sábado, 15 de octubre de 2011

Buenas noches amigos, les mando un abrazo de oso

"No camines detrás de mí, puedo no guiarte, no andes delante de mi, puedo no seguirte, simplemente camina a mi lado y sé mi amigo", Anónimo

Amistad agradecida


Ahora también es el momento de tener un recuerdo agradecido.
Son muchos quienes a lo largo del año pasado han dejado su huella en ti.
Experiencias sobre las que puedes recordar nombres. Quizá algunos te hayan lanzado a una aventura para sacar algo de ti y despertar tu “yo dormido”, conseguir aquello que te parecía imposible, cambiar, crecer y madurar.
Descubrir en ti las huellas de “otros amigos” encontrados a lo largo del camino, todo esto motivo de alegría y gratitud. Es motivo de gratitud el que hayas podido experimentar a Dios, creer en la vida y en tu capacidad de encuentro, creer que alguien haya podido ayudarte a descubrir lo mejor que existe dentro de ti.
Agradece a:
Aquellos que desde su manera de ser, te ayudaron a ser más humano, más sencillo, más sensible a las cosas de Dios.
Aquel que inesperado y oportuno supo escucharte comprensivo.
Aquellos con quienes compartiste tus ratos de juego.
Aquel que te ayuda a revelar tu riqueza interior.
Aquel que con su gran bondad te hizo ser sencillo.
Aquel que descubriste un día y “se quedó en ti”.
Aquel que corrigiéndote con cariño te hizo caminar.
Aquel que con su vida incansable te animó a luchar.
Aquel que sin cansancio siempre esperó lo mejor de ti.
Aquel que te exigía siempre haciéndote crecer en la grandeza.
Aquel que te hace sentir importante cuando necesita de ti.
Aquel que estando lejos lo sentiste cerca.
Aquel que con su desacuerdo te hace descubrir tu verdad.
Aquel que sabes que te quiere y siempre te espera.
Aquel que siempre te anima a ver lo positivo.
Aquel que te quiere como eres animándote a crecer.
Aquel que con su necesidad de ti hizo que te sintieras “único”
Aquellos que con su experiencia interior te ayudaron a conocer a Dios y te anunciaron la buena noticia de que:
DIOS ES TU MEJOR AMIGO Y TE AMA.
Agradecimiento es una nota del alma que produce el mejor concierto en el espíritu.
Autor Desconocido

Retrato de un amigo



No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida, ni
tengo respuestas para tus dudas o temores, pero puedo escucharte y
compartirlo contigo.
No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro. 
Pero cuando me necesites, estaré junto a ti.
No puedo evitar que tropieces. 
Solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.
Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos. 
Pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.
No juzgo las decisiones que tomas en la vida. 
Me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.
No puedo impedir que te alejes de mí. 
Pero si puedo desearte lo mejor y esperar a que vuelvas.
No puedo trazarte límites dentro de los cuales debes actuar, pero sí
te ofrezco el espacio necesario para crecer.
No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parta el
corazón, pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para
armarlos de nuevo.
No puedo decirte quién eres ni quién deberías ser. 
Solamente puedo quererte como eres y ser tu amigo.
En estos días pensé en mis amigos y amigas, entre ellos, apareciste
tu. No estabas arriba, ni abajo ni en medio. No encabezabas ni
concluías la lista. No eras el número uno ni el número final.
Y tampoco tengo la pretensión de ser el primero, el segundo o el
tercero de tu lista.
Basta que me quieras como tu amigo.
Jorge Luis Borges

Tu amiga fiel



Cuando estés perdido bajo un cielo triste y gris
y nada, nada te haga felíz,
pon tu pensamiento en mí y nómbrame sin más,
recuerda que siempre tendrás mi amistad.
Háblame, búscame y al lugar que quieras iré,
a tu lado, allí estaré.
Todo lo que tienes que hacer es sentir que no te olvidé,
soy tu amiga, sí, tu amiga fiel.
Cuando estés vencido y en ti no encuentres paz
y al dolor te entregues por los demás,
mira dentro tuyo y allí me encontrarás,
soy esa pequeña luz de amistad.
Háblame, búscame, y al lugar que quieras iré,
a tu lado siempre, allí estaré.
La distancia no existirá para este cariño jamás
soy tu amiga, sí, tu amiga.
Ya sabes que en mi alma tienes lugar
un puerto donde llegar, abierto para tus sueños,
tus penas y sentimientos, y yo te lo ofrezco.
Háblame, búscame, y al lugar que quieras iré,
a tu lado siempre, allí estaré.
Todo lo que tienes que hacer es sentir que no te olvidé,
soy tu amiga, sí, tu amiga fiel.
Autor Desconocido

Hay amigos…



Hay amigos eternos, amigos que son de piel y otros que son de fierro.
Hay amigos del tiempo, de la escuela, del trabajo. Amigos que se aprenden, amigos que se eligen, y amigos que se adoptan.
Hay amigos del alma, del corazón, de la sangre.
Hay amigos de vidas pasadas, amigos para toda la vida.
Hay amigos que son más que amigos.
Hay amigos que son hermanos, otros que son padres; también hay amigos que son hijos.
Hay amigos que están en las buenas, otros que están en las malas, hay amigos que están siempre.
Amigos que se ven, otros que se tocan, otros que se escriben.
Por supuesto que hay amigos que se van, que nos dejan; hay amigos que vuelven y otros que se quedan.
Hay amigos inmortales, amigos de la distancia.
Hay amigos que se extrañan, que se lloran, que se piensan. Amigos que se desean, que se abrazan, que se miran.
Hay amigos de noche, de siestas, de madrugadas.
Hay amigos hombres, amigos mujeres, amigos perros.
Hay amigos que deliran, otros que son poetas.
Hay de los que dicen todo, amigos que no hacen falta decirlos. Amigos nuevos, viejos, viejos amigos.
Hay amigos sin edad, amigos gordos, flacos.
Hay amigos que no nos llaman, que tampoco llamamos.
Con poco tiempo, amigos desde hace una hora, desde recién.
Hay amigos que dejamos ir, otros que no pueden venir, amigos que están lejos, amigos del barrio.
Amigos de la palabra, amigos incondicionales.
Hay también amigos invisibles, amigos sin lugar, amigos de la calle.
Amigos míos, amigos tuyos, amigos nuestros.
Hay muchos amigos; amigos en común, amigos del teatro, de la música, amigos de verdad.
Hay amigos que están tristes, otros que están alegres, otros que simplemente no están.
Hay amigos que se la pasan en la luna, otros en el campo, y otros en el cielo.
Todos, absolutamente todos los amigos tienen algo en común:
SON INDISPENSABLES.
Autor Desconocido

A mi Padre



Cuando era un niño,te miraba hablar con esa gente que se paraba a saludarte; se reían con tus cosas y tus comentarios, y yo agarrado a tu mano, creía que todo el mundo giraba a tu alrededor, que eras el actor principal de el teatro de la vida.
Un día crecí y como suele suceder… el mundo dejó de girar a tu alrededor.
¡Tú no habías cambiado! ¡Lo había hecho yo!
Ya me interesaban otras cosas. Las chicas,los amigos,los deportes.
La adoración infantil fue sustituida por los descubrimientos adolescentes que nos embargan a todos.
Los años pasaron deprisa y tu pelo encaneció como todo anciano.
Y descubrí tus inseguridades, tus temores, tus defectos; todo lo que conforma a cualquier ser humano y de lo que todos somos partícipes.
Y descubrí que nada giraba a tu alrededor… ¡Sólo el amor de un niño pequeño por su padre!
Y descubrí que ya no eras Dios; sólo una persona luchando por la vida como tantas otras ¡Como todos nosotros! ¡Como cada uno de nosotros!
Y te fuiste hace varios años. Y ahora sé, que todos tenemos una ardua tarea que realizar… ¡Comprender que todos hacemos lo que podemos en esta vida! ¡Y quizás podamos aspirar a que nos vean como lo que somos: hombres y mujeres, que hacen lo que pueden con el peso a cuestas de la vida.
Y te admiro Padre, porque al contrario de cuando era un niño, hoy sé, que la humanidad no consiste en no tener defectos o no verlos con la visión de un niño, sino AMAR siendo consientes de que las debilidades, los temores nos hacen humanos.
Cuando pienso en ti, me siento como aquel niño agarrado a tu mano; pero con la convicción de mis años… ¡De que todo sigue girando a tu alrededor, con la visión de tu humanidad entrañable!
Autor: Luis Salido Reinoso

El sendero de la amistad



La amistad es un sendero del que puedes disfrutar paseos largos y bellos llenos de felicidad. Es un camino tan lindo y adornado sin igual con las flores más bonitas que puedes imaginar.
La amistad es un sendero al que debes implantar el cariño, la alegría sinceridad y bondad.
Y por cosas de la vida aunque sea bueno y demás, tiene sus piedras pequeñas que te hacen tropezar.
La amistad es un sendero por el que hay que caminar con el corazón abierto y sabiendo perdonar.
Siembra tu mejor semilla y así podrás cultivar de las flores, las más bellas y crecerán muchas más.
La amistad es un sendero que al andarle sin cesar con los años se convierte en una eterna… hermandad.
Autor Desconocido

Amigo (poema)


Deja que estreche tu mano, amigo
Sólo por un instante.
¿Por qué te lo pido?
Porque te necesito, porque estoy herido.
Déjame estar cerca, necesito de tu  alivio.
No me hables, tu silencio es lo que pido.
Sólo eso, Amigo mío.
Déjame que te cuente, la alegría que he tenido.
Deja que yo escuche, la que a tu puerta ha venido.
Compartamos los instantes de nuestros miedos vencidos.
Y, riamos de los que se asoman atrevidos.
¡Qué sería de mi cielo, sin tu brillo extendido!
¡Qué sería de mi suelo, sin tu espera y tu asilo!
¿Sabes, amigo mío? Cada día te bendigo,
Porque mi vida,  es vida por haberte conocido.
Y doy gracias, cada día porque puedo ofrecerte,
de  mi destino, todo lo que parte o llega, sin pedirlo.
Y doy gracias porque aceptas
mis defectos, mis delirios, mis alegrías,
mis penas y mis alivios.
Bendito seas, amigo, por haberte conocido.
León PDG Maggie Brown
(Argentina)

Comprender el dolor


Muchas personas viven cotidianamente con un dolor continuo. Puede tratarse de una parte pequeña y sin trascendencia en su vida, o puede constituir una parte importante e insoportable de ella. Pero, ¿qué es el dolor? Muchos estamos de acuerdo en que es algo de lo que nos gustaría vernos libres.

El dolor nos llega … de muchas formas: un arañazo, un chichón, una magulladura; mal-estar, dormir mal, una amenaza, un nudo en el estómago; una sensación de entumecimiento en el brazo o la pierna… A veces duele mucho, a veces sólo un poco, pero lo sentimos, sabemos que está ahí. En la mayoría de los casos el dolor intenta decirnos algo. A veces, el mensaje es evidente, muy claro. La acidez de estómago que se experimenta los días laborables pero no los fines de semana puede ser indicio de que necesitamos cambiar de trabajo. Muchos conocemos muy bien el significado del dolor que se sufre después de una noche en que hemos bebido en exceso.

Sea cual fuere el mensaje, debemos recordar que el cuerpo humano es una maquinaria maravillosamente construida. Cuando hay problemas nos informa de ello, pero sólo si estamos dispuestos a escuchar. Por desgracia, muchas personas no se toman el tiempo necesario para escuchar a su cuerpo.

En realidad, el dolor es el último recurso del cuerpo para decirnos que algo va mal en nuestra vida. Nos hemos despistado o perdido en algún lugar. Le hagamos lo que le hagamos, el cuerpo siempre anhela una salud óptima. Pero si lo maltratamos, contribuimos a nuestra enfermedad o malestar.

¿Qué hacemos cuando sentimos la primera sensación de dolor? Generalmente corremos al botiquín o a la farmacia y nos tomamos una píldora o una cápsula. Lo que le decimos así al cuerpo es: «Calla, no deseo escucharte». Entonces él se callará durante un tiempo, y después volverán los dolores, esta vez algo más fuertes.

Entonces tal vez vayamos al médico para que nos recete algo: pastillas, inyecciones o cualquier otra cosa. En algún momento tenemos que prestar atención a nuestro cuerpo para ver qué pasa, porque muy bien podría ser que tuviéramos alguna enfermedad ya avanzada. Incluso en este caso, muchas personas prefieren seguir con el papel de víctimas y se resisten a escuchar. Otras abren los ojos a lo que sucede y se muestran dispuestas a hacer cambios. Todo está bien. Cada cual aprende de diferente manera.

Las respuestas pueden ser tan sencillas como procurarse una buena noche de sueño, o no salir siete noches por semana, o no excederse en el trabajo. Permítete escuchar a tu cuerpo porque él sí desea ponerse bien. Tu cuerpo quiere estar sano, y tú puedes colaborar con él.

Cuando siento un dolor o una molestia, me quedo en silencio. Sé que mi Poder Superior me hará saber qué necesito cambiar en mi vida para estar libre de enfermedades. En estos momentos de silencio imagino o visualizo los escenarios naturales más perfectos, con mis flores preferidas, que me rodean en abundancia. Puedo sentir y oler la dulce y tibia brisa que sopla y roza mi cara. Me concentro en relajar todos los músculos de mi cuerpo.

Cuando noto que he llegado a un estado de relajación total, sencillamente le pregunto a mi Sabiduría Interior: « ¿De qué forma estoy contribuyendo a este problema? ¿Qué es lo que necesito saber? ¿Qué aspectos de mi vida necesitan un cambio?». Entonces dejo que me lleguen las respuestas. Es posible que no lleguen en este mismo momento, pero sé que pronto se me revelarán. Sé que cualesquiera sean los cambios necesarios, serán los correctos para mí y que estaré completamente a salvo sea lo que sea que se despliegue ante mí.

A veces uno se pregunta cómo va a realizar tales cambios. « ¿Cómo voy a vivir? ¿Qué pasará con mis hijos? ¿Cómo voy a pagar mis deudas?» Lo repito, confía en que tu Poder Superior te va a enseñar los medios para vivir una vida llena de abundancia y libre de dolor.

También te sugiero que efectúes los cambios paso a paso. Lao-Tse dijo: «El viaje más largo comienza con un paso». Un pasito más otro pueden significar progresos importantes. Una vez que comiences a llevar a cabo tus cambios, recuerda por favor que el dolor no desaparece de la noche a la mañana, aunque bien podría ser que sí.

Ha llevado su tiempo que aflorara a la superficie, por lo tanto es posible que también lleve su tiempo darse cuenta de que ya no se lo necesita. Sé amable contigo mismo. No midas tus progresos por los de otra persona. Eres único y tienes tu propia manera de manejar la vida. Deposita tu confianza en tu Yo Superior para librarte de todo dolor físico o emocional.

Louise Hay

El Refugio de mi alma de Olga Lucia


Mi alma es un castillo.
sus paredes son
del color de la fe y la esperanza
fértiles como la tierra misma.

Su paredes como un fuerte
resguardando el amor de Cristo
Abundante de añoranzas

En su replandeciente jardín,
Emana el olor dulce de los frutos
cultivados diariamente con amor
por el jornalero cansado de su afán.

En el centro del mismo un olmo
crece tortuoso y erguido.
Su corteza agrietada
refleja el dolor de vivencias pasadas .

Sus hojas de un verdor intenso
buscan la inmensidad del infinito celeste
apropiandose de la luz donde
dentro de la densidad oscura germinan mis
sueños aún por realizar.

La lluvia cae sobre su tejado
resonando como tambores
repicando un eco de libertad y triunfo.

Enredaderas trepan  por sus paredes
como queriendo cesar  su existencia
pero por sus ventanas se filtran
la luz ahogando mis sufrimientos, mis derrotas

Mi alma es un castillo
donde mi fe se acrecienta
aniquilando mis fantasmas
que me atormentan noche y día..


Buenos días amigos, les mando un abrazo de oso!



"No dejes nunca que tus sueños te abandonen, porque si ellos se van, podrás subsistir pero habrás dejado de existir", Anónimo