jueves, 20 de octubre de 2011

Buenas noches amigos, les mando un abrazo de oso


"La felicidad en un trayecto, no un destino. Trabaja como si no necesitaras dinero, ama como si nunca te hubieran herido, y baila como si nadie te estuviera viendo.", Anónimo

Vivamos nuestras vidas



¡No dejes de vivir tu vida! Muy a menudo, cuando se da un problema, dentro de nosotros o a nuestro alrededor, retrocedemos al pensar que si pusiéramos nuestra vida en suspenso posiblemente podríamos contribuir en forma positiva a la solución. Si una relación no está funcionando, si enfrentamos una decisión difícil, o si nos estamos sintiendo deprimidos, podemos poner nuestra vida en suspenso y atormentarnos con pensamientos obsesivos.
Abandonar nuestra vida o nuestra rutina contribuye a agrandar el problema y nos impide encontrarle una solución.
Frecuentemente, la solución llega cuando la dejamos ir lo suficiente para vivir nuestra vida, regresar a nuestra rutina y dejar de obsesionarnos por el problema.
A veces, aunque no sintamos quererlo dejar ir o poderlo dejar ir,podemos actuar “como si” pudiéramos, y eso nos ayudará a dejarlo ir,tal como deseamos.
No tienes porqué renunciar a tu poder para solucionar problemas. Puedes dejar de concentrarte en tu problema y concentrarte en tu vida, confiando en que el hacerlo así te llevará a acercarte a una solución.
Hoy seguiré viviendo mi vida y atendiendo mis rutinas. Decidiré tan frecuentemente como necesite hacerlo, dejar de obsesionarme acerca de lo que me esté molestando. Si no siento ganas de dejar ir alguna cosa en particular, actuaré “como si” ya la hubiera dejado ir hasta que mis sentimientos estén de acuerdo con mi conducta.
Autor Desconocido

Oración de Gandhi


Mi Señor… Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes 
y a no decir mentiras 
para ganarme el aplauso de los débiles.
Si me das fortuna, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la humildad.
Si me das humildad, no me quites la dignidad.
Ayúdame siempre a ver la otra cara de la medalla,
no me dejes inculpar de traición a los demás 
por no pensar igual que yo.
Enséñame a querer a la gente como a mí mismo
No me dejes caer en el orgullo si triunfo, 
ni en la desesperación si fracaso.
Más bien recuérdame que el fracaso 
es la experiencia que precede al triunfo.
Enséñame que perdonar es un signo de grandeza 
y que la venganza es una señal de bajeza.
Si me quitas el éxito, déjame fuerzas 
para aprender del fracaso.
Si yo ofendiera a la gente,
dame valor para disculparme
y si la gente me ofende,
dame valor para perdonar.
¡Señor…si yo me olvido de ti,
nunca te olvides de mí!
Mahatma Gandhi

Un hombre nuevo



Debe tener la disposición a renunciar a todas las formas de tener, para poder  ser plenamente.
Sentir seguridad, tener sentimientos de identidad y confianza basados en la fe en lo que uno es, en la necesidad de relacionarse, interesarse, amar, solidarizarse con el mundo que nos rodea, en lugar de basarse en el deseo de tener, poseer, dominar al mundo, y así volverse esclavo de sus posesiones.
Aceptar el hecho de que nadie ni nada exterior al individuo le da significado a su vida, sino que esta independencia radical, y no la ambición, pueden llegar a ser la condición de la actividad plena, dedicada a compartir e interesarse por sus semejantes.
Sentir la alegría que causa dar y compartir, y no acumular y explotar.
Amar y respetar la vida en todas sus manifestaciones, sabiendo que no es sagrada la cosa, ni el poder, ni lo que está muerto, sino la vida y todo lo que contribuye a su desarrollo.
Tratar de reducir en la mayor medida posible la codicia, el odio y los engaños.
Desarrollar la capacidad de amar, y el pensamiento crítico, no sentimental.
Saber que ningún desarrollo es sano si no ocurre en una estructura, pero conocer también la diferencia entre la estructura como atribuyo de la vida, y el “orden” como atributo de no vivir, de la muerte.Desarrollar la imaginación, no para escapar de las circunstancias intolerables, sino para anticipar las posibilidades reales, como medio para suprimir las circunstancias intolerables.
No engañar, pero tampoco dejarse engañar por otros; se puede admitir ser llamado inocente, pero no ingenuo.
Percibir la unión por la vida y, por consiguiente, renunciar a la meta de conquistar a la naturaleza, someterla, explotarla, violarla, destruirla, y en vez de esto tratar de comprender y cooperar con la naturaleza.
Gozar de una libertad no arbitraria, sino que ofrezca la posibilidad de ser uno mismo, y no un atado de ambiciones, sino una estructura delicadamente equilibrada que en todo momento se enfrenta a la alternativa de desarrollarse o decaer, vivir o morir.
Saber que el mal y la destrucción son consecuencias necesarias de no desarrollarse.
Saber que sólo muy pocos han alcanzado la perfección en todas esas cualidades y SER, sin la ambición de alcanzar la meta reconociendo que esta ambición sólo es otra forma de codiciar, de tener.
Ser feliz en el proceso de vivir cada día más sin importar el avance que el destino nos permita realizar, porque vivir tan plenamente como se puede, resulta tan satisfactorio que es difícil preocuparse por lo que se logra.

Autor desconocido

Un lema para vivir



Cuando el mundo te deprima, observa lo que te rodea con objetividad. 
Avanza de manera positiva. No te dejes caer en una visión negativa.
Mira las cosas tal y como son, no permitas que las trivialidades te distraigan. 
Haz lo que puedas, como puedas, con los recursos que tienes a tu disposición.
No menosprecies tus esfuerzos. Cuenta con la fortaleza interior para cambiar lo que sea necesario. 

Enfréntate a la situación con la intención de remediarla. Haz lo que necesites para resolverla y dejarla atrás.
Avanza en dirección a la felicidad. Encamínate hacia tus sueños y alcanza una estrella. Y recuerda que eres tú quien lleva las riendas.
Autor desconocido

¿Por qué nos enamoramos de una persona y no de otra?



Es decir, que la consciencia, las actitudes, las emociones quedan fuera de control, es una magia que lleva a la persona enamorada a tener una serie de cambios en la percepción de las cosas en forma importante.
Los científicos se encuentran intrigados por los cambios que se producen a nivel cerebral y que hacen que la persona enamorada cambie tanto. Lo que han encontrado es que el cerebro produce una cantidad elevada de endorfinas y encefalinas que son sustancias producidas por unas neuronas especializadas que se encuentran en la parte central del cerebro llamado hipotálamo en donde se llevan a cabo una serie de conexiones de neuronas encargadas de las emociones, memoria, aprendizaje, sueño, vigilia, hambre, entre otras cosas.
Estas endorfinas semejan en su composición química a drogas como el opio y morfina, por lo que también reciben el nombre de opiáceos endógenos, otra sustancia que se secreta por el cerebro es la feniletilamina, que se parece a las anfetaminas (otra droga estimulante) .
Entonces por lo tanto cuando aumentan en el cerebro dichas endorfinas, encefalinas y feniletilamina durante el enamoramiento la persona se siente sin hambre, ve todo “color de rosa”, está alegre, se siente entre las nubes, con alegría, vitalidad y muchas emociones positivas más.
Bueno, estos son los cambios físicos debido a las sustancias que se elevan a nivel cerebral como consecuencia del enamoramiento, pero ¿Por qué nos enamoramos de una persona y no de otra?, ¿Qué tiene esa persona en especial por la que nuestro cerebro (hipotálamo) comienza a secretar dichas sustancias?.
Nuestros progenitores
Para esto hay una gran cantidad de teorías, alguna de ellas son que en nuestro inconsciente tenemos la imagen de nuestros progenitores y buscamos en algunos rasgos inconscientes al que más se parezca a nuestro progenitor del sexo opuesto porque ese ideal de hombre o mujer es con el que crecimos y el que aprendimos.
Correspondencia
Otra teoría es la de la “correspondencia” en donde buscamos a personas para relacionarnos íntimamente que tengan historias similares a la nuestra” Dios los hace y ellos se juntan “,además que tengan un nivel cultural, social, intelectual, etc. parecido al nuestro.
Admiración
Una teoría más dice que nos enamoramos de lo que anhelamos ser o bien de lo que tiene el otro y en nosotros mismos no nos lo reconocemos aunque lo tengamos como por ejemplo alguien emprendedor, con dinamismo etc. y nosotros lo somos, pero no nos lo reconocemos y si lo vemos en la otra persona y nos sirve entonces como “espejo” y por eso nos enamoramos.
Algunas Glandulas
Otra más, habla de las feromonas que son sustancias secretadas por algunas glándulas que se encuentran en las axilas, cerca de los labios, pezones, íngles entre otros lugares y son percibidas por la otra persona a través de un órgano llamado vemoronasal que es independiente del sentido del olfato. Cuando encontramos a la persona adecuada es porque las feromonas de dicha persona nos parecen agradables y compatibles a las nuestras.
Instinto
Otra teoría que la defienden algunos biólogos es que buscamos a la pareja adecuada para perpetuar la especie y esto se hace después de una evaluación por “instinto” y buscamos a la mejor persona con la cual nuestros genes se mezclen de la mejor manera.
En fin, sea cual sea la teoría que más nos agrade o coincida con nosotros, el enamoramiento es un estado alterado de conciencia que no es permanente, las sustancias cerebrales mencionadas anteriormente bajan con el transcurso del tiempo, también el cerebro como sucede con muchas drogas tiene un nivel de tolerancia y ya no surge el mismo efecto que en un inicio, esto es una ventaja, puesto que si nos mantuviéramos mucho tiempo en dicho estado, nos sería difícil trabajar, ser productivos, vivir la realidad; lo que sucede después de un tiempo es que la persona pasa del enamoramiento al amor en el cual hay una serie de sentimientos más reales, en donde la persona es valorada tal cual es y al verla ahora tal cual es puede ser que ese amor perdure o bien que se busque a otra persona con la esperanza de encontrar a la adecuada.
¿Ahora ya sabes por qué se enamoro de ti?
Autor Desconocido

3 pasos para aumentar tu autoestima



Cuando nos sentimos mal con nosotras mismas nos maltratamos, nos decimos que somos feas, gordas, viejas, arrugadas, incultas, amargadas, débiles, inseguras, inútiles y una lista interminables de auto insultos. Pero, a su vez, pretendemos sentirnos sensuales, bellas, queridas, aceptadas, respetadas, cuidadas, etc.
¿No te parece una contradicción?
¿Si te odias crees que otros te van a amar bien?
¿Si te dices cosas horribles quién te dirá lo contrario?
Es momento de cambiar el diálogo que tenemos con nosotras mismas para comenzar a amigarnos con todo lo que somos (virtudes y defectos). Porqué ahí está la clave para que te sientas segura de ti y para que atraigas gente que te respete y te ame bien.
¿No sabes cómo hacer? Aquí te expongo 3 pasos:
Primero:
Toma conciencia de que estas menospreciándote y que si sigues viendo todo lo negativo que “crees” que posees estás perdiéndote la hermosa posibilidad de descubrir tus verdaderas virtudes.
Segundo:
Comienza a ponerte en acción para poder modificar tu Autoestima.
Hay muchísimas técnicas y ejercicios que puedes hacer para empezar a amigarte contigo. Cada cosa que hagas por ti será un paso hacia delante y en cuanto te descuides notarás como cambia el concepto negativo que tienes ahora de tu persona por otro que te ayude a sentirte mejor y relacionarte exitosamente con los demás.
En mi libro “Aumenta tu Autoestima y Cambiará tu Vida”,  hay técnicas sencillas y transformadoras que puedes utilizar en cualquier momento. Si deseas obtener más información ingresa en ww.imagenyautoestima.com.ar 
Tercero:
¡Deja de excusarte!
Que no tienes tiempo, que no podrás, que no tienes dinero, que nadie te asegura que lo lograrás, que en otro momento, que no es para mí, que mi marido no me deja, que tengo que atender a mis hijos, etc.
Si pasas la vida postergándote lo único que conseguirás es sufrir. Y a medida que el tiempo pasa esta frustración o dolor se nota en el cuerpo, en los vínculos, en tu Autoestima y en toda tu vida.
Ahora es el momento justo para que empieces a pensar en tu propia vida, en tu felicidad y tu equilibrio, para convertirte en una Mujer Fuerte, Segura y Feliz.
¡Sé que puedes, solo necesitas dar el primer paso!
Andrea Martínez

Un mujerón



Estaban dos hombre platicando sobre qué es un Mujerón….
Uno de ellos comienza a describir lo que para él significa un Mujerón: Describió los pechos, la cintura, los labios, las piernas, y el color de los ojos. Decía que un mujerón tiene que ser una rubia de 1,80 mt, siliconizada y sonrisa perfecta. Mujerones, dentro de ese concepto, no existen muchas, Cindy Crawford, Claudia Schiffer, Linda Evangelista, Naomi Campbell, Laetitia Casta e Inés Sastre.
Y para ti: ¿Cómo debería ser un mujerón?, interroga a su amigo y este meditando un rato, empieza a describirla:
Un “mujerón” es aquella que coge dos autobuses para ir a su trabajo y dos más para regresar. Que cuando llega a su casa, encuentra un cesto de ropa para lavar, los deberes de los niños para revisar y una familia hambrienta para alimentar.
Un “mujerón” es aquella que va de madrugada a hacer cola para garantizar la inscripción de sus hijos en el mejor colegio y aquella jubilada que pasa horas parada haciendo cola en un banco para cobrar una pensión insultante.
Un “mujerón” es la empresaria que administra decenas de funcionarios de lunes a viernes y una familia todos los días de la semana.
Un “mujerón” es aquella q ue regresa del supermercado con varias bolsas después de haber comparado precios y hacer malabarismos con el presupuesto.
Un “mujerón” es aquella que se depila, se pone cremas, se maquilla, hace dieta, ejercicio, usa tacones y lencería, se arregla el pelo y se perfuma, sin tener ninguna invitación para ser portada de revista.
Un “mujerón” es aquella que lleva los hijos al colegio y los va a buscar, los lleva a las clases de natación y los va a buscar, los lleva a la cama, les cuenta historias, ora con ellos, les da un beso y apaga la luz.
Un “mujerón” es aquella madre del adolescente que no duerme mientras éste no llega sano y salvo a casa y que bien temprano por la mañana ya está levantada, calentando la leche y haciendo el café.
Un “mujerón” es aquella que sabe dónde está cada cosa, lo que cada hijo siente y cuál es el mejor remedio para la acidez, para los deditos magullados y para las pesadilla DEDICADO a todas mis amigas, conocidas y desconocidas, que son un “MUJERÓN”
Y a mis amigos que tienen un “MUJERÓN” en casa y no se acuerdan de valorarla y amarla…
Autor Desconocido

Te conocí...



Conocía tu risa
en la misteriosa melodía
escondida en mi conciencia
conocía tu esencia
en las caricias con que un ángel
me llenaba de calma
conocía tu alma
en mi profundidad impregnada
de romanticismo
te conocí aquí mismo
en mis melancólicos suspiros
que se perdían en la nada
conocí tu mirada
en los mágicos brillos de un lucero
de esperanzado amanecer
conocí tu ser
en los extraños sueños
de un mundo hecho para dos
conocí tu voz
en murmullos de arroyo, en dulces lloviznas,
en las olas del mar
conocí tu forma de amar
en los sensibles momentos
que te llamaba en una canción
conocí tu emoción
en los sensibles momentos
que el corazón parecía derretirse
será para llorar o reirse
pues conocía tu llanto y tu risa
antes de conocerte ya te conocía…
Autor: ©Julio Valencia
País: San Salvador
Todos los Derechos Reservados

El odio es un mal negocio



1-La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad, sólo la luz puede hacerlo. El odio no puede expulsar el odio, sólo el amor puede hacerlo. He decidido apegarme al amor. El odio es una carga demasiado grande para soportar. Martin Luther King
Si odiamos, sabemos que nos espera una devolución de igual tenor, recibimos lo que damos, por eso odiar implica ser odiado.
Si amamos, solo recibiremos maravillas, apeguemonos al amor y nuestra vida será una verdadera dicha.Amar, es el único camino para una vida que se llame vida.
Quien odia, se arrastra por el mundo en estado de adormecimiento, suele partir de este plano con mucho sufrimiento mental y emocional.
El amor es quiénes somos y es expresándolo como se expande más y más, la oscuridad no puede coexistir con la luz, ser faros de luz en un mundo de oscuridad es expandir la conciencia y ver que todo es uno 
 2-No hay ningún mal como el odio.
Buda
El odio, el rencor, son emociones que vibran tan bajo, que destruyen cada célula del cuerpo. Es hora de ser reales, sinceros, y darnos cuenta de que el amor es lo que sana y libera, nos hace volver a ver la unidad en todo, nos hace recordar que siempre hubo uno, que el otro siempre fui yo.
3-El amor libera y sana, el odio destruye celularmente.
La enfermedad es el resultado no sólo de nuestros actos sino también de nuestros pensamientos.
GANDHI
Sos el dueño de tu historia de amor, y vas eligiendo el argumento a cada instante, se abren puertas y caminos en forma continua, solo que cada elección trae una inevitable repercusión qué puede haber en más extraordinario que elegir amar.
El odio literalmente atrae enfermedades  porque lo primero que impacta en el cuerpo es la resistencia al amor.  
Nuestros pensamientos son muy poderosos, si visualizamos algo, si realmente lo creemos, se hará realidad.
Una conocida frase dice “Tu lo has creído, tu lo has creado”. Atraemos con nuestra energía todo lo que nos rodea.
Cuando pensamos en separación y manifestamos emociones de odio, rencor, ira, etc, nos enfermamos, cuando amamos de verdad podemos sanarnos a nosotros mismos e incluso a alguien con solo tocarlo, mirarlo, sentirlo, sin tener que darle una tarjeta de presentación que diga que eres sanador, sabio o maestro.
El amor incondicional es el poder supremo. El poder natural. El único verdadero que cuenta.
4-Si nuestra mente se ve dominada por el enojo, desperdiciaremos la mejor parte del cerebro humano: la sabiduría, la capacidad de discernir y decidir lo que está bien o mal.
Dalai Lama
Todos anhelamos vivir en paz, y ese anhelo es un objetivo alcanzable si cada uno de nosotros se compromete a aportar lo mejor de sí para lograrlo.
Aprender a convivir en amistad debe ser uno de nuestros objetivos fundamentales de cada día, es desarmar el espíritu de todo sentimiento de agresividad, de rencor, de odio, de envidia.
Es abrir nuestro espíritu y nuestro corazón a la comprensión, porque quien comprende, acepta o compadece.
    
5-Que no muera el día, sin que hayan muerto todos tus rencores.
Gandhi
El amor sana cualquier rencor profundamente arraigado. Acumulamos toda clase de emociones destructivas, que si no se liberan, se cristalizan y nos autodestruyen.
Seamos libres del pasado y vivamos plenamente en el presente animándonos a no traer al presente, las viejas memorias pasadas.
El pasado no existe, nosotros lo hacemos re-vivir cuando elegimos pensar una y otra vez en aquello que ya pasó. 
6-Al igual que el amor es mi arma para abrir los corazones de los hombres, el amor es también mi escudo para repeler las flechas de odio y las lanzas de ira.
Og Mandino
El amor todo lo puede, es la fuerza más poderosa que existe, con el amor somos invencibles.
7-Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros. 
Hermann Hesse.
Las personas somos espejos, si algo nos desagrada de otro, es porque eso está dentro nuestro. Lo que vemos en los demás al igual que lo que sentimos por ellos es un fiel reflejo de lo que está en nuestro interior.
8-El odio es muy mal negocio.
Lightstorm
Destruye tan rápidamente la salud, la persona que odia, es una mera sombra patética de algo parecido a un ser humano. se arrastra por el mundo, en estado de adormecimiento brutal y para colmo, suele partir de este plano con tanto sufrimiento mental y emocional. Amar, es el único camino para una vida que se llame vida.
Claudio María Domínguez

Se necesita



Un ejército pacifico y unido que crea en el valor de las pequeñas cosas.
 Gente que construya la historia y no se deje arrastrar por los acontecimientos.
Más corazones desarmados, en un mundo lleno de guerras.
 Almas magnánimas en una sociedad interesada.
Espíritus fuertes para un siglo de mediocridades.
 Más trabajadores y menos personas que critiquen.
Más ciudadanos que digan:”Voy a tratar de hacer algo”, y menos que se contenten con:”Es imposible”.
Un número mayor de audaces que se lancen al fondo del problema para resolverlo y un número menor de fatalistas acomodados en la omisión.
Más amigos que se arremanguen con nosotros, y menos demoledores que apunten solo defectos.
Más gente que almacene esperanza, y menos frustrados que acarreen toneladas de desánimos.
Más personalidades que perseveren y menos colegas que comienzan y nunca acaban.
 Más rostros sonrientes y menos frentes nubladas.
Más compañeros bien asentados en la realidad y menos soñadores pendientes de las ilusiones pasajeras.
Necesitamos con urgencia, sin falta:
Un mundo en manos  bienhechoras encendiendo una luz, para iluminar el pesimismo de la multitud. Un fósforo, en la mano…. Pequeño, ¡pero tan importante…!
Pequeño, insignificante, ¡pero como ilumina disipando la oscuridad!

Autor: Roque Schneider

Yo iré contigo



Yo iré contigo a cualquier lado, cuando necesites estar lejos.
Cuando nada parezca estar yendo bien y necesites un amigo allí estaré.
Si alguien rompe tu corazón juntos lo volvemos a armar.
Si te pierdes allá afuera yo te iré buscar y te traeré de vuelta a casa.
Eso lo leí en alguna parte y se quedó grabado en mi mente y en mi corazón, porque está plasmado en esas frases el amor incondicional de un amigo, los amigos no son solo para las cosas buenas, para el disfrute, sino para cuando ese amigo se equivoque tú estas allí para levantarlo, la amistad es una relación de las más difícil, donde cuando es verdadera sobrevive a las tormentas, a los huracanes, a la distancia y hasta al tiempo, la amistad no conoce de errores solo te lo indica para que corrijas a tiempo, nunca niega a un amigo aunque esté equivocado y actué torpe el está allí para respaldarte, hay amistades desde la niñez, amigos en la universidad, amigos en la adultez, no importa en qué etapa se presente la amistad acógela, recíbela porque es un don divino, es un privilegio, nuestro primer amigo, es Mi Amigo Dios, el nos doy la primera lección de amor incondicional y dejo un legado de amor en la humanidad.
Así que si tu amigo no los has visto levanta el teléfono, envíale un email, tal vez cuando suene el teléfono o cuando este en la computadora triste, carente de cariño llega tu correo y le dice : Hey aquí está tu amigo! Y sabe que no te has olvidado de él. Cultiva tus amistades, tus afectos enséñale al hombre a creer en el amor….
Mónica Zerpa

Yo quiero ser


Yo quiero ser una mujer consciente del privilegio de la vida.
Yo quiero ser feliz siendo yo misma, conforme a mi vocación y a mis sueños.
Yo quiero tener el coraje de ser libre para elegir mis caminos, vencer mis temores y asumir las consecuencias de mis actos.
Yo quiero tener alegría para reír, para construir mi camino a la felicidad, para sentir la energía de vivir intensamente.
Yo quiero tener éxitos, pero también fracasos que me recuerden mi condición humana.
Yo quiero sentir, ser completa,amarme,
reconocer que soy única, irrepetible e irremplazable, que valgo porque han depositado en mí una chispa divina y soy polvo de estrellas.
Yo quiero cobrar conciencia de que nadie puede lastimarme a menos que yo lo permita.
Yo quiero ser luz para mi pareja, mi familia y mis hijos, porque así les ayudaré a crecer sin miedos y con responsabilidad.
Yo quiero dejar de ser víctima para recobrar la capacidad de autogobernarme.
Yo quiero querer el presente, elegir el futuro y trabajar para conseguirlo,
incansablemente.
Yo quiero recordar el pasado, pero no vivir en el ayer, quiero soñar en el futuro, sin despreciar el presente, sabiendo que lo único seguro es el hoy, el aquí y el ahora.
Yo quiero perdonarme mis errores, mis culpas, mis caídas y viajar más ligera de equipaje.
Yo quiero renacer cada día, decir sí a la aventura de la vida y del amor.
Yo quiero trascender por mis silencios, por mis palabras, por mi hacer y mi sentir.
Yo quiero ser una vividora de la vida, ser capaz de disfrutar la belleza y descubrirla o construirla donde está escondida, disfrutar la risa, pero también el llanto.
Yo quiero dejar de sobrevivir y atreverme a supervivir.
Yo quiero construir mil estrellas en el infinito y tener el valor de ir a alcanzarlas.
Yo quiero ser mujer completa, no sustituto, menos objeto, saber querer, saber decir sí, pero también no.
Yo quiero repetirme a diario: ¡Que suerte he tenido de nacer!
¡Que suerte tengo de estar aquí! ¡Que suerte de SER MUJER!

Que no te detengan



Comprende que no puedes cambiar el pasado pero sí puedes hacer algo por el futuro que se encuentra ante ti.
No trates de lograrlo todo de una vez, la vida puede tener momentos  difíciles y no es necesario añadir frustraciones a la lista.
Avanza dando pasos de uno en uno, y trata de lograr una meta a la vez, de esa manera descubrirás lo que es un verdadero logro.
No tengas miedo de hacer lo imposible, aún cuando los demás no piensen que lo puedas lograr. Recuerda que la historia está repleta de logros increíbles alcanzados por aquellos que fueron bastante locos para creer en sí mismos.
No te olvides que en ti se encierran cualidades extraordinarias, singulares y únicas.
Recuerda que si buscas en tu interior y encuentras una sonrisa, esa sonrisa será siempre el reflejo de la opinión que la gente tiene de ti.

Ondas concéntricas



La pareja de mediana edad lloraba de forma desconsolada sentados en aquel parque olvidado por el tiempo en algún rincón de Madrid.
Él, un hombre curtido por las horas de duro trabajo bajo el sol de los campos de Andalucía.
Ella, una sencilla ama de casa.
Agarrados mutuamente, sentían resbalar el mutuo desconsuelo en forma de lágrimas hondas que surcaban sus rostros.
Testigo del llanto del matrimonio un hombre no podía apartar los ojos de la comovedora escena. Con timidez se les acercó…
-¡Miren uds! ¡discúlpenme si les molesto! ¿Qué les pasa? ¿Por qué lloran así? ¿Qué les sucede? ¡No he podido evitar acercarme a preguntarles!
-La pareja le contó la causa de su llanto…
Mire Ud. hemos tenido que dejar a nuestra niña de cuatro años solita en el hospital, está afectada de poliomelitis y tiene que quedarse allí, y nosotros nos tenemos que marchar a Cadiz pues tenemos otros hijos y se nos acaba el dinero -les relató la desconsolada pareja-
Ese desconocido, les consoló con palabras de ánimo y fue soltar un poco de la pena que sentían ese marido y su mujer al escuchar esas amables palabras, y unos oídos atentos a problemas ajenos.
Pasaron los años, ¡muchos! esa niña que se llevó 6 años de su vida la mayor parte del tiempo sola en ese hospital… ¡Se casó y fue madre de dos hermosos hijos!
Esa pareja que lloraba en un parque de Madrid, al hechar la vista atrás, recuerdan con un cariño especial a ese desconocido que se les acercó para consolarlos en un momento de fuerte aflición.
Un hombre anónimo, sin nombre, que su hermoso gesto perduró en la memoria de aquella gente sencilla que le recordó para siempre instalándose en la memoría.
A veces nos preguntamos si nuestra vida tiene alguna importancia para nosotros mismos y para los demás; y en demasiadas ocasiones creemos que no… ¡Gran equivocación!
Nuestras vidas son muy importantes y valiosas. Son como esas piedras lanzadas al agua que producen ondas concéntricas y afectan a su entorno de alguna manera. Un bonito gesto, una palabra de consuelo, un acto de amor puede ser algo que sea recordado para toda la vida e influya en otras vidas y a su vez sea esparcidas como esas ondas concéntricas que se forman al paso de una piedra en el agua.
Nuestros actos y gestos pueden influir de forma desisiva para bien o para mal en otras vidas.Un niño maltratado vé truncada en demasiadas ocasiones su capacidad de ser feliz,a llevar a la edad adulta,sino se remedia de alguna forma su vivencia de infelicidad puede ser trasmitida a otras personas cercanas en su vida…trasmitiendo infelicidad.
Por eso la importancia de nuestras vidas es desisiva y de enorme responsabilidad personal para esparcir ondas positivas o negativas que condicionen la forma de ver el mundo de otras gentes a nuestro alrededor.
Un gesto de solidaridad fué agradecido y recordado… ¡Toda una vida!
¡Un hermoso gesto que fue trasmitido para que no quedara en el olvido y así es pues lo transmito a vosotros!
Así se me contó… ¡Así os lo cuento!
¡Se me olvidaba! El matrimonio que lloraba en el parque… ¡Eran mis suegros! La niña que estaba en el hospital… ¡Era mi mujer!
Lo que decidimos hacer con nuestras vidas no solo nos afecta a nosotros, se trasmite como ondas concéntricas en un estanque esparciendo felicidad, consuelo o justamente lo contrario.
¡La responsabilidad es grande!
Autor: Luis Salido Reinoso
País: España
Dedicado: A la memoria de mis suegros

Yo quiero ser


Yo quiero ser una mujer consciente del privilegio y milagro de la vida... de sentir que tengo todo el derecho a VIVIR y disfrutar lo que ella me ofrece...

Yo quiero ser alguien, para agradecer y retribuir todas les bendiciones que Dios me ha dado...

Yo quiero ser FELIZ siendo yo misma, sin máscaras, sin sentimientos de culpa, conforme a mi vocación, a mi misión y a mis sueños...

Yo quiero tener el coraje de ser y sentirme libre para elegir mis caminos, vencer mis miedos y temores y asumir las consecuencias de mis actos...

Yo quiero tener alegría para reír, para hacer y recorrer mi camino a la felicidad, para sentir la energía de VIVIR plena e intensamente...

Yo quiero sentir, ser una mujer COMPLETA, amarme, reconocer que soy única, irrepetible e irreemplazable, que valgo porque han instalado en mí una LUZ divina y porque en mi interior hay mucho para DAR...

Yo quiero hacer conciencia de que nadie puede lastimarme a menos que yo lo permita, que nadie puede agredirme porque no lo merezco...

Yo quiero ser LUZ para mi SOL, mi familia y mis hijos, porque así les ayudaré a crecer sin miedos y con responsabilidad.

Yo quiero dejar de ser y sentirme víctima para retomar o tomar por primera vez en mi VIDA la capacidad de autogobernarme, de ser protagonista de mi historia...

Yo quiero AMAR el presente, elegir el futuro y luchar para hacerlo, con el corazón sin renunciar ni cansarme jamás...

Yo quiero recordar el pasado, pero no vivir en EL, para aprender a no cometer los mismos errores, quiero soñar con un futuro brillante lleno de estrellas, sin dejar de vivir y disfrutar mi presente, teniendo plena conciencia que lo único seguro es el hoy, el aquí y el ahora...

Yo quiero perdonarme mis errores, mis culpas, mis caídas y liberar la carga para hacer más liviano mi caminar hacia una VIDA NUEVA...

Yo quiero, todos los días de mi vida en esta dimensión agradecer cada instante de aliento, cada sonrisa, cada lágrima, cada amigo que me ha dado la mano en mi peregrinaje, cada experiencia vivida que me han hecho SER quien soy, con mis defectos y virtudes...

Yo quiero seguir siendo YO para poder sentir el TU...
Autor/a desconocido

El eco de la vida



Van caminando en las montañas un padre e hijo, de repente, el hijo se cae, se lastima y grita:
- “Aaaaaahhhhhhhhh!!!!!”
Para su sorpresa oye una voz repitiendo en algún lugar de la montaña:
- “Aaaaaahhhhhhhhh!!!!!”
Con curiosidad el niño grita:
- “QUIÉN ESTÁ AHI??”
Recibe una respuesta:
- “QUIÉN ESTÁ AHI??”
Enojado con la respuesta, el niño grita:
- “COBARDE”
Y recibe de respuesta:
- “COBARDE”
El niño mira a su Padre y le pregunta:
- “Qué sucede??”
El Padre, sonríe y le dice:
- “Hijo mío, presta atención”
Entonces el padre grita a la montaña:
- “TE ADMIRO”
Y la voz le responde:
- “TE ADMIRO”
De nuevo, el hombre grita:
- “ERES UN CAMPEÓN”
Y la voz le responde:
- “ERES UN CAMPEÓN”,
De nuevo, el hombre grita:
- “ESTAS LLENO DE EXITOS”
Y la voz le responde:
- “ESTAS LLENO DE EXITOS”.
El niño estaba asombrado, pero no entendía. Luego, el padre le explica, la gente lo llama Eco, pero en realidad ES LA VIDA!!!… Te devuelve todo lo que dices o haces…
Nuestra vida es simplemente un reflejo de nuestras acciones:si deseas más amor en el mundo, crea más amor a tu alrededor;si deseas felicidad, da felicidad a los que te rodean;si quieres una sonrisa en el alma, da una sonrisa al alma de los que conoces.
Esta relación se aplica a todos los aspectos de la vida, la vida te dará de regreso, exactamente aquello que tú le has dado. Tú vida, no es una coincidencia, es un reflejo de tí.
Alguien dijo……
“Si no te gusta lo que recibes de vuelta, revisa muy bien lo que estás dando”
Autor Desconocido

Los zapatos del amor



¿Sabias que el amor tiene pies
y que anda por la vida con pies descalzos?
Para poder funcionar en una relación
necesita de un par de zapatos.
Yo era como un zapato solitario
olvidado en una inmensa zapateria en la que todos tenían su par.
La gente quiere que el amor camine en ellos
pero buscan zapatos de diferente talla, diseño y color
y es entonces cuando el amor no encaja, duele y hasta sangra.
Nadie puede caminar con dos zapatos equivocados
porque entonces tropieza o se cansa o se hace daño.
Por eso se les llama calzado, porque calzan los dos de manera adecuada
para un perfecto andar.
Esa es la clave de la felicidad en el amor ,
encontar aquel zapato que es de nuestro mismo diseño, color y talla,
para que el amor pueda caminar en nosotros.
Pero me dirás que siempre existen diferencias y es cierto,
dos zapatos no son exactamente iguales, uno es izquierdo y el otro derecho,
como los dos lados del corazón o los dos hemisferios del cerebro.
En una pareja, no pueden ser el uno la copia exacta del otro,
más bien la pequeña diferencia
los vuelve un complemento necesario.
Qué dicha cuando el amor puede caminar con nosotros,
sin tropezar ni canzarse, hasta alcanzar metas y sueños.
Autor: ©Julio Valencia
País: San Salvador
Todos los Derechos Reservados

Soñando un final feliz


Siempre hay un nuevo despertar,
No siempre es trágico un final…
Hay etapas que están llenas de problemas,
Ayer estaba feliz y hoy parece que todo se hizo fatal,
Antes sonreía, pero hoy la seriedad es mi lema,
Quisiera soñar como antes y no poder despertar.
Pero también sé que por ahí hay una receta,
La cual hará que no todo sea tan mal,
Esta etapa no me mata, solo el corazón me aprieta,
Por eso para bien es que ha llegado mi final.
He tenido un final, pero no de mi vida,
Sino uno que me dará un nuevo y buen día.
Tengo que ser en toda situación positivo,
Aunque todo parece mal, nada para siempre va a durar,
Porque por una gran razón he estado vivo,
Aunque me hagan daño, el rencor nunca tiene que entrar.
En mi caminar he encontrado una cura,
Esa que sanará mi interior y me da buena recompensa,
Lo que no mata, me hace tener una confianza segura,
Ahora vivo con fe, más allá de una esperanza.
Los problemas tienen un final, tengo que aprender de ellos,
Los buenos momentos también tienen su final, hay que aprovecharlos,
Por eso no tengo que aferrarme a nada, porque todo tiene un final.
Autor: ©Juanmy Funes
País: Guatemala
Todos los Derechos Reservados

Quién dijo que las relaciones son fáciles


“Lidiar con gente complicada siempre es un problema, especialmente sí la persona complicada es uno mismo”.
Las relaciones personales no son difíciles pero se vuelven complicadas cuando no aplicamos la Regla de Oro: “Haz a los demás lo que te gustaría que te hicieran a tí” o “No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a tí”.  O mejor aún: “Trata a los demás como a ellos les gustaría que los trataras”.
Todos los días nos estamos relacionando con personas, quienes pueden ser  nuestra pareja, nuestras familias, amistades, clientes o relacionados y es probable que con algunos nos llevemos muy bien, sin embargo con otros se nos hace cuesta arriba desarrollar una relación y esto puede costarnos un fracaso, pudiera ser emocional, físico, espiritual o financiero, hasta la pérdida de un empleo.
El experto en liderazgo, John C. Maxwell dice que: “Todos los éxitos en la vida son el resultado de iniciar relaciones con la gente correcta y luego fortalecer esas relaciones con buenas destrezas relacionales.”
¿Cómo podemos mejorar?
El primer paso para tener una relación exitosa es “ser el mejor”, y tratar a los demás como a  mí me gustaría ser tratado. Esto no es solamente para obtener un beneficio de  la otra persona, es para mí propio beneficio.
Por ejemplo, las parejas de matrimonios son las que enfrentan mayores conflictos y esto se va a reflejar en todas las demás aéreas de la vida, en su trato con los hijos o con los compañeros de trabajo o socios de negocios. Diversos problemas atacan a las parejas y muchas veces no se resuelven por causa del egoísmo, donde ninguno quiere dar su brazo a torcer y piensan que cada uno tiene la razón. Buscan ganar cuando lo ideal es que ganen ambos. Para lograr eso debes recordar que lo que haces a tu pareja te lo haces a ti mismo porque están en el mismo juego. Debo seguir la Regla de Oro.
¿Estoy tratando a mi pareja como a mí me gustaría ser tratado?
¿Estoy tratando a mis compañeros de trabajo como a mí me gustaría que me traten?
Si yo hago trampas en el matrimonio, realizo cosas indebidas en el trabajo, no valoro las relaciones ni las amistades y lo que busco es mi provecho personal, me estoy engañando a mí mismo. No pienses que te estás saliendo con la tuya. Existe la ley de la siembra y la cosecha que dice: “Cosechamos lo que sembramos, más de lo que sembramos, después de sembrarlo”. Así que debo preguntarme: ¿Qué estoy sembrando en esta relación?
Porque si estoy sembrando amor, voy a cosechar amor. Pero, si estoy sembrando engaños voy a cosechar engaños. Si siembro semillas de rectitud cosecharé paz, integridad, relaciones benéficas de gran calidad y de valor permanente.
¿Qué clase de relaciones quiero tener?
Creo que todos queremos relaciones saludables, relaciones que nos hagan crecer, relaciones donde podamos sentirnos amados, y para lograrlo debemos proponernos nunca tomar ventaja de la relación, eso sería manipulación y sólo te estás engañando al final. El apóstol Pablo decía “Un poco de levadura leuda toda la masa”, es decir un poco de contaminación contaminará todo. Ahora debo preguntarme ¿Qué cosas debo sacar de mi vida que me contamina?
Recuerda el gran mandamiento dado por Dios “ama a tu prójimo como a ti mismo” no puedes amar a tu prójimo hasta que primero te ames a ti, no puedes valorar a otros hasta que no te valores a ti mismo. El punto es que no tienes ventajas sobre los demás, no estás solo y para vivir necesitas de buenas relaciones.
Hoy es el mejor momento para comenzar a vivir bajo la Regla de Oro, de comenzar a tratar a los demás como nos gustaría que nos trataran a nosotros, o mejor aún, como a ellos les gustaría ser tratados, nos llevaría seguramente a ser felices, productivos  y a vivir en un mundo mejor.
En amor y liderazgo,
Pedro Sifontes

Elijo a mis amigos



Elijo a mis amigos no por la piel u otra característica cualquiera, sino por la pupila, tiene que tener brillo inquisidor y tonalidad inquietante.
A mí no me interesan los buenos de espíritu ni los malos de hábito.
Me quedo con aquellos que hacen de mí un loco y un santo.
De ellos no quiero respuestas, quiero que me traigan dudas y angustias y aguanten lo peor que hay en mí.
Para eso, únicamente siendo loco quiero los santos, para que no duden de las diferencias, y pidan perdón por las injusticias.
Elijo a mis amigos por la cara lavada y el alma expuesta.
No quiero solamente un hombro o un regazo, quiero también su mayor alegría.
Amigo que no ríe conmigo no sabe sufrir a mi lado.
Mis amigos son todos así: mitad tontería, mitad inteligencia.
No quiero risas previsibles ni llantos piadosos.
Quiero amigos confiables, de aquellos que hacen de la realidad su fuente de aprendizaje, pero luchan para que la fantasía no desaparezca.
No quiero amigos adultos ni aburridos, los quiero mitad infancia y mitad vejez!
Niños para que no olviden el valor del viento sobre el rostro; y viejos, para que nunca tengan prisa.
Tengo amigos para saber quién soy yo.
Pues, viéndolos locos y santos, tontos y serios, niños y viejos, nunca me olvidaré que “normalidad” es una ilusión imbécil y estéril.
Oscar Wilde

Quiero amanecer un día



Quiero amanecer un día, en tus brazos,
para ver la madrugada;
ver el sol cuando se pone muy radiante,
y su luz da fulgor a la mañana.
Darte un beso en esa boca, que me invita,
a que no te levantes de la cama;
tomando tu rostro entre mis manos,
y posarlo suavemente en la almohada.
Oír trinar los pajaritos, con su canto
y aleteando en la ventana;
por donde entran los rayos del sol naciente,
para posarse entre los dos, mientras te amaba.
Tu voz, decir… amor hoy no te vayas,
quédate aquí mira mi pecho que te llama;
sigue besando estas palomas que no vuelan,
porque sus alas, tú las llevas en tu alma…
Autor: José Miguel (chemiguel) Pérez Amézquita
Copyright “©” Derechos Reservados 2011
País: Puerto Rico
Libro publicado: “Corazón enamorado”

No quiero sufrir



Nadie quiere sufrir, todos en cierto modo huimos del sufrimiento, de las calamidades, de los problemas pero son parte de la vida, muchas personas piensan que los persiguen que están al doblar de la esquina pero no analizamos que son consecuencias de nuestras acciones y de nuestras decisiones, pero también hay factores fortuitos que se van agregando.
Situaciones difíciles , caminos que a veces tomamos por creer que son los adecuados pero analicemos :
1.- Las calamidades son circunstancias que se apegan y que no sabemos cómo eliminarlas porque nos hundimos en un proceso de caos, no ascendemos sobre la situación ; otras tantas nos advierten del peligro pero hacemos caso omiso por testarudos, orgullosos, soberbios, por creer que son los amos de la verdad absoluta pues no somos infalibles hay un grado de imperfección aun, por lo cual debemos modificar hábitos y conducta para estar en consonancia con la esencia de ser único e ir construyendo una mejor cálida de vida.
2.-Los problemas todos los tenemos es imposible decir que alquien esta excepto de ellos, el ser humano es un guerrero que ha batallado desde el comienzo , ha vivido tormentas, cambios sociales, políticos y naturales y ha sobrevivido.
Todo problema tiene solución a corto plazo, a mediano plazo, y a largo plazo pero se solucionan . Un problema es el inicio de una situación que se escapo de nuestras manos ; un problema que podemos arrastrar de mucho tiempo y se convierte en parte de nuestra existencia. Un problema puede venir también de una educación errada y de una familia poca organizada y armonizada. Otros problemas pueden ser también colectivos en el ámbito geográfico donde vivimos y existen los problemas pero tenemos la capacidad de resolverlos de una u otra forma; podemos modificar una situación y buscar un equilibrio. Sanar en la medida y organizarnos mentalmente para corregir y emendar los errores. Meditemos podemos resolver los problemas somos seres pensantes y lleno de amor, así mismo no estamos solo hay personas presta a ayudarnos desinteresadamente por el amor incondicional que fue el regalo del padre. Pensaras mientras lees este articulo que no he tenido problemas pues si los he tenido y he pensado que los míos son mas agobiadores que de otras personas y no … cada quien mide el problema pero lo que debemos pensar es que tenemos la oportunidad de resolverlos y de ellos aprender…
Mónica Zerpa