apaciblemente la alegría de un niño, escuchar al adolescente aceptando sus inquietudes sin protestar, acompañar con gratitud la ancianidad en su soledad.
Vivir, es comprender al amigo ante la adversidad y tener la capacidad de regocijarme ante sus triunfos y realización.
Vivir es sentir que nuestro existir no fue vano y en la medida en que nos atrevamos a dar lo mejor de nosotros en cada momento, logremos manifestar la grandeza de nuestra alma para amar.
Vivir es vibrar y sentir, es amar y gozar, es observar y superar, es dar y aceptar, es comprender que nuestro tiempo es lo único que poseemos para realizar plenamente nuestro ser.
Vivir es aprender a convivir con el otro despertando su persona como obra de Dios. Vivir es mirar a Dios con corazón abierto reconociéndolo como Señor y Rey.
Autor Desconocido

Ser libre


Ser libre es asumir el riesgo de equivocarse y aceptar con humildad el error.
Ser libre es, superar la moda, los tabúes, los prejuicios y animarse a vencer sus condicionamientos.
Ser libre es conocerse a uno mismo, tomar conciencia de lo que puede dar y luchar por hacerlo realidad.
Ser libre es aceptarse como uno es teniendo la valentía de cambiar aquello que se puede mejorar.
Ser libre es asumir la responsabilidad de los propios pensamientos, palabras y actos.
Ser libre es ser auténtico, coherente, fiel a lo que cada uno debe ser.
Ser libre es romper con el egoísmo que nos atrapa y nos impide lanzarnos de lleno a los demás.
Ser libre es mirar a todos con ojos de hermanos sintiéndonos iguales, fraternos, unidos.
Ser libre es saber decir "no" cuando es fácil decir "sí", decir "sí" cuando todo impulsa a decir "no".
Ser libre es ser fuerte cuando todos son débiles, es gritar en voz alta cuando los demás callan.
Ser libre es tener ideales magníficos, soñar con metas altas; es animarse a cambiar y dar la vida en el cambio.
Ser libre es reconocer en mi existencia la huella imborrable de alguien que me trasciende del cual vengo y al cual voy.
Ser libre no es fácil pero es hermoso y para ello fuimos creados.
¡Para vivir la plenitud de la libertad, que es el amor¡



Desconozco a su autor

Puertas para el éxito y el equilibrio



1 – Descubrir nuestro valor: No importa lo inteligente, atractivos y brillantes que podamos ser. Si dudamos de nuestra valía, entonces nuestros propios pensamientos sabotean todos los esfuerzos y pueden acabar por socavar las relaciones y nuestra vida. Es necesario abrirse a la vida abundante con el convencimiento de que nos merecemos aquello que deseamos o tenemos. En la medida en que nos creemos que lo merecemos, descubriremos nuestro valor.

2 – Recuperar nuestra voluntad: Incluso los mejores planes siguen sin hacerse si no existe un motor o una voluntad decidida a hacerlos. El amor propio y la autoestima surgen como consecuencia de hacer lo que hay que hacer cuando toca hacerlo.

3 – Energizar el cuerpo: Si nos falta la vitalidad no tenemos nada, si tenemos salud, todo es posible. Lo único de lo que podemos estar seguros es que tenemos un cuerpo para vivir. Cuidar este cuerpo es l manera más fácil de estar bien con nosotros mismos y con el entorno.

4 – Administrar nuestro dinero: Al aclarar nuestros objetivos y el uso de nuestros dones, podemos hacer circular correctamente el dinero. Amar aquello que hacemos y disfrutar trabajando al servicio de los demás, nos ayudan a conectarnos con la más alta vocación de nuestra alma. El dinero es energía y por tanto es neutro, no es ni bueno ni malo. El uso de nuestra energía nos revelará el correcto uso del dinero.

5 – Controlar nuestra Mente: “El mundo es un reflejo de tu mente.” En una mente limpia no hay lugar para fantasmas. Cada uno de nosotros vemos el mundo a través de infinidad de filtros: las creencias, la educación, la opinión, la interpretación, los miedos…. Sólo con una mente libre de condicionamientos podremos objetivamente captar la realidad.

6 – Confiar en nuestra intuición: La intuición es la llave que nos abre la puerta a las dimensiones superiores o espirituales del Ser. La intuición nos permite reconectarnos con nosotros mismos y responder al mundo con otra claridad.

7 – Aceptar nuestras emociones: Aceptar completamente nuestras emociones, sin apegarnos a ellas. No somos nuestras emociones ni nuestros pensamientos. Hay que reconocerlos, hacer las paces con ellos.

8 – Plantarle cara a nuestros miedos: “el valor no está en la ausencia de miedo, sino en su conquista.” El coraje diario no es un sentimiento sino una acción. Usted puede dirigir su atención hacia lo positivo y tratar de fijar su mente, dirigiéndola, y así al afirmar su poder, sin emociones. Visualizando los resultados positivos conseguirá superar sus miedos.

9 – iluminar nuestra sombra: Debemos ser capaces de bajar a las profundidades de nuestra sombra y ser capaces de iluminarla. Esto liberará una gran cantidad de energía, que de otro modo perdíamos en tonterías y que ahora recuperaremos para ser más eficaces. El conocimiento de sí mismo genera la autenticidad, alegría y compasión.

10– Despertar nuestro corazón: En esta puerta se nos despierta una nuevo estado en nuestro corazón. Fluye y rebosa amor, amor que perdura, que une y no separa, que no son sólo palabras o sentimientos, que no seduce o controla, que sólo es y por ser ilumina. El amor nos abre las puertas a la iluminación diaria.

11 – Servir al Mundo: El servicio es a la vez un medio y un fin, al dar a los demás, viene a nosotros la abundancia y la paz interior. La última puerta da sentido a la vida.
Dan Millman

Los dos niños



¡La dulzura de tu cara mientras duermes! Te acaricio con mis manos y con mis ojos…
Y con mi alma quisiera abrigarte esta noche calma y todas las noches en que las estrellas acunen tu soñar.
Te conté un cuento, como casi siempre nos reímos de nuestras ocurrencias y bromas; y al final el sueño presto a vencer tus ojos, y siempre un abrazo y un “te quiero, papá”.
Y la felicidad asoma a mis ojos, mientras contemplo tus 12 años, plácidos y felices en los caminos del sueño.

La sombra de otro tiempo y de otra infancia despiertan ecos en las veredas de mi corazón, y recuerdos de otra manita tendida que anhelaban un cuento, un abrazo, muchos besos y poder decir ¡Te quiero papá!
Un niño que volvió su mirada a las estrellas, a la luna y a un Padre Eterno que decían que amaba a los niños, y prendido en esa idea, soñó y buscó más allá…
La sombra de ese niño me acaricia el alma, mientras contemplo a mi hijo dormido y lo cubro de amor con mi ser.
¡Siempre estaré contigo!, nos reiremos, te contaré historias que nos hagan reír, te regañaré cuando sea necesario, pero siempre sabrás que te quiero, para que tu alma no se convierta jamás en una sombra, en un pecho de adulto, buscando una caricia… ¡Un te quiero!

Aquel niño ya encontró sus estrellas en los ojos de otro mirar, en otros abrazos, en otros besos, en un te quiero que acaricia el alma de dos niños separados por el tiempo y unidos por el amor…

¡Duerme hijo!, duerme tranquilo, aquí tienes mi mano, siempre la tendrás.
Y dejemos que la vida discurra… y compartiremos las estrellas soñadas y la brisa de la tarde.
Y dejaremos que las manos de aquel niño se enlacen con las nuestras mientras paseamos juntos hacia el futuro… hacia el Amor.
Autor: Luis Salido Reinoso
País: España

Amar a alguien



Duele amar a alguien y no ser correspondido pero lo que es más doloroso es amar a alguien y nunca encontrar el valor para decírselo.
Tal vez Dios quiere que nosotros conozcamos a unas cuantas personas equivocadas antes de conocer a la persona correcta para que al fin cuando la conozcamos, sepamos ser agradecidos por tan maravilloso regalo.
Es triste cuando conoces a alguien que significa todo y solo para darte cuenta que al final no era para ti y lo tienes que dejar ir.
Cuando la puerta de la felicidad se cierra otra puerta se abre pero algunas veces miramos tanto tiempo a aquella puerta que se cerró, que no vemos la que se ha abierto frente a nosotros.
Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos pero también es cierto que no sabemos lo que nos hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.
Darle a alguien todo tu amor nunca es un seguro de que te corresponderán pero no esperes que te correspondan solo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona pero si no crece sé feliz porque creció en el tuyo.
Hay cosas que te encantaría oír que nunca escucharás de la persona que te gustaría que te las dijera pero no seas tan sordo(a) para no oírlas de aquel que las dice desde su corazón.
Nunca digas adiós si todavía quieres tratar.
Nunca te des por vencido(a) si sientes que puedes seguir luchando.
Nunca le digas a una persona que ya no la amas si no puedes dejarla ir.
El amor llega a aquel que espera aunque lo hallan decepcionado a aquel que aun cree aunque haya sido traicionado a aquel que todavía necesite amar, aunque antes haya sido lastimado y a aquel que tiene el coraje y la fe para reconstruir la confianza.
El principio del amor es dejar que aquellos que conocemos sean ellos mismos y no tratarlos de cambiar a nuestra propia imagen porque entonces solo amaremos el reflejo de nosotros en ellos.
No vayas por el exterior este te puede engañar no vayas por las riquezas porque aun eso se pierde, ve por alguien que te haga sonreír porque toma tan solo una sonrisa para hacer que un día oscuro brille.
Hay momentos en los que extrañas a una persona tanto que quieres sacarla de tus sueños y abrazar la con todas tus fuerzas.
Espero que sueñes con ese alguien especial.
Sueña lo que quieras soñar, ve adonde quieras irse lo que quieras ser, date una oportunidad para hacer todo lo que quieras hacer.
Espero que tengas suficiente felicidad para hacerte dulce, suficientes pruebas para hacerte fuerte, suficiente dolor para mantenerte humano(a)suficiente esperanza para ser.
Las personas más felices no siempre tienen lo mejor de todos o lo sacan lo mejor de todo lo que encuentran en su camino.
La felicidad espera por aquellos que lloran, aquellos que han sido lastimados aquellos que buscan, aquellos que tratan.
Porque solo ellos pueden apreciar la importancia de las personas que han tocado sus vidas.
Madre Teresa de Calcuta

La piedra de la felicidad



En tiempos de las hadas y las brujas, un muchacho encontró en su camino una piedra que emitía un brillo diferente de todas las que él había conocido.
Impresionado, decidió llevársela a su casa.
Era una piedra del tamaño de un limón y pertenecía a un hada, que la perdió por aquellos caminos, en su paseo matinal.
Era la Piedra de la Felicidad. Poseía el poder de transformar los deseos en realidad.
El hada, al darse cuenta de que había perdido la piedra, consultó su bola de cristal y se dio cuenta lo que había sucedido.
Evaluó el poder mágico de la piedra y, como la persona que la había encontrado era un joven de familia pobre y trabajadora, concluyó que la piedra podría quedarse en poder de él. Decidió ayudarlo despreocupándose por recuperar la piedra.
Se le apareció al muchacho en un sueño y le dijo que la piedra tenía poderes para conceder tres deseos: un bien material, una alegría y una caridad.
Pero que esos beneficios solamente podrían ser utilizados en favor de otras personas.
Para obtener el deseo, debía pensar en el pedido y apretar la piedra entre las manos.
El muchacho despertó sobresaltado. No le gustó saber que los poderes de la piedra solamente podrían ser usados en provecho de los demás. Quería que fueran para él.
Intentó pedir alguna cosa para si mismo, apretando la piedra entre las manos, sin éxito. Entonces, decidió guardarla, sin interés por hacer uso de ella.
Los años pasaron y el muchacho se volvió un anciano. Cierto día, recordando su pasado, concluyó que había llevado una vida infeliz, con muchas dificultades, privaciones y sinsabores.
Tuvo pocos amigos y reconoció haber sido muy egoísta. Jamás quiso el bien para los demás. Al contrario, deseaba que todos sufrieran lo mismo que él.
Volvió a ver la piedra que guardó consigo durante casi toda su existencia; se acordó del sueño y de los probables poderes de la piedra. Decidió usarla, aún siendo en provecho de los demás.
Así, concedió el deseo de una joven, poniendo a su disposición un bien material.
Proporcionó una gran alegría a una madre revelándole el paradero de su hija que había desaparecido hacía muchos años y, finalmente, enfrente de un enfermo, se condolió de sus heridas, ofreciéndole la cura.
Al realizar el tercer beneficio, sucedió lo inesperado: la piedra se transformó en una nube de humo y, en medio de la nube, el hada -que había visto en el sueño que había tenido hacía ya muchos años, después de encontrar la piedra – apareció y le dijo:
-Usaste la Piedra de la Felicidad. Lo que me pidas, para ti, yo te lo concederé.
Primero, debías hacer el bien a los demás, para merecer que se te concediera tu deseo. ¿Por qué tardaste tanto tiempo en usarla?
El hombre se puso muy triste al entender lo que había sucedido. Tuvo en sus manos, desde su juventud, la oportunidad de construir una vida llena de felicidad, pero, encerrado en su desamor,  jamás pensó que haciendo el bien a los demás cosecharía el bien para si mismo.
Lamentando su pasado de dolor y su error al despreciar a los demás, hizo un pedido conmovido y arrepentido:
- Dame, tan solo, la felicidad de olvidar mi pasado egoísta.
Versión en español por Eduardo e Irany Lecea

Cómo hacer un autoexamen de mamas


El cáncer de mama es una de las principales causas de muerte en las mujeres. Con un sencillo examen al alcance de todas las personas del sexo femenino, sin embargo, se puede controlar este problema de salud para detectarlo a tiempo e iniciar el tratamiento adecuado. El autoexamen de mamas no lleva más que un par de minutos y es muy sencillo.

Al realizar un autoexamen de mamas las mujeres deben palpar la piel que rodea a los senos en busca de bultos anormales. El momento ideal para practicar el autoexamen de mamas es unos días después de la menstruación (cuando los senos ya no están tan sensibles al contacto). Esta técnica permite detectar todo tipo de tumores y quistes cuando se están empezando a desarrollar (dando tiempo a hacer una consulta y obtener un mejor pronóstico en caso de tratarse de tumores no-benignos).


El primer paso para realizar un autoexamen de mamas es ponerse de pie frente al espejo con el torso descubierto y observar la forma de los senos con los brazos a los costados. A continuación, con las manos en la cintura, se debe inclinar el torso hacia delante. Comprobar si la forma de las mamas es la misma desde el último autoexamen de mamas. La parte final de este examen se puede hacer en la ducha (preferentemente con la piel enjabonada). Hay que levantar el brazo izquierdo y palpar con la mano derecha el seno izquierdo desde la parte interna (utilizar 3 ó 4 dedos). Recorrer esa mama desde la zona interna a la externa (junto a la axila) haciendo movimientos circulares. Después, proceder a hacer el examen de la mama derecha. Presionar cada uno de los pezones y comprobar si sale algún fluido de ellos. Recordar o anotar los resultados de cada autoexamen de mamas (una vez al mes es suficiente). En caso de detectar una anomalía hacer una consulta médica.

Fuente:
Blog de Farmacia
Link:

¿Estamos deshumanizados?

Puede ser que nuestros propios problemas no nos dejen ver mas alla de nuestras narices, cada dia hay mas gente mendigando y pasando hambre, la delincuencia y robos se acentúan mas, cuando hay un accidente,  algunas personas hacen que no ven y se hacen a un lado.... pero yo me hago una pregunta,,¿esta en nuestras manos ayudar a la gente? ¿que hemos perdido? 

Amigo/a trátame con pureza



No me catalogues, no soy objeto.
No me etiquetes, no soy mercadería.
No me juzgues, no soy tu reo.
No me acuses, no eres mi fiscal.
No me condenes, no eres mi juez.
No me enmarques, no soy espejo ni cuadro
No me definas, soy un misterio.
No me minimices, soy más complejo de lo que crees.
No me divulgues, no soy un producto cosa.
No me vulgarices, soy alguien muy especial.
No me apuntes, no soy blanco de tiro.
No me idolatres, no soy un ídolo.
No me calumnies, tengo derecho a la verdad de los hechos.
No me difames, tengo el derecho de ser quien soy.
No me esquematices, soy más libre de lo que te imaginas.
No creas demasiado en mí, soy falible.
No dudes siempre de mí, soy más verdad que error.
Recuerda siempre que:
Soy gente como tú.
Soy humano como tú.
soy limitado como tú.
Soy hijo de Dios como lo eres tú.
Tratame como gente y como hermano y serás para mi aquello que no lograste ver en mi persona:
¡Un amigo de verdad!
Autor Desconocido

Lo esencial en la vida



Los sentimientos verdaderos
y los dones de la naturaleza
escapan de la globalización de nuestra época,
donde, al parecer,
a todo se le puede poner un valor material.
El sol sale cada mañana
sin esperar recompensa.
Los árboles florecen en primavera
sin pasarnos la factura,
y el amor llega sin pedir nada a cambio.
No se puede pagar
por el milagro de despertar un día más.
No se le puede poner precio
a las emociones que fluyen en un encuentro,
en una conversación,
en una mirada.
No se le puede dar valor material
a una caricia de amor,
a una sonrisa sincera,
al nacimiento de un ser,
a la fuerza de los elementos,
al regalo de conocer otra persona,
a la libertad de sentir,
a la libertad de pensar,
al placer de sentirse bien con uno mismo,
al placer de estar sano.
Al parecer,
todo está en venta y todo tiene precio,
pero las realidades más simples
y más lindas de la vida siguen siendo no negociables,
siguen siendo un regalo de la vida,
un  milagro
que no podemos comprar ni vender.
Juan Bonilla

Mis primeros pasitos



Tus piecitos bello niño
hacen pasitos pequeños…
Mamá te ve caminar
de a poquito vas creciendo
Ya te quieres escapar
de mis brazos que te acunan…
Quieres conocer el mundo
el sol, la luna, la bruma
Quieres mirar las estrellas
y mojarte con la lluvia
quieres jugar con la nieve
y con burbujas de espuma
Atrapar las mariposas
que dibujan en el cielo
sueñitos que de colores
pintan en tu frente un beso
Reír quieres mi pequeño
y jugar con tu papá
a los autitos que chocan
a las canicas y a más
Juega mi niño… No temas
recoge todas las flores
juega con los animales
con el día y con la noche
Autor: ©Justina Cabral
Todos los Derechos Reservados
País: Argentina
Correo: Justina.cabral@live.com.ar
(Quienes deseen mandar sus obras infantiles enviar correo a Justina)
Libros publicados: “Mundo de fantasías”, “Lágrimas en la flor” “Veinte poemas para niños”, “Diez romances bajo la luna”
Participa de varias antologías a nivel internacional entre ellas “Corazones con esperanza ” libro solidario dedicado a los niños.

Hoy y siempre quiero regalarte



Hoy quiero regalarte mi sincera amistad para que cuando tu alma añore un Amigo sin pensarlo me busques y pueda correr a tu lado.
Hoy quiero regalarte mis mejores sonrisas para que cuando tus lágrimas escurran tras la cascada de tu mejilla en un día gris sean mis risas las que iluminen tus tristezas.
Hoy quiero regalarte mis grandes sueños para que cuando en tu mente exista un vacío sean aquellos bosques cubiertos de invierno los que atrapen la atención de tu pensamiento.
Hoy quiero regalarte la fuerza de mis manos para que cuando tus tobillos se cansen mis hombros te sirvan de fuerza al andar.
Hoy quiero regalarte la suavidad de una caricia para que cuando tu cuerpo sienta frío sean mi hoguera el calor que te arrulle.
Hoy quiero regalarte una rosa roja para que cuando cariño extrañe tu mano sea un pétalo la fuente que te acaricie.
Hoy quiero regalarte un ramo de abrazos para que cuando los tropiezos te dificulten el andar sean mis ánimos una esperanza que te ayuden a continuar.
Hoy quiero regalarte una estrella joven para que cada que el sol descanse sea esa fiel luz la que te acompañe.
Hoy quiero regalarte un pedacito de humildad para que cuando los éxitos engrandezcan tu persona sea la sabiduría el aire mágico que te hagan valorar lo que otros desprecian al llegar a una nueva orilla.
Hoy quiero regalarte el silencio de mis labios para que cuando tu voz necesite ser escuchada sean mi atención y mi apoyo el horizonte que alberguen tus palabras ahogadas…
Hoy quiero regalarte mi cariño sincero para que cuando sientas que nadie te acompaña recuerdes que en paisajes verdes o valles áridos mi pensamiento siempre te lleva de la mano.
Hoy quiero regalarte un abrazo inmenso para que cuando necesites sentir tus fuerzas sean mis manos el puerto de tus emociones.
Hoy quiero regalarte también un par de lágrimas para que se alberguen entre tu alma y corazón así si algún segundo la soberbia daña tu andar sea una muestra de sensibilidad ajena la que te ayude a no cometer injusticias.
Hoy quiero desearte que la felicidad te bañe todos los días y compartas tus alegrías con los seres que amas para que cuando creas que caminar en la soledad mil angelitos resguarden tu mirada.
Hoy quiero regalarte algo no valioso en dinero porque el oro mata los valores y los sentimientos quiero que lo que hoy te brindo en tus manos sea tan tuyo que solo tu corazón pueda escucharlo….
Hoy quiero decirte frases llenas de palabras únicas hoy quiero ser diferente a todo el mundo y que en mis pensamientos que te obsequio al cerrar tus ojos tu corazón mire a través de tu ternura.
Hoy quiero regalarte un bello tierno que transforme tus miradas en luceros mientras el tiempo con tus sueños baila.
Hoy quiero poner una sonrisa en tus labios para que tu corazón respire con tus emociones y sean tus labios un mar que estremezcan cualquier playa.
Hoy quiero mirar tus ojos a través del cielo para que con el susurro del viento este pensamiento al oído te cante.
Hoy quiero escuchar la melodía de tus ojos para que cuando tus cabellos acaricien tu espalda sea tu alma una fortaleza de tu delicadeza.
Hoy quiero obsequiarte lo más bello que puedas recibir; mientras transformas estas líneas en un espejo donde la ternura que aquí encuentres, donde la belleza que aquí nazca simplemente eres con tu mirada sonriendo.
Hoy quiero.
Autor: Ing. Gerardo Mendoza Mendoza

En el confín de los siempres,... de José Ramón Marcos Sánchez


Hazme tuyo antes que sea de todos,…de nadie,…dame un beso que se clave en el confín de los siempres,...donde todo es imposible,...y la belleza es mentira,...porque existe tan solo en tu presencia,...guárdame en el alma de tus suspiros,…en los jadeos extasiados que habitan en los secretos mas íntimos,…hazme tuyo antes que sea de todos,..de nadie,…llévame al mundo de nuestros sueños,…donde mueren las caricias naciendo caricias nuevas,…y no existe el tiempo llamado después,…sólo existe el tiempo llamado ahora,… que se eterniza en deseos inagotables,…que nos deja poseernos para nunca recordarnos,…tan sólo para vivirnos,…hazme tuyo antes que sea de todos,..de nadie,….quiero morir de placer en el placer de nosotros,…deleitarme en cada pliegue de tu cuerpo,…desterrarme voluntario a la piel de tus adentros,…quiero ser el sentimiento que sientas cada momento,…hazme tuyo antes que sea de todos,…de nadie,….dame un beso que se clave en el confín de los siempres,…porque el amor es verdad,….pero tan sólo,…al amarte,….
PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez
Correo y MSN: turko1969@hotmail.es Twitter: @joseramonmarcos 
Skype y Página oficial de Facebook: jose ramon marcos sanchez 
Canal Youtube: turko1969

La rosa y el sapo


Había una vez una rosa roja muy bella, se sentía de maravilla al saber que era la rosa más bella del jardín. Sin embargo, se daba cuenta de que la gente la veía de lejos. …. Se dio cuenta de que al lado de ella siempre había un sapo grande y oscuro, y que era por eso que nadie se acercaba a verla de cerca. Indignada ante lo descubierto le ordenó al sapo que se fuera de inmediato; el sapo muy obediente dijo: Está bien, si así lo quieres. Poco tiempo después el sapo pasó por donde estaba la rosa: y se sorprendió al ver la rosa totalmente marchita, sin hojas y sin pétalos. -Le dijo entonces: Vaya que te ves mal. ¿Qué te pasó?La rosa contestó: Es que desde que te fuiste las hormigas me han comido día a día, y nunca pude volver a ser igual. El sapo solo contestó:Pues claro, cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas y por eso siempre eras la más bella del jardín.
Muchas veces despreciamos a los demás por creer que somos mas que ellos,más bellos o simplemente que no nos “sirven” para nada.
Todos tenemos algo que aprender de los demás o algo que enseñar, y nadie debe despreciar a nadie.
No vaya a ser que esa persona nos haga un bien del cual ni siquiera estemos conscientes.
No hagamos acepción de personas, por su aspecto. Dios creo con el mismo amor a la rosa que al sapo. 
Autor Desconocido

4 creencias que te impiden ser feliz en pareja



¿Qué es lo que crees sobre el amor, las relaciones de pareja y tu pareja? ¿Te lo has cuestionado? ¿Que tal si las creencias más básicas, a las que has estado tan aferrado o aferrada, y que has dado por hecho, te estén haciendo sufrir en tu relación de pareja?. Aquí resalto 4 creencias básicas y usaré parte del proceso de Byron Katie, la autora de los best seller “Amar lo que Es” y “Necesito tu amor, ¿Es verdad?”, 4 simples preguntas para ayudarte a cuestionar su veracidad y mostrarte cómo pueden estar afectando tu vida de una manera sigilosa pero profunda, y cómo vivir sin ellas te puede liberar y ayudar a vivir una mejor relación de pareja…
Creencia 1: Seré infeliz sin ti.
Esta es una creencia que parece muy inocente pero que puede afectar de una manera muy importante tu vida de pareja.
Y la primera pregunta que te pido te hagas si tienes esta creencia, sería 1) ¿Es verdad? Respóndete con honestidad, simplemente con un si o un no. Si has respondido si, pregúntate 2) ¿Puedes saber que es verdad con absoluta certeza que serás infeliz sin tu pareja? Deja que la respuesta emerja del corazón, deja que tu mente se abra y responde con un simple si o no.
Ahora te invito a que veas 3) ¿Cómo vives tu vida cuando tienes la creencia de que serás infeliz sin tu pareja? ¿Te imaginas una vida triste y en soledad? ¿Te vienen quizás imágenes pasadas o incluso de películas o canciones que te hacen creer que estar solo significa soledad, abandono, tristeza? Cuando tienes esta creencia, es posible que te aferres a tu pareja, que te obligues a mantener la relación a toda costa, a aceptar cosas con las que no estás de acuerdo, o que no te hacen sentir bien. No dices lo que piensas. Es posible que intentes controlar constantemente a tu pareja, celarla, y estar pendiente de todo lo que hace para asegurarte de que no se vaya de tu lado. Este pensamiento puede crear miedo, estrés, dependencia y una convivencia difícil.
Ahora imagina 4) ¿Cómo sería tu vida y tu relación de pareja si no pudieras creer que serás infeliz sin tu pareja? Es muy posible, que te relajes, que estés más tranquilo y confiado, que aceptes que esa persona puede entrar y salir de tu vida y estarás bien siempre. Puede que dejes de sentir la necesidad de controlarlo. Que te permitas disfrutar del tiempo que dura la relación, confiando en que disfrutarás de la vida con o sin pareja. Todo se siente más ligero, y estás más abierto a la vida, y a lo que pueda pasar…Te sientes más tú, más real, más abierto a decir y hacer lo que sientes…
¿Puedes ver la diferencia de cómo vivirías la vida y tu relación de pareja con esa creencia y sin ella? ¿Puedes ver que todo sería más fácil y armonioso cuando esa creencia no está en tu mente?
Creencia 2: El amor es tener lo que quieres y tener tus necesidades cubiertas.
¿Es verdad? ¿Puedes saber que es verdad con absoluta certeza que si tu pareja te ama haría lo que le pides o te daría lo que crees que necesitas? Te pido que te tomes tu tiempo para responder… Que te preguntes si eso significa amor realmente y respondas con un si o un no.
Ahora veamos como puede afectar tu vida esta creencia. Para ello pregúntate: ¿Cómo vives tu vida cuando crees que si tu pareja te ama, haría lo que le pides o te daría lo que necesitas y no lo está haciendo? Es posible que te molestes, te resientas, te cierres a esa persona y le quites tu amor; que estés constantemente midiendo su amor, en base a lo que hace por ti. Puede que lo trates con dureza, mal humor, lo presiones o recrimines. ¿Y te tratas a ti cuando tienes esta creencia? Te haces sentir inseguro/a, te obligas a hacer cosas por tu pareja que no quieres hacer, te fuerzas, te presionas.
Ahora, ¿Cómo vivirías tu vida y tu relación si no pudieras creer que si tu pareja te ama, haría lo que le pides o te daría lo que crees que necesitas? Es posible que más abierto/a, serías menos exigente, más amoroso, no necesitarías nada de la otra persona, disfrutarías más de la presencia de la otra persona, sin exigir, sin poner condiciones, y te sentirías más libre para actuar de la manera que sientas, sin sentirte obligada a hacer cosas no sientes de hacer. Habría más paz en tu vida y tu relación…
Si los demás no cubren tus necesidades, es la señal de que tenemos que hacerlo nosotros mismos… Date la atención, las flores, los halagos, el cuidado, el cariño, el amor que le pides a tu pareja. Antes de exigírselo, pregúntate si tú te lo estés dando a ti mismo, es muy posible que no lo estés haciendo, y que eso que le pides a tu pareja es solo el reflejo de lo que te tienes que dar a ti mismo y no te estás dando…
Byron Katie, nos dice: “Las personalidades no aman, quieren algo. El amor no busca nada, no quiere nada, no necesita nada, no tiene “deberías”. Así que cuando escucho a las personas decir que aman a alguien y que quieren ser amados en retribución, se que no están hablando de amor. Están hablando de algo distinto”.
Creencia 3: Necesito ganar el amor y la aprobación de otras personas
Esta es una de las creencias más dolorosas con respecto a las relaciones. Nota ¿cómo vives tu vida cuando buscas amor y aprobación?. Tenemos miedo a estar solos y modificamos nuestro comportamiento para ganar la atención de otra persona y poder conseguir su amor. Cambiamos nuestro comportamiento para evitar el rechazo o las críticas. Al modificar quienes somos nos convertimos en alguien no auténticos. Escondemos aspectos de nosotros por miedo a que otros nos juzguen o a no gustarles. Nos ponemos una máscara y vivimos con miedo a que descubran quienes somos en realidad. Hacemos cosas que no queremos para complacer a los demás. Y esta es una forma muy dolorosa y agotadora de vivir, fingiendo ser quienes no somos… Esta creencia te lleva a una vida falsa y estresante.
Fíjate ahora ¿cómo vivirías si no creyeras que necesitas ganar el amor y aprobación de otros?: podrías disfrutar de ser quien eres, sentirte cómodo contigo, dándote a los demás tal cual eres, haciendo y diciendo lo que sientes en cada momento. Cuando nos liberamos de una creencia como ésta, podemos dejar ir los miedos de ser quienes somos. Nos sentimos reales, honestos y relajados en la relación. Se hace fácil expresar amor y ser felices nuevamente, independientemente de lo que digan o piensen los demás.
Creencia 4: Mi pareja tiene muchos defectos.
¿Que tal si te dijera que los aparentes defectos de tu pareja que tanto te molestan son una oportunidad para el autoconocimiento? Los demás son el reflejo de nuestros pensamientos y creencias. Byron Katie nos dice: “Una vez que empezamos a cuestionar nuestros pensamientos, nuestras parejas son siempre nuestros mayores maestros. No hay errores acerca de la persona con la que estás, el o ella es el perfecto maestro para ti, ya sea que la relación funcione o no para ti, una vez que empiezas a cuestionar tus pensamientos, empiezas a ver esto claramente.
No hay ningún error en el universo. Así que si tu pareja está molesta, bien. Si hay algo acerca de él que consideras un defecto, bien, porque estos defectos son los tuyos, tú los estás proyectando, y los puedes escribir, cuestionar, y liberarte. La gente va a India para encontrar a un gurú, pero tú no tienes que: estás viviendo con uno. Tu pareja te dará todo lo que necesitas para tu propia libertad.”
Para desarrollar relaciones sanas, amorosas y respetuosas se requiere poder identificar aquellas creencias que tenemos sobre el amor, las relaciones y nuestra pareja y disolver estos juicios y creencias. Para ello puedes utilizar el proceso de Byron Katie, 4 simples preguntas que te pueden ayudar a liberarte de aquellas creencias que te impiden disfrutar de tu relación de pareja y por sobre todo de tu relación contigo mismo. Cuando cuestionas tus creencias estresantes tu pareja se convierte en alguien muy importante en tu camino de autodescubrimiento.
Sandra Iozzelli 

Cuando te pierdes...



Siento este frío, que hiela los huesos
el mismo que razono cuando estás lejos,
aquel vacío árido en la hora de la tarde,
o la angustia asfixiante por la noche.
Como si el mundo se perdiera detrás de ti,
quedó flotando el universo de los recuerdos,
instante perpetuo, grabado con fuego
sobre este pecho soliviantado en tu ausencia.
Muero y resucito de relámpagos, sonriendo,
imagino que vives dentro de esta mente
ansiosa de tenerte a merced de sus caprichos,
donde tú eres el fango, en el que deslizo mis manos.
Siento el frío que penetra helando los huesos,
saberte tan lejos de estos tibios y dulces besos
que desesperan en los labios por tocarte,
humedecidos por mordiscos de deseos.
Como si el mundo se perdiera detrás de ti,
nada anima el consciente a la existencia,
permanezco dormida, una quimera sin fin,
a esperas de que vuelvas con tu aliento.
Muero a la vida, resucito en los sueños
de una felicidad compartida entre dos
como amante y amor, sabía y corteza,
tierra y sol… provocando radica tristeza.
Autor: ©Susana Valeriani
País: Argentina
Todos los Derechos Reservados

10 reglas para mantenerte joven y feliz



1.Tira a la basura los números no importantes. Esto incluye edad, peso y altura. Deja que el doctor se preocupe por ellos.
2.Mantén a tu lado amigos que sean alegres.
3.Mantente siempre aprendiendo. Conoce más de computación, arte, jardineria, ¡cualquier cosa! Nunca dejes que el cerebro esté inactivo.
“Una cabeza perezosa permite que llegue el demonio y el nombre de ese demonio puede ser… Alzheimer”.
4.Goza de las cosas simples.
5.Ríete mucho, en forma larga y fuerte. Ríete hasta que pierdas el aliento.
6.Las lágrimas existen. Toléralas, apénate, pero sigue adelante. La única persona que estará contigo toda la vida eres tú mismo. Siéntete vivo mientras estés vivo.
7.Rodéate de lo que amas, bien sea tu familia, tus mascotas, tu música, tus plantas, tus hobbies, ¡cualquier cosa! Haz siempre de tu hogar tu refugio.
8.Aprecia tu salud. Si está bien, presérvala. Si está inestable, mejórala. Si no es posible mejorarla, recurre a ayuda.
9.No hagas viajes con culpabilidad. Vete de compras, viaja a otros paises, ve a cualquier parte, pero NO donde la culpa se encuentre.
10.Dile “Te quiero” a la gente que amas, y en cada oportunidad que tengas.
Y recuerda siempre… la vida no se mide por el número de respiraciones que hagas, sino por los momentos que nos dejan sin respiración.
Autor Desconocido

Oda a la vida de Pablo Neruda



La noche entera
con un hacha
me ha golpeado el dolor,
pero el sueño
pasó lavando como un agua oscura
piedras ensangrentadas.
Hoy de nuevo estoy vivo.
De nuevo
te levanto,
vida,
sobre mis hombros.
Oh vida, copa clara,
de pronto
te llenas
de agua sucia,
de vino muerto,
de agonía, de pérdidas,
de sobrecogedoras telarañas,
y muchos creen
que ese color de infierno
guardarás para siempre.
No es cierto.
Pasa una noche lenta,
pasa un solo minuto
y todo cambia.
Se llena
de transparencia
la copa de la vida.
El trabajo espacioso
nos espera.
De un solo golpe nacen las palomas.
Se establece la luz sobre la tierra.
Vida, los pobres
poetas
te creyeron amarga,
no salieron contigo
de la cama
con el viento del mundo.
Recibieron los golpes
sin buscarte,
se barrenaron
un agujero negro
y fueron sumergiéndose
en el luto
de un pozo solitario.
No es verdad, vida,
eres
bella
como la que yo amo
y entre los senos tienes
olor a menta.
Vida,
eres
una máquina plena,
felicidad, sonido
de tormenta, ternura
de aceite delicado.
Vida,
eres como una viña:
atesoras la luz y la repartes
transformada en racimo.
el que de ti reniega
que espere
un minuto, una noche,
un año corto o largo,
que salga
de su soledad mentirosa,
que indague y luche, junte
sus manos a otras manos,
que no adopte ni halague
a la desdicha,
que la rechace dándole
forma de muro,
como a la piedra los picapedreros,
que corte la desdicha
y se haga con ella
pantalones.
La vida nos espera
a todos
los que amamos
el salvaje
olor a mar y menta
que tiene entre los senos.
Pablo Neruda